Tractos, axones, podas y suplencias


La tractografia es una nueva técnica de neuroimagen complementaria de la resonancia magnetica nuclear que nos permite visualizar lesiones y discontinuidades en los tractos neuronales  y obtener imágenes en tres dimensiones que suelen realizarse en tres colores distintos siendo el rojo, el color de izquierda a derecha (interhemisferico), el azul de arriba abajo (craneo-coronal) y el verde de delante a atrás, aunque estos colores son arbitrarios como por ejemplo sucederá en esta visualización.

El interés de esta técnica que se basa en las propiedades anisotrópicas de la distribución de las moléculas de agua en los tejidos, procede del hecho de que por primera vez en la historia de las neurociencias nos permite demostrar las hipótesis de las discontinuidades axonales y neuronales en cierto tipo de lesiones cerebrales, asi como visualizar en directo ciertas actividades fisiológicas como la poda neuronal y las suplencias, es decir la forma en que el SNC trata de compensar determinadas interruciones en el flujo neuronal.

Las imágenes que veremos a continuación proceden de una paciente de 39 años afecta de un tumor cerebral, una lesión ocupante de espacio o LOE que debutó con un cuadro neuropsiquiátrico indistingible del trastorno bipolar, diagnóstico de presunción que se mantuvo hasta que llegaron las primeras pruebas de neuroimagen, concretamente este TAC sin contraste que arrojó una imagen ocupante de espacio en hemisferio izquierdo que anatomopatológicamente resultó ser un cavernoma.

Las imágenes de tractografias que aparecen más abajo son tridimensionales segun estos ejes y planos.

Imágenes tractográficas.-

Aqui puede observarse como el fascículo uncinado que conecta el lóbulo frontal con el temporal aparece interrumpido en su hemisferio izquierdo (Ausencia de tractos rojos).

Podemos observar la dominancia izquierda (individuo diestro) y la poda de tractos rojos y las interrupciones de la continuidad neuronal.

Caudado izquierdo reducido de tamaño (menos tractos verdes) y suplencia aberrante entre ambos hemisferios (en verde)

Conexión caudado uncinado derecho

Conexión caudado uncinado izquierdo

Observese como en el fórnix, las conexiones entre el hipocampo y el telencéfalo han sufrido una poda (evidente en los tractos amarillos)

Hasta ahora la tractografia se ha utilizado sobre todo como prueba complementario auxiliar en neurocirugía en el diágnostico de precisión de tumores cerebrales, accidentes vasculo-cerebrales y epilepsia. Existe un amplio grupo de investigadores que creen que esta técnica podria aplicarse a los trastornos del neurodesarrollo, más concretamente a la evidenciación de podas, interrupciones, suplencias o intensificaciones de actividad axonal en determinadas enfermedades como los trastornos esquizofrénico o bipolares, espectro autista y otros donde son de esperar similares aunque más sutiles hallazgos.

Sin embargo en el momento actual las evidencias en estos trastornos son sólo preliminares y en cualquier caso estarán subordinadas a las evidencias de neuroimagen (simple y funcional) en dos dimensiones como sucede en la RM o en el PET.

Nota liminar.- Las imágenes mostradas son una cortesía del Dr Francisco Arnau, FEA adjunto al Servicio de Salud Mental del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón.

8 pensamientos en “Tractos, axones, podas y suplencias

  1. Simplemente impresionante. Muchas gracias por la entrada.

    ¿Cree que la neuroimagen llegará al diagnóstico específico de las enfermedades mentales? Supongo que esto podría producir un cambio en la clasificación y nomenclatura, haciendo más precisos los diagnósticos, y estableciendo tratamientos y pronósticos más definidos (se me ocurre el ejemplo de la esquizofrenia).

  2. Probablemente nos lleve a una subclasificación de enfermedades, por ejemplo a multiples variantes de la esquizofrenia y a encontrar similitudes con otras psicosis o trastornso del neurodesarrollo, por ejemplo el trastorno bipolar.

  3. ¿Y eso puede ser posible ya con la resonancia magnética funcional? Es que el otro día se lo comenté a una psiquiatra en prácticas pero me dijo que los resultados no eran específicos para ninguna de las patología mentales… Quizás pensó que le preguntaba por la RM clásica…

  4. Es extraordinario poder ver los “cables” con este detalle, y supongo que esperanzadoras sus consecuencias. Ojalá el factor humano de la medicina avanzara a la par que el factor técnico.
    Felicidades 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s