Hacia una taxonomía de las emociones (V)


De manera que podriamos concluir diciendo que el amor es un absoluto, un universal humano como la felicidad o la verdad. Existe y no existe tal y como nos cuentan en este post sobre la monografia de Donald Brown que fue el autor que describió y listó los universales en nuestra especie.

Existe en tanto en cuanto experiencia individual y no existe en tanto que no es algo externo o reglamentado desde alguna lejana instancia. No existe un manual de instrucciones para el amor lo que es lo mismo que decir que cada cual ha de inventarse el suyo a fin de dotar de sentido su experiencia indivual y hacerlo además a ciegas.

Aunque el amor no es del todo ciego -tal y como nos lo pintan a través de ciertos iconos de arqueros con ojos vendados- pues todo amor remite a un amor primordial, al que mantuvimos en nuestra primera infancia con nuestra madre o primer objeto de dependencia. Ahi se enrosca y desde ahi se despliega el amor adulto. Es por eso que existen amores y males de amores y es por eso que existen personas enamoradas del amor que nunca han amado ni amarán a nadie pues el amor puede operar como mito,  y como ideologia además de como sentimiento.

Una vez convertido en un universal el amor se comporta como un ídolo y apresa a un gran número de fieles que eligen la idolatría al amor de carne y hueso que naturalmente se tiene y mantiene con las personas y no con ideales.

Es por eso que el amor universal (amor a todo el género humano) no es más que una falacia espirtualista. El amor universal es la forma de huida que tienen algunas personas que son incapaces de tolerar y mantener o retener a una pareja.

Amor y apego.-

John Bowlby fue un psicólogo inglés con formación psicoanalitica que contribuyó a reformular la “fase oral” y narcisista freudiana a través de su teoria del apego. La idea es que los niños al nacer se vinculan a su madre o cuidadores por necesidad (miedo) y establecen con ella un vínculo, que no es sólo alimentario como creia Freud, sino tranquilizador, contenedor, estimulador y modulador de las primeras emociones. Dependiendo del estilo de ese vinculo el niño desarrollará lo que se conoce como “base segura” o “confianza básica” que dejará un resto de por vida de optimismo y de que a pesar de las contrariedades “las cosas se arreglarán”. Por contra si aparecen enlaces patológicos en ese vinculo a la larga provocarán diferentes estilos de malestar.

Asi describió 4 tipos de apego:

Apego seguro.-

Es un tipo de relación con la figura de apego que se caracteriza porque en la situación experimental los niños lloraban poco y se mostraban contentos cuando exploraban en presencia de la madre. Inmediatamente después de entrar en la sala de juego, estos niños usaban a su madre como una base a partir de la que comenzaban a explorar. Cuando la madre salía de la habitación, su conducta exploratoria disminuía y se mostraban claramente afectados. Su regreso les alegraba claramente y se acercaban a ella buscando el contacto físico durante unos instantes para luego continuar su conducta exploratoria. Al mismo tiempo en observaciones naturalistas llevadas a cabo en el hogar de estas familias se encontró que las madres se habían comportado en la casa como muy sensibles y responsivas a las llamadas del bebé, mostrándose disponibles cuando sus hijos las necesitaban.

El apego ansioso.-

Se da cuando el cuidador está física y emocionalmente disponible sólo en ciertas ocasiones, lo que hace al individuo más propenso a la ansiedad de separación y al temor de explorar el mundo. No tienen expectativas de confianza respecto al acceso y respuesta de sus cuidadores, debido a la inconsistencia en las habilidades emocionales. Es evidente un fuerte deseo de intimidad, pero a la vez una sensación de inseguridad respecto a los demás. Puede ser de dos tipos:

 Apego inseguro-evitativo:

Es un tipo de relación con la figura de apego que se caracteriza porque los niños se mostraban bastante independientes en la Situación del Extraño. Desde el primer momento comenzaban a explorar e inspeccionar los juguetes, aunque sin utilizar a su madre como base segura, ya que no la miraban para comprobar su presencia, por el contrario la ignoraban. Cuando la madre abandonaba la habitación no parecían verse afectados y tampoco buscaban acercarse y contactar físicamente con ella a su regreso. Incluso si su madre buscaba el contacto, ellos rechazaban el acercamiento. Su desapego era semejante al mostrado por los niños que habían experimentado separaciones dolorosas. En la observación en el hogar las madres de estos niños se habían mostrado relativamente insensibles a las peticiones del niño y/o  rechazantes. Los niños se mostraban inseguros, y en algunos casos muy preocupados por la proximidad de la madre, lloraban incluso en sus brazos.

La interpretación global de Ainsworth en este caso era que cuando estos niños entraban en la Situación del Extraño comprendían que no podían contar con el apoyo de su madre y reaccionaban de forma defensiva, adoptando una postura de indiferencia. Como habían sufrido muchos rechazos en el pasado, intentaban negar la necesidad que tenían de su madre para evitar frustraciones. Así, cuando la madre regresaba a la habitación, ellos renunciaban a mirarla, negando cualquier tipo de sentimientos hacia ella

Apego inseguro-ambivalente:

Estos niños se mostraban muy preocupados por el paradero de sus madres y apenas exploraban en la Situación del Extraño. La pasaban mal cuando ésta salía de la habitación, y ante su regreso se mostraban ambivalentes. Estos niños vacilaban entre la irritación, la resistencia al contacto, el acercamiento y las conductas de mantenimiento de contacto. En el hogar, las madres de estos niños habían procedido de forma inconsistente, se habían mostrado sensibles y cálidas en algunas ocasiones y frías e insensibles en otras. Estas pautas de comportamiento habían llevado al niño a la inseguridad sobre la disponibilidad de su madre cuando la necesitasen

Además de los datos de Ainsworth, diversos estudios realizados en distintas culturas han encontrado relación entre el apego inseguro-ambivalente y la escasa disponibilidad de la madre. Frente a las madres de los niños de apego seguro que se muestran disponibles y responsivas, y las de apego inseguro-evitativo que se muestran rechazantes, el rasgo que mejor define a estas madres es el no estar siempre disponibles para atender las llamadas del niño. Son poco sensibles y atienden menos al niño, iniciando menos interacciones.

De manera que estos tres estilos de maternaje descritos: disponibles, rechazantes y no- siempre-disponibles suponen tres configuraciones en la crianza que determinarán en buen grado (aunque de una forma no lineal) los afectos a largo plazo del niño que adoptará un vinculo confiado, desconfiado o evitativo segun haya aprendido en su infancia.

Lo cual es lo mismo que decir que en el amor no se puede ir más lejos de lo que fue nuestra primera experiencia de dependencia.

Amor y narcisismo.-

Otro constructo teórico de indudable interés es el constructo freudiano de narcisismo, sobre el que no voy a extenderme sino para señalar que el infante ha de conseguir separarse de la madre, al tiempo que construye un Yo propio separado de ella y admite la existencia de un Yo separado de la madre, naturalmente la madre repetirá en el parto y la crianza de su hijo la misma secuencia que siguió en su infancia. El narcisismo seria una constelación que hablaría de este enmarañamiento y sus posteriores salidas que siempre dejan rastros en los adultos: la autoimportancia en el caso mas común de un exceso de narcisismo o la sensación de escasa importancia, un defecto que hoy conocemos como defectos en la autoestima, pues efectivamente el narcisismo está relacionado con la autoimagen y la autoestima, es decir el montante de amor inmovilizado y destinado a querernos a nosotros mismos y a poner nuestras necesidades por encima de las de los demás. Naturalmente el equilibrio entre realidad, autosatisfacción y principio de realidad es un equilibrio complicado.

Salir de la posición narcisista (Narciso en el mito) supone en definitiva el reconocimiento del otro y de sus necesidades. El amor de un adulto siempre recorrerá esta misma autovía y de alguna manera reproducirá los vericuetos con los que resolvió su narcisismo primario (separacion de la madre) y su narcisismo secundario (interés por otro objetos).

Esta es la razón por la que el amor puede operar no como dación de un bien que se regala sino tambien como un tributo que se exige a los demás. El amor es seguramente la emoción que más patologias convoca en nosotros los humanos, pues sus déficits o toxicidades nos acompañarán toda la vida y de su vecindad con otras emociones peor vistas como el odio o los celos no voy a hablar sino para volver a señalar su vecindad. El amor y el odio representan el haz y el envés de un anhelo y su decepción.

La principal patología de amor tiene pues un origen narcisista: es la madre que no puede separarse de su hijo. No me refiero a las madres hiperprotectoras sino a algo más profundo que M. Mahler describió con el nombre de vínculo simbiótico. La madre siente a su hijo como una prolongación de sí misma y trata a su hijo como un apéndice de su propia corporalidad. Mahler describió este tipo de vínculos en personas que presentaban cuadros psicoticos atipicos que no podian encuadrarse en las psicosis conocidas. Los pacientes “simbiotizados” carecían de individualidad o iniciativa, y aparecian como psicóticos crónicos sin serlo.

No cabe ninguna duda de que la simbiosis es una patologia del amor y que se trata de una patología narcisista aunque el termino narcisismo impregna a todos y cada uno de los fenomenos mentales y emocionales y por supuesto el amor no puede quedar fuera de este influjo.

En el próximo post hablaremos de patologías más graves del amor y de la serie psicótica, hablaremos de la erotomanía.

Bibliografía.-

S. Freud: Introducción al narcisismo (1914) Obras completas. Madrid. Biblioteca nueva.

J. Bowlby: “Attachment and loss” (1969)

M. Mahler: “La simbiosis humana: vicitudes de la individuación. Manuel Furer 1972.

Anuncios

30 pensamientos en “Hacia una taxonomía de las emociones (V)

  1. Y suele pasar que esos que se vanaglorian de amar a todo el mundo,se les pide prestado cierta cantidad de dinero u hospedaje en su casa por ciertos días y uno sabe que tienen esas posibilidades de apoyarnos y al final se buscan excelentes pretextos para no hacer ningún favor. ¿Dónde queda esa amor universal? ¿usted qué opina de esos hombres que encuentran una pareja y quieren que los traten como si fuera su pareja una madre? O sea en base a una experiencia gestáltica se transforman en unos niños necesitados de amor y ven a su pareja como una proyección de su madre o como ese sustituto de amor que necesitan. Al final terminan hartando a esas mujeres,terminan abandonándolos y después surge la codependencia y el sufrimiento. ¿En qué tipo de apego clasificaría a esos hombres? Eduardo Gómez

  2. Amor universal… no sé. Yo opino que el amor es una actitud de la persona, es una actitud de dar, de generosidad. Implica tener, para poder dar. Se centra en lo cercano: pareja, hijos, amigos… Y también en lo lejano: cooperación, solidaridad, incluso empatía con causas lejanas pero que son humanas. No me parece mucho amor el que lo dedica a una sola persona y el resto del mundo no existe. Como tampoco el que lo dedica al resto del mundo pero huye de la intimidad con una pareja o amigos. Por eso, porque el amar es una actitud de ser, una forma de ser. Uno se ama a sí mismo, se tiene a sí mismo y eso lo comparte en directo con ciertas personas sin dejar de importarle el futuro de la humanidad, y no solo de la humanidad si no de las otras criaturitas, de la tierra… Es una actitud de favorecer la vida, de hacer lo posible por evitar el sufrimiento de otros…
    En fin… no sé si cuadra con sus teorías.

    • Bueno, todo lo que es ideal cuadra. A mi me parece que lo que usted describe es algo desiderativo o quiza una experiencia personal pero no encaja con la observación de los seres corrientes. Ya se que existen diferentes niveles de conciencia y que cada persona es capaz en este sentido de múltiples rendimientos a distintos niveles pero yo me estoy ocupando en esta serie de post de las emociones tratando de filiarlas y de encontrar razones por las que llegaron hasta nuestros dias, casi inmodificadas en clave evolutiva. No voy más allá de eso.

      • No es necesario que me llames de usted… ja! me ha sonado muy serio! A no ser que lo prefieras… es tu casa.
        Bueno, parece una postura un poco pesimista. Yo sí creo que hay muchos seres corrientes que dan mucho de sí mismos en todos los órdenes.
        Quizá me ha quedado un poco borde eso de “no sé si cuadra con sus teorías” Conozco las teorías de Bowlby y me parecen estupendas. Yo crío a mis hijos siguiento el attachment parenting… pero bueno, que me rechinó un poco lo que decías (si puedo tutearte) de que el amor a la humanidad es una falacia… Dicho así, a la humanidad… es como a la libertad o la generosidad… Suena un poco grandilocuente… Pero hay muchas personas por el mundo que cuidan de los suyos, los aman y también se preocupan de otras causas en las que no están involucrados sus allegados o ellos mismos.
        Vaya, que entiendo lo de que es clave evolutiva, pero tal vez detecto, con toods mis respetos, un poco de carga biologicista… Somos mucho más que biología… ¿no? Al menos para mi sí…

        Un cordial saludo.

      • Claro que me puedes tutear, es la costumbre en mi trabajo.
        Primero contestaré a lo último: lo de la carga biologicista. Ese es un debate antiguo que para mi ya está rsuelto, somos biologia con un interface para relacionarnos con el medio ambiente que forma parte de aquella biologia. Podemos hablar de psicología y de ciencias sociales de acuerdo, pero yo hablo de los puentes que unen lo psicológico con lo biológico y lo ambiental. Por ejemplo, las teorias de Bowlby son evolucionistas y a mi no me parece que sean biologicistas en el sentido de que habla de apego y no de serotonina. pero hablar de apego no es lo mismo que hablar de fase oral (Freud) o de espiritaulidad, porque la fase oral (ni tampoco el espiritu) no puede verse y no entronca con nada biológico en principio y el apego si entronca con el mundo biológico y es además algo experimentable, observable.
        Y ahora los universales.
        Humanidad, libertad o generosidad son abstracciones, y de ellas solo podemos experimentar nuestros estados humanitarios, libertarios o felicitarios , no los de los demás. Por tanto suponer que los demás tienen la misma percepción que yo de estos estados es una falacia, y lo peor: no podemos renunciar a construir abstracciones universales pues nuestro cerebro está diseñado para construir categorías. De manera que cuando hablamos de amor, tenemos que ir con cuidado, porque es muy posible que nos confundamos al meter todos los amores en el mismo paquete. Si tienes hijos es muy probable que les ames (como yo a los mios) pero eso puede explicarse a través del nepotismo genético (con ellos compartimos genes), y de hecho yo prefiero y amo mas a los mios que a los tuyos.
        Esto nos es biologicismo, es la verdad, comencemos pues a saber la verdad.
        Por otra parte encantado de que me leas y me discutas :-).

  3. Ya, pero si tuvieras hijos adoptivos… Los amarías como propios… ¿verdad? Así que no solo es nepotismo genético… me parece a mi, vamos. Lógico que no ames a los míos si no los conoces (si no, los amarías, te lo aseguro, son encantadores 😉 ) Pero seguro que aunque en principio no los ames, si vieras a uno de ellos, a cualquier niño ahogándose es muy posible que saltaras a por él (aunque solo sea por nepotismo de especie, si lo podemos decir así)… todos los seres humanos compartimos una carga genética enorme… Así que, si vamos por ahí, podemos encontrar apoyo biológico al amor a la humanidad. Otro ejemplo: yo prefiero comerme un pez que una ardilla, una ardilla que un gato, un gato que un primate… Y no me gusta comerme ningún animal que haya criado. Ponemos algo más que biología.
    Por otro lado estamos preparados para empatizar con otro ser humano, para afligirnos con su sufrimiento (esto es desde la más tierna infancia). Y no solo nosotros, sino otros animales. Están nuestras neuronas espejo…

    La impronta en algunos animales es imprescindible para la crianza. Sin embargo el ser humano puede enamorarse de su bebé sin que exista esa impronta. Por supuesto que la posibilidad de que la haya facilta las cosas (en el nacimiento, la no separación del bebé, la lactancia temprana (oxitocina etc…), pero aunque no la haya, el enamoramiento (si es una persona normal, sana, doy por supuesto), sucederá más tarde o más temprano.

    “Lo cual es lo mismo que decir que en el amor no se puede ir más lejos de lo que fue nuestra primera experiencia de dependencia”
    Eso también me parece muy pesimista… Las personas pueden cambiar, sanar, ir más allá de sí mismas. No siempre, pero a menudo. Y depende mucho de lo que nos vayamos encontrando por el camino. Aunque sí creo que lo que somos a veces determina lo que encontramos (y no nos damos cuenta de que lo buscamos).

  4. Leí el artículo. Muy interesante, me ha gustado.
    Pero nos queda mucho que explicar por lo que parece. El puzzle que somos los seres humanos necesita de muchas explicaciones: biológicas, psicológicas, filosóficas, fisiológicas… De raíz filogenética y ontogenética…
    Parece ser que hasta se ha encontrado que podría haber un instinto religioso (cosa difícil de creer para alguien, como yo, que no es creyente…)
    Pero si hasta puede tener base biológica ¿es una falacia el amor a la humanidad, el altruismo?

      • Bueno , si has leido los ultimos articulos que te recomendé, el altruismo es una estrategia de interacción interpersonal muy estudiada, primero somos altruistas con nosotros porque con nosotros compartimos el 100% de nuestro genes, luego con nuestra parentela con aquella regla de Hamilton que regulaba la inversión de riesgos por salvar a otro. Lo que quedaba sin explicar era el altruismo entre individuos no emparentados y por eso te recomendé el post sobre Wilson, donde demuestra que el altruismo puede no ser beneficioso para los individuos concretos pero sí para los grupos. El tema no es baladí porque no está aun claro si la evolución opera sobre los genes, sobre los individuos, sobre los grupos o sobre la especie. Es muy probable que exista presión en todos y cada uno de esos niveles por parte de la evolución.
        Sin embargo el “amor a la humanidad” es algo desiderativo, algo ideal, un artificio que no está emparentado con la evolución sino mas bien con la religión. El mandato de Xto de “ama al projimo como a ti mismo” es algo contranatural. Un mandato destinado al fracaso que sólo se mantiene por su carga teológica pero que es incompatible con nuestra “naturaleza”, sobre todo en las sociedades occidentales opulentas y donde todo lo que nos rodean son extraños con los que no estamos vinculados genéticamente.
        Hay, no obstante un altruismo de “toma y daca”, hoy por tí mañana por mí, por ejemplo lo estamos viendo hoy con esos reportajes sobre inundaciones donde los vecinos se ponen a quitar el barro de las casas ajenas. Eso es altruismo recíproco (que no tiene nada que ver con la humanidad), sino que parece señalar en la dirección de que todos aquellos individuos que se ven en situaciones de adversidad parecida reaccionan con un sentido altruismo, que tampoco tiene que ver con el amor sino con la ayuda prestada a un extraño que mañana puede ayudarme a mi si estoy en situación similar.

  5. Modestamente, en cuanto a si la evolución se centra sobre genes, individuos, grupos o especies, tú mismo, Traver, expresaste en una ocasión, que la evolución se dirigía sobre todo a preservar al individuo. En el último seminario que has publicado expresas que la selección opera sobre los grupos. Creo que, efectivamente, la cuestión no es baladí ya que el Hombre es el único animal que a través de la civilización ha sido capaz de elevarse por encima de la selección natural siendo la humanidad la que ejerce poder de decisión frente a las reglas de la naturaleza. Dependiendo de dónde se enfoque la prioridad así serían las medidas a tomar en el futuro de la civilización y de la técnica. Tener una idea sobre qué funciones se priorizan sería interesante para saber qué puede esperar el individuo dentro de la sociedad en la que se desarrolla como más o menos persona o como más o menos cosa.

    Dentro de la naturaleza creo que hay ejemplos de los diferentes ejes evolutivos, estudiados por la etología , por la botánica, etc. Ahora hay que saber cuál es la disciplina que con más propiedad nos puede estudiar a nosotros, de forma integradora, como animales biológicos y culturales, con emociones evolucionadas desde el mundo animal hasta el disfrute artístico, con símbolos que nos configuran y nos definen. ¿Somos más o menos parecidos a las abejas, a las hormigas, a los macacos, a los orangutanes o a los ángeles y arcángeles que pueblan los mundos celestiales?

  6. ¿Es la psicología? Pues tal y como está definida hoy en día, no lo creo- me refiero a la disciplina no a los individuos que la desarrollan- porque como disciplina desgajada de sus orígenes dentro de la filosofía pierde su identidad filogenética para quedar al arbitrio de los sistemas sociales de poder. Además la psicología, como disciplina actual, se ha desarrollado preocupándose sobre todo en la aplicación del método científico en sus estudios, a pesar de la dificultad que implica aplicar el método sobre seres humanos, olvidándose del estudio más puramente humanístico, es decir, olvidando su raíz y sentido más allá de la aplicación de protocolos y test que con dificultad pueden medir el noúmeno

    Me parece que la integración debe darse a un nivel superior, sin descatalogar a la psicología, pero claramente transcendiéndola. ¿Cómo? No sé, en eso consiste el arte en buscar y expresar sentimientos e ideas, lo fenoménico y lo nouménico (animal e intelectual) sin necesidad de medirlos y catalogarlos, solo por el placer de plasmarlos

    • Se ha puesto muy interesante la conversación… Estoy de acuerdo con María Jose. Yo creo, con mis modestos conocimientos, que no todo se puede explicar en términos biológicos o evolutivos. De hecho pienso que el hombre es un animal social o cultural. Y la vida en sociedad o la cultura pudo hacer evolucionar al hombre y al mismo tiempo este tiene que adaptarse a ella. Y tenemos la incongruencia por tanto de que a veces la cultura nos aleja de lo biológico… ¿Nos adapta al medio o nos desadapta?
      Por cierto estoy de acuerdo con que la psicología muchas veces se olvida del aspecto humanístico. Y sin embargo conozco una psicóloga, que no ejerce por suerte, que se siente decepcionada con la carrera porque es poco científica, como si el ser humano fuera dos más dos.
      Además como dice Maria Jose, hoy la psicología es un nuevo poder… Crea opinión, hasta moral.

      • Creo que comprendo lo que dices pero no estoy seguro de que hayas comprendido cual es el ámbito del conocimiento de la psicologia evolucionista.
        Dices que no todo puede ser explicado en terminos biológicos o de psicologia evolcuionista. No son la misma cosa.
        El hombre es un animal (dices animal) social, claro como las hormigas o las abejas.
        Claro que la cultura hizo evolucionar al hombre, mira los viajes a Marte o a la luna. Eso no son adaptaciones, sino tecnología.
        La cultura nos aleja de lo biológico, claro, por eso existe el malestar y la enfermedad.
        Nos adapta al medio o nos desadapta. Depende de a quien.
        La psicologia evolucionista no pretende explicarlo todo, pero es un puente, el unico que une la psicologia con la biologia. Claro que crea opinión, como el marxismo o el existencialismo las creó. Sólo que una distinta dirección. Yo lo que creo es que hemos sostenido opiones sobre nosotros mismos bien disonantes con nuestra naturaleza. creo que es como si vinieramos de serie dotados de un manual de instrucciones que no son para nuestra especie, sino para otra, más angelica por asi decir.
        La psicologia evolucionista no explica cómo ni por qué hemos explorado la luna, no lo pretende. Lo unico que pretende explicar es porqué somos como somos. Claro que la cultura añade un plus a todo ello pero eso no nos redime de nuestro origen animal, somo monos con conciencia.

  7. Ah! Y también creo que el amar al prójimo como a uno mismo es complicado… Siempre nos querremos un poquito más a nosotros mismos y asi nos preservamos. Eso no quiere decir que no podamos amar a los otros… y sí a la humanidad también, pero vuelvo a decir que me gusta más en este caso lo concreto que lo abstracto y se puede amar a la humanidad, amandose a uno mismo y compartiendo eso con los cercanos y en pequeñas causas que intenten mejorar el mundo, el ser humano, la vida de seres humanos concretos, no solo como un toma y un daca, que también, si no como un acto generoso. ¿Tendrá entonces la generosidad explicación biológica? Lo cierto es que existe, yo la veo y la siento, a veces 🙂 ¿Pero tiene explicación biológica? ¿Es adaptativa o desadaptativa?

    • La generosidad tiene una explicación biologica, claro que si. Ser generoso no es una inspiracion divina, sino una estrategia evolutiva que coevolucionó con la otra: la del egoismo y que dio buenos puntajes evolutivos. Por eso sobrevivió. La generosidad es muy adaptativa sobre todo para los grupos.
      la evolucion no solo presiona sobre los individuos y la especie sino tambien sobre los grupos.

      • Pues tal vez ahí está la diferencia. Tú opinas que se produce por una estrategia evolutiva… y no digo que como causa remota, no pueda ser cierto… Supongo que llevamos el pack para ser generosos; pero el que yo sea generosa hoy en día es cuestión de conciencia, no de inspiración divina. Ejemplo: hace poco unos conocidos me dieron porque querían quitarse del medio unos botes de un preparado para niños desnutridos. Su hija había tenido problemas cardíacos y tuvo que tomarlo. Pero les sobraban dos cajas, de más de doscientos euros cada una. Así que me dijeron que si se me ocurría qué hacer con ello. Me llevo muy bien con la pediatra de mis hijos y se me ocurrió si ella podría aprovecharlo para algún niño. Se lo dije y me dijo que ahora no tenía ningun niño que lo necesitara, pero que si en algún sitio se podía aprovechar era ahí. Así que se lo llevé. Podía haberlo vendido en el segunda mano… o algo así y sacarme unos eurillos… Pero imaginé a unos padres desconocidos que pudieran tener un hijo con problemas y de la situación actual, de lo necesitadas que pueden llegar a estar algunas familias y en lo bien recibidos que serían esos botes gratuítos… La última vez que fui me dijo la pediatra que tenían un niño con problemas cardíacos y le estaban dando los botes. Así que me sentí tan contenta. Supongo que uno se siente bien siendo generoso… pero eso es un resultado secundario. Lo primero es que das sin que directamente te lo vayan a agradecer, simplemente porque te pones en lugar de otro. El ser humano está preparado para ponerse en lugar de otro… tien el pack… el que lo haga… es cuestión de conciencia.

      • Claro, eso es altruismo, y es una rasgo que beneficia al grupo en su conjunto. Por eso sobrevivió y si te hace sentir bien es porque ese rasgo de “sentirse bien” tambien fue seleccionado por la evolucion para reforzar las conductas altruistas. Dicho lo cual, no quiero decir que una vez que sepamos su origen haga que el acto altruista tenga menos valor moral. Lo tiene.

  8. Pero otra persona podría haberse sentido bien vendiéndolo y pensando que sus hijos lo necesitarán ese dinero algún día… o gastándoselo en el casino… La evolución nos ha preparado para todo eso… Si realizamos cualquier conducta es porque está en nuestro repertorio… Pero está el libre albedrío para elegir qué conducta seguimos finalmente… Por eso se me queda tan corta y a veces manida, la explicación evolucionista… Hablando por ejemplo de conductas sexuales, explicar las conductas actuales debido a la evolución… cualquier conducta es posible… Y desde que el hombre es hombre está por medio la cultura; y tan erróneo para mi es explicar al hombre como animal solo, que explicarlo como ángel ideal cultural… Y desde ese momento cualquier conducta es posible, dentro de aquellas que tenemos en el repertorio… Por ejemplo yo he dado teta a mi hijo mayor hasta los 7 años y al pequeño tiene 4 y sigue tomando… Pero hay muchas mujeres que deciden dar biberón. Tal vez esté más cerca de la biología mi comportamiento, pero igual otras mujeres se adaptan mejor a la cultura actual que yo. Pero podemos elegir. Además hay una moda ahora de dar teta, de lactancia prolongada… tal vez sólo me esté dejando llevar por la moda… ¿Hasta qué punto es biología o cultura?
    Al final es una cuestión de conciencia, sobre todo.
    No sé si nos vamos a poner de acuerdo… jajajaja!!!

  9. Pues cualquier dia tu hijo te pide relaciones sexuales :-), se le juntaran las fases oral y fálica del desarrollo. Lo de la teta no es solo una moda sino una religión nueva, que tiene una ventaja: estás más protegida contra el cancer de mama (un efecto evolucionista).

    • Uf! qué es eso de fases oral y fálica? nada que ver con la biología!! Un constructo del señor Freud. Según me dijo ayer la profe de mi hijo mayor que tuve tutoría: es un niño muy inteligente y excepcionalmente maduro. Sabe mucho y ni siquiera sabe que lo sabe, no presume, lo toma como algo natural. No es líder pero se lleva bien con todo el mundo, está siempre dispuesto a ayudar. No genera conflictos y escucha a sus compañeros… En fin… en casa no es tan perfecto, te lo garantizo… la confianza da asco.
      Pues una religión que está muy cercana a la biología (si es que al final los extremos se tocan jejeje)… y a nuestros ancestros y contempóraneos de otras culturas porque solo es en nuestra cultura donde no se da teta o se da de 4 o 6 meses como regla general. Y mira que es útil la teta… es una fase hermosa que es una pena que se pierdan muchas mujeres presionadas por la cultura del biberón.
      Y sí, estoy más protegida contra el cáncer de mama, la osteoporosis… Pero el que le dé teta no responde a que piense en ello… Es que las cosas que tenemos hay que usarlas! Por la evolución soy mamífera… así que dentro de mi reportorio de conductas está el dar teta, vengo con el pack; no vengo con el pack de poner huevos. Aún así podría no darla… es mi elección.
      ¿Por qué no me habrás contestado en serio? jejeje!!

      • Bueno cada cual tiene su opinión sobre los amamntamientos prolongados y yo tengo la mia que no es más que una opinión. ¿Tu trabajas?

  10. Pues trabajo mucho en casa desde hace unos años que me pedí excedencia. Pero estuve trabajando y amamantando a mi hijo mayor hasta que nació el pequeño (4 años, el mayor tiene 8). Luego dejé de trabajar y seguí amamantando a ambos, hasta que el mayor perdió los dientes de arriba y le resultaba incómodo mamar y aprovechamos para el destete total. Estoy buscando trabajo ahora mismo, metida en historias del cole de mis hijos, yendo a clase y me he matriculado en la uned de un par de asignaturas… En fin… que no me dedico solo a amamantar 😉

      • Te refieres a dar teta y trabajar?
        Pues el niño se quedaba parte en la guardería y parte con mis padres y cuando yo llegaba (sobre las cinco de la tarde, desde las ocho y pico que lo dejaba) el reencuentro era darle teta y le daba cuando me pedía por la tarde y noche, a demanda. Desde el embarazo dejó la teta por la noche (gracias a dios o a quien sea) Y el pequeño idem, a demanda… bueno ahora no es exactamente a demanda si me pide y no me apetece pues no le doy. Hace un año que duermen juntos en su habitación (antes lo hacían con nosotros, lo cual facilitaba todo mucho) y si se despierta y quiere venir, viene, pide teta, se duerme y todos tranquilos.
        Los dos están en la gloria en su habitación, pero el pequeño algunas noches viene sobre las cinco, o las ocho… no hay regla fija y ya se queda en nuestra cama.
        En fin… ¡cuanto hablo de mi misma! ¿Qué edad tienen tus hijos?

  11. Pues si tiene 33 años y está casada… dentro de nada tendrás un nieto o nieta… Igual ella se anima a darle teta hasta los dos años como recomienda la OMS
    Por cierto, le recomiendo un libro estupendo: “Nuestros hijos y nosotros” de Meredith Small, es de etnopediatria. La crianza en diferentes culturas. Y un artículo sobre la tribu que cree que un niño tiene varios padres biológicos: http://www.crianzanatural.com/art/art71.html de lo que te hablé en otro post.

    Buenas noches!
    Laura.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s