Orgasmo femenino: ¿adaptación o tecnología?


La anatomia es el destino

Sigmund Freud

Muchos de los lectores que leyeron el post anterior sobre el orgasmo femenino me ha reprochado varias ideas vertidas alli. El reproche principal era que el orgasmo femenino debería ser tan adaptativo como el masculino y que en definitiva el placer estaría en la base de la repetición de las cópulas entre hombres y mujeres. Según estas manifestaciones las diferencias entre la capacidad para llegar al orgasmo entre hombres y mujeres habría que buscarlas en la pericia de los hombres, los prejuicios de las mujeres o una cultura inhibidora de la sexualidad femenina pero todos apelaron a una condición misteriosa de la sexualidad femenina: su complejidad, algo que hace referencia a la evidencia compartida por muchos de que el orgasmo en la mujer es un hecho cerebral más que periférico aunque nadie sabe a ciencia cierta en qué consiste esa complejidad.

Lo cierto es que es muy poco probable que el orgasmo sea una adaptación al menos tal y como las conceptualizamos en biologia.

¿Qué significa estar adaptado a algo?

¿Qué quieren decir los psicólogos evolutivos cuando hablan de que un rasgo, una conducta o un estado está adaptado?

En terminos vulgares adaptación se refiere a una acomodación de algo a algo, pero vamos a referirnos a adaptaciones biológicas y por tanto adaptación en este sentido tiene que ver con la acomodación de los organismos a su ambiente.

Es posible afirmar que una adaptación es aquella que permite vivir a un organismo en un determinado ambiente y aumenta el fitness de ese organismo es decir el éxito reproductivo y que ademas ha sido seleccionado a través de la selección natural.

O dicho de otra manera: no podemos definir que un rasgo determinado es una adaptación si no sabemos si ha sido o no originado a través de la selección natural. Asi cuando decimos que alguien se ha adaptado a su nueva vida, a una nueva pareja o a un estilo determinado de “estar en el mundo” no estamos hablando de adaptaciones sino de acomodaciones, adaptabilidad o aclimatación. Para que podamos hablar de adaptación es necesario verlo en tiempo ahistórico, una impregnación filogenética, se trata de rasgos que afectan a toda la especie, asi las aves tienen alas porque se adaptaron al vuelo, o los simios manos prensiles porque se adaptaron a trepar por los árboles, nosotros los humanos estamos adaptados a andar erguidos, o ciertos organismos se adaptaron a la oscuridad o a ambientes anaeróbicos etc.

Una adaptación es algo que sucedió en un tiempo arcaico y su medida es a través de millones de años (tiempo contado en eones) y que surgieron en ambientes ancestrales bastante distintos a los que tenemos hoy. Por último estas adaptaciones se encuentran codificadas en nuestro ADN mientras que la adaptabilidad de nuestro fenotipo individual no supone adaptación biológica a no ser que consideremos esta capacidad de adaptabilidad de nuestro fenotipo como una adaptación en sí.

Y es probable que asi sea pues nuestra especie tiene un carácter que la distingue de todas las demás: es muy probable que nuestras adaptaciones procedan de un sistema dopaminérgico inacabado o a medio hacer, lo que en términos conductuales significa que estariamos abiertos a adaptarnos a situaciones diversas, ideal para vivir en entornos con recursos dispersos y cambiantes. Para algunos biólogos esta “apertura” de nuestro sistema dopaminérgico (de búsqueda) es una adaptación por sí misma, lo que añade un nuevo enigma a nuestra definición de adaptación biológica que podria admitir cualquier fenotipo como “adaptado” y que de alguna manera explicaria la amplia variabilidad de nuestra especie a la hora de diversificar sus conductas de busqueda, exploración y modificación de su medio ambiente.

En conclusión: un rasgo puede tener consecuencias sobre el fitness y pueden formar parte del fenotipo pero no es necesariamente una adaptación.

De modo que necesitamos apoyarnos en otros conceptos para iluminar mas de cerca los problemas derivados de la selección natural. Son estos.

1.- La aptación afecta al fitness directamente pero no es una adaptación a veces es incluso un hándicap, ejemplo de ellos son los largos plumajes de los pavos reales que les permiten aparecer como más atractivos a ojos de las hembras y promueven la diseminación de genes de “plumajes ostentosos”.

2.-Exaptación. Un concepto muy interesante planteado por Ian Tatershall y Jay Gould. A diferencia de la adaptación, aquí se trata de innovaciones espontáneas que carecen de función o que juegan un papel muy diferente al que finalmente tienen. El ejemplo más conocido son las plumas, que mucho antes de ser útiles para volar funcionaron como una capa para mantener el calor del cuerpo o el esqueleto óseo que antes de servir como sostén fue un depósito de calcio. Tattersall cree que los mecanismos periféricos del habla no fueron una adaptación sino una mutación que ocurrió varios cientos de miles de años antes de que quedaran circunscritos por la función de articular sonidos. Y posiblemente, según este científico, las capacidades cognitivas de que nos jactamos fueron también una transformación ocurrida hace 100 o 150 mil años que no fue aprovechada (exaptada) sino hasta hace 60 o 70 mil años cuando ocurrió una innovación cultural, el lenguaje, que activó en algunos humanos arcaicos el potencial para realizar los procesos cognitivos simbólicos que residían en el cerebro sin ser empleados.

En un proceso de exaptación lo que sucede es la refuncionalización de las modificaciones no adaptantes llamadas spandrels por Jay Gould, que toma un término de la arquitectura: esos espacios triangulares que no tienen ninguna función y que quedan después de inscribir un arco en un cuadrado (tímpano, enjuta) o el anillo de una cúpula sobre los arcos torales en que se apoya (pechina). Las pechinas cerebrales podrían haber sido circuitos neuronales abiertos a funciones inexistentes o desaparecidas, a memorias inútiles o a señales externas que no llegan, o bien a mecanismos no relacionados con procesos cognitivos.

3.-Abaptación. Significa que los organismos estan adaptados a entornos arcaicos y no puede operar hacia atrás, es decir la evolución no puede desdeñar diseños anticuados y tiene que conformarse con mejorar o innovar lo que hay, la evolución no construye organismos para el futuro sino que no tiene mas remedio que conformarse con que su medio ambiente se parezca lo más posible a los entornos de donde emergieron los rasgos concretos. Puedes leer este post donde el autor diserta sobre estos conceptos.

El argumento del diseño.-

No todas las innovaciones son pues adaptaciones sino sólo aquellas que fueron escogidas en términos de selección natural y que pueden reconocerse porque están diseñadas para una función.

El pene, la vagina o las mamas son producto de la evolución y es muy probable que el orgasmo masculino lo sea tambien al ir aparejado a la eyaculación, seria pues en este caso un rasgo fisiológico seleccionado positivamente, ¿pero y el orgasmo femenino lo es del mismo modo?

El clítoris es -en nuestra especie-una reliquia anatómico-embriologica del pene y se encuentra situado en el mismo lugar donde aquel emergería si el cuerpo fuera masculino, el dilema del diseño aparece aqui planteando de nuevo ciertas preguntas ¿Si la evolución hubiera seleccionado positivamente el orgasmo femenino por qué no metió el clitoris dentro de la vagina? Este hubiera sido ciertamente el diseño más inteligente para el goce femenino.

Respuesta: Porque la evolución no puede operar hacia atrás y no puede innovar sobre los diseños haciendo borrón y cuenta nueva. La evolucion no pudo meter el clitoris dentro de la vagina entre otras cosas porque la evolución carece de planes y no tuvo más remedio que aprovechar el espacio que quedó cuando dejó el pene sin crecimiento. Algo parecido sucede con las tetillas masculinas, no dan leche, pero son sensibles al placer de la succión.

El orgasmo femenino en este sentido seria una abaptación.

Un ejemplo para ilustrar esto mismo es  el caso de la homosexualidad: no se trata aqui de una adaptaciópn sino de una tecnología. Los homosexuales no lo son porque la evolucion se encargara de diversificar cierto genes para construir cerebros homosexuales sino que la homosexualidad es desde el punto de vista evolutivo un rasgo neutro, que no aporta ventajas ni desventajas.

La homosexualidad seria una exaptación.

Nótese que el individuo es mucho más inteligente que sus genes y de alguna forma ha ido más allá de la determinación de la selección natural inventando nuevas formas de goces, placeres, conductas, rasgos o deseos que trascienden la causalidad pura. La cultura humana no solo es mas compleja que la evolución sino que es además de eso mucho más rápida en su recorrido.

El paradigma Panglossiano ha muerto, no todo rasgo supone una adaptación sino que un rasgo puede haber evolucionado como el clitoris de las hienas: por razones sociales. Esa es la más probable de las razones por las que el rasgo fisiológico -orgasmo de la mujer- ha podido evolucionar para complacer mejor a sus parejas.

En conclusión:

La cultura humana es una -la auténtica- fuerza evolutiva. Y es muy posible que en nuestro cerebro exista una reserva de conectividad sin uso todavia que se encuentre esperando la ocasión de manifestarse cuando las condiciones del entorno lo permitan.

Anuncios

30 pensamientos en “Orgasmo femenino: ¿adaptación o tecnología?

  1. Me ha acabado de convencer, maestro Carmesí, de que, efectivamente, el humano es mucho más inteligente que sus propios genes, p.e. al haber inventado goces perversos que se saltan todo proyecto reproductivo, o rituales que nada tienen que ver ni de lejos, en efecto, con finalidades de tal índole.
    Lo que no acabo de entender es, ni qué les ocurre a las hienas, ni la posible función apuntada del orgamo femenino de complacer al macho. Yo siempre oí que, precisamente, el orgasmo es el momento en que nuestro egoismo alcanza su punto álgido en un point-of-no-return.
    Al igual que las orejas crecen con los años y no hay que buscarle sentido alguno ni filosófico ni antropológico ni metafísico, o al igual que la mencionada inutilidad nutricia de las tetillas masculinas (que ya tuvo tiempo de sobra la evolución para haber borrado del mapa), sesudos científicos mecanicistas sondean, insomnes hasta el paroxismo, la función de matices que, si la tuvieron, ahora no la tienen. Queda claro que, si tiene alguna, la función del orgasmo femenino poco tiene ésta que ver con la supervivencia de esta especie que se mata a elucubraciones mientras la madre evolución se divierte jugando al ensayo-error. O quizá no.
    Me encantó el post, a pesar de las pequeñas dudas citadas que, si lo tiene a bien, seguro nos aclarará.

  2. La historia de las hienas es fascinante pues demuestra que:
    – Es posible masculinizarse sin desfeminizarse.
    – Que la masculinización hormonal está relacionada con el dominio y en este caso el dominio pertenece a las hembras.
    – Que el rasgo del clitoris enorme evolucionó a partir de la necesidad de las hembras de dominar el cotarro pero no es una adaptación. Es decir evolucionó a partir de resortes sociales y no sexuales y no lo hizo a partir de la selección natural, se trata de un rasgo que escapó de la Santa Evolución.

  3. Interesante. Una idea: el individualismo es inseparable de la máquina de supervivencia. Las últimas tendencias en genética pretenden estudiar precisamente eso: la activación o desactivación de genes o expresiones genéticas a partir de la influencia del entorno y su interacción con el paquete multigenético. Es como si las máquinas de supervivencia estuvieran preparadas para ser “tuneadas” según las contingencias en un nivel individual o incluso intergeneracional.

    Desde esta perspectiva, la misma joven “zorra” que se dedica a interactuar con varios machos al mismo tiempo con fines lúdicos, podrá en cierto momento de su vida volverse una buena madre protectora y fiel a su pareja, sólo porque la exigencias del entorno y sus posibilidades de supervivencia son diferentes. En cierto modo, esto tiene que ver con el cambio en el perfil hormonal (e.g. oxitocina, prolactina) que, por ejemplo, experimentan los hombres con la paternidad, volviéndose así más preocupados por su familia, e incluso más fieles, y que la presión de selección ha favorecido ya que implica una tasa mayor de éxito reproductivo (i.e. supervivencia de las crias).

    Respecto del orgasmo, que una mujer no sienta nada con un hombre, significa que biológicamente no son tan compatibles (i.e. menos atracción sexual). Otra cosa es que, como muy bien remataste en la primera entrada, los planes de vida no coincidan con nuestras inclinaciones animales. Así, la ventaja de no sentir, sería el refuerzo para mantener el control de la situación y no caer en la trampa de la biología (e.g. enamoramiento) como ya apuntaron en los comentarios de la entrada anterior. Eso tendría sus ventajas desde la presión de selección. Al revés, la obsesión que algunas personas experimentan con el enamoramiento y que puede tener una base importante en el goce sexual, reforzaría las tendencias biológicas. La dialéctica entre estas fuerzas de la naturaleza, internas y externas incluído el contexto social, podría activar o desactivar la posibilidad de experimentar el orgasmo por la misma máquina de supervivencia. Dicho de otra forma, está codificado en nuestro genoma pero necesita ser activado o desactivado.

    Con esto no estoy negando que pueda existir un enamoramiento más sofisticado y menos animal, más basado en la interacción intelectual y el status social, por ejemplo. A fin de cuentas, somos animales simbólicos y sociales. Es más, desde este enfoque hasta podríamos negar la indisolubilidad de la máquina, el individuo y el grupo.

    Saludos.

  4. Gracias Paco, aunque me siento un poco raro como alumno siendo preguntado por el maestro.

    En mi opinión el orgasmo masculino sí puede ser un producto de la selección natural. El primer y más importante argumento es el de la búsqueda del placer (vias dopaminérgicas). Esto es extensible a muchas especies, aunque desconozco el calibre y efectos de esos orgasmos en relación a especies concretas. Sería interesante diferenciar entre el goce sexual pre-coito e intra-coito y el orgasmo que, como techo del placer, sería el objeto y motor (guía) de esa búsqueda y que, evolutivamente, al estar vinculado a la eyaculación, tendría un efecto significativo sobre la presión de selección.

    De forma paralela, es interesante señalar el efecto que mayoritariamente experimentamos los hombres después del orgasmo-eyaculación. Esa letargia favorecería el contacto físico e intelectual (afecto) post-coito entre los amantes y, con la subsiguiente liberación de oxitocina, el reforzamiento de los vínculos entre el macho y la hembra. Esto es también positivo evolutivamente ya que el reforzamiento de esos vínculos fortalecería la unión y las posibilidades de éxito reproductivas pues una pareja más unida va a colaborar más en la protección de las crias (si las hubiere). Esto tiene que ver con mi alusión al enamoramiento basado principalmente en la experiencia (pan)sexual.

    De la disociación de orgasmo y eyaculación no puedo opinar pero sé que existe. Supongo que es un fallo del sistema (aberración) y no debiera de ser tomado muy en cuenta estadísticamente.

    Gracias.

  5. Decir que una mujer no pueda alcanzar el orgasmo no es lo mismo que decir que una mujer no siente nada con un hombre… puede sentir, sentir mucho y no alcanzarlo, pero de igual forma un hombre puede estar muy excitado tener un gran deseo y luego tener un “gatillazo” pero eso no es lo normal, y si se produce con normalidad entonces estaremos hablando de un problema patológico tanto en el hombre como en la mujer.

    Se habla del orgasmo de la mujer como el gran enigma simplemente porque no produce eyaculación, esa es la cuestión misteriosa y que puede poner en duda si la mujer está diciendo la verdad o está mintiendo porque produce cierta frustración si no se tiene la suficiente confianza con la pareja ( supongo que por una necesidad del individuo de no ser engañado) .

    Interesante lo de la disociación entre orgasmo y eyaculación… ¿ por qué se produce ?

  6. Interesante exposición y comentarios. Tanto el caso de la de la hiena como las investigaciones sobre la “próstata” y la eyaculación femenina, así como la existencia de mamas masculinas y nuestra propia embriología, lleva a pensar en seres “tutipotenciales” (no simples hermafroditas) como punto de partida. Puestos a especular, la pérdida de capacidades en estos seres (i. e. desactivación genética) por las interacciones con el entorno, habrían desembocado en una especialización reproductiva funcionalmente compleja.

    Siendo prescindible la función biológica que en la historia evolutiva pudo tener la eyaculación femenina con la epecializacion de la próstata masculina (nutrir a los espermatozoides), el argumento de la búsqueda del placer, mediante el refuerzo de las vías dopaminérgicas, bien podría aplicarse también para la presión de selección a favor del orgasmo femenino. Sin refuerzo dopaminérgico las hembras podrían haber esquivado o perdido el interés por la cópula y ésta verse reducirda a un acto forzado.

    Sería contra-intuitivo tanto desde el punto de vista evolutivo de la especie como desde la óptica de la superviencia del individuo-organismo, que la cópula, en cuanto a acto reproductivo, no fuese buscada y/o facilitada por ambas partes. Quizás esto no ocurra en otras especies, pero en la humana, donde el dimorfismo sexual no es tan acusado, la superioridad física del macho no habría sido suficiente para garantizar la cópula sin la colaboración de la hembra. Así, la selección podría haber presionado positivamente para el orgasmo en ambos sexos.

    La selección a favor de la posibilidad de experimentar el orgasmo, se produzaca o no, podría garantizaría cuando menos su búsqueda y las cópulas repetidas por la máquina de supervivencia. Que el ser-individuo alcance o no el techo del goce (para el caso que nos ocupa, individuo- mujer), queda elegantemente argumentado, en base a la regulación génica, en el cabal comentario de Cosmoporno.

    Un saludo

  7. Interesante el punto de vista de sexualidad tutipotencial o panorgasmica. Despues de todo lo que aqui se ha dicho creo que Freud tenia razón cuando dijo que la libido era masculina y es muy probable tambien que el goce de la mujer -me refiero a un goce trascendente más allá del orgasmo- sea la clave de todos estos dilemas. Lo que sucede es que por desgracia en este post sobre orgasmos femeninos los que mas hablamos somos los hombres pero a mi me gustaria preguntarle a una mujer lo siguiente. ¿Qué es lo que mas te gusta hacer en el sexo? ¿Lo prefieres al orgasmo?

  8. Paco, como mujer he hablado.

    Precisamente lo que más me gusta del sexo es cualquier expresión asociada intrínsecamente a la tutipotencialidad que comentaba, así como la búsqueda infinita del orgasmo. En esa potencialidad incluyo también las expereciencias pansexuales, con la sexualidad panorgásmica (tomo prestado tu término) que conllevan.

    Un saludo

  9. Ese si que es un articulo con calado, siempre lo sospeché: que el semen es antidepresivo, por cierto eso mismo lo dijo tambien Freud aunque relativo a la ansiedad y nadie le creyó. Hasta él mismo rectificó.

  10. Ya había leído la noticia en este enlace:

    http://www.perfil.com/contenidos/2011/05/06/noticia_0018.html, y comenté en su momento que me parecía lógico lo extraño hubiera sido que produjera urticaria.

    Sin embargo leyendo el enlace que tú has puesto, Cosmoporno, me sorprende un dato y es que la relación de intentos de suicidios y depresiones en las mujeres que participaron en el estudio estuviera proporcionalmente relacionado no ya al uso del condón sino a la consistencia de éste, de lo que se deduce que no sólo es el semen lo que ayuda a no deprimirse sino lo se comenta al final que yo pongo:

    “Como ser inseminadas les afecta el estado de ánimo, podrían usar el sexo como un regulador de su humor”, agregó el científico. ”

    Donde el simulacro, el “como si”, parece que tiene mucha importancia, tanta o más que la oxitocina y otras hormonas.

  11. Not only were females who were having sex without condoms less depressed, but depressive symptoms and suicide attempts among females who used condoms were proportional to the consistency of condom use.

    No sólo estaban menos deprimidas aquellas mujeres que habían tenido relaciones sexuales sin condón, sino que los síntomas de depresión y los intentos de suicidio entre mujeres que usaron condón era proporcional a la consistencia en el uso del condón.

    Es decir, cuanto más consistente era la conducta “usar condón”, más incidencia de depresión e intento de suicidio había entre las mujeres. De hecho, en el siguiente estudio se constató que las prostitutas que son menos consistentes a la hora de usar el preservativo (i.e. más conductas de riesgo), suelen presentar más síntomas de depresión:

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1941656/

    El Dr Gallup es todo un descubrimiento. He estado buceando en la red y tiene estudios muy interesantes en psicología evolutiva, sexo e inteligencia, además de ser un experto en cuestiones sobre el “self”. Paco, si no lo conocías, te va a interesar mucho. Un ejemplo:

    http://www.google.es/url?sa=t&source=web&cd=2&ved=0CCEQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.fed.cuhk.edu.hk%2F~lchang%2Fmaterial%2FEvolutionary%2FPenis%2520shape%2520and%2520sperm%2520displacement.pdf&rct=j&q=GG%20Gallup&ei=irchTrf7NMTusgbZz6WOAg&usg=AFQjCNGXO2Sk_gBskS3F9o5C-bXzACyo3g&cad=rja

    Saludos

  12. Cosmoporno, el estudio y la hipótesis de la eyaculación daría aún mayor relevancia, bajo mi punto de vista, al esclarecimiento de la función de la eyaculación femenina. Sería interesante, además, testar si podría haber alguna relación entre el intercambio de fluidos mutuos y el grado de satisfacción masculina según sean las relaciones con o sin protección. Habrá que esperar al resultado del estudios similares hechos con hombres, tanto homo como heterosexuales.

    Por otra parte, puesto que sabemos que en el ámbito científico correlación no significa.
    causación, podrían reescribirse las conclusiones del estudio diciendo que son las mujeres más deprimidas las que menos relaciones tienen sin protección y, por tanto, las que tiene un menor contacto con el semen.

    Precisamente la ausencia de relaciones, de relación, o de inestabilidad en la misma, podrían afectar al ánimo y sesgar el resultado del test o cuestionario. Además de esa menor exposición al semen, la no existencia del moneto post-coito donde, como comentaste con anterioridad, podría bloquear/anular/disminuir la liberación de oxitocian imposibilitando la función de reforzar ataduras entre la pareja, pues que no habría a quién vincularse. La ausencia de este vínculo como vía de apego repercutría de forma negativa en la sintomatología depresiva.

    Por otra parte, tampoco son excluyentes las dos interpretaciones.

    Para acabar, quizás no sea aceptable la comparación que propondré porque damos por supuesto que los que a este blog llegamos discutimos desde un entorno privilegiado y con la óptica de relación de pareja (macho–hembra) idealizado. Pero si nos asomásemos a casos extremos, por ejemplo contextos bélicos o situaciones límite con violaciones indiscriminadas, es muy probable que la correlación entre el efecto antidepresivo y el contacto con el semen sería inversa.

    Supongo que con esta analogía me he salido del tema.

    Un saludo

  13. Menudo subidón de nivel habeis compuesto entre todos!
    He recordado a un antiguo maestro en psicoanalisis que solia decir: “para una mujer si un hombre no aycula dentro de su vagina, son simples conocidos”. Naturalmente el no sabia nada de quimica, ni de hormonas ni de neurobiologia, hablaba desde el punto de vista del inconsciente solo desde ese punto de vista.
    Por otra parte creo que los crimenes étnicos (las violaciones bélicas) no tienen nada que ver con la sexualidad (Eros) sino con el genocidio (Tanatos). ¿Es que no seguiria siendo un crimen si esas violaciones se perpretaran con condón?

  14. Cuando yo lei el Decameron allá por los años 60, ese cuento se llamaba “El infierno de Alibech”, veo que ahora le han cambiado el nombre, naturalmente lo lei muchas veces y me ponia mucho.

  15. la mayoría de mujeres quieren que te pongas condón.no creo que todas tengan el parche intrauterino. aunque lo tengan,la mayoría de ellas y al igual ellos utilizan el condón por temor a la enfermedad venérea. ¿ hay que buscar romances donde prevalezca un vinculo de mucha confianza para fornicar sin condón?

  16. Yo creo que lo que la mujer prefiere es sentirse penetrada sin condón y no tanto que el hombre eyacule dentro de su vagina. Las mujeres pueden estar expuestas al semen aunque el hombre no eyacule dentro.

  17. A mí me sorprende la facilidad con la que algunos estudios sacan conclusiones precipitadas… Es decir, a partir de encuestas acerca del uso de condón y el estado de ánimo de las participantes, ya infieren que el mejor estado de ánimo de las que lo hacen sin condón es debido a los supuestos efectos antipresivos del semen… No puede ser debido a que el coito “a pelo” es más satisfactorio por motivos sensoriales y/o afectivos, no… Tiene que ser el semen… Para demostrar que el causante del bienestar es el semen tendrían que hacer otro estudio inyectando semen en la vagina de las mujeres y luego medir el estado anímico de cada una…

    Yo sospecho, como Kissy, que lo que realmente satisface a las mujeres que lo hacen sin condón no es el semen, sino la certidumbre de que el amante eyacula dentro de ellas y por lo tanto la relación es mucho más completa y profunda. Es decir, no es el semen, es la eyaculación/inseminación como culmen o fin supremo de la relación sexual entre hombre y mujer. Para demostrar que el semen tiene efectos neuroquímicos habría que hacer otros estudios. De todos modos, sólo veo el “abstract” del estudio, no sé si dentro son más prudentes a la hora de “saltar a conclusiones”.

  18. Perdón, veo que Kissy no dice lo mismo que yo… Yo creo que la marcha atrás con eyaculación extravaginal a la que ella alude todavía produce más insatisfacción a ambas partes que el uso del condón…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s