Eneagramas, eneatipos y Claudio Naranjo


Conócete a ti mismo

Inscripción del oráculo de Delfos

Hace algunos años leí el libro de Claudio Naranjo “Carácter y neurosis” y recientemente he vuelto a releerlo por cuestiones que no vienen al caso. Lo cierto es que el libro que fue escrito en el año 1994 y que lleva como subtitulo una decidida intención “Una visión integradora”de la personalidad. Efectivamente Naranjo pretende en este libro poner al dia ciertas cuestiones derivadas del eneagrama a fin de hacerlas corresponder con la psicologia cientifica del siglo XX. Integrar conocimientos diversos procedentes de múltiples campos humanísticos y poner en marcha una herramienta de uso psicológico.

El eneagrama es una formación geométrica muy antigua que es un circulo (la eternidad) en cuyo interior hay inscrito un triángulo, una estrella de cinco puntas, nueve vértices y un numero de poligonos irregulares y regulares en sus intersecciones, lo que llama la atención de este mándala es la convivencia entre elementos lineales, no lineales y periodicos. El eneagrama es pues un arquetipo que fue rescatado por un mistico sufí llamado George Gurdieff para aplicarlo a la mentalidad occidental en su búsqueda “de la verdad”, posteriormente otros investigadores lo usaron para mejorar sus técnicas psicoterapéuticas como Daniel Ichazo  aunque su puesta al dia moderna le corresponde al propio Naranjo.

Y no podemos en este momento negar que las clasificaciones destinadas a esquematizar lo humano son tan antiguas como la humanidad y que siempre parece que estas intentonas acaban en fracaso o en la confusión de lenguas, asi para algunos habrian 9 caracteres, para otros 3, para otros 5 y para otros 12, efectivamente hay algo que se nos escurre entre los dedos a la hora de clasificar lo humano, sucede con la patología y sucede aun más con la normalidad.

La historia de la psicología es la historia de las clasificaciones de la personalidad que intentan atrapar lo humano y hacerlo asi predecible y comprobable: Reich, Abraham, Jung y Fenichel desde el psicoanálisis, Sheldon, Eysenck o Cattell desde el conductismo, los propios DSM o CIE desde los consensos internacionales y un sin fin de investigadores han tratado de hacer una nosografia, una mapa de los mecanismos mentales involucrados en lo psíquico con mayor o peor suerte tanto en la normalidad como en la patología sin que aun nos hayamos puesto de acuerdo sobre lo fundamental: ¿existe realmente la normalidad? ¿Es la patología una forma de degradación de los mecanismos mentales comunes?¿O por el contrario, normalidad y patologia son cosas distintas?

Lo cierto es que resulta más fácil clasificar los fenómenos patológicos que los normales quizá porque las personas normales todas se parecen entre si, mientras que es en la psicopatologia donde podemos encontrarnos con la singularidad.

Tal y como decia Shakespeare:

“Un átomo de impureza corrompe la más noble sustancia, rebajándola al nivel de su propia degradación”.

Es posible afirmar que el mundo cientifico de las ciencias de la personalidad se encuentra hoy dividido entre los que seguidores de Shakespeare y los que se encuentran en la acera de enfrente, es decir entre los que piensan que entre la normalidad y la patologia existe una discontinuidad conceptual.

Naranjo propone una integración de saberes, los propios esotéricos que proceden de la misma tradición del eneagrama lo complementa con la tradición psicoanalítica y trata de integrar incluso las “personalidades homeopáticas ” (que no son propiamente personalidades sino patogenesias) haciéndolas coincidir con los constructos mejor conocidos por psicólogos y psiquiatras. Se trata de un esfuerzo considerable y que sin embargo deja al lector más confundido de lo que estaba al comenzar el libro.

El origen de esta confusión en mi opinión procede del hecho siguiente:

La complejidad no se puede esquematizar, hay algo en el ser humano que se muestra díscolo y rebelde con las clasificaciones. Y otra conclusión ciertamente penosa: es muy posible que los distintos sistemas de conocimiento de lo humano no puedan integrarse entre sí, sin perder, a su vez, su propia carta de naturaleza.

Lo que solemos hacer cuando mapeamos la personalidad es que ciertas cuestiones se revelan ciertamente lineales, pero otras se muestran ciertamente confusas, redundantes o contradictorias.

Los eneatipos descritos por Naranjo (9 tipos) se encuentran descritos en esta web y no voy a repetirlos sino para decir que en una primera lectura tienen suficiente base empírica, es decir son reconocibles por cualquier persona con cierta formación psicológica. El problema procede del hecho de que los eneatipos fueron construidos y pensados para el auto-diagnóstico, es decir no tanto para ser usados profesionalmente para el diagnostico, los profesionales ya conocen los distintos mecanismos mentales involucrados en cada una de estas personalidades presididas por una pasión (una motivación) y una fijación (una forma de entender el placer). Los eneatipos más que nichos nosográficos son pues síimbolos donde cada cual ha de buscarse a sí mismo como una forma de saber algo sobre sí.

Y entonces volvemos al principio de este post. Efectivamente, conocerse a uno mismo es la mejor forma de mantener y promocionar la salud mental y optimizar los rendimientos  de cada cual segun su propia orientación.

Pero este asunto de conocerse a uno mismo tiene muchas dificultades. la primera dificultad es el autoengaño, la segunda la falta de vocación introspectiva (tipica del tipo IX) y la tercera el goce adherido a las propias fijaciones o al desarrollo personal de cada pasión.La cuarta es nuestra adherencia a la máscara, es decir a aquello que creemos ser o aparentamos (tipo III) y no tanto a lo que realmente somos. Por ultimo no existe posibilidad alguna de llegar a un conocimiento de sí mismo sin la ayuda especular de otro. No existe conocimiento acerca de uno mismo de forma aislada del contexto y mucho menos del Tu.

Conocerse uno mismo implica a un testigo, un guia, un maestro o un terapeuta.

Trate usted de identificar su propia pasión en este esquema del propio Naranjo donde cada vértice tiene inscrita su pasión particular. ¿Cual es la suya?

Naturalmente existen pasiones mas deseables que otras, ¿quien estará dispuesto a admitir que la suya es la envidia (tipo IV) o la vanidad (tipo III)? Ciertas pasiones son más deseables que otras y para aceptar la pasión central de cada cual es necesaria cierta dosis de honestidad intelectual.

El propio Naranjo afirma en su libro que los eneatipos no son una clasificación sino un método de autoconocimiento. Soy de la misma opinión: los eneatipos son símbolos donde proyectarse como sucede en la astrologia o en el tarot, no sirven para predecir en el sentido científico sino para transformar. Se trata pues de un método de autoconocimiento mas que una sistema clasificatorio sobre los seres humanos.

Pero si es un método de autocococimiento entonces habremos de concluir que no se puede transmitir pues ninguna experiencia individual puede transmitirse, es decir se trata de un camino (el cuarto camino de Gurdieff) que se recorre como un metodo de iniciación.

Lo realmente contradictorio del conocimiento humano es que sólo puede ser trasmitido aquello que es demostrable, mientras que las singularidades parecen resistirse a su enseñanza. El camino que recorrió cada cual para llegar donde llegó es algo que queda por afuera de las posibilidades humanas de transmisión.

Si tienen ustedes hijos, alumnos, pacientes o simplemente personas a su cargo ya saben a qué me refiero.

Lo cual es lo mismo que decir que una psicología que no de cuenta de este hecho incierto que podriamos llamar espiritual es una psicologia coja, cientifica si, pero tan cientifica que corre el riesgo de no servir para nada al estar divorciada de la esencia de lo humano: la impredictibilidad y la discontinuidad de los fenómenos  de la mente.

20 pensamientos en “Eneagramas, eneatipos y Claudio Naranjo

  1. Me encantó este post en particular Maestro Francisco , espero que algún día pueda leer otro post referente a instrumentos iniciáticos como el Tarot : )

  2. “Tras conocerse a sí mismo, nadie puede seguir siendo el mismo” (Thomas Mann)
    Excelente libro y excelente su introducción al tema, maestro Carmesí. Esperamos que siga más adelante con él.

  3. “Lo realmente contradictorio del conocimiento humano es que sólo puede ser trasmitido aquello que es demostrable, mientras que las singularidades parecen resistirse a su enseñanza. El camino que recorrió cada cual para llegar donde llegó es algo que queda por afuera de las posibilidades humanas de transmisión.”

    Creo que la dificultad de transmisión es responsabilidad compartida de los diferentes agentes de la comunicación. Cierto que es muy difícil explicar un camino que incluye, digamos, unos cuantos delirios, a una persona que, por ejemplo, te mira con suspicacia al saber que no estás medicada, y sin embargo, tienes una apariencia “normal” . No saben si eres peligrosa, les estás mintiendo o todo a la vez. Lo primero que se resiente al admitir ciertos “síntomas” es la credibilidad, como si haber delirado (que siempre es un proceso temporal con principio y fin) fuese sinónimo de vivir continuamente una fantasía, o ser mentirosa compulsiva de forma global.
    Sin embargo, hay excepciones a esta ceguera. Muchas. Cada vez más.

    Qué hippy estás últimamente. Saludos

  4. Buena reflexión. A los médicos nos encantan las clasificaciones y tipificaciones, las etiquetas, la fenomenología.
    Sin embargo el ser humano sigue teniendo algo de misterio, de inconmensurable, de incomprensible.
    Quizá por ello la esfera espiritual no se contempla en la relación clínica (salvo excepciones), nos da miedo, no estamos acostumbrados a vogar en esos mares.

    Tomo nota de la última frase y la comparto con mis pacientes si no hay inconveniente.

    http://doctorcasado.blogspot.com/2010/08/la-cojera-del-modelo-bio-psico-social.html

    Un cordial saludo.

  5. Fué por eso por lo que dejaste de practicar psicoanálisis con tus pacientes, por que dejaba olvidada la esfera espiritual?Parecería entonces que la gestalt está más cerca de ella y creo que Claudio Naranjo es uno de sus maestros. Sin embargo, también ves cojas sus propuestas, o, quizás sólo te refieras a este libro y no a su pensamiento. Un médico de mi ciudad me contó que él había sido admirador de Naranjo hasta que en una reunión acabó proporcionando ayahuasca a su público lo cual de ser verdad es una barbaridad. No sé si es cierto así que no le voy a dar más importancia.Seguro que si es tan admirado será por algo o, ¿tal vez buscamos gurús de la nueva era?
    Un saludo. Parece que me leas el pensamiento al escribir los post porque leí algo del eneagrama y me dejó dudando acerca de la intención del libro que parecía muy reduccionista.

  6. Pues piensa en el proximo a ver 🙂
    Para mi la clave de todo esto está en la siguiente pregunta ¿Usted trata enfermos mentales o gente común?
    Depnde el publico de cada cual claro, el mio ha sido siempre los pacientes psiquiatricos, ese es mi sesgo.

  7. Je,je,…me pillaste. Pero me gustaría que hablases más sobre la neurosis histérica que decías que parecía desterrada y hace poco leí un post tuyo que me gustó mucho sobre la parálisis de los brazos de esa estudiante que no quería examinarse.Con ella el psicoanálisis si sería adecuado.Quiero decir que a urgencias psiquiátricas también acude la gente común como el caso que citaste, aunque en ese momento requiera una atención inmediata y no de largo recorrido.

  8. Creo que Naranjo efectivamente abarca mucho y aclara quizás menos de lo que podría, aunque me parece que esta interconexión entre saberes pretende más legitimar el eneagrama que concluir que todos concluyen igual (y hay que reconocer que Naranjo tiene una autoridad que en general no existe en otros autores sobre el tema, tristemente frivolizado por la autoayuda más simplona). Lo que es más interesante del eneagrama sin embargo creo que es precisamente lo que en otras clasificaciones del carácter (a lo DSM o a lo psicométrico 9 está ausente: se busca el sentido, el significado, el móvil; las superficies de una misma esencia pueden ser ambigüas, confusas, contradictorias, pero debajo hay una dirección esencial que es el contexto en el cual comprender la conducta. Diría que la pretendida clasificación es más una excusa que un fin.
    Por otro lado, sólo desde el autoconocimiento (o desde la conciencia) es como se puede lograr la transformación (o mejor digamos el crecimiento-evolución) del carácter (ni química ni pautas conductistas suelen alcanzar, si no es de rebote); desde luego, mejor con un (buen) espejo, supongo.
    Incluso si se queda corto, el intento es dignísimo y el atrevimiento que supone es ciertamente más inspirador que reduccionista si uno logra no ser demasiado literal.

  9. Las clasificaciones son mapas de carretera que no representan nada más que una imagen simbolizada de una realidad que perseguimos: un pueblo, un lago o un país. Son instrumentales.

    Otra cosa es el humano en sus diferentes situaciones vitales. Estas pueden o no generalizarse, depende de nuestro interés por algo concreto.

    A mi, por ejemplo, la que más me gusta es la generalización del anonimato.

  10. No entiendo bien la crítica que se da en este articulo al trabajo de Claudio. Ni entiendo muy bien los argumentos.
    A mi me parece el trabajo más importante sobre la personalidad que se ha podido escribir.
    Sí es un manual que pueden usar los profesionales ya que con unas cuantas preguntas se puede saber mucho sobre una persona.
    Los intentos de hacer clasificaciones son muy antiguos si, y no por ello equivocados. Tan sólo es que cada vez se va sabiendo más.
    Carácter y neurosis no pretende ser un libro reduccionista, el mismo autor sostiene que sólo es una introducción al autoconocimiento, aunque yo no creo que el ser humano sea tan impredecible. Todos vamos teniendo más o menos los mismos problemas a lo largo de la vida y lo que nos diferencia en gran medida es la forma de “solucionarlos”. Resumiendo, que es un trabajo soberbio con el que las personas nos podemos conocer mucho mejor y por lo tanto mejorar mucho en varios aspectos.

  11. El propio Naranjo afirma en su libro que los eneatipos no son una clasificación sino un método de autoconocimiento. Soy de la misma opinión: los eneatipos son símbolos donde proyectarse como sucede en la astrologia o en el tarot, no sirven para predecir en el sentido científico sino para transformar. Se trata pues de un método de autoconocimiento mas que una sistema clasificatorio sobre los seres humanos.

  12. ¿Qué significa exactamente predecir en el sentido científico?¿quieres decir predecir el comportamiento de una persona en una determinada situación?. Si es así creo que sirve y de mucho en la medida en que la persona no conozca bien los condicionamientos a los que está sometida. Y por si fuera poco está la Morfopsicología, que se complementa bien con el eneagrama aunque, por supuesto, todo esto sólo sirve cuando las personas no son conscientes de su inconsciente, y tienes razón en que el eneagrama es básicamente una herramienta de trabajo, aunque tú lo criticas diciendo que ninguna experiencia individual puede transmitirse.
    No creo que sea ese el propósito del libro.
    Si vamos a criticar algo hagámoslo con seriedad.

  13. Lo que digo es que si el eneagrama es un instrumento de autoconocimiento, rabiosamente individual, que sirve para proyectarse y transformarse eso es una via individual, una experiencia perosnal que no sirve para nadie mas sino para aquellos que lo han logrado a traves de ese metodo.
    No sabes lo serio que soy Martin, ni lo imaginas.

  14. Bueno, tal vez te haya entendido mal en algún aspecto, pero de todas formas Naranjo nunca ha manifestado que el eneagrama sea el método único y universal. Más bien al contrario, no recuerdo si en otro de sus libros o en alguna entrevista dijo que hay muchas formas de conseguir ese conocimiento y esa madurez. Hay muchas personas que no necesitan ningún tipo de terapia. Han llegado a conocerse de forma intuitiva, o mediante algún tipo de vivencia más o menos traumática. Hay quienes prefieren echar mano de los arquetipos jungianos…

    Pero el eneagrama es un método más, en mi opinión muy potente, y lo que no puedo entender es cuando afirmas que el lector se quedará más confundido después de leer el libro de lo que estaba antes. Yo desde luego estaba mucho más confundido antes, sin entender nada incluso, después fui encajando las piezas del puzzle…

    O cuando dices que esto del autoconocimiento tiene muchas dificultades (autoengaño, falta de vocación introspectiva…). Claro que es verdad pero eso es un problema que tenemos las personas, no el sistema de Claudio.
    Bueno, pues resumiendo que aunque cualquier obra humana debería ser susceplible de poder criticarse creo que este trabajo tan impresionante que aporta tanta compresión debería recibir una o varias alabanzas antes que una publicidad negativa.

  15. Me parece que Claudio Naranjo es un gigante intelectual de nuestro momento, si usa Ayahuasca es sin duda porque sabe el valor terapéutico innegable de esta poderosa medicina, DMT es lo que usa nuestro organismo para sanar nuestro tejido psíquico, un profesional de la salud que no estudie la medicina ancestral indígena esta destinado a repetir lo que alguien puso en un libro, la Ayahuasca es considerada patrimonio de la humanidad y hay estudios que comprueban su irrefutable eficacia en la cura de la esquizofrenia y otras patologías, en adicciones a drogas como la heroína, está en la constitución de Perú y Brasil como un patrimonio de sus pueblos, creo que hablar sin saber no es muy profesional y creer que se puede cuestionar el trabajo de un experto como Naranjo a punta de prejuicios laxos, no solo es una evidencia de la falta de lucidez sino también de valores obsoletos y de una mente sedentaria.

    • Recuerdas alguno de estos estudio? o por dónde puedo buscar? mi novia es esquizofrénica y he contemplado mucho que me acompañe a la próxima sesión, pero me da mucho pendiente. Yo mismo he sentido una sensación abrumadora en el viaje.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s