Freud, Wilber, Edelman: la integración


Segun Paul Ricoeur, Schopenhauer, Freud y Marx son los filósofos de la sospecha, es decir aquellos que vinieron a decepcionarnos sobre las bondades del progreso y de la modernidad, de la hegemonía de la razón y a señalar el lado oscuro del progreso económico, científico y moral de la humanidad.

Schopenhauer nos advirtió de que detrás de las fachadas humanas existia una incontrolable “voluntad de poder y de dominio”, Marx, del concepto de plusvalía y Freud con su teoria del inconsciente enumeraron tres de los restos -de los esqueletos en el armario- que el pensamiento moderno no supo encajar en su mapa del mundo.

Definitivamente las cosas no son lo que parecen.

A Freud debemos el concepto de inconsciente y de una teoria sobre su funcionamiento que tiene que ver (tal y como conté en este post) con su teoria del “impulso inaceptable” y que en síntesis podemos resumirlo en la capacidad del cerebro para apartar de la consciencia aquellas ideas que entran en conflicto con la parte moral del individuo.

Tal y como conté en este post el inconsciente tiene dos acepciones, existe un inconsciente procedural donde existen rutinas motoras de movimientos y habilidades motrices aprendidas y otro inconsciente cognitivo que tiene que ver con el inconsciente que Freud imaginó, es decir contenidos que habiendo estado o no en la consciencia acaban relegados por mecanismos de disociación del consciente y terminan constituyéndose en rutinas similares a aquellas procedimentales o PAFs (patrones de acción fijos) que controlan el movimiento.

Todo pareciera indicar que este mecanismo de disociación conlleva la separación de la conciencia de determinadas rutinas (ideas, pensamientos, imágenes o contenidos afectivos) que al sustraerse a la conciencia cambian de destino en el procesamiento cerebral aunque Freud no sabía exactamente como podia funcionar esto desde el punto de vista neuroanatómico.

Asi y a través de sucesivas pacientes, que han pasado ya a la historia de la psiquiatría, encontró esos contenidos que habian sigo segregados de la conciencia, en Elisabeth R. el deseo de desposar a su cuñado estando su hermana aun de cuerpo presente, en Anna O, el deseo de tener un hijo don el Dr Breuer, en Dora el deseo del Sr K. casado y que cumplía ciertos planes del padre de Dora en su triangulación amorosa.

Freud descubrió una forma de tratar estos contenidos que una vez sumergidos en el inconsciente eran afásicos y se manifestaban a través de molestos sintomas histéricos (paralisis, dolor, etc): el tratamiento no era otro sino ponerlos a disposición de la conciencia, “que hubiera Yo donde antes hubo Ello” solía decir Freud en relación con los objetivos de su tratamiento.

Freud pensaba -equivocadamente- que el inconsciente era un especie de almacén donde se daban cita impulsos sexuales inaceptables que pugnaban por emerger generando en esta lucha los sintomas histéricos pero hoy sabemos que el inconsciente no es solamente un almacén de sentimientos ocultos sino tambien un almacén de pensamientos que fueron desechados por su irrelevancia, mas abajo volveré sobre este asunto relacionado con la teoria de la conciencia pergeñada por Edelman.

Hoy sabemos que el inconsciente es la condición de la conciencia, en el sentido de que la conciencia sólo puede manifestarse a través de momentos conscientes y que la elección de uno de esos momentos necesariamente lleva aparejado el descarte de otros muchos momentos que emerjen en cuestión de milisegundos emparejados con aquellos.

El cerebro no tiene más remedio que atender a sólo uno por vez y elige en función de su resonancia afectiva y en virtud de elementos inhibidores o estimuladores en juego.

El hecho consciente es un fenómeno unitario que necesariamente descarta información, es además integrado y sucesivo dando la impresión de que la conciencia fluye como en una pelicula cuando en realidad los instantes conscientes se asemejan mas a fotogramas que transcurren rápido segun el pulso de la actividad consciente que suele ser de 40 Hz/sg. Sólo podemos atender una experiencia consciente por vez lo que implica una gran cantidad de información descartada que pasa a formar parte del inconsciente.

Es seguro que Elisabeth R, pensó en quitarle el marido a su hermana, como tambien Dora debió sospechar que el plan de su padre era hacerla amante del Sr K a cambio de los favores de la Sra K, menos probable es que Anna O. pretendiera tener un hijo con su médico, pero lo importante de estas elucubraciones -algunas demostradas y otras no- es que determinados contenidos cognitivos fueron descartados por la conciencia de estas pacientes y que tuvieron papeles importantes en la génesis de sus enfermedades.

La razón del descarte es social, estamos en el siglo XIX en plena vigencia de la moral victoriana y es útil recordar que el sintoma mental se enroscaba entonces en el meme del disimulo como hoy los sintomas psicológicos se enroscan en el meme de la apariencia: no se trataba de algo puramente psíquico sino tambien social, los sintomas mentales cambian según las exigencias de los guiones sociales, es por esta razón que hoy es dificil encontrar pacientes que presenten una paralisis histérica a causa de conflictos de este tipo.

Pero el mecanismo existe, se trata de un tipo de procesamiento mental que segun la teoria de Gerald Edelman se mantendria inconsciente merced a sus relaciones con el nucleo dinámico de la conciencia, simplemente no mantendrian conexión alguna con el sistema de lo consciente y se procesarian como movimiento a través del bucle largo (ganglios basales, sistema limbico, corteza), una via sin reentrada y por tanto útil para la descarga pero no para la corrección cognitiva.

Si existe el inconsciente es por que tal y como Freud postuló, tenemos la capacidad de repudiar, rechazar, descartar o suprimir un estado consciente cualquiera pero la razón por la que esto sucede es porque la vivencia consciente precisa de una determinada relevancia de contexto es decir de una diferenciación, información, integración y unidad en la experiencia consciente propiamente dicha.

Ken Wilber aportó el esfuerzo de tratar de integrar la teoria freudiana en un modelo que sugiere que la conciencia humana no es estática sino que evoluciona a través de ciertos estados jerárquicos de organización donde cada uno de ellos abarca, implica y trasciende al anterior. A diferencia de la psicología freudiana -que diferenciaba entre estadios dinámicos estancos-, Wilber supone que la mente humana trasiega por distintos círculos que son abarcativos desde lo mas primitivo (el pensamiento mágico) hasta lo más inclusivo como el pensamiento espiritual más elevado.

Wilber y la psicología transpersonal tienen el mérito de haber conseguido hacernos pensar en que la conciencia humana de la que nos ocupamos psiquiatras y psicólogos es en realidad el escalón más bajo de la evolución de la mente y que más arriba existen otras experiencias que pueden ser confundidas como experiencias patológicas sin serlo, algo a lo que llamó la falacia pre-trans: confundir una experiencia elevada por una experiencia patológica y al contrario. Algo que viene a diferenciar el regreso a un Edén particular (la regresión) con movimientos de escalada o de elevación espirituales, sin menospreciar que determinadas experiencia pueden ser psicotizantes, algo a lo que Jung llamó psicosis inflacionarias y que en un individuo concreto pueden coexistir a través de ciertas infiltraciones de determinados niveles de conciencia en otros.

En este sentido la experiencia esquizofrénica por ejemplo podria entenderse como la emergencia de algo espiritual y elevado en un contexto que simplemente no puede integrar la experiencia susodicha tal y como habian sugerido tanto Ronald Laing como David Cooper y que puede visualizarse en esta figura y de la que hablé en este post sobre misticismo y locura.

La cordura cooperiana estaria próxima a la locura pero en otro nivel de desarrollo de la conciencia siendo la normalidad el lugar común desde el que puede regresarse o ascender en esa escalada o expansión a la que la conciencia se ve sometida desde el momento del nacimiento hasta la muerte.

En cooperación con Don Beck, Wilber elaboró una teoria holística que relacionan estos niveles emergentes de conciencia para múltiples aplicaciones, tanto psicológicas como politicas, sin dejar por ello de integrar las ideas psicoanalíticas en su teoria y sin rechazar tampoco los hallazgos de la neurociencia. En este post puede usted leer la teoria integral diseñada conjuntamente entre Wilber y Beck.

La idea fuerza de este planteamiento holístico es que a cada nivel de evolución de la conciencia le va emparejado un cierto meme (v-meme) que opera como un atractor de la conciencia individual. Como ya he dicho más arriba en la epoca de Freud -caracterizada por el meme azul- el meme atractor era el disimulo como valor imperativo en la conducta individual, el machismo que condenaba a las mujeres a una existencia secundaria y que generaba grandes conflictos inconscientes (disimulados) de envidia e impotencia junto a reivindicaciones mórbidas y patoplásticas y la escasez de oportunidades de ser otra cosa sino esposas o tias para las mujeres las condenaba a una vida de estilo enfermizo mientras que a los hombres les destinaba a una existencia doble entre el lupanar y su familia y a la sífilis como enfermedad de moda y prevalente.

Gerald Edelman a pesar de no ser ni psicólogo ni psiquiatra ha hecho grandes contribuciones a nuestra comprensión de cómo funciona la consciencia dándole la razón a Freud en la cuestión principal y es que ciertos contenidos cognitivos pueden procesarse de manera bastante distinta a como procesamos nuestro pensamiento formal en estado de vigilia y comportarse como si fueran ajenos a nuestra identidad reconocida. Propone la disociación de la conciencia como mecanismo matriz de una cierta parte de trastornos mentales y neurológicos (como los sindromes de desconexión). También Wilber proponia que la conciencia se expandía de tres formas: a través de la fusión (con un estadio anterior o colapso), la disociación y la diferenciación.

La disociación seria el mecanismo mediante el cual ciertos contenidos, pero no todos, escaparían de la anidación -que al trascender la conciencia a un estado superior- conservarían su estado original extemporáneo y transnochado, es el mismo mecanismo que Freud describió como fijación y que es el atractor que estira de las regresiones comunes. La disociación es el mismo mecanismo descrito por Freud y que Edelman supone el mecanismo esencial en la escisión de la conciencia.

Para Edelman la conciencia es algo en continuo movimiento y en expansión pero además de eso nos ha legado una teoria con base neuroanatómica para entender mejor las relaciones que existen entre su nucleo dinámico (sistema cortico-talámico), los ganglios basales o bulce largo y la consciencia. En el siguiente esquema podemos observar como el nucleo dinámico (que alberga la consciencia propiamente dicha) mantiene ciertas relaciones de vecindad con lo inconsciente representado en el esquema por los ganglios basales.

Un puerto de entrada a través del cual ciertos PAFs pueden hacerse conscientes, un puerto de salida a través del cual ciertos eventos cognitivos o conscientes pueden pasar a constituirse en PAFs y un puerto de entrada/salida que tiene las dos vias, una de entrada y otra de salida. Existiría una via de procesamiento largo sin reentrada que comunica los ganglios basales con la corteza y determinados eventos que serian totalmente inconscientes y que no se comunicarían facilmente en el nucleo dinámico. Y por ultimo contenidos inconscientes alejados del nucleo dinámico muy dificiles de rememorar o de llevar a la conciencia como por ejemplo ciertos arcos reflejos o ciertos recuerdos antiguos.

A través del citado modelo podemos entrever que los PAFs -sean cognitivos o no- almacenados en los ganglios basales pueden derivarse a través del sistema autónomo, las motoneuronas de la médula o el sistema propi o nociceptivo hacia el cuerpo o bien pueden descargarse a través de un “acting out” en la corteza cerebral.

Lo que viene a ilustrar la idea de que probablemente la idea de alienación, de conducta forzada, compulsiones, dolor sin causa médica, trastornos psicosomáticos, cenestopatías y sintomas de conversión-somatización o de paso al acto conductual tienen que ver con el procesamiento desaferentizado propio del bucle largo que carece de reentradas -si se dirige al polo mental-  y de estaciones de pasos intermedios a través de la conciencia. O de síntomas afásicos si se dirige al polo somático.

Si esto resultara ser cierto Freud tenia razón cuando afirmó que el objetivo del psicoanálisis sería hacer consciente lo que antes fue inconsciente.

Wilber tendria razón cuando supuso que cada etapa de la evolución de la conciencia podria tener elementos preferidos a la hora de escoger entre distintos estados que serían así atraidos por memes o ideas-fuerza sociales.

Y Edelman, si su teoria del núcleo dinámico resultara ser cierta habría descubierto nada menos que no todo en nuestro cerebro es consciente o humano y que en nosotros perviven rutinas filogenéticas de supervivencia que pueden ser rellenadas con elementos disociados de nuestro cerebro superior y operar a través de sus vias extraconscientes.

Anuncios

11 pensamientos en “Freud, Wilber, Edelman: la integración

  1. Queda claro y evidente en este post que hay mecanismos y fenómenos que quedan relegados, descartados (sic) de la conciencia. Los motivos, según usted explica, pasarían desde la moral temporal a simple incapacidad de procesar más de una percepción a la vez o, como dice, “descartados por su irrelevancia” o “en función de su resonancia afectiva”. Me pregunto (puedo? :D) es: ¿cree que cabe dentro de lo posible que otro posible motivo de ese “descarte” (pues en algún momento elegimos) fuera el resonar o no, pero con aquello que teníamos previsto? Lo digo pq en algún sitio alguien dijo que tendemos a percibir (a) lo que más deseamos, (b) lo que más creemos, (c) lo que más tememos, es decir, que hubiera una especie de “guión” y lo que tiene prevalencia en lo perceptivo es aquello que nos “encaja” con ese guión previo?
    Mucho a pensar y a releer. Fantástico 🙂

  2. Claro que si Ana, de los miles de estados de conciencia que pueden pasar por nuestra cabeza en la unidad de tiempo elegimos uno puesto que nuestra mente precisa esa unidad para poder hacer coherente (maxima relevancia contextual) la información aparejada. Las posibilidades que mencionas son seguramente bien conocidas, pero hay otras como por ejemplo la presión ambiental que tambien merece ser tenida en cuenta.

  3. Muchas gracias por la aclaración, maestro 🙂 En el caso de la presión ambiental entiendo que descartaríamos eso quizá por ser (c) la consecuencia que más tememos (reproches sociales, marginación, etc). Por cierto que la primera vez que oí hablar de la relevancia de contexto fué en la teoría biocognitiva.

  4. Como habitualmente, muy interesante este post. Me gusta por la forma llanera de explicar estos asuntos y hacerlos accesibles al público en general.

    Un saludo

  5. Poco a poco, se ha ido demostrando que la totalidad de los casos clínicos más famosos de Freud y sobre los que fundamentó su teoría psicoanalítica, los relató de forma distorsionada y, a veces, coló algunas mentiras.

    A ver si llega ese artículo científico en revista revisada por pares donde se presentan pruebas que apoyen la hipótesis del psicoanálisis. Mientras tanto, el psicoanálisis no es, ni ha sido, ciencia.

    Autores, título, revista, volumen, año y abstract.

    Postdata: Muy interesante el blog.

    Saludos

  6. Jose Manuel,
    Pues me gustaría saber en que te basas para decir que los casos fueron distorsionados, etc. Porque tambien podría decirte que lentamente se han ido encontrando fundamentos neurobiológicos de algunas cosas que expuso Freud hace ya mas de un siglo.

    De si es ciencia o no, creo que Jose Manuel tiene un poco distorsionada la definición de ciencia. Tienes esa costumbre cientificista e hipercognitivista, mas la ciencia es cualquier conocmiento que pueda ser aprendido y enseñado. La agricultura es una ciencia y no hay autores ni titulos ni revistas ni siquiera un año de cuando se inició. Las ciencias sociales forman una rama en la que muchas de las cosas de la visión numérica y cerrada no aplican.

    La psiquiatría, la psicología y mucho más el psicoanalisis se encuentran en la mitad de todo. Eso suele confundir a muchos. El psicoanalisis nunca ha pretendido ser una ciencia exacta o natural. Es una combinacion de multiples cosas. Asi como el hombre.
    Que si te interesa estudiarlo hay que estudiar todas sus facetas.
    En fin no se si hice ver mi punto.

    Saludos.

  7. SergioMC:
    A Freud se le sigue negando el pan y la sal, muchas veces por alguien que ni se lo ha leido. Me ha gustado mucho la analogía con la agricultura, es un poco lo mismo, si aplicamos reglas cientificas a la agricultura no cosecharás mas que si aplicas reglas empiricas, te lo digo yo que he sido cocinero antes de fraile.
    La gente no sabe qué es la ciencia y da por bueno todo lo que se le cuela por ese embudo.

  8. ¿como identificar y diferenciar una experiencia de conciencia elevada a una patológica y viceversa? ¿y si no hacemos consiente lo que antes fue inconsciente que sucede? y que relevancia tiene el cerebro reptiliano en la conciencia y el inconsciente?

  9. comentario critico:su blog tiene un contenido interesante y tiene tintes de autenticidad. pero y a estos post no se les cuestiona nada y si el autor evade preguntas complejas y solamente quiere alardes arrobadores esto se transforma en una vacuidad. usted como guru de la psiquiatría y espiritualidad esta para navegar en el magma de los cuestionamientos e intentar dar hipótesis, teorías y leyes. no vengo a este blog a aplaudir hasta desfallecer ni a venerarlo. mi propósito es leer sus 2 blogs completamente y cuestionar cada uno de sus post. lo que me parece grotesco es porque no evades las ofensas de mala leche que vinieron unos lectores a hacerte en el post de fibriomalgia y a todos mis preguntas que obviamente son incómodas porque no hay respuestas sencillas usted las evade.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s