La psicología de Jung y los sueños


Ayer dia 1 de octubre tuvo lugar en mi Hospital un seminario de metaformación donde Miguel Angel Sanchez-Quiñones nos habló de la psicologia jungiana, orientada hacia el análisis de sueños, una especie de introducción al modelo jungiano de la mente que aunque es muy nombrado es poco conocido y menos aun practicado por los profesionales.

Dado que en mi servicio ya hemos dado el salto a las tecnologias 2.0, cuelgo aqui los tres videos de la intervención del citado profesional, médico, psicólogo y analista, uno de los que más saben de sueños y cuya web está aqui, para todos aquellos de vosotros que esteís interesados en este tema.

1ª parte.-

2ª parte.-

3ª parte.-

5 pensamientos en “La psicología de Jung y los sueños

  1. Una buena idea la difusión de los seminarios a través de tu blog, permite ampliar sin límites los contenidos de las charlas y generar un debate más amplio orientado a aquellos que no podemos asistir a los mismos.

    Una cosa que me ha llamado la atención es la separación entre psicología freudiana- orientada al psicoanálisis- y la psicología jungiana a la que llama únicamente psicología analítica, comparándola en parte con la elaboración de un análisis clínico.

    Para realizar este análisis clínico se toma como muestra de la mente los sueños como parte donde se expresa libremente el inconsciente o subconsciente, así sería una muestra del sí mismo frente al YO que estaría encuadrado en el inconsciente.

    Yo creo que el problema del análisis de los sueños es considerar que en ellos se da siempre una separación entre el sí mismo y el YO, porque creo que cuando el sujeto es consciente de que sus sueños van a ser analizados bien por él o por otro el YO aparece omo sujeto agente de los mismos. La persona se puede convertir en onironauta o hipnonauta, dirigiendo los mismos hacia lo que el YO quiera decir o le preocupa. Por eso las personas que son analizadas a través de los sueños empiezan a ser conscientes de los mismos y la profusión de sueños recordados es muchísimo mayor que si no fueran analizados, por tanto, la muestra queda desvirtuada porque laseparación entre el YO y el sí mismo en la materia onírica no es real.

    Yo tengo un amigo que dce que es tan educado que espera a que acaben de hablar los personajes en sus sueños para poder despertarse. Con ello creo que quiere decir que la película, el cuadro que se pinta en la materia onírica puede estar diriga por un director de orquesta que no es el sí mismo sino el Chófer desobediente que conduce según sus intereses.

    La escritura automática sólo puede conseguirse cuando el sujeto no es consciente de que las grafías que aparecen van a ser expuestas y conocidas. Es decir, cuando no serán vistas.De igual forma intentar interpretar la psique de un artista a traves de sus obras también es un error porque esá deformada y estructurada según la intención racional que se quiera plasmar, algunas veces aparecerán y otras no. Mi pregunta sería ¿ Cómo determinar lo que pertenece al YO y lo que pertenece al “sí mismo” si los dos forman parte de la misma estructura, en ese caso los sueños?

  2. He recordado que también tienes otro post donde hablabas del significado de los sueños y yo no entendía que pudiera haber sueños narrativos y no narrativos. ¿Sería quizá en estos sueños no narrativos donde pueden aparecer con más frecuencia los arquetipos como imágenes al mismo tiempo que desencadenan una sensación de pesadilla ?:

    https://pacotraver.wordpress.com/2011/02/10/%C2%BFsignifican-algo-los-suenos/

    También me gustaría agradecer a Miguel Angel Sánchez Quiñones su conferencia sobre los sueños, yo también creo, como él, que la materia onírica no se trata de residuos que hay que desechar, supongo que algunas cosas sí pero otras son de suma importancia porque es el momento en que el hemisferio derecho tiene para poder expresarse fuera del influjo del habla que se encuentra en el hemisferio izquierdo y transmitir información al sujeto- formado por el YO y el “sí mismo”- tan fundamental como la que obtuvo Kekulé y que le llevó a descubrir la estructura del Benceno. Kekulé, por cierto, soñó con un simbólo arquetípico.

  3. Leidos los comentarios anteriores me gustaría hacer una aclaración según mis conocimientos sobre Psicología Analítica o “Psicología junguiana” (ya que fué Jung quien definio a su paradigma psicológico como Psicología Analítica), aunque siempre debo ser prudente y humilde al respecto.
    El YO pertenece al consciente y, por tanto, aunque pueda a veces aparecer representado en el sueño, no es el quien produce el material onírico. Los sueños proceden del inconsciente (aunque “arrastren” material consciente a su paso). El YO es el que capta y puede describir el sueño, más o menos parcialmente, al llegar a la consciencia. Y digo parcialmente porque muy frecuentemente sólo podemos relatar parte de lo que hemos vivido mientras dormimos y somos conscientes que otras partes las hemos olvidado momentáneamente. Por supuesto que un soñante,conscientemente, puede manipular el relato de un sueño, pero si la supuesta modificación es inconsciente se considera parte de lo que llamaríamos “realidad psíquica” inconsciente. Realidad en donde el YO no interviene pero si otros complejos o figuras del inconsciente que conforman el contenido final. Mi experiencia de más de treinta años escuchando y analizando sueños de otros y de mi mismo corraborá la perplejidad que el soñante siente ante sus vivencias oníricas, aunque quiera quitarles importancia pensando que su sueño es un subproducto distorsionado de la realidad vivida horas o días antes. Sobre todo si se trata de contenidos muy alejados de su realidad o contenidos arquetípicos.
    El YO puede conscientemente elaborar una idea, un deseo, una fantasía, etc; pero existen muchos contenidos que sobrevienen a la mente en donde el yo no ha participado, sólo los vive y los recuerda. Entre ellos los sueños. No podemos hablar entonces de material onírico cuando el YO consciente interviene en su desarrollo. Jung lo llamaba imaginación activa aunque no es momento de entrar en este concepto.
    No podemos abordar el inconsciente directamente, sólo conocer gracias al YO lo que se nos hace en algún momento consciente a través de los sueños, fantasías, técnicas de meditación, etc. Si permanecen dentro del radio de acción del YO podrán seguir siendo conscientes aunque sea de una forma muy débil, sino volverá a ser inconsciente, auque ya dentro de lo llamamos inconsciente personal.
    Nada existe psicológiamente en nosotros hasta que el YO no lo “capta”. Entonces forma parte de nuestro consciente. El yo vive la experiencia del sueño pero no lo crea. Puede vivir experiencias muy próximas a su realidad o muy lejanas pero siempre eran antes inconscientes para él. Un ejemplo de la relación entre el YO y el inconsciente sería lo que llamamos como “el descubriento de América”. Naturalmente que el continente existía antes de ser descubierto, y sino que se lo pregunten a los habitantes que allí vivían, pero para nuestro “YO europeo” el continente no existió hasta que no lo descubrimos y nos apoderamos de él. Nuestro vanidoso YO, desgraciadamente, hace lo mismo: cuando descubre algo del inconsciente lo toma como suyo y nos hace creer que fué el quien lo hizo, que fué el quien creo América. Gracias por vuestro apoyo y un cordial saludo. Miguel Angel Sánchez-Quiñones

  4. ¡Qué interesante conferencia! Hacía años que le había perdido la pista al Dr. Sánchez Quiñones. Me alegro de que continúe mostrándonos cómo arrojar un poquito de luz a la interpretación onírica.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s