Dotados para el lenguaje


Cuando estudiaba medicina existía ya un dogma científico acerca de la enfermedad de Alzheimer que se consideraba una enfermedad degenerativa y de depósito  de una misteriosa sustancia que entonces llamabamos amiloide y que consistia en una especie de ovillos y placas de fibrillas enredadas entre si.

Un dogma que sigue hoy vigente: la enfermedad de Alzheimer sigue considerándose relacionada con estas estructuras proteicas enredadas que se conocen como ovillos en la jerga especializada tal y como ya conté en este post donde tambien desde un punto de vista evolutivo señalaba la conclusión de que esta enfermedad estaba ligada -como la esquizofrenia- a la hominización: ningun primate padece Alzheimer no solamente porque los Sapiens vivamos más tiempo sino porque nuestro cerebro tiene prestaciones: el pensamiento, el lenguaje y la inteligencia que están relacionadas con la enfermedad.

¿Existe alguna relación entre la esquizofrenia y la enfermedad de Alzheimer?

Lo cierto es que Alzheimer y Kraepelin fueron contemporáneos y cuando Alzheimer describió y publicó los resultados de sus investigaciones sobre la demencia que lleva su nombre, fue el propio Kraepelin el que entendió que sus enfermos -afectados de esquizofrenia- presentaban, si bien de forma precoz, un sindrome muy parecido. Es por eso que Kraepelin le dio el nombre de “Demencia precoz” a lo que hoy conocemos con el nombre de esquizofrenia, un nombre que le dió otro psiquiatra famoso: el gran Eugen Bleuler.

Lo que nos lleva de la mano al tema critico del lenguaje: las cosas pueden llevar distintos nombres porque el lenguaje humano es una colección de signos arbitrarios: esa es nuestra grandeza y nuestra vulnerabilidad.

Significa que no nombramos a las cosas porque haya en ellas algo que nos obligue a denominarlas de una manera concreta sino que la elección de las palabras nos viene dada por la cultura de origen, el idioma compartido y los usos y despliegues de la lengua viva, algo que constantemente está en movimiento y que nos obliga a reactualizarnos continuamente en relación a la cosa señalada. La percepción de algo está siempre determinada por nuestra representación de ese algo. Observemos por ejemplo esta fotografia:

Veremos que se trata de una mujer desnuda que se encuentra revestida de una especie de manto que se asemeja a la tierra, se encuentra cubierta por una especie de manto terrestre dando a entender algunas cosas más que la simple presencia de un desnudo femenino. Puede estar aludiendo a una deidad emparentada con la Tierra, con la agricultura. Es Demeter a la que los griegos representaban con una gavilla de cebada, en este caso el artista ha sustituido la gavilla por el manto terrestre.

Y Demeter es además la representante griega de la Gran Madre, una deidad anterior que probablemente se dispersó en el pensamiento mitico griego en múltiples y animadas versiones tal y como podemos ver en esta Demeter un poco más antigua que se conoce con le nombre de Artemisa de Efeso, poblada de ubres y fetos.

O como esta Venus Neolitica más antigua aún y que representa a la maternidad-fecundidad como abstracción pues puede referirse a la fecundidad de la mujer y a la fecundidad de la tierra. En este sentido el termino fecundidad es arbitrario porque podria llamarse de otra forma distinta y vuelve a ser ambiguo pues puede referirse a la fecundidad de la mujer en general, a la de la propia madre en particular o a la fecundidad en general como abstracción. El signo lingüistico es arbitrario, ambigual y preñado de desencuentros.

En cada nombre hay al menos tres nombres: la cosa en sí que señala, la abstracción que representa y la proximidad mayor (o maxima relevancia del contexto que obtiene) tal y como ya comenté en un post anterior y sin embargo ninguna de las tres acepciones es la cosa en sí. En cada nombre hay tres nombres, cada signicante alude a un significado posible y cada signo lingüistico además de eso se relaciona con un significante/significado consensuado. Lo que significa que no puede objetivarse sino que depende de la contextualización del propio signo la que hará pivotar en torno a sí misma la posibilidad de consenso o disenso sobre su significado.

¿Como se las arregla nuestro cerebro para lidiar con todas estas asociaciones tridimensionales?

Precisamente en nuestro talento para desarrollar estas habilidades se encuentra plegada nuestra debilidad, nuestra vulnerabilidad.

Una vulnerabilidad compartida tanto por los esquizofrénicos como por los pacientes demenciados con Alzheimer o sin él.

Y a veces los artistas nos lo recuerdan como en este cuadro de Magritte:

Y entonces surge la metanarrativa pues Magritte es este cuadro pinta otro de sus cuadros (el celebre de la pipa) pero hay otra pipa sobrevolando por la escena como si nos quisiera advertir que hay tres pipas en la pipa:

  • Efectivamente esto no es una pipa, sino una fotografia de una pipa.
  • La pipa es eso que usted usa para fumar, la pipa en sí.
  • Pero hay otra pipa por ahi sobrevolando que es el Absoluto de la pipa, la pipa platónica por asi decir, la abstracción.

Ciertamente estamos superdotados para el lenguaje siendo como somos capaces de manejar los signos lingüisticos en esta especie de navegación entre distintos niveles narrativos y metanarrativos. No es de extrañar que tan complejo mecanismo se averíe.

David Snowdown es un neurólogo director del centro antienvejecimiento Sanders-Brown que obtuvo un gran relieve profesional a partir de un estudio ya clásico que realizó sobre un grupo de 678 monjas de clausura de una comunidad (Notre Dame) que donaron colectivamente sus privilegiados cerebros a la ciencia. Digo privilegiados porque a pesar de su edad estas monjas no presentaban signos de deterioro senil y eran un grupo ideal para la investigación en el sentido de su homogeneidad: no fumaban, no bebian, todas hacian las mismas actividades, y llevaban mas de 50 años en el convento. No compartian genoma y todas eran, desde el punto de vista ambiental, iguales. Del estudio en sí no hablaré aqui porque “El estudio de las monjas” -como se le conoce popularmente se encuentra ya muy difundido en la red (The nun study), pero si comentaré algunas de sus conclusiones.

Las autopsias de las monjas revelaron que todos sus cerebros estaban repletos de ovillos fibrinoides tal y como se describen en la enfermedad de Alzheimer, pero ninguna de ellas presentaban la enfermedad, el hallazgo puede significar dos cosas:

  • O bien los ovillos no tienen nada que ver con la enfermedad y son sólo un epifenómeno ligado al envejecimiento.
  • O bien las monjas en cuestión permanecian sanas a pesar de tener los signos anatomo-patológicos de la enfermedad.

Las dos conclusiones son inquietantes porque suponen pensar que el dogma científico se asienta sobre una hipótesis falsa o bien que determinadas personas pueden eludir una enfermedad a pesar de estar sufriéndola.

Snowdown abaza la idea de que la enfermedad de Alzheimer es una inflamación del cerebro y no tiene nada que ver con los ovillos fibrinoides que aun hoy siguen siendo el dogma cientifico sobre el que se asienta gran parte de la investigación neurocientifica. Si es verdad una hipótesis o la otra el tiempo lo dirá pero no dejaría de ser una broma pesada que al final se descubriera que la enfermedad de Alzheimer responde a los antiinflamtorios tipo ibuprofeno, tan barato y tan accesible.

¿Quien pagará una investigación para demostrar que un medicamento ya patentado es útil en el tratamiento de una enfermedad como esta?

Lo más probable es que nos quedemos sin demostración cientifica aunque quizá no empirica.

Por ahora tenemos que conformarnos con los aspectos preventivos que Snowdown describió en su libro “Envejecer con gracia” y que en gran parte proceden de sus investigaciones con este grupo de monjas tan espabiladas a pesar de su edad.

Lo cierto es que, si a una persona le quitamos todos los tóxicos que nos tragamos tienen muchas oportunidades de envejecer con gracia -con ovillos o sin ellos- y las monjitas de clausura tienen todos los boletos para no estar atacadas por el estrés.

El estrés y sus hormonas glucocorticoideas son las principales responsables de la perdida neuronal al menos en el hipocampo y no cabe duda de que los mayores estresores proceden de la familia, los hijos, la pareja y el trabajo competitivo. Si usted puede sacudirse de encima todos estos venenos tiene muchas posibilidades de envejecer con éxito y gracia.

Pero Snowdown nos da otras muchas prescripciones de interés:

  • Tocar un instrumento musical.
  • Leer.
  • Aprender un idioma nuevo.
  • Tomar antioxidantes con la dieta.
  • Mantenerse intelectualmente activo y ejercitarse fisicamente y la variable critica:
  • Mantener un vida con cierto enfoque espiritual.

Y una conclusión desconcertante que vuelve a introducir la sospecha kraepelinina sobre la bimodalidad esquizofrenia- Alzheimer. Las novedades parece que son profundamente perturbadoras en los esquizoféenicos pero muy beneficiosas para los enfermos candidatos a demenciarse. La rutinificacion de la vida es ideal para pacientes psicóticos jovenes pero letal para los mayores.

Y otro hallazgo de mucho interés práctico:

Las habilidades lingüisticas en la juventud correlacionan con una mejor habilidad cognitiva y mnéstica en la edad adulta.

Ya lo sabe: comprensión lectora y aprender a hablar con un rico vocabulario. Esa es la clave.

En ese pdf puede usted obtener información sobre el libro completo de Snowdown “678 monjas y un científico”

678 monjasyuncientifico

Bibliografia:

Snowdon , D.A., Kemper, S.J., Mortimer, J.A., Greiner, L.H., Wekstein, D.R., Markesbery, W.R. (1996). Linguistic ability in early life and cognitive function and Alzheimer’s disease in late life: Findings from the Nun Study. Journal of the American Medical Association 275: 528-53

Anuncios

12 pensamientos en “Dotados para el lenguaje

  1. Dices, Paco: “…Significa que no nombramos a las cosas porque haya en ellas algo que nos obligue a denominarlas de una manera concreta…”. Yo creo que si lo hay. Y está en su etimología…en su primer significado cuando aún eran sonidos guturales asociados a gestos, movimientos y sensaciones.

  2. Razón tienes Paco, la etimologia nos permite deconstruir el significado de las palabras en busca de su origen común, pero sigue sin explicar porque pneuma y esa raiz señala al aire. Todo parece indicar que en el origen de las cosas igual que en su posterior deriva estas fueron arbitrarias, al menos eso es lo que dicen los linguistas aunque admitan una gramatica generativa como Chomsky.

  3. Según Max Müller, “daughter” p.e. viene de “dui” que significaba “ordeñar” porque la hija era la encargada de ordeñar. Pero el vínculo entre “pneuma” y “pneumatikós” (intelectual en griego) es un misterio del cual los ancestrales sí conocen su naturaleza.

  4. Paco, me parecen fantásticos tus últimos posts. Igual que te comenté en otros anteriores que no estaba de acuerdo con algunos planteamientos “terapéuticos” hacia la esquizofrenia, te digo ahora que estas explicaciones-hipótesis en las que integras lenguaje, evolucionismo y antropología son muy meritorias. Gracias.

  5. Supongamos que Demeter se sintió culpable por descuidar a su hija Perséfone, raptada por Hades. Es posible que luego tenga Alzheimer como intento de “olvidar” el trauma generado?

  6. Alzheimer no creo pero si bulimia divina. Eso parece que sucedió en el banquete de Tántalo donde todos los dioses invitados advirtieron el engaño excepto Demeter que consumió un omoplato. Zeus la disculpó basándose en el hambre canina despertada por la reciente perdida de su hija.

  7. Pingback: Trackback

  8. Un blog muy interesante no sólo por el interés de los temas tratados sino por la visión ecléptica con la que son valorados, además de las referencias pictóricas como los cuadros de Magritte que son propias de una gran sensibilidad estética.

    Lo de envejecer con gracia y donaire es algo interesante, me pregunto: además de las recomendaciones de Snowdown ¿se podría añadir, quizá, la búsqueda de lo oculto y lo sutil? Porque esto es algo en lo que participo de forma activa últimamente, y que me ha llevado a la asociación de ideas e imágenes diferentes y divergentes.

    ¿Lo sutil tiene que ver con el concepto de la numinosidad? Está asociado al arte y al acto creativo, y sobre todo a la poesía y a la música.

    Todo sea por acabar como esas monjitas que parece que llevaban una vida tan relajada. El fantasma de la demencia en la vejez es terrible, es la despersonificación del individuo, dejar de existir como persona aunque tu cuerpo físico siga existiendo.

    Un saludo

  9. Soy yo otra vez, cuando he releído el texto me he dado cuenta de un error, he puesto ecléptica, lo siento, quise decir, ecléctica. Disculpe,es que no se puede ser tan divergente ; ) .

    Gracias.

  10. Yo lo que creo es que el envejecimiento cerebral puede prevenirse con gimnasia cerebral y que los aparatos que tenemos más a mano son sobre todo el lenguaje que al utilizar signos arbitrarios semánticos crea y recrea continumanete nuevos enlaces entre las neuronas.

  11. Añadiría que, además de la gimnasia mental y los sudokus, quizá otro buen puntal para una maduración/envejecimiento sanos sea una trascendencia del anquilosamiento (de huesos y/o memorias) y un paralelo disfrute del presente tan arrollador por móvil (que dicen que es lo único que existe) o, en otras palabras más claras, la aceptación (integración en forma de júbilo) de que todo tiene en la vida su momento y su lugar y que, como dijo el poeta, todo pasa y todo queda y todo tiene (tuvo) su bello sentido gracias al cual todos fuimos/somos/seremos quien somos, y que es tan y tan hermoso que así sea.
    Cuando se observa la belleza del movimiento se vé la belleza global del devenir en su esplendidez de vorágine móvil, su Sentido revelador y relevador (es decir, más Heráclito y menos Parménides). Quizá el desapego del pasado sea la mejor vacuna para un envejecimiento feliz, ya que desde que nacemos comenzamos a envejecer y -como dijo Jardiel Poncela- de vivir es de lo que todos nos morimos.
    Que sea en la mejor forma. Exequatur.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s