El presente recordado


Aquellos de ustedes que leyeron este post a propósito del concepto de enacción (Francisco Varela) ya habrán entendido que el cerebro humano no es un órgano pasivo que se limita a representarse la realidad externa sino que más allá de eso, la crea constantemente en un perfecto acoplamiento entre lo abigarrado del medio ambiente y la complejidad de la conectividad neuronal.

Nada en nuestro cerebro opera como un ordenador, no guardamos imágenes, ni cancioncillas, ni fotografías, ni textos como hacen nuestros ordenadores sino que nuestra memoria consiste en una estabilización de determinados estados de – los que producimos millones en un dia cualquiera- y que al quedar estabilizados quedan coagulados entre un conjunto de neuronas que se excitan juntas, mas allá de eso y de igual manera que la conciencia esta memoria no ocupa ningún lugar especifico en nuestro cerebro  sino que se encuentra ampliamente distribuida por toda la red neuronal.

Gerald Edelman es un biólogo que recibió el premio Nobel de medicina en 1972 por sus hallazgos relacionados con la inmunología pero que, paradójicamente,  ha pasado a la historia de la neurociencia por sus estudios sobre la conciencia.

Las ideas originales de Edelman tienen que ver con varios conceptos que le son originales como:

1.-La reentrada que puede definirse de la siguiente manera:

Una señalización paralela continua entre grupos de neuronas separadas que ocurre a lo largo de conexiones anatómicas ordenadas de manera bidireccional y recursiva. Es pues, un proceso dinámico que es inherentemente paralelo y distribuido y que debe diferenciarse de la retroalimentación. Las reentradas no tienen una dirección preferida y no tiene una función de input o output definido.

2.-El darwinismo neuronal o teoria de la selección del grupo neuronal (TNGS) que propone la idea de que distintos grupos de neuronas habrían evolucionado independientemente unas de otras para terminar anidándose y convirtiéndose en sistemas integrados que darian lugar a experiencias unificadas y altamente informativas.

Como ejemplo de experiencia unificada tenemos esta figura de formas ambigüas donde podemos ver indistintamente dos caras negras mirándose o una copa blanca. La idea es que la experiencia consciente al ser unificada no nos permite ver las dos a la vez sino sino una después de otra. Nuestro cerebro busca la mayor relevancia de contexto y la unificación de la experiencia por más que seamos conscientes de que podemos interpretarla de dos modos distintos.

3.- El sistema está autoorganizado, es decir no depende de instruciones externas ni de coordinadores u homúnculos interiores o exteriores, el sistema sólo depende de sí mismo para su función.

4.- Un sistema nuclear dinámico que para Edelman son aquellos grupos neuronales capaces de soportar reentradas y una máxima diferenciación, concretamente el sistema talamo-cortical  y que tal y como podemos ver en esta imagen de una galaxia espiral, es una red difusa de neuronas de bordes inconcretos que se excitan a la vez en distintos momentos de conciencia y que tienen la facultad de ser informativas, unitarias e integradas. Lo que quedaria dentro de la espiral sería una experiencia consciente mientras que lo que quedaria por fuera sería una experiencia insconsciente

En esta web hay una buen resumen de sus teorias que pueden resumirse en las siguientes items:

1.- El cerebro en su fase embrionaria produce muchas neuronas, más de las que necesitará posteriormente y que necesariamente habrá una poda o degeneracion neuronal.

2.- La neuronas que se vean reforzadas por el desarrollo y la experiencia y conducta del individuo empezarán a establecer conexiones entre sí.

3.- Un mecanismo de refuerzo opera igualmente entre las conexiones establecidas. Así unas se consolidarán y otras se debilitarán hasta desaparecer. Este refuerzo viene igualmente determinado por la experiencia del organismo.

4.- Un mecanismo de reentrada se establecerá entre los grupos de neuronas conexionados entre sí que permitirán la construcción de mapas locales y después globales, que constituyen la base para la formación de imágenes mentales en el cerebro.

Dicho de otra forma, para Edelman la conciencia (el problema dificil de la conciencia) puede explicarse a través de estas tres ideas fundamentales: la reentrada, la selección neuronal y la complejidad de un sistema autoorganizado.

La hipótesis de Edelman es sugerente y espera confirmación experimental para corroborarse, si resultara cierta la mayor parte de la patologia cerebral podria entenderse por la destrucción o desaferentización de las reentradas que forman parte fundamental de lo que llamamos experiencia consciente y de las que ya tenemos algunas evidencias tanto en Neurologia (sindromes de desconexión) como en Psiquiatria (estados disociativos) y seguramente tambien en la esquizofrenia que comparte gran número de sintomas con los estados disociativos: cabe recordar que el cuerpo calloso , el cordón que une ambos hemisferios es precisamente el “órgano” que mayor cantidad de fibras de reentrada posee.

En el sentido de Edelman la complejidad del medio ambiente correlacionaria con una mayor complejidad cerebral pero nuestros recuerdos no estarian albergados en ningún “disco duro” a la espera de resultar evocados sino que más bien residirian en el algun lugar del sistema nuclear dinámico. De manera que un recuerdo podria ser consciente hoy e inconsciente mañana como sucede con nuestro aparato perceptual que parece haber sido diseñado para ser consciente de algunos eventos pero no de otros: somos capaces de saber si tenemos calor o frio, placer o dolor, luz o oscuridad pero sin embargo no somos capaces de saber como anda nuestra tensión arterial ni estamos adaptados a sentir las ondas de radio o ultrasonidos como los murciélagos.

Al recordar algo lo que estaríamos haciendo es estimular el mismo núcleo dinámico que en el pasado estabilizó, aquellos recuerdos en patrones de acción de determinados grupos neuronales. Dicho de otra forma: todo recuerdo seria un presente que aparece ante nosotros como un recuerdo del pasado siendo como es un evento que sucede aqui y ahora.

En este sentido toda la actividad neural de nuestra memoria es un presente recordado y no un pasado evocado.

El nucleo dinámico se excita conjuntamente y es en el núcleo donde reside la experiencia consciente de forma unitaria, sin embargo su mismo nombre indica que es algo procesual, es decir que al mismo tiempo que es fijo y nos identifica como humanos distintos a los demás es al mismo tiempo cambiante.

Lo que resulta en la evidencia de que podemos cambiar y seguir siendo los mismos.

La idea de Edelman es coherente con lo que sabemos de nuestro cerebro pero deja abiertas algunas otras consideraciones, la más importante de las cuales es ésta ¿Cómo se relaciona este cerebro con su medio ambiente? ¿Cómo se transforma la actividad intrínseca del cerebro sea consciente o inconsciente en símbolos y enlaces ambientales?

Tanto Edelman como otros son de la opinión que la actividad intrínseca del cerebro es primaria frente a las influencias del medio que en cualquier caso sólo es un modulador de esta actividad intrínseca, pero entonces ¿por qué los humanos mostramos tal dependencia de los símbolos? ¿Cómo hemos sido capaces de diseñar tantas instituciones culturales que de por sí son mas diversas y complejas que nuestro propio cerebro?

Volveré sobre estas cuestiones en otros post.

Bibliografia:

“El universo de la conciencia: Cómo la materia se convierte en imaginación”. Gerald Edelman y Giulio Tononi. Critica. Drakontos. Barcelona 2000.

6 pensamientos en “El presente recordado

  1. Magnífica exposición sobre la teoría de Edelman, que tienta mucho.
    Sólo un apunte aunque no soy informática: los archivos en el disco duro tampoco están ubicados en un punto o zona concreta, sino en trozos (bits) dispersos por todo el soporte. Cuando los llamamos (abrimos), se localizan unos a otros para presentárnos ese archivo en forma compacta. Puede verse la ilustración de esos “trocitos” cuando hacemos defrag, ese apretujamiento de bits similares para no perder huecos.

  2. Es evidente que cuando recordamos algo, aunque haga treinta años, es “como si” estuviera ocurriendo en ese momento. Hay algo, sin embargo, una especie de vigilante que nos susurra que “eso no es real”. Del mismo modo, cuando imaginamos una situación futura o potencial, es “como si”. Estarán el futuro y el pasado durmiendo en el mismo cajón, por ahí dentro?
    En el caso del pasado quizá exista un umbral, un velo, que en algunas personas es demasiado tenue y “viven en el pasado”. Ignoro si hay una frontera, un límite. O quizá otras vivan también demasiado en el futuro, en cualquier caso poco en el presente… con mindfulness.

  3. Si, la metafora del ordenador es tridimensional y es aceptable solo si entendemos que nuestro cerebro es mucho mas potente que un ordenador digital.
    Con respecto al pasado y al presente yo cada vez mas creo que Freud era un genio cuando dijo aquello de que “no existe tiempo en el inconsciente” ¿Como pudo saberlo?

  4. Hola¡
    Permiteme presentarme soy Andrea administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme, andre_ojedas@hotmail.com
    Exitos con tu página.
    Saludos
    Andrea

  5. Pingback: Dos teorías sobre la consciencia | Kosmografias

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s