Lobotomizados


descartes

Andaba Descartes un dia paseando por un bosquecillo bordeado por un riachuelo cuando de repente tuvo la idea que le llevó a la fama: se hizo esta pregunta ¿qué es más real eso que hay ahi afuera o mi mente, mi pensamiento?

Decidió que lo de ahi afuera era objetivo y lo de dentro, su mente era subjetivo, cambiante y dinámico. Se dió cuenta de que su mente y la realidad no seguian las mismas reglas, una estaba constituida por entidades discretas y discontinuas (la realidad) y su mente por entidades que presentaban ciertas continuidades pero predominantemente impredecibles: lo de adentro era poco fiable y arriesgado para el estudio cientifico que él contribuyó a instituir.

Le vino a la cabeza los casos desgraciados de Giordano Bruno y el de Galileo Galilei y decidió no meterse en camisas de once varas. Dividió asi el mundo de la observación en dos partes, él se quedó con lo de afuera y dejó lo de adentro para los teólogos. No queria terminar en la hoguera o interferir en los planes del inmenso poder de la Iglesia. Desde entonces hasta hace relativamente poco tiempo, la ciencia se ocupa del afuera y la religión de los adentros, estado de cosas que se prolongó hasta Freud pero que además pasó por encima de él como una apisonadora.

Esta idea de Descartes naturalmente ha tenido grandes consecuencias en el psiquismo humano: dividió el mundo y su conocimiento en dos partes que para entendernos llamaremos ciencias y humanidades, una escisión que ha llegado hasta nuestros dias y que hasta se encuentra institucionalizada en los planes educativos. Pero lo peor de esta posición cartesiana -que terminó por infiltrarse en nuestros cerebros- es que excluyó a la mente del paradigma de la ciencia y del mismo modo aisló el arte y el interés humanístico del campo de la ciencia.

Fue asi como se inventó un hombre de conocimientos fragmentados, un hombre escindido y por consiguiente una ciencia fragmentada en mil ramas de saber donde cada una de ella ignora su tronco común.

Desde entonces tenemos dos grandes grupos de conocimiento, una ciencia sin alma , descarnada y deshumanizada que progresó de forma inmensa en todos aquellos campos donde lo humano no se hacia necesario en su concurso. No es de extrañar que haya sido la tecnología la gran beneficiada de este modo de pensar la naturaleza o la cirugía entre las especialidades médicas. El resto de conocimientos científicos no han conseguido -por el momento- integrar lo humano entre sus paradigmas y es por ello que aparecen como disciplinas frias, reduccionistas y seguramente aburridas e incomprensibles para el público lego.

Uno de estos campos es por ejemplo la psiquiatria o cualquier otra especialidad médica (no quirúrgica), es evidente que si comparamos nuestra disciplina con la telefonía móvil nos encontramos en las antípodas del conocimiento, en el paleolítico del saber. La medicina ha sido la disciplina más perjudicada por la escisión cartesiana.

Lo cierto es que la idea cartesiana de que la mente no puede estudiarse científicamente tiene muchos partidarios y se encuentra en el centro de la conocida actitud de que casi todos los cientificos -incluyendo a los médicos- se desentiendan de cómo la mente enferma y a través de qué mecanismos: más allá de eso casi nadie se pregunta qué es la mente y si puede enfermar algo tan inmaterial. Y no sólo los médicos se desentienden sino que los propios psiquiatras cuando investigan sobre la mente en realidad están investigando sobre el cerebro: gran parte de la investigación psiquiátrica que hoy se lleva a cabo es indistingible de la que realizan los neurólogos. Psiquiatras y neurólogos se encuentran fascinados por la misma realidad y ambas disciplinas son confundidas tanto por el público lego como por los propios especialistas. El dualismo cartesiano sigue haciendo de las suyas.

En realidad los que se ocupan de dotar a la investigación sobre la mente humana de una aproximacion cientifica saben perfectamente que la mente no puede estudiarse sólo con los paradigmas al uso, me refiero al determinismo lineal que estudia el cuerpo como una maquina de relojería. La mente no puede entenderse de ese modo lo que parece alejarla del método cientifico y experimental que rige en los modelos científicos que se usan para discriminar lo verdadero de lo falso en las ciencias naturales.

La paradoja de este estado de cosas es que para que la mente pudiera ser estudiada desde el punto de vista cientifico seria necesario que la ciencia cambiara algunas cosas de sus metodos experimentales y se abriera a modelos cuánticos y del caos, pongo como ejemplo, un cambio de paradigma que encuentra grandes resistencias entre la ciencia oficial y no es de extrañar porque los que más saben son los más resistentes a modificar sus puntos de vista, lo nuevo siempre suele ser abrazado por los parias, los héroes o los disidentes pero nunca por el stablishment.

Y lo nuevo en la ciencia es un concepto que aun no ha logrado penetrar en las mentes de los investigadores me refiero al concepto de información. Es realmente muy curioso que los investigadores de la mente sigan empeñados en investigar sobre el sustrato material de la mente para explicar un intangible sin caer en la cuenta de que explicar la mente a partir de un hecho material es tan incomprensible como estudiar el cerebro a partir del hecho mental, por ejemplo se sigue pensando entre los psiquiatras que la esquizofrenia podrá ser explicada alguna vez mediante hallazgos referidos a la bioquimica cerebral, la biologia molecular o la genética, como si se tratara de una enfermedad neurológica ignorando que la esquizofrenia como todas las enfermedades mentales no pueden reducirse a averias neurobiológicas y que más allá de eso es una patología de la información.

Es más posible que la averia neurobiológica sea más bien una consecuencia de ciertas formas de percibir la realidad y que lo sutil acabe con el tiempo conformando desaferentizaciones de ciertas partes del cerebro como el lóbulo frontal: la última escala filogenética de la evolución.

Nunca sabremos nada de la mente mientras la sigamos pensando como una espuma que brota del cerebro y que es un epifenómeno lineal de procesos bioquímicos que se dan en ese mismo cerebro. La equivalencia entre proceso bioquimico del cerebro -procesamiento neuronal- y estados mentales es una via muerta que deja continuamente a la mente en la estacada.

De hecho los que más saben de la mente no son los psiquiatras o los neurocientificos, sino los escritores, los poetas, los músicos, los fisicos, los humanistas y los místicos de todos los tiempos y si me apuran hasta los charlatanes saben algo más de la mente que nosotros mismos: saben que en la mente hay algo que no se puede saber, saben que en la mente hay algo no computable que tiene que ver más con la probabilidad que con la certeza.

La lobotomia o lobectomia es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo la destrucción de las conexiones nerviosas del lóbulo frontal. Se trata de un procedimiento primitivo y brutal que fue puesto a punto por Moniz y Lima para tratar desórdenes mentales y cuya variante mas conocida y siniestra se debe a un médico que ni siquiera era cirujano llamado Walter Freeman que inventó un acceso al lóbulo frontal a través de los conductos lacrimales de los sujetos, generalmente pacientes agitados, que después de haber sido sometidos a tal brutalidad quirúrgica -se les metia un bisturí por el espacio lacrimal hasta el lóbulo frontal y se movia el bisturí en limiparabrisas, hasta desconectarles ambos lóbulos frontales- quedaban efectivamente sedados, aunque presentaban un curioso sindrome residual con el que no se contaba:

  • Desinterés, pereza, falta de iniciativa.
  • Incapacidad para planear.
  • Perdida de empatía social.
  • Incapacidad de proyectarse en el futuro.
  • Rutinificacion de la vida y gusto por hacer siempre lo mismo.
  • Incapacidad para aprender nada nuevo.

1-1-8-3-1-1-1-0-0-0-0

El caso de Phineas Gage es el caso más conocido y estudiado de todos los pacientes que habian sufrido traumatismos en el lóbulo frontal y que sirvió como paradigma para entender mejor las relaciones entre el cerebro y la mente, el caso ha sido bien estudiado por Antonio Damasio y publicado en “El error de Descartes”. Se trató de un ferroviario dinamitero que sufrió un aparatoso accidente que interesó precisamente al lóbulo frontal y del que aunque salió con vida del mismo quedó con determinadas secuelas hasta que murió de un estado epiléptico. La historia de Phineas Gage está aqui y el lector interesado puede leer su historia clinica y los cambios que aquel accidente exhibió en su personalidad y que son muy parecidos a los que acabo de relatar.

Las secuelas de la lobotomia son a veces de origen traumático, otras veces quirúrgicas y las más de las veces espontáneas. ¿No es precisamente la esquizofrenia con sintomas negativos una especie de lobotomia frontal? ¿No son los estados residuales de la esquizofrenia crónica muy parecidos a los que presentan los pacientes lobotomizados de Freeman?

Y en otro orden de cosas ¿no cumplen algunas personas normales ciertos criterios de los dichos más arriba?. Estoy pensando ahora en el item “incapacidad para aprender nada nuevo” como uno de los criterios más cercanos a lo que entendemos como normalidad. Efectivamente muchas personas consideradas como normales aparecen -al menos en este item- como lobotomizados.

Y sucede por una razón:

El lóbulo frontal es el lóbulo más joven desde el punto de vista filogenético y presenta unas prestaciones enormemente interesantes pero tambien es extremadamente vulnerable al medio ambiente. Pero el lóbulo frontal no es solo vulnerable al medio ambiente en que se desarrolla sino tambien a la manera en que es utilizado, a la forma en que se usa. Los seres humanos podemos usar el lóbulo frontal de tres maneras;

1.- Una forma es acoplándolo a la forma en que lo usan los demás en sintonia con un tiempo, una cultura y unas costumbres. Es el mode en que lo usan las personas que consideramos “normales”.

2.- Otra muy distinta es -manteniendo una buena adaptacion social y una forma de pensamiento consensuado- explorarlo de arriba a abajo buscando y realizando con él nuevas conexiones. Es lo que se conoce con el nombre de apertura mental, el trabajo propio de la conciencia humana, algo que va más allá de la razón y del consenso. Es el mode en que usan sus lóbulos frontales las personas creativas e inconformistas.

3.- Otra forma es apartarse de los consensos sociales y perderse en el intento de la individuación. Se trataría de algo relacionado con el repudio, algunas personas habrian llegado a un estado de cosas tal que movidos por su rechazo a ciertos consensos sociales construirian un mundo perceptivo lleno de irrealidades que les llevaria secundariamente a una desaferentizacion progresiva de sus lóbulos frontales. El mode de la patología.

El lóbulo frontal está aun en evolución en nuestra especie, sus prestaciones están muy lejos de haber dicho la ultima palabra y sus enfermedades, averias y disfunciones son por tanto de temer. No tanto porque se averie por sí mismo sino porque es muy fácil enfermarlo a partir de la forma en que manejamos nuestra mente.

Las personas que no mantienen una buena apertura mental acaban con conformar y adaptar sus lóbulos frontales y sus conexiones neuronales a los caminos trillados de la rutina y la rutina, al establecerse, obtura aquellas autopistas mentales que pudieron pero no llegaron a inaugurarse. Las personas que se aferran a lo conocido por muy adaptado que resulte desde el punto de vista social acaban por perder potencialidades de funcionamiento mental y se convierten en personas normaloides que están de alguna forma desaferentizados como si hubieran sido lobotomizados sin serlo, simplemente no obtuvieron de sus lóbulos frontales los rendimientos para los que cualquier ser humano se encuentra dotado genéticamente.

La diferencia que existiria entre estas personas y los lobotomizados verdaderos es que aquellos pueden cambiar, mantienen aun un potencial de cambio sin utilizar, mientras que los segundos han perdido esta capacidad, simplemente han perdido autopistas neuronales.

Gran parte de este proceso de clausura de potencialidades mentales tiene que ver con la separación entre mente y cuerpo que heredamos de las cautelas cartesianas y que se institucionalizó en una división artificiosa entre ciencias y humanidades, entre ciencia y fe, entre las prestaciones de un cerebro pasivo y un cerebro que interactua con su medio ambiente. La tendencia a adherirnos a lo conocido, de pegotearnos a la rutina es la principal causa de desaferentización frontal en las personas normales. El uso excesivo de la razón ocultando lo irracional que hay en nostros es otra de las causas de esa sin razón razonable, de esa lobotomia funcional que parece presidir nuestro mundo actual bien salpicado por la emergencia de las sin razones no razonables con las que convivimos a diario.

Decia Ramón y Cajal:

“Aquel que sólo conoce su disciplina acaba por no saber nada de su propia disciplina”

Significa que existe un conexionismo entre todas las formas de saber que hace dificil llevar a cabo las fragmentaciones artificiosas que proceden de un hecho histórico puntual: la dualidad cartesiana con la abolición de lo mental del estudio cientifico es el origen del desvarío de la ciencia actual y su progresivo distanciamiento de lo humano que se niega a ser acallado y que pugna por emerger a pesar de las intenciones de los “sensatos” de acallar a los que plantean hipótesis o preguntas basadas en su propia experiencia clinica o experimental y que chocan frontalmente con el método cientifico.

La mente es para mi un interface, es decir un intangible sometido en gran parte a la voluntad consciente. A través de ella nos relacionamos con nuestro medio ambiente y con nuestro interior y nuestro cuerpo. Es interface y es además tampón, una especie de filtro que tiene la particularidad de permitir o de denegar el acceso a determinados estimulos ambientales o a determinados mensajes de nuestro interior. La mente no puede enfermar pues no es más que un trasfondo conceptual pero puede hacer enfermar al cerebro y al resto de nuestro cuerpo, por la misma razón es capaz de curar y sanar aquellas averias materiales o energéticas de nuestro cuerpo. Si la mente puede enfermarnos ¿por qué no podemos pensar en ella como una herramienta de cura?

¿Qué tienen en comun las mentes de las personas que tienen este poder de sanación sobre su propio cuerpo?

Esto es precisamente lo que plantea Joe Dispenza a través de sus experiencias con las remisiones espontáneas, me ocuparé de ello en un próximo post.

25 pensamientos en “Lobotomizados

  1. En tanzania se mata y se recetan pocimas hechas con la grasa de albinos para tener una prospera vida, el sida se cura acostandose con virgenes, esto es a lo que conduce negar el racionalismo y el coqueteo con la supersticion. El chamanismo y el pseudoconocimiento no es nada nuevo en el ser humano y se practica desde milenios atras, actualmente sigue siendo practica popular que lastra la sociedad. Por cierto el titular de “lobotomizados” y debajo poner una imagen de Descartes, no esta bien claro si es una coincidencia, o un homenaje despectivo.

  2. Si Iñigo, el acorralamiento a las supersticiones fue una de las consecuencias positivas que tuvo la idea de Descartes pero yo hablo en este post de las consecuencias negativas de esa división, si descontamos periodos puntuales históricos como el renacimiento, la división entre ciencia y humanidades ha sido un gran fiasco para el saber. Lo de lobotomizados es naturalmente una metáfora, Descartes era un tio muy listo igual de listo que esos chamanes que asimilas al pseudoconocimiento. A los medicos de hoy les vendria muy bien un baño chamanico y a vosotros los ingenieros tambien.

  3. Me entusiasmó esta entrada Paco. Pero no sé si es bueno desperdiciar energías……… se nota que últimamente te sobran, ja ja ja………. 😀 😀 😀

  4. No puedo estar de acuerdo que con una ciencia excindida de las humanidades suponga un fiasco para el saber porque es un atentado a la evidencia, el occidental ha sido el unico en todo el mundo que ha realizado la division entre ambas y los frutos son los que son, y la evidencia en el desarrollo del saber es la que es, somos los primeros en contar con sociedades civicamente modernas. De hecho si no hubiese habido contacto entre occidente y oriente en la era de la electronica e informatica en japon aun no existira la luz electrica. Y a los japonenes en absoluto puede considerarseles mermados.

    Por otro lado quizas deberias de concretar como el ingeniero con un master en chamanismo podria ser mas eficaz.

    Saludos

  5. Si vuelves a leer el post verás que digo que la tecnologia y la cirugia son algunas de las disciplinas que se han beneficiado de esa escisión, lo que dices es obvio y no lo voy a negar, otra cosa es que si la tecnologia ha progresado tanto ¿como hay otras disciplinas que no han logrado despegar? ese es el proposito de mi post. Mi opinión es que no lo han logrado por falta de fundamento humanístico, de proposito humano. de negación de lo humano.
    Y tienes razón no se me ocurre en este momento para que le serviria a un ingeniero un curso de chamanismo, al fin y al cabo un ingeniero no es mas que un técnico.

  6. Frases como “La medicina ha sido la disciplina más perjudicada por la escisión cartesiana.” son autoexplicativas, la medicina como ciencia que es necesita de la escision cartesiana y si hay algo de humanidad en la medicina se averigua por el uso del metodo y del raciocinio.

    ¿Por que no pones un ejemplo de algun conocimiento que hayas adquirido en la practica psiquiatrica que no sea cientifico, o que no pueda reducirse a su imagen neurologico-fisiologico?

  7. La relacion medico paciente es una relacion entre mamiferos, cuando le pides a un paciente que le haga un regalo a alguien para curarle una depresion a ti puede parecerte que es una terapia inexplicable, pero tiene logica y profundidad cientifica. Pero claro, ahy que verlo.

    Descartes o Platon, la cuestion de fondo es que existe una realidad o un soporte sobre el que se puede razonar. Quien diria que sobre el clima se podria razonar, pues si, se razona.

  8. Sí, maestro Traver, lo he borrado yo misma porque creí que no venía al caso recordar al amigo Iñigo que si lee un poco de historia vería que no es Oriente quien debe a Occidente la “civilización”, porque los reduccionistas apelan a que “civilización” es la luz eléctrica y yo -como sabe- pienso que la “civilización” es más bien la otra luz, la de la conciencia, de la que Occidente debe mucho más a Oriente que a la inversa porque les vendimos bombillas pero ellos sabían de cuántica -sí, he dicho de cuántica- miles de años antes que nuestra santa física aristotélica (El Tao de la Física lo escribió un físico actual y rabiosamente *occidental*… pero abierto de mente). Y bueno, más cosas así pero ante el reduccionismo prefiero no aportar nada. Incendiaron Alejandría y más que incendiarán si pueden, con sus bombillas eléctricas.

  9. Nuestra civilizacion es puramente occidental, pese a alguna que otra escuela de karate

    ¿Quienes sino una multitud de reduccionistas cartesiano de bata blanca, calculadora y pajarita hiban a incendiar la biblioteca de Alejandria o desollarian a alguien pensando que esta poseida por el demonio?.

    Me parece Ana que estas ignorando tanto sufrimiento que ha causado la supersticion y la estupidez o el inquisidor de turno en las personas, y que si hoy en dia no vives bajo el yugo del mito y de la mas absurda de las psicosis colectivas es porque el fuerte brazo de la razon los ha doblegado.

  10. “nuesta civilización es puramente occidental” eso Iñigo si que es una frase autoexplicativa.
    La razón doblegó muchas cosas más aparte de la superstición, la ignorancia y la paranoia colectiva, doblegó el sentido de la vida que es precisamente lo que se resiente hoy en dia entre otras cosas vinculadas al sin sentido que el “progreso” sin más ha ido acumulando.
    No obstante te diré que yo no estoy en contra del progreso cientifico ni de la razón -como tu la llamas- yo estoy a favor de una humanización de la ciencia, de la economia y de la politica a escala humana y tambien de una medicina que tenga en cuenta la mente y la corporalidad sin escindirlas del cuerpo y de la biologia molecular.
    Yo estoy por el progreso sin comillas.

  11. Pues claro que nuestra civilizacion es puramente occidental, para bien o mal legado de la tradicion grecoromana y judeocristiana, con un desarrollo de la politica, de la vida civil y de las ciencias puramente autonoma.

    ¿La ciencia doblego el sentido de la vida?,¿Humanizacion de la ciencia?, ¿Como humanizamos el electromagnetismo o el metabolismo de la glucosa?

  12. Iñigo: mezclas churras con merinas, es decir, asocias subliminalmente humanismo con superstición. Y no van ligados necesariamente aunque tú parezcas sugerirlo: ni lo humano ES IGUAL A superstición (que sí ha acarreado sufrimientos) ni la razón ES IGUAL A la panacea del ser humano por sí misma. De ahí que, si sigues ese hilo, puedes escribir páginas enteras sin haber pillado que el quid no está ahí. Saludos.

  13. Mira Ana, creo que estamos hablando de como generar conocimiento util, ya sea para la medicina como para la geometria. El conocimiento util se genera a partir del metodo cientifico, mediante la inspeccion racional de las causas porque el mundo es causal. No veo ninguna necesidad de que para generar conocimiento util halla que ser humanista, si empezamos a mezclar humanismo con un metodo que es puramente objetivo e impersonal estamos abriendo el camino que conduce a la supersticion, a la mentira y a las psicosis colectivas alimentadas por los mas bajos instintos humanos. Porque si, el dios sol de los aztecas es conocimiento humanista, y los sacrificios humanos se basan en ese conocimiento. Y nadie te asegura a ti, que tu placido y armonioso conocimiento humanista no se veria sepultado por otros conocimientos humanistas implacables y atroces. Por que estas ideas que se lanzan al fresco, de una ciencia sin razon, el reinado de la sinrazon, genera pies de barro, y no hacen sino abrir la caja de pandora. Fijate en que devino el monoteismo, o el nuevo testamento. Quizas esta epoca os parezca gris pero podeis desarrollar vuestra propia espiritualidad libremente, ahora si alguien pretende alterar el estatus de la ciencia (que no es otra cosa que hacer politica al ser la ciencia un bien publico) no puedo sino oponerme publicamente.

    Evidentemente me parece genial que los profesionales sean humanos, atentos y amables con sus clientes, pero esta es una faceta del todo compatible con el conocimiento frio e impersonal que da la ciencia. ¿Un neurologo es un ser atroz incapaz de comprender los problemas personales de su paciente? Puede serlo o no, pero eso no depende de que sea neurologo.

    • MALOS ARGUMENTOS PARA ALGO PLENAMENTE FUNDAMENTADO
      Los referentes históricos deben ser plenamente fundamentados para fungir como evidencia, lo de “el conocimiento occidental” es solo una muestra del imaginario supremacísta Europeo, a las antiguas civilizaciones de Medio oriente se le deben las bases filosóficas y matemáticas que mas tarde fundamentarán el conocimiento universal, aun en la edad media europea los árabes introdujeron el conocimiento muy superior del álgebra y trigonometría, fueron los frailes “Masones encubiertos” los que rescataron valiosos códices de las culturas prehispánicas de las manos de los bárbaros insulares, valiosos tratados de medicina, botánica y astronomía que solo hasta el siglo XX se ponderaron. La Historia es un ejemplo de lo relativo del conocimiento y lo supeditado que estamos a lo que de ella conocemos, como ciencia aceptamos que es inexacta, pero con todas sus excepciones no podemos prescindir de los conocimientos que aporta, otro ejemplo sería consultar las definiciones de Pedagogía, tradición oral y o escrita son formas de entender y transmitir científica o empíricamente el conocimiento, y las tres serían “verdaderas” desde el punto de vista cartesiano no obstante sus bases una y otra ves transitan entre el arte y la ciencia. la concepción misma de una idea no se explica sin una emoción como impulso creativo y hace desde su origen a la ciencia huérfana de materia.

  14. Querido Iñigo: las diferencias principales de unos (mecanicistas) con otros (“humanistas”) son
    (a) que pensamos distinto (p.e. yo no creo en la causalidad lineal del mundo, y tú y muchos otros sí, o bien: tú no crees que para generar conocimiento haya que ser humanista y yo sí lo creo, pero ¿y qué?), y
    (b) que unos tienen más afán en convencer a los otros de sus razones que a la inversa. Créeme que personalmente no tengo ningún interés en convencer a nadie de nada, me limito a no creer que el mundo es linealmente causal y a decirlo de vez en cuando cuando viene a cuento.
    Por otro lado (y no voy a intervenir más en este post debido a lo antedicho), a mi juicio sigues mezclando verdades más o menos objetivas, con semiverdades, con mitos y supersticiones, con lo cual es evidente que en las primeras y en algunas de las segundas no puedo por más que estar de acuerdo (los sacrificios humanos en principio no hacen llover).
    Pero si me hablas del método científico doy por supuesto que estarás empollado de maese Popper, sabio e inteligente varón donde los haya, y sabrás también, por tanto, que él aborrecía literalmente de la inducción, que es lo que acabáis haciendo al final los mecanicistas (para entendernos): por un lado enarboláis el famoso “método científico” y por otro lo hacéis trizas en la práctica para que os cuadre con la causalidad lineal.
    En cuanto a “mi” conocimiento humanista (que es poquísimo) te aseguro que de plácido no tiene nada, más bien a la inversa. A quien te lo haya dicho, dile de mi parte que no tiene ni idea.
    Pero -como decía Paco antes- creo que no entiendes de qué va la cosa: nadie intenta alterar -ni mucho menos- el estatus de la ciencia, relájate porque los tiros no van por ahí. La Ciencia no peligra (con mayúscula).
    PS: Sinceramente, creo que estas son diatribas interminables y que una tertulia bloguera no da para más, así que si deseas continuarla sin aburrir (ambos) a los lectores, puedes hacerlo por e-mail (anazacco@gmail.com) y con mucho gusto te seguiré escuchando con mente abierta. Saludos muy cordiales.

  15. Ana, si el mundo no es causal, ¿Como pretendes que la realidad te halla causado ese conocimiento?. ¿El humanismo se basa en decir lo que a uno frescamente le parece?. Humanismos que recuerdan al chaman de aquella tribu del amazonas que llena de negros humos las mentes de los salvajes para que entierren vivos a los huerfano.

    De ninguna manera voy a dejar colar que la ciencia tenga que dejar de ser lo que es, ni que se ningunee, que es lo que explicita o implicitamente se esta alegando pese a que ahora se niege. Ni admitire que tenga que modificarse hacia eso denominado “humanismo” que no es mas que un bulo sensacionalista, una esquirla infecta. Y si hago esta defensa publica es porque aun van a llegar dias en los que el ser humano vuelva al yugo de la imbecilidad, tiempo al tiempo.

  16. Hola Paco,

    Me gusta mucho tu blog. Enhorabuena. Estaba preparando un artículo sobre Antonio Damasio y buscaba una foto de Phineas Cage cuando he encontrado tu blog. Así que si te parece bien, te voy a enlazar en el mio.

    Un abrazo, Marisa-.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s