La catástrofe psicosomática


Esta mañana he tenido ocasión de ver uno de esos casos que llamo -creo que fuí el primero en hacerlo- “catástrofe psicosomática” y que otros rotulan como “personalidad psicosomática” (Ruesch en 1943 la llamó personalidad infantil). Se trata de esa clase de personas somatizadoras múltiples donde el cuerpo parece haberse vuelto loco y la mente se mantiene no obstante lúcida y bien adaptada, se trata de personas que sin embargo -en los casos mas graves- parecen carecer de alma, de esa intuición próxima, inmediata que todos poseemos a la hora de construir hipótesis sobre nuestros males fisicos y relacionarlos con el clima, la comida, los disgustos o cualquier otro evento externo.

No todos los malestares fisicos son explicables desde la psicosomática, pero en el caso que voy a referirme a continuación es más que evidente y pongo este caso para prolongar si cabe el post que escribí recientemente en otro lugar y que llamé “Histeria y chacras”

Sostuve allí que la histeria de conversión descrita por Freud y los mecanismos de representación de los conflictos psiquicos en el cuerpo a través de moldes o mapas aproximados -el cuerpo vital- sobre el cuerpo fisico son los responsables de lo que desde Briquet entendemos como somatización. En este post escribi hace algun tiempo las diferencias conceptuales entre conversión y somatización, señalando de paso que Briquet habia descrito su mecanismo de “somatización” en un grupo de histéricas asiladas en la Salpètriere, es decir un grupo de pacientes muy parecido al de Charcot y el resto de psiquiatras del mismo Hospital. Las somatizadoras eran tan histéricas como las conversivas, esa es la idea actualizada a dia de hoy.

O dicho de otra manera: la conversión es una somatización a través del sistema nervioso voluntario mientras que la otra somatización lo es a través del sistema nervioso autónomo o del sistema inmunológico.

La diferencia que existe entre ambos tipos de somatizaciones es que la conversión histérica puede detectarse mejor y relacionarse más facilmente con algo que la paciente vivió y sobre todo por la mayor proximidad simbólica con algun tipo de emoción o sentimiento suprimido. En la somatización esta distancia es más larga y no puede explicarse con un solo paso: el sistema nervioso autónomo y el sistema inmunológico se encuentran demasiado alejados de una comprensión verbal, son por asi decir afásicos.

La razón por la que la conversión histérica y la somatización llegaron a separarse y a conceptualizarse de forma distinta hay que ir a buscarla a la historia de las guerras entre el psicoanálisis y la tradición europea de la psiquiatria contra la pragmática psiquiatría americana personalizada en Alexander y la escuela de Chicago. Alexander convirtió la vieja idea de la “neurosis de órgano” de Fenichel en algo nuevo que desde entonces conocemos como trastorno psicosomático o enfermedad psicosomática. Naturalmente el abandono de las conceptualizaciones psicoanalíticas -como siempre que se fragmenta la tradición- llevó a la psicosomática a un callejón sin salida ateórico que se ha mantenido hasta nuestros dias, esta vez bajo la etiqueta del concepto aun mas ambiguo de estrés o enfermedades inducidas por estrés.

Caso clinico.-

Mujer casada de 38 años, funcionaria, con dos hijos de 6 y 2 años que nos es remitida a la unidad de trastornos alimentarios por una perdida sostenida de peso en los ultimos meses y que ha desarrollado fobias alimentarias múltiples alegando que casi todo le sienta mal y sól0 tolerando lácteos y algunos pocos alimentos escogidos.

Presenta un estado de ánimo depresivo con llanto continuo en la consulta, mal estado general pero sin signos cognitivos de anorexia mental o bulimia nerviosa. El caso se clasifica como una fobia alimentaria a aquellos alimentos que la paciente ha identificado que tienen relación con su dolor epigástrico, vómitos, diarrea y dispepsia o intolerancia digestiva.

Se le receta un antidepresivo para ver de mejorar su estado de ánimo sin que la paciente acepte el diagnóstico de depresión, para ella la causa de todo su malestar se debe a alguna causa digestiva. Tiene hora para un especialista digestivo.

La paciente se encuentra así desde su ultimo parto no habiendose recuperado nunca del mismo a pesar de que no hubo ninguna incidencia remarcable, la paciente mantiene la lactancia materna hasta el momento actual, motivo por el cual rechaza los antidepresivos. Se le sugiere la finalización de la misma a fin de medicarla, cuestión que la paciente no acepta.

Se trata de una persona que en sucesivas entrevistas presenta un sintoma psicológico que llama nuestra atención: se trata de la alexitimia, un curioso sintoma psicológico descrito por Sifneos en 1973 y que está relacionado con el hecho de no saber leer las emociones. Los alexitimicos presentan una notable incapacidad para expresar, reconocer, exponer o atribuir estados de ánimo o imaginar simplemente algun tipo de relación entre sus sintomas actuales y algun evento de la vida. Más concretamente se define la alexitimia como (Taylor 1991):

1. Dificultad en identificar y describir sentimientos.

2. Dificultad para distinguir entre sentimientos y sensaciones corporales propias de la activación (arousal) emocional.

3. Proceso imaginario constreñido, evidenciado por la escasez de fantasías.

4. Estilo cognitivo orientado hacia el exterior.

5.- Escasa producción de sueños.

La paciente recurrió a un especalista en digestivo que la sometió a toda clase de exámenes fisicos sin un diagnóstico claro, más allá del socorrido sindrome de colón irritable, a pesar de que el cuadro clinico era la suficientemenete severo para sospechar cualquier otra cosa más grave.

Lo sorprendente del caso estuvo en su evolución: la paciente pareció mejorar con los tratamientos fisicos de su colón irritable e incluso su depresión mejoró sin antidepresivos. Es como si la hubiera tranquilizado al disponer de un etiqueta somática sobre la que colgar su malestar, lo que de alguna manera venia -para ella- a desmentir los diagnósticos psicológicos que en nuestra Unidad se le habian dado.

Simplemente la paciente mejoró sin haber entendido nada de las razones que la llevaron a enfermar, es como si el diagnóstico fisico la hubiera redimido de tener que cambiar algo en su vida: algo que eludo comentar porque habia algunas cosas de su personalidad (pasivo-agresiva y dependiente) que hubiera necesitado modificar, asi como algunos aspectos de su vida familiar.

La paciente aceptó de buen grado tanto las exploraciones fisicas desgradables y redundantes que le impuso su especialista correspondiente, los medicamentos y las dietas simplemente porque eso la exoneraba de cambiar nada.

Comentarios.-

Asi son las personalidades psicosomáticas más graves: derivan sus conflictos al cuerpo, en este caso al sistema digestivo, conflictos de poder, verguenza, rabia o rivalidad pero lo sorpredente en este caso es la derivación casi total al polo somático de su conflictiva y la absoluta negación psicológica de todo ello como si hubiera una carencia total de subjetividad, una especie de incapacidad para el “darse cuenta”.

La mente es la puerta de entrada de toda clase de eventos externos que amenazan nuestra homeostasis. La mente captura y genera significados, los deriva al cerebro a través de la mentalización -la inclusión de sentido- y posteriormente se los representa en el cuerpo, en ese cuerpo-molde que Grodeck en 1923 llamó el cuerpo fantástico, Lopez Ibor la presencia espectral, otros el esquema corporal (Shilder) y otros cuerpo vital (Goswami). Es ahi, en ese lugar donde se plastifican y representan las emociones que no se consiguieron desactivar a través de otorgarles un sentido psíquico.

Este escaso “gusto” por lo psicológico que enmascara un profundo horror hacia el cambio y del cual nosotros los psicólogos y psiquiatras somos sus testigos ocasionales, nos enfrenta hacia una de las consecuencias más importantes que podemos aprender de este tipo de pacientes: la causación descendente descrita por Donald Campbell en 1974 está bien engrasada de arriba-abajo para producir sintomas fisicos a partir de significados mentales, sin embargo aun no hemos sido capaces de utilizarla en sentido contrario, es decir para curar el cuerpo desde la mente.

Pero estoy seguro de que algunos de nosotros y de nuestros pacientes aprenderán a partir de una cierto entrenamiento a usarla con este fin.

Para finalizar transcribo el comentario que me hizo una residente ante este caso:

– ¿No quiere curarse?

-Sí quiere curarse lo que no quiere es cambiar, pretende detener el movimiento de la vida. Esta es una de esas pacientes con las que convendria empezar con esta pregunta:

-¿Y a usted que diagnóstico le convendría?

Bibliografía.-

Freud S. Estudios sobre la histeria. Buenos Aires: Amorrortu, 2, 1-325.1895.

Groddeck G. El libro del Ello. Madrid: Taurus,1973 (Orig, 1923).

Sifneos P.E: The prevalence of “alexithymic” characteristics in psychosomatic patients. Psychotherapy and Psychosomatics; 1973, 22: 255-262.

Taylor GJ, Bagby RM, Parker JDA. The alexithymia construct. A potencial paradigm for psychosomatic medicine. Psychosomatics; 1991, 32 (2): 153-164.

Anuncios

15 pensamientos en “La catástrofe psicosomática

  1. ¡Hola!
    Un post interesantísimo, como siempre.
    Si no te importa Paco, me permito hacerte un par de apuntes.
    Con respecto a la lactancia materna, existen muchos medicamentos compatibles con ella, en realidad casi todos. También los antidepresivos. Desde el Hospital de Denia han puesto en marcha una utilísima web de consulta que tiene un listado y una gradación de los medicamentos y su grado de incompatibilidad con la LM: http://www.e-lactancia.org/
    Tal vez el dato te sirva para otra paciente pues casi nunca es necesario abandonar la Lactancia Materna por un motivo médico.
    Con respecto a lo que comentas del parto, me gustaría comentarte que muchas veces lo que ha llegado a tomarse por norma como episiotomía, cesárea, separación del bebé, trato abrupto del personal, infantilización de la parturienta (negándole a que tome sus propias decisiones), y un largo etc., en realidad son situaciones en las que la mujer sufre verdadera violencia obstétrica con lo que su psique y su cuerpo se ven altamente afectados en el difícil periodo puerperal. Estas situaciones son las desencadenantes de múltiples complicaciones psicológicas.
    A modo de ejemplo, te paso una web en la que muchas mujeres hablan de sus experiencias tras haber sufrido una episiotomía (tomada por norma en España, se le practica al 85% de las parturientas cuando la OMS no recomienda más de un 10%).
    http://www.episiotomia.info/index.php?option=com_content&task=category&sectionid=4&id=15&Itemid=35
    Gracias Paco pos tus apuntes, son siempre utilísimos.
    Un saludo y espero que no te haya importunado mi pequeña aportación,
    Elena

  2. ¿Será la Catátrofe psicosomática un mecanismo del sistema para mantener la homeostasis? Digo, si la gente no puede confrontar su realidad se volvería más loca de lo que es sin la somatización, sin las drogas, sin el alcohol, etc. etc.

  3. Es curioso que el parto no se considere entre los eventos vitales más estresantes que existen no por el trauma quirurgico en si sino por lo que tiene de ofensa psiquica al pudor entre otros. De la episio tambein conocia su incidencia por la enorme cantidad de energia que s epierde a nivel del chacra raiz.

  4. ¡Gracias por la información Paco! Desconocía lo de la pérdida de energía a nivel del chacra raíz. Me parece una información valiosísima y muy poco difundida, incluso, entre los profesionales que se dedican a nacimientos y partos. Con respecto a estos últimos, en condiciones no idóneas, de falta de intimidad y respeto, pueden llegar a ser momentos de verdadero shock traumático.
    Un saludo y de nuevo gracias por tus aportes!
    Elena

  5. “No existen enfermedades, sino personas enfermas”
    Dr. Gregorio Marañon

    Hola,
    Soy Psicoterapeuta e Hipnologo, desde mi punto de vista todas las enfermedades, incluidos los accidentes, son generadas a nivel mental y posteriormente traspasados a un plano físico, cada vez se oyen más voces, desde diferentes Terapias y desde todos los rincones del mundo, que entienden la Enfermedad no como un enemigo, sino todo lo contrario, un aliado, gracias a la enfermedad somatizamos tensiones pasadas en nuestro cuerpo para mostrarnos que tenemos problemas, desde una depresión, fibromialgia, paralisis….. a un cancer(os recomiendo informaros sobre la Nueva Medicina Germanica del Dr. Hammer).
    os dejo un enlace con un articulo en el que se desarrollan estos planteamientos.
    http://www.psicohipnos.com/salud-enfermedad/
    Salud y Paz Profunda.

  6. Muy interesante este blog, que he conocido gracias a los amigos Elena y Ramón, de Mente Libre.

    Desconocía el concepto de “alexitimia”, pero me temo que estoy rodeada de alexitimicos por todas partes!!! Según la definición de Taylor que aportas ¿NO VIVIMOS ACASO EN UNA SOCIEDAD ALEXITIMICA?

    Gracias por compartir, la “neurocultura” me parece fundamental!!!

  7. Bueno, no hay que confundir la alexitimia con la hipocresía o la simulación o el disimulo. En la alexitimia hay una incapacidad para leer emociones propias, mientras que en el resto de experiencias cognitivas que he señalado no existe esa incapacidad sino un engaño-autoengaño más o menos eficiente.

  8. Sabes, y es tan profundo el asunto que da lo mismo si el paciente reconoce o no su propia situación. En mi caso, verás, soy estudiante de medicina y me interesan muchísimo las neurociencias, y considerando que soy una persona muy racional y analítica para mis cosas, es difícil que me quede con lo que los médicos me digan. El asunto es que yo también sufro de un psicosomatismo, o eso es al parecer, porque hace tres años atrás me comenzó una supuesta cistitis, la cual después de revisarme con al menos 10 médicos distintos (incluyendo urólogos, ginecólogos y un par de psiquiatras), llegué a la conclusión que no se trata de un cuadro somático, dado que en primer lugar mis síntomas no calzan a la perfección con ningún diagnóstico, al principio me diagnosticaron una cistitis intersticial… con el tiempo y la diferencia de opiniones médicas, me autoconvencí de que no podía ser eso. Y la verdad es que he probado mil fármacos, incluso me hicieron una hidrodistensión vesical, tomaron biopsias, entre otros miles de exámenes, y mi diagnóstico jamás fue certero. Sin embargo, las molestias NUNCA se van… ni un solo día. Es terrible, y es como un círculo, porque mientras más siento las molestias, más me deprimo, y más pienso en ellas, y eso a su vez hace que tenga más molestias. Puedo entender el problema a nivel racional, sin embargo, no es suficiente para solucionarlo. En este momento estoy en terapia, porque no veo qué otra cosa podría hacer al respecto. Me encantaría encontrar una solución.

    • Hola Viera, creo que tu decisió de hacer terapia és genial!!! Espero surja la confianza con el/la terapeuta y puedas encontrar tu solución. Yo hace 7 años que estoy en teràpia semanal y puedo decirte que he experimentado numerosos sufrimientos físicos, alguno como el tuyo y que han remitido espontáneamente al cabo de un tiempo de surgir y tratando las preocupaciones, imágenes, sentimientos y dificultades que aparecian en aquel momento en el que, supuestamente, estaba somatizando. También quiero decirte que he ido al médico clásico para descartar posibles enfermedades y tranquilizarme. Ahora combino las 2 teràpies, la física,con métodos de mi confianza y médico de mi confianza, en mi caso: shiatsu, reiki y tècnicas chinas y japonesas que ya he experimentado que me van genial y la psicológia con una persona formada en varias corrientes y en la que he depositado mi confianza. Ánimo querida! Estoy convencida de que puedes curarte! Un abrazo

  9. Pingback: Morir por tener roto el corazón: conexiones entre lo físico y lo psíquico. | Psicoloquio

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s