La intuición y los qualia


Este post comenzará con un breve ejercicio que el lector deberá realizar para seguir los argumentos que pretendo iluminar.

El lector deberá ver y escuchar este video, se trata del aria de una ópera de Puccini (Turandot), titulada “Nessun dorma”, un aria de victoria, explosividad y en cierta forma estremecedora. Pongo este ejemplo por ser un tema conocido aunque valdria cualquier otro.

¿Ya la has oido?

Bien, me gustaria saber ¿qué has sentido?

Con independencia de tu experiencia personal, lo que has sentido lleva por nombre genérico el de qualia.

Y vale más que no te empeñes en hacérmelo saber porque la experiencia de un qualia es:

  • Inefable, no puede decirse con palabras.
  • Privada, cada persona tiene una experiencia particular que es inaccesible al otro, ocurre en primera persona.
  • Intrínseco a aquello que lo provoca, en este caso al aria de Puccini.
  • Accesible a la conciencia, es decir nos damos cuenta de que estamos teniendo esa experiencia mental.

Como el lector podrá observar los qualia son los eventos más misteriosos de la conciencia humana, son en cierto modo algo personal e intransferible, algo característico del individuo e intransmisible. El misterio de los qualia -tan atados a lo humano- procede del hecho de que no son explicables desde una reducción fisicalista, se trata de eventos no computables, si pretendiéramos diseñar un robot inteligente nos daríamos de bruces con la evidencia de que no podemos diseñar un qualia para cada sensación que pudiera sentir dicho robot y en este sentido la máquina por más prestaciones que pudiéramos implementar carecería de lo más humano que nos caracteriza a nosotros: la capacidad de tener experiencias mentales en primera persona.

Esta es la verdadera inteligencia, la que transforma -en este caso- un tema musical (ondas sonoras) en una experiencia subjetiva. O al revés, el que compuso ese tema tuvo que crearlo desde algo idiosincrásico, algo suyo, íntimo, inapelable, que no eran ondas sonoras sino algo que habitaba en su inconsciente y que transformó -a  través del proceso de composición- en algo físico, en este caso vibraciones sonoras.

Como el lector ya habrá adivinado ambos procesos: del qualia del compositor a la obra musical y de la audición de la obra musical al qualia son procesos reversibles, lo que los distingue es que en el primer caso el compositor ha de ser un experto, ha de ser músico, es decir tiene que haber recibido cierto entrenamiento para poder alumbrar esa creación. En el caso del oyente no es necesaria la condición de experto pero si es necesario que su oido esté educado, que haya recibido cierta instrucción para que esa obra le resuene como lo que es: una obra maestra de la ópera.

Pero tanto el experto como el simple oyente comparten la posibilidad de construir qualias a partir de una experiencia concreta, inconsciente en un caso y consciente en el otro.

Pero como no hay dos qualias iguales nadie puede tener la evidencia de que el otro siente lo mismo que él, ni siquiera el compositor puede estar seguro de que su obra conectará con el suficiente grupo de personas que compartan su mismo qualia. En definitiva si el qualia es algo personal y privado podemos decir que el qualia de “Nessun dorma” es compartido por muchos aun sin saber qué es lo que los demás sienten al escucharla.

Simplemente hay mucha gente que se estremece al oirla.

Eso es todo.

Dicho de otra forma lo que caracteriza al qualia es la imprecisión, la aproximación y la sensación de que se está compartiendo algo -una experiencia- que es innombrable, que sólo puede ser descrita a través de metáforas o analogías. Y al mismo tiempo la convicción de que el vecino siente algo muy parecido a mi.

El qualia tiene mucha semántica y poca gramática.

Dicho de otra manera, puede comportarse también como una metacategoría cognitiva, un universal platónico, en este caso la belleza: a través de ellos podemos construir impresiones fenoménicas abarcativas e inclusivas, por ejemplo podriamos decir que este es un tema de victoria, de júbilo por algo que se ganó o que se pretende ganar.

La creación artística, pero tambien la comprensión, los sueños, la imaginación, el sentido común y la intuición son precisamente esto, metacategorías si se establecen como entidades cognitivas o qualias si son experiencias mentales -universales- puros.

Para hacerlo más fácil pondré un ejemplo: piensa que tienes en tu mano una rosa y que la hueles. En ese proceso hay dos cuestiones una perceptiva y otra sensorial. Sabes que es una rosa y sabes a que huele una rosa -este conocimiento es computable- pero el aroma que sientes de la rosa es un qualia, el olor de la rosa, en sí mismo, es un qualia. No me refiero a reconocer o discriminar el olor sino a la experiencia subjetiva del olor.

Un ordenador inteligente podria decirnos, “ah si, es una rosa, huele como una rosa” pero careceria de la experiencia íntima del olor de la rosa, podrá ser diseñado para identificar flores, quizá a través de sensores o narices inteligentes que pudieran reconocer aromas, pero la máquina-nariz carecería de esa experiencia interna que tu y yo tenemos y que en términos de inteligencia artificial no es computable. La nariz inteligente sería entonces muy poco inteligente pues solo puede procesar reglas, algoritmos y secuencias -a una velocidad endiablada- pero carece de una verdadera comprensión de qué cosa es una rosa.

En el caso de la intuición sucede algo muy parecido y tenemos que diferenciar a la opinión del experto de la del lego cuando se enfrentan a algo nuevo. Piensa ahora en la cantidad de veces al dia que usas esta prestación, cada vez que te presentan a alguien sucede. Simplemente cruzas un par de frases con alguien y ya sabes aproximadamente alguna cosa de cómo andará la relación. En medicina a este proceso se le llama “ojo clinico” y consiste en aplicar miradas abarcativas que usualmente saltan por encima de las reglas.

Un experto es aquel que se fía más de su experiencia que de las reglas que aprendió cuando era un aprendiz.

Un experto es aquel que no sigue reglas.

En el caso del médico y del ojo clinico lo que sucede es que el médico construye intuitivamente una hipótesis que luego tratará de verificar a través de pruebas objetivas. pero si usted no es médico por mucha intuición que tenga el margen de error será siempre mayor. En este sentido no todas las intuiciones son iguales ni parten de la misma linea de salida. Hay quien tiene ventajas.

Pero lo cierto es que las intuiciones con mucha frecuencia fallan. Sucede porque nuestro cerebro computa por una parte datos secuenciales mientras que por otra parte y simultánemaente computa datos no-computables y ambos tipos de datos se funden en una visión global que siempre es a través del colapso de una opción.

Mi opinión es que los qualia son eventos que se computan cuánticamente en el interior de las neuronas, mientras que el resto de impresiones se computan bioeléctricamente en la conectividad neuronal. La diferencia entre ambos tipos de cómputos es que el primero (el cuántico) admite contradicciones pues opera con qubits, es decir con una superposición de dos o más opciones, no hay noes o síes como en la computación clásica sino estados superpuestos e indeterminados que sólo después de ciertos mecanismos moleculares adquieren una configuración determinada.

Una vez determinado el evento, este tiene que ser hecho consciente para lo que ha de ensamblarse con el cómputo clásico que el cerebro está realizando en otro nivel de proceso y ahi pueden existir disonancias o sinergias dependiendo de la variable que emergió desde el inconsciente. La intuición (podriamos llamarla cuántica) ha de vérselas con los ensamblajes cognitivos que proceden del cómputo neuronal convencional. ¿Y qué podemos esperar de ese cómputo?

Pues experiencias anteriores, experiencias de la memoria. Cuando estamos tratando de evaluar una situación nueva hay una parte del cerebro que la está comparando con experiencias anteriores parecidas, mientras que otras parte del cerebro la está tratando de computar cuánticamente en términos de intuición pura.

La intuición es un fenomeno cuántico como los sueños y es necesariamente imprecisa porque no está diseñada para apresar la realidad sino para dar cuenta de ella, de la realidad interna e íntima del sujeto. En este sentido será más imprecisa en la medida en que se contamine con los prejuicios computacionales aprendidos o tan sublime en la medida en que se funda sinérgicamente con ellos y logre saltar por encima de los algoritmos.

La intuición es un “captar algo de golpe y en su totalidad” aunque prescindiendo de los detalles y que puede preceder o ser simultáneo con el proceso algorítmico del pensamiento convencional.

Contrariamente a lo que piensa Damasio, yo no creo que la intuición sea algo opuesto a la razón, creo que la intuición es una parte de la razón no razonable, es decir, no computable, pero sigue siendo razón, o sea, un producto de la conciencia que se alimenta de elementos de la mente inconsciente y del procesamiento cuántico para escribir sus propios guiones y que extrae de ellos la esencia de algo: eso que llamamos creatividad u originalidad que puede entenderse como fruto de una extraña capacidad de combinatoria pero también como un producto pre-dado o pre-instalado que nos viene de origen y que elige qué elementos encajan y cuales no.

Siguiendo el axioma godeliano: la intuición es la forma en que podemos aproximarnos a ciertas verdades que no pueden ser deducidas formalmente.

Y ahora me viene a la cabeza aquella idea de Freud de que “el tiempo no existe en el inconsciente”, es verdad, el tiempo y la contradicción no existen en determinado nivel de definición, más que como opciones granulares y superpuestas, ese nivel que hemos llamado cuántico y que de alguna manera es el inconsciente freudiano despues de haber pasado por la plantilla de Planck.

Freud no lo sabía pero a ese nivel fundamental de la materia suceden todas las cosas qué él intuyó solo que no supo relacionar con la mecanica cuántica.

Pues aun no habia sido inventada.

Anuncios

13 pensamientos en “La intuición y los qualia

  1. Mi intuición me dice que habría que distinguir dos tipos de intuiciones: (a) esa con la que -al igual que el ojo clínico médico- una dependienta “lega” de una boutique, apenas entrar una clienta, ya *intuye* (con alto grado de acierto según años de experiencia) si es de las que marearán sin dejar ni un euro o de las que se llevarán media tienda. (Un taxista me decía un día algo muy parecido). Hay ahí -diría yo- una especie de estadística o procesamiento ultrarrápido de datos que parece ofrecer un resultado probabilístico en un tiempo vertiginoso, como tratando esos datos con carácter de emergencia.
    Y (b) otro tipo de intuición (quizá con menor grado de acierto, aunque ignoro si alguien lo ha calculado) en la que esos datos parecerían obtenidos de un lugar que está más allá de la experiencia o bagaje subjetivo, una que señala en la dirección 🙂 de esa base de datos cósmica que, como sabe, cada día me atrae más como idea. O quizá sea una memoria de la especie, algo como las psicofonías pero en conocimiento.
    Maravilloso el modo, tan particular y sublime, en que está adentrándose en este tema.
    Admirados y larguísimos aplausos 🙂

  2. “El misterio de los qualia -tan atados a lo humano- procede del hecho de que no son explicables desde una reducción fisicalista, se trata de eventos no computables”

    Esta afirmación es objetable. Los qualia, las sensaciones, la consciencia (todo es lo mismo, creo) de momento no se explican ni físicamente ni de ninguna otra manera. No sabemos si los llegaremos a explicar o no con la física. La física permite una línea de investigación. No sé de ninguna otra alternativa. Al negar que sean computables estás cerrando la única línea de investigación que hoy por hoy tenemos.

    “La nariz inteligente sería entonces muy poco inteligente pues solo puede procesar reglas, algoritmos y secuencias -a una velocidad endiablada- pero carece de una verdadera comprensión de qué cosa es una rosa.”

    De nuevo estás afirmando más de lo que puedes. Es posible que la sensación de olor (como la consciencia) sea intrínseca al incremento de la inteligencia computacional. Si diseñas una máquina que pase el test de Turing no podrás afirmar cosas de ella distintas de las que afirmas sobre los seres humanos.

    “Mi opinión es que los qualia son eventos que se computan cuánticamente en el interior de las neuronas, mientras que el resto de impresiones se computan bioeléctricamente en la conectividad neuronal.”

    ¿No decías que no eran computables? Estás proponiendo una línea de investigación fisicalista. Si avanzas algo tendrás el premio Nobel de Medicina o de Física o ambos. Yo no tengo nada en contra de que esa hipótesis sea, finalmente, cierta, pero Penrose lleva años con ella y no ha llegado a ninguna parte. Las conexiones entre neuronas suceden a unas escalas miles de veces mayores que las necesarias para que los efectos cuánticos puedan ser considerados.

    “La intuición es un fenomeno cuántico como los sueños.”

    Otra afirmación sin fundamento. A no ser que sea metafórica, pero con eso no avanzamos.

    “La intuición es un “captar algo de golpe y en su totalidad”.”

    Es posible que esa sea la sensación de la intuición, pero no es una explicación de la intuición. El cerebro procesa mucha información de manera inconsciente. Instintos, experiencias casi-olvidadas, actos-reflejos,… El resultado de todo esto puede ser una señal de alerta, una intuición. No hay por qué acudir a explicaciones extraordinarias.

  3. Tenia la intuición de que volverias por aqui Jose Luis y precisamente en este post. ¿Ves aqui tienes un ejemplo de intuición?¿Cómo sabia yo eso?
    Será porque conozco de sobras tu forma de pensar, aunque hacia mucho tiempo que no me la recordabas.
    Verás: Los qualia no son la conciencia misma sino uno de los fenómenos que la identifican, me refiero a la coniciencia humana, es decir la capacidad de tener sensaciones mentales subjetivas en primera persona.
    El olor no es un qualia sino la sensación subjetiva del olor. Es perfectamente posible construir narices inteligentes que reconozcan olores pero nunca habrá narices que tengan la sensación subjetiva de un aroma cualquiera
    Cuando digo que no son computables me refiero a que no son computables en términos algortimicos, es decir en términos de fisica clasica, pero como han de ser computables de alguna forma fisica no tenemos mas remedio que admitir que es posible que resulten computables en términos cuánticos es decir como si tuvieramos en nuestro cerebro un computador normal que trabaja con bits y otro cuántico que trabaja con qbits.
    La conectividad neuronal por si sola no explica la mitad de las prestaciones de nuestra conciencia, eso es lo que pienso yo.
    Con respecto a la intuición es cierto que desempeña un papel enorme lo inconsciente pero es que estoy persuadido de que eso que llamamos inconsciente es precisamente ese lugar (esa escala) donde el procesamiento es cuántico, de modo que la intuición, como los sueños son información cuántica que ha logrado alcanzar la barrera de la coniciencia.

  4. De que la intuición existe es algo que no me tienes que convencer. De una particular explicación de ella, sí.

    ¿Qué son los qualia?

    A veces veo que se identifican con la sensación, a veces como algo más. En el primer caso es una palabra más, en el segundo nunca sé lo que se quiere decir.

    No tengo ni idea de lo que significa esto: “los sueños son información cuántica que ha logrado alcanzar la barrera de la conciencia.” Intuyo lo que quieres decir (hacer una conexión cuántica entre lo inconsciente o lo consciente), pero ni está definido mínimamente el proceso ni tienes la más pequeña evidencia de ello.

    Dices que las cosas no son computables en la mecánica no cuántica y que por eso hay que ir a la cuántica. No sabemos que lo primero sea cierto.

  5. Dos cositas:
    Siempre que oigo este tema, me sobrecojo, absolutamente impresionante, en mi caso, mas aún si lo canta Pavaroti.
    En cuanto a la entrada, mi intuición (je) me dice que D. Paco puede tener razón……Siempre me ha parecido que la fisica “común” nos llevaría como mucho a la luna, pero tendremos que recurrir a otro tipo de explicación, a otro forma de explicar, para llegar mas lejos, y no solo en el Universo. Me parece que aunque sea indemostrable una cosa u otra, es importantísimo que existan gentes como el autor de este blog que sea capaz de imaginarlo, tratar de explicarlo y proponerlo. Esta creo que es una de las vias para poder avanzar.
    Saludos.

  6. “esa es mi intención aportar puntos de vista arriesgados sobre los temas.”
    Eso es lo que se agradece de este blog. Se exponen temas de manera rigurosa y se plantean después desde su especial qualia (ya sé que decir que un qualia es particular es redundar, pero a veces el énfasis no viene mal :)).
    Me he leído de un tirón los últimos tres post y era la primera vez que oía hablar de conceptos como qualia, test de Turing, computación cuántica… En la carrera de medicina no nos enseñan esos berenjenales jej. Pero la verdad es que me he quedado con una duda, y sería la manera en que la computación cuántica del inconsciente resonaría en la conectividad neuronal clásica. ¿Produciría una modulación? ¿crearía direccionalidad por sí misma?
    Gracias

  7. Preguntas complicadas que seguramente no sabe nadie, pero me arriesgaré a decir algo: fijate en los sueños, no reproducen la realidad sino que la aluden, uno sabe que aquello que sueña es de su cosecha, resuena con él, existen personajes, entornos, ambientes, recuerdos que uno puede reconocer aunque no se encuentran puestos en orden, se mezcla pasado y presente, tiempos confundidos y conglomerados espacio-temporales, contradicciones irresueltas que llegan a la conciencia desde una sopa primordial indiferenciada. Ahi le damos narrativa, le ponemos voz, orden y podemos de hecho contarlos ¿qué hemos hecho? Transformar algo caotico en algo ordenado que casi nunca sabemos qué significa o si significa algo pero que sabemos que nos pertenece, que es nuestro guión, nos alude y nos conmueve porque es nuestro.

  8. Tienes razón, lo que uno puede “experimentar” al escuchar esta aria tan bella, es indescriptible, a lo mucho podremos relacionar sentimientos o palabras clave como “angustia liberada”, pero, este particular “qualia”, se queda en mí. Una pregunta: ¿Consideras que los qualia pudieran contribuir en forma significativa en la formación de la personalidad o el carácter de una persona?, ya que desde el vientre de la madre -se dice- uno puede percibir emociones o sentiminetos. Me gustaría saber tu opinión.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s