Cannabis: toda la verdad


El Dr Manzanares y yo en el claustro de mi Hospital

Ayer dia 11 tuvo lugar en Castellón y propiciado por el “Consorcio Hospitalario de Castellón” y su servicio de Salud mental un taller-seminario acerca de los usos y potenciales desarrollos de medicamentos relacionados con el sistema cannabinoide.

Paso a informar y detallar los hallazgos que interpreté como más importantes de la magnifica sesión que tuvimos ocasión de   escuchar de boca de uno de los investigadores españoles más importantes en esta materia: me refiero al Dr Manzanares farmacólogo de la universidad de Alicante e investigador del Instituto de Neurociencias de la misma ciudad.

En nuestro cuerpo existen receptores para el cannabis y sus moléculas activas la más conocida de las cuales es el tetrahidrocanabinol (THC), lo que no deja de ser una sorpresa puesto que los venenos de las plantas evolucionaron para protegerlas de los depredadores. Llama la atención que los animales tengamos tambien estos receptores en nuestro cuerpo del mismo modo que sucede con el opio. Sin apelar a la psicologia evolutiva nos resultaria dificil de explicar: efectivamente las plantas y los animales evolucionamos al mismo tiempo por lo que compartimos ciertos mecanismos de neurotransmisión y de defensa.

Existen al menos dos sistemas de transmisión cannabinoide, mediados por ciertos alelos quimicos del THC, el más conocido de los cuales es la anandamida:

  • El tipo 1 o CBK1 responsable de los efectos psicodislepticos del cannabis y muy bien conocido gracias al uso recreativo del mismo. Se descubrió en el testículo y más tarde en el SNC (cerebro)
  • El tipo 2 o CBK2 conocido más recientemente y que es el sistema sobre el que ayer el Dr Manzanares habló más debido a que se trata de un receptor que parece tener mucho futuro como diana a distintas drogas. Se ha evidenciado en el bazo, los linfocitos y tambien en el SNC. Al parecer este receptor se encuentra sobreexpresado en todas las lesiones del SNC, sean la gliosis del Alzheimer, los infartos cerebrales, el Parkinson con o sin psicosis, la esquizofrenia, las demencias, etc. Todo lleva a la conclusión de que los CBK2 se extienden a través de lesiones inflamatorias como si se tratara de un mecanismo natural del cuerpo para minimizar esas lesiones.

Efectos beneficiosos del cannabis.-

  • Efecto antiglaucomatoso, aunque este efecto es menor que los fármacos usualmente prescritos contra el glaucoma.
  • Efecto sobre el dolor neuropático. En este tipo de dolor su efecto es muy similar a los opioides. Está por averiguar su eficacia en la fibromialgia.
  • Efecto sobre la placa ateromatosa.
  • Efecto neuroprotector.
  • Efecto antiemético, se trata de una de las potencialidades más importantes del THC, al parecer el efecto antiemético del THC es superior a los antieméticos comercializados.Es por eso que se utiliza en los vómitos de los sujetos sometidos a  quimioterapia fumando la planta entera.
  • Efecto sobre la proliferación celular cancerosa. El cannabis ha demostrado actividad frente a glioblastomas cerebrales aunque sólo en una pequeña proporción de pacientes (un 25 % de pacientes vieron desaparecer su tumor y en otro 25 % disminuyó su tamaño).
  • Efecto sobre el apetito. Es un potente orexígeno y a diferencia del alcohol aumenta la apetencia por los dulces. El Dronabinol es el fármaco utilizado para esta indicación pero no se encuentra disponible en España.
  • Efecto antiespástico, de hecho el único medicamento a base de THC comercializado en España es el Sativex que está indicado en el tratamiento de la esclerosis múltiple a la espera de nuevas indicaciones. La espasticidad de esta clase de enfermos mejora con la administración del THC combinado con cannabidiol del que se conocen sus poderes antioxidantes.

Efectos perjudiciales del cannabis.-

Se ha discutido mucho sobre si el cannabis provoca a no dependencia y abstinencia. Los datos experimentales que ayer ofreció el Dr Manzanares apuntan en la dirección de una respuesta afirmativa a esta pregunta aunque en la clínica existan aun pocas evidencias de ello. Lo que si sabemos clínicamente es que el cannabis es una droga curiosa que es dosis-dependiente, es decir sus efectos varían en las pequeñas y las altas dosis, por ejemplo en bajas dosis es ansiolítico pero en altas dosis es ansiogénico, siendo más ansiogénica la marihuana que la resina. Naturalmente al tratarse de una sustancia ilegal es imposible saber la dosis que estamos tomando sin hablar de la via por la que penetra en nuestro organismo que suele ser aérea (fumada) lo que hace todavia mas dificil individualizar las dosis.

  • Sabemos que en personas vulnerables, el cannabis puede desencadenar una psicosis indistingible a veces de la esquizofrenia y que es comórbido con ella. Los primeros episodios psicóticos asociados a su consumo son una de las principales causas de ingreso hospitalario en población adolescente, incluso endémica de ciertos barrios. Lo que nos lleva a otra de las curiosidades de esta droga: no parece que su efecto sea el mismo dependiendo de la edad en que se consuma, es muy probable que interfiera en mecanismos de plasticidad cerebral puestos en marcha durante la maduración del cerebro.
  • El consumo agudo de cannabis y su consumo crónico tienden a establecer dos grupos diferentes de población y efectos bien distintos, tal y como conté en este post donde nuestro grupo habia descrito y replicado los hallazgos de Allen y cols en cuanto a considerar la hiperemesis cannábica como un efecto a largo plazo en consumidores crónicos. Lo curioso de este hallazgo es que mientras el efecto agudo del cannabis es antiemético en ciertos consumidores crónicos se ha descrito la hiperemesis secundaria a cannabis.
  • El sindrome amotivacional que no puede considerarse por si mismo una enfermedad ni  atribuirse solamente al consumo de cannabis. Probablemente el síndrome amotivacional es una condición psicológica de los consumidores crónicos caracterizada por falta de iniciativa, apatía, anergia y deficit de atención. Es decir sintomas cognitivos que pueden compartirse con el TDAH, la depresión e incluso con la esquizofrenia sin consumo asociado de cannabis y que puede estar representando la regulación a la baja de los receptores CBK1 y CBK2.
  • El consumo de cannabis se ha asociado a oligoespermia y esterilidad en los hombres, no hay que olvidar que el testiculo es el órgano con mayor densidad de receptores CBK1, es posible que la nicotina tenga un efecto parecido del mismo modo que sucede en la densidad del hueso.

Los investigadores del sistema cannabinérgico están involucrados en la búsqueda de nuevas dianas terapeuticas en temas como dolor, neurología, psiquiatría, inflamación y sistema inmune. Lo cierto es que las dianas que tenemos hoy parece que han dado ya de si todo lo que podian, me refiero a los antagonistas D2 (antipsicóticos), antagonistas opioides como la naltrexona o los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS). Ningun fármaco nuevo parece aportar ninguna novedad sobre sus antecesores a excepción de lo que ha venido en llamarse “psicofarmacologia cosmética” en la que la investigación parece haberse estancado buscando nuevos psicofármacos con menos efectos secundarios aun a expensas de reducir su efectividad.

Ahora que ya conocemos los efectos clinicos del THC y que sabemos que existe un sistema de neurotransmisión especifico para él estamos en condiciones de explorar nuevos medicamentos agonistas, que reproducirían los efectos beneficiosos del THC sin sus efectos psicodislépticos ni adictivos. Un fármaco asi seria en teoria un potente antiemético, efectivo en el dolor y el apetito, a la vez que un poderoso neuro-antiinflamatorio en general. Del mismo modo un antagonista podria utilizarse como antidepresivo o un fármaco para adelgazar: algo asi sucedió con el malogrado Rimonavant (Acomplia en España) hasta que se retiró cuando fue sometido a una campaña de descrédito similar a la que tuvo que hacer frente el Prozac (Fluoxetina). Como en este caso se acusó al Rimonavant de favorecer las conductas suicidas.

Pero el aspecto más prometedor de la terapia es conseguir la sobreexpresión de receptores CBK2 en el cerebro, algo que el equipo del Dr Manzanares ha conseguido en un linaje de ratones knock out (modificados genéticamente) para que sobreexpresen este gen y por tanto tengan una mayor densidad de receptores CBK2 a fin de poder estudiar sus cambios conductuales.

Lo que encontraron en estos ratones fue que tenian menos cantidad de ansiedad y depresión, eran mas resistentes al estrés crónico, no se rendían facilmente cuando eran sometidos a largas sesiones de “tortura psicológica” y no desarrollaban helplessness (desamparo) ni adicciones (no se autoadministraban drogas como sus compañeros). Dicho de otra forma parece que el sistema CBK2 es neuroprotector y protege a aquellos individuos que tienen la suerte de nacer con una alta densidad de los mismos de todas las enfermedades que se asocian al estrés (con la distancia conceptual que existe entre las ratas y las personas, claro).

Lo cierto es que hablando de los parecidos entre ratas y hombres (a las que tanto nos parecemos en nuestro cerebro) hay una cosa que hemos aprendido de ellas y es que si consiguiéramos una rata transgénica que careciera del receptor mu para los opioides no se haría adicta a nada. Al parecer el receptor mu es central en todas las adicciones incluyendo al alcohol, lo cierto es que existe una relación intensa entre los CBK2 y el sistema opioide como existe tambien una fuerte relación con el sistema dopaminérgico, el sistema de la recompensa, el placer y la motivación. Seguramente el sistema CBK2 modula el resto de sistemas, lo que viene a señalar en la dirección de que quizá este camino indirecto podria ser una buena estrategia para abordar y sintetizar nuevos medicamentos para la esquizofrenia.

Ayer mientras oía la conferencia del Dr Manzanares recordé a Arthur Koestler cuando decia que la humanidad precisa sobre todo un fármaco antiterritorial. De existir potencialmente ese fármaco es obvio que está aqui en el sistema CBK2. La razón de esta suposición es que las personas “bien dotadas” de un sistema CBK2 pueden eludir el mandato esencial de nuestra especie que es éste: “te regularás con arreglo al medio ambiente”, un mandato muy adaptativo pero poco trascendente. Significa que nuestro cerebro depende de los estimulos ambientales para regularse al alza o a la baja segun necesidades, los que poseen un CBK2 son los que “irian sobrados” y sólo dependerían de sí mismos o de sus retos, resistiendo sin pestañear cualquier adversidad, al menos esas adversidades que conocemos con el nombre de “vulnerabilidad biológica” y que hace enfermar a la mayor parte de la población con bajas densidades de CBK2.

Una nota liminar.-

Aunque el motivo del taller de ayer no era reivindicar el uso recreativo de esa droga o proponer una revisión sobre la clandestinidad de su uso, es honesto decir en honor al titulo de este seminario que el cannabis es una droga mucho menos peligrosa que el alcohol o el propio tabaco y que entre su química encontraremos en el futuro poderosos aliados terapeuticos  con o sin el efecto psicodisleptico que al parecer es el demonio con el que ningún fabricante quiere encontrarse de cara quizá por aquello de que las marcas comerciales se ensucian cuando son asociadas con las drogas ilegales.

Por otra parte creo que es inutil decir que el consumo crónico de cannabis no garantiza una buena dotación de receptores CBK, sino que lo que es de esperar es la consumición de los mismos, es decir su regulación a la baja por una via indirecta (primero al alza y después a la baja), por la misma razón que los consumidores de opiáceos ven disminuir sus receptores endorfinicos cuando su consumo se ha hecho crónico.

Anuncios

31 pensamientos en “Cannabis: toda la verdad

  1. Para no repetir lo que quien más quien menos sabíamos ya, permítame decir que me ha gustado el apunte sobre el mandato 🙂
    Felicidades para todos los investigadores que van en pos de la verdad, esté donde esté, y mis aplausos por organizar ese taller
    🙂

  2. eso de que es mucho menos peligrosa que el alcohol y que el propio tabaco..
    Siempre bajo tu punto de vista.. porque de cientifico tiene poco

    • Es algo objetivo y es simplemente ridículo sostener lo contrario. Basta con comparar porcentajes de morbilidad y mortalidad de unas y otras sustancias. Pero una cosa está clara: no se podrá investigar imparcialmente el cannabis hasta que desaparezca su prohibición, algo que está más cerca cada día que pasa. Hoy por hoy, hay demasiados mercenarios alistados en la causa antidroga en detrimento de la ciencia

  3. Aun más pretencioso me parece el título del artículo. Deduzco por tu artículo que de vez en cuando te fumas un porrete y sesgas la información. Un saludo

    • Más sesgan la información los que hablan de los efectos del cannabis por lo que han leído en los manuales antidroga, redactados por sicarios analfabetos

  4. Paco, tú que eres un Homeópata de pura cepa, tienes que añadir las materias médicas de Cannabis Indica y Sativa, medicamentos homeopáticos sumamente interesantes…
    Estás de acuerdo?
    Pero igualmente magistral el aporte, muchas gracias!

  5. Yo tuve un Brote Psicótico por estrés. Tenía mucho estrés.
    Puede ser que ahora no me vuelva a dar nunca más pues no tengo estrés? ¿Puede ser que si fumo una vez al mes me desarrolle otro Brote Psicótico, o que no lo haga, como se puede saber eso?

    • Analiza tu rutina, el como te conectas con los demás cuando tienes esa actitud, cuestionate como se desarrolla tu enfermedad al estar bajo los efectos del psicotropico y al no estarlo, registra tus observaciones y teorías por mas erróneas que te parezcan, pero mínimo ya tendrás un panorama de tu situación meramente habitual originada por el desarrollo en tu entorno social, la planta no tiene nada que ver.

  6. A mi me parece muy interesante el trabajo. Mi entrenamiento en adicciones no es vasto y agradezco el artículo. Personalmente me ilustró mucho. Gracias Paco

    Ety

  7. ‘Ayer mientras oía la conferencia del Dr Manzanares recordé a Arthur Koestler cuando decia que la humanidad precisa sobre todo un fármaco antiterritorial.’
    Deseando estoy que lo saquen os lo toméis y renuncieis al territorio que habeis meado (a ver si privatizan la SSocial q salis caros..) consejos vendo pero para mi no tengo

  8. Sanidad autoriza la financiación pública del 1º medicamento derivado del cánnabis. Se trata de Sativex, aprobado en julio del pasado año, comercializado por Almirall e indicado para el tratamiento de la espasticidad de la esclerosis múltiple.

    ALCOHOLISMO.
    El consumo de alcohol causa más muertes que el sida o la tuberculosis.
    Cada año fallecen 2,5 millones de personas en todo el mundo por causas relacionadas con el consumo de esta sustancia, según alerta la OMS.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de que cada año mueren en todo el mundo aproximadamente unos 2,5 millones de personas por causas relacionadas con el consumo de alcohol, una cifra de fallecimientos mayor que la que provocan algunas enfermedades, como el sida y la tuberculosis, o la violencia ciudadana.
    Según un informe presentado este viernes por el organismo de Naciones Unidas, el consumo de alcohol causa el 4% de las muertes a nivel mundial, ya que es un factor causal de hasta 60 enfermedades y trastornos, como cirrosis hepática, epilepsia o varios tipos de cáncer, como el colorrectal, mama, laringe e hígado.
    Además, esta vinculación con algunas enfermedades se va conociendo poco a poco ya que, como explica a Reuters el responsable de la Unidad de Abuso de Sustancias de la OMS, Vladimir Poznyak, que ha coordinado el informe, “hace seis o siete años no existía evidencia sobre la relación causal entre el consumo de alcohol y el cáncer de mama y ahora sí”.
    En muchos países desarrollados, este consumo se ha convertido desde hace años en un “problema de salud pública” mientras que, en otros lugares de África y Asia, como Sudáfrica o La India, el crecimiento económico ha ido acompañado de un aumento del número de bebedores. En otros estados, como Rusia y el resto de antiguas repúblicas de la URSS, una de cada cinco muertes está relacionada con el alcohol, registrando las tasas más altas de mortalidad por esta causa.
    De este modo, los países donde el alcohol provoca más comportamientos de riesgo son, además de Rusia, Brasil, Kazajstan, México, Sudáfrica y Ucrania. En términos generales, “alrededor del 11% de los bebedores ha tenido algún atracón por semana”, siendo más común en hombres.
    Políticas “frágiles” contra el alcoholismo
    Pese a ello, denuncia la OMS, “las políticas para contra el alcoholismo siguen siendo frágiles y no figuran entre las prioridades de los Gobiernos regionales”, pese a que favorece la aparición de otros problemas como los accidentes de tráfico, los comportamientos violentos, el maltrato infantil o el absentismo laboral. Además, este consumo es “más perjudicial” para los grupos más jóvenes y en los hombres, cuyo consumo de riesgo “es mucho más alto que el de las mujeres en todos los países”.
    Según la OMS, beber moderadamente puede tener un efecto beneficioso para algunas dolencias, como la enfermedad cardíaca y los accidentes cerebrovasculares, si bien “su efecto protector para el corazón desaparece con una ingesta excesiva”.
    Algunas propuestas para frenar su consumo, especialmente entre los grupos más jóvenes, es elevar los impuestos, apunta el informe, así como limitar la edad para comprar y consumir alcohol o reducir los niveles de alcoholemia en los conductores. El problema, según concluye, es que “todavía no haya muchos países que usen éstas u otras políticas efectivas para prevenir las muertes, las enfermedades y las lesiones atribuibles al consumo de alcohol”.

    Jano.

  9. Seguramente tiene un efecto parecido a las benzodiacepinas que como sabes son los farmacos más amnésicos (y muy usadas en medicina). Al parecer hay una conexión entre si sistema CBK1 y el sistema GABA, es por eso que el cannabis puede resultar en ciertas dosis ansiogénico y en otras ansiolitico..

  10. El consumo de cannabis a largo plazo aumenta el riesgo de psicosis en jóvenes.
    Un estudio relaciona el uso de cannabis o marihuana durante un período largo con la propensión a presentar síntomas psicóticos.
    El consumo de cannabis a largo plazo aumenta el riesgo de psicosis en jóvenes, según sugiere un estudio del Instituto Cerebral de la Universidad de Queensland, en Australia, que se publica en la revista Archives of Psychiatry. La investigación muestra que los adultos jóvenes que han utilizado cannabis o marihuana durante un periodo largo de tiempo parecen más propensos a tener alucinaciones o ilusiones o a reunir los criterios de psicosis.
    Los científicos, dirigidos por John McGrath, estudiaron a 3.081 jóvenes adultos nacidos entre 1981 y 1984. Cuando los participantes tenían una media de 20,1 años, se les preguntó sobre su consumo de cannabis en los recientes años y fueron evaluados siguiendo varias medidas sobre síntomas psicóticos como entrevistas diagnósticas, un inventario sobre ilusiones y aspectos que identificaban la presencia de alucinaciones.
    El 17,7% de los participantes decían haber consumido cannabis durante tres o menos años, el 16,2% de ellos entre cuatro a cinco años y el 14,3% durante seis o más años. En total, 65 participantes del estudio recibieron un diagnóstico de ‘psicosis no afectiva’, como esquizofrenia, y 233 tuvieron menos de un aspecto positivo sobre alucinaciones en la entrevista de diagnóstico.
    Entre todos los participantes, una duración más larga desde la primera vez que consumieron cannabis se asoció con múltiples aspectos asociados a la psicosis. Los resultados mostraron que en comparación con aquellos que nunca habían tomado cannabis, los adultos jóvenes que habían comenzado a consumirlo hacía seis o más años eran dos veces más propensos a desarrollar psicosis no afectiva y cuatro veces más propensos a tener puntuaciones más altas en las medidas de ilusiones.
    Según los investigadores, existía una relación de ‘dosis-respuesta’ entre las variables de interés: a mayor tiempo desde el primer consumo de cannabis, mayor era el riesgo de síntomas asociados a la psicosis.
    Además, los autores examinaron la asociación entre el consumo de cannabis y los síntomas psicóticos entre un subgrupo de 228 parejas de hermanos. La asociación persistió en este subgrupo, reduciendo la probabilidad de que la asociación se debiera a influencias compartidas genéticas y/o ambientales no medidas.
    Según señalan los investigadores, la naturaleza de la relación entre psicosis y consumo de cannabis no es simple. Los individuos que habían experimentado alucinaciones tempranas en la vida eran más propensos a haber consumido cannabis más tiempo y a consumirlo de forma más frecuente.
    Para los autores, esto demuestra la complejidad de la relación: aquellos individuos vulnerables ante la psicosis eran más propensos a comenzar el consumo de cannabis, lo que podría posteriormente contribuir a un mayor riesgo de conversión a un trastorno psicótico no afectivo.

  11. La cuestión no pasa por lo que provoca el cannabis, sino por quien lo consume y porque…lo mismo podríamos decir del cigarrillo o del alcohol o cualquier psicofármaco, que se busca con el consumo, cual sería el paliativo para esa personalidad bloqueada en un momento determinado de su vida.
    Tal vez por ver el arbol, no vemos su “sombra”…

  12. Lo dicho, maestro, hablar de estos temas es tabú.

    Yo conozco personas perfectamente normales que toman habitualmente, y lo llevan haciendo un montón de años, cannabis en toda su variopinta gama cromática. No sé por qué no se puede uno acercar a comprender las cosas, de forma sincera y a partir del conocimiento, sean estas cosas como quiera que se llamen.

    Si alguna vez han visitado la zona del Magreb, donde el alcohol abiertamente está prohibido, verían la “naturalidad” con que las personas de todas las edades y rangos consumen hachís. Y no creo que se trate de sociedades “enfermas” o “descarriadas”. Al menos, no más que otras.

    Yo sí reconocería el valor terapeútico mencinado sobre los dolores neuropáticos, primos hermanos de las fobias, a mi corto entender, y aunténticos infiernos para los que los padecemos. Pero, en mi caso, es una vía no saludable porque el hachís me da psicosis, vulgarmente llamado caso de “comerse el tarro”.

    Un saludo.

  13. El principal e indiscutible efecto beneficioso del cannabis es el placer que produce, razón principal para su uso por parte de millones de personas entre las que me encuentro. Es una pena que la medicina no lo tome en cuenta.

    Uno ha experimentado en contadas ocasiones lo que se ha dado en llamar psicosis cannábica, que no es otra cosa que el efecto de una sobredosis y puede ser muy desagradable, pero han sido rarísimas las veces que me ha ocurrido e incontables las que mi consumo ha producido el efecto buscado, así que el balance placeres/riesgos es abrumadoramente favorable a los primeros, y no sólo en mi caso, sino en el de la inmensa mayoría de usuarios. Por lo demás, un estudio británico de reciente publicación calculó que para evitar episodios de psicosis en 4 consumidores de cada cien habría que prohibirlo a los 96 restantes, cosa que me parece un abuso -más que nada porque prohibir algo nunca ha sido sinónimo de impedir su uso, como ingenuamente parecen creer demasiados médicos-, y si aplicáramos esta táctica de matar moscas a cañonazos al alcohol, estaríamos en la situación de los emiratos árabes, cosa que seguramente haría feliz al tontolaba provocador que firma como Alejandro Forever y a unos pocos más de su ignorante cuerda, pero a nadie más.

    Por lo demás, me pasma el silencio de la profesión médica ante la contumaz inclusión del cannabis en la Lista I de Naciones Unidas, algo que no impide su uso y su abuso por parte de la población -incluidos menores de edad- , pero sí su investigación terapéutica. Si los facultativos dedicaran la mitad del tiempo a esta cuestión en lugar de propalar mitos e infundios salidos del todopoderoso NIDA, todos saldríamos ganando.

  14. Yo tengo sindrome de Asperger y soy consumidor cronico de cannabis desde hace 17 años.
    Cuando comenze a porrunizar aun no sabia lo del Asperger,…. pero poco a poco fui dandome cuenta de que si porrunizaba, de alguna forma, me volvia mas social, aunque no me colocaba en absoluto ( ni lo sigue haciendo). El efecto que el cannabis me hace a mi es completamente distinto del efecto que he podido observar les hace a todos mis amigos ( que tb consumen cannabis) mientras ellos acaban colocados, yo puedo seguir y seguir aumentado la dosis sin ningun tipo de colocon. Sin embargo, gracias al cannabis he podido desenvolverme con naturalidad en entornos sociales. Tampoco me produce ningun tipo de sindrome de abstinencia. Y en mi familia hay mas afectados por el Asperger que, casualmente, tb han acabado consumiendo cannabis de forma cronica, y que viven su consumo de una forma muy similar a la mia; es decir: sin colocon.

    saludos

  15. Hola.
    Tengo 48 años y fume porros desde los 16 a los 40 siendo el culmen la edad de 20 a 22 y he dejado de fumar habitualmente a la edad de 35 años. Como se describe del correlato estuve 5 años fumando esporadicamente.
    Deje de fumar por que no me sentaba bien, no me producia placer sino desasosiego.
    No tuve que acudir a terápia alguna ni pedir consejo, no era un adicto al uso como vemos en los yonkis o los alcoholicos.
    Soy abogado penalista y todavía no conozco a ningún adicto a la marihuana que halla delinquido por estar fumados (otra cosa es lo que se cuente en los juzgados para rebajar la pena) y sí mucho borracho que hasta comete delitos de sangre.

    Es una droga socialmente inocua. Centremos la atención en el alcohol.

    Un saludo

  16. Me he tratado de informar sobre ambos puntos de vista (pro cannabis y contra cannabis), y la verdad es que no logró entender cómo alguna gente desea legalizar su consumo. Somos humanos, y tenemos libre albedrío, pero no puedo creer que haya gente que sepa que el alcohol es una droga legal y ocasiona tantos problemas a las sociedades, ¿no creen que sería mucho agregar otra droga más? Todos ustedes hablan de que no es adictiva y que no es dañina, y yo digo: todo con el tiempo e intensidad es dañino de una u otra forma. Si bien tiene propiedades positivas, también tiene negativas, y las positivas a ciencia cierta no se han podido desarrollar de una manera que no sea sólo con “fumarse”. Así que bueno, para todos los consumidores de cannabis: Si se sienten bien con insertar otra “posible” droga a la sociedad, adelante, siempre serán una minoría. 🙂

    • Lo que yo no entiendo es por qué existen sádicos que extraen su placer de negár los suyos a los demás. Esa sí que es una enfermedad digna de estudio

    • Sí, todo en exceso es malo y TODOS sabemos eso. Pero aquí nadie está hablando de adicciones, que en este punto llamaríamos “exceso”. No conozco una sola persona aún que sea adicta al cannabis, ni que haya cometido algún crimen o que haya tenido problemas de salud por consumirla. Si ves el artículo con detenimiento, te darás cuenta que las propiedades positivas tienen más peso que las negativas, porque éstas son netamente subjetivas y depende de la persona, porque no todos los cuerpos reaccionan de la misma manera. Te invito a que te informes y leas más acerca del tema, porque por lo visto no tienes mucho conocimiento al respecto. Para hablar, es necesario tener bases.

  17. que interesante lo que acabo de leer, creo que de este tipo de artículos e investigaciones son los que la gente burda debería leer y releer, puedo que en la sociedad actual esta planta medicinal se haya vuelto tan dependiente de mentes jóvenes que su uso se vea como ilegal, tabú, adicción, mas o menos una necesidad fisiológica… pero eso para mi es lo interesante, y me a tergiversado de manera positiva el concepto que tenia hacia esta planta . E decido comenzar ya sea estudiar Botánica , biología, o bioquímica y enfocarme en el estudio del cannabis en general, encontrar las beneficios tanto físicos,psicológicos y psiquiátricos, poder denotar con mucha información que lo que proviene de la pachamama o madre tierra, no puede ser nocivo, nocivo aquellas drogas creadas por el hombre, sintéticas, que vuelven sintética el alma y al cuerpo dependiente de ellas. Gracias por el articulo una investigación sabia y muy completa. (apoyo 100%la legalización de esta planta maravillosa en Colombia)

  18. El cannabis (uy, que me pongo científica, jeje): Hablemos, directamente, de sus efectos físicos y a grandes rasgos sobre el resto de sus efectos. El cannabis ni te hace un psicópata, ni un esquizofrénico ni tampoco un paranoide. Todos somos diferentes, es la personalidad e identidad de uno mismo lo que sale a la luz cada día, seamos fumadores o no. Si hay que atizar al hecho de que “fumar es malo” que así sea, pues ahí a nadie le faltaría razón. La combustión y el humo que genera todo lo que se fume no es un agente precisamente bueno para el organismo, el humo es un ácido y se ha demostrado que dicha agresión al organismo con ácido está detrás de la aparición de tumores. Lo contrario es una exposición a agentes alcalinos, mucho más sanos para el ser humano, demostrado al 100% por la ciencia.

    Evidentemente la salud no es lo primero para según qué clase de Compañías porque ésta rivaliza claramente con algunos negocios (por compañía entiéndase cualquier grupo de altas esferas de todo ámbito, sea político, empresarial…); Tabacalera por ejemplo. Han vendido millones de toneladas de humo ácido, se sigue haciendo, a casi 5 euros la cajetilla en España. Habiendo dejado claro que el humo es malo y cancerígeno, ya sea de neumáticos quemados, un incendio doméstico, tabaco, marihuana o zarzaparrilla, pasaré a hablar de otros efectos del Cannabis. ¿Por qué sobre el tabaco y sobre el cannabis se extienden “mitos” y dudas? Pues porque no a todo el mundo le provoca una misma sintomatología postconsumo. El tabaco, objetivamente, contiene droga.

    Fumar cigarrillos y marihuana puede contribuír tanto a engordar como al adelgazamiento. ¿Por qué? Si una persona es sedentaria (ojo, he dicho sedentaria, no fumadora), come entre horas para la ansiedad, no hace nunca ejercicio como caminar a diario (lo mejor que existe) y de repente se pone a fumar tened por seguro que adelgazar lo que se dice aldegazar pues no, más bien sus arterias tendrán cada vez más exceso de colesterol, azúcares, etc y engordará más. Su circulación sanguínea empeorará, etc. La otra cara de la moneda: Si una persona es activa, camina a diario y come poco seguramente si empieza a fumar seguirá adelgazando algo más. Como véis, está demostrado que la persona que está detrás del consumo de algunas drogas tiene más importancia que todos los efectos juntos de varias drogas. ¿Le recomendaríais fumar a un obeso?

    ¿Le recomendaríais fumar a un anoréxico? Yo no. Las personas con problemas de salud no deben exponerse al humo inhalado, bajo ningún concepto y/o modo. Hay que decir que aunque fumar empeore la salud tanto de obesos como de anoréxicos (unos con excesos en sangre, otros con carencias), objetivamente el acto de fumar quema muchas calorías. La marihuana especialmente quema muchísimas calorías, es decir, energía. Abusar de su consumo fumándola es potencialmente peligroso, pues si uno no controla lo que come tras consumir, puede acabar padeciendo malnutrición por no recuperar lo suficiente (gente que fuma mucho). No olvidemos que si quemamos todas las calorías y no las reemplazamos nuestra sangre sufrirá las consecuencias primero, nuestro cuerpo después.

    Fumar quema calorías, ésto es así, está probado desde hace muchísimos años. Su composición, la del humo, es un conjunto de agentes tóxicos que agreden nuestro organismo. Ésto está en los libros señores, en los manuales, no en la medicina de hoy la cuál mantiene bastante desinformado al consumidor. Cualquier bombero sabe que inhalar humo es malo, potencialmente mortal si se hace de manera continuada en un espacio donde éste se acumule, pero sin embargo no todo ciudadano de a pie conoce bien lo que hace el humo en su organismo. Habrá que preguntarse, ¿por qué ésto es así? Muy sencillo: Si te dicen que te estás suicidando al inhalar el humo de un Marlboro, directamente no volverías a comprar una cajetilla. Aquí tenemos la mayor prueba para demostrar con argumentos que el dinero está por encima de la salud en nuestra decadente sociedad moderna (qué risa) occidental.

    Lo digo así de claro: Fumar adelgaza, sea cannabis o tabaco, o ambas cosas juntas, pero sólo en personas activas, que hacen ejercicio y comen menos que la media. Los obesos si fuman seguirán igual. El humo es malo para todos, pero no todos somos iguales. Esa agresión al organismo quema una gran cantidad de calorías, las cuáles deben ser correctamente reemplazadas si uno no quiere ir por ahí como un zombie. Si ya de por sí el cuerpo necesita calorías, imaginad las que necesita si contínuamente se le agrede con humo. Partiendo de una base que dice que el humo SÍ es malo, cada cuál sabrá lo que hace con su cuerpo cuando se fuma un porro, un cigarro ó 30 al día de cada cosa. Pero las conclusiones son claras: Fumar quema calorías. El resto, lo de las enfermedades o males mentales que pueda provocar el cannabis, me parece más bien pura especulación SIN FUNDAMENTO alguno. El cannabis es un atajo para muchos médicos y agentes sociales (que pueden ser más paletos que mucha gente) que no encuentran las respuestas a todos los misterios del cerebro humano, que no se acercan a los problemas de forma honesta, para conseguir pruebas empíricas. Especulación, desinformación, desconocimiento… todo suma a la hora de culpar al cannabis, al alcohol y a cualquier otra cosa ajena a la persona de los problemas surgidos. Mientras no encuentren la cura para tantas y tantas cosas, seguirán así. Los medios, parte del colectivo médico y científico y las empresas. Es un bucle de palos de ciego.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s