La violación a la luz de la psicología evolucionista


La agresión sexual es una excepción en la naturaleza pero es muy frecuente en nuestra especie, la explicación de este fenómeno desde el punto de vista evolutivo es compleja, por una parte se ha señalado (Thornhill & Palmer, 2000) que la violación y la supervivencia de esta estrategia en nuestra especie se debe a que los hombres que adoptan esta conducta deben encontrar alguna ventaja -evolutiva- en la misma, en el sentido de una mayor supervivencia de sus genes.

Personalmente no creo en esta teoría, por la razón siguiente. La violación sólo puede definirse en la especie humana dado que en el resto de las especies no existe una pulsión sexual disociada de la reproducción, las hembras son inaccesibles fuera del estro y cuando lo son no hay manera de definir claramente lo que es de lo que no es violación, ya he dicho que no hay sexo sin agresión, sin inmovilización y sin huida (cortejo o ritual).

leones_2

Lorenz ha descrito en los gansos una conducta de violación que sucede cuando dos gansos forman una coalición de amistad: una coalición que desde el punto de vista territorial es muy potente, superior a la de cualquier pareja heterosexual.

Este entramado de amistad llega a parecerse en casi todo a una unión homosexual, hasta que una hembra hace su aparición en escena y uno de los gansos “la viola”, pasando poco después a formar parte de esa extraña coalición à trois. Lorenz interpretó este triángulo como una reorientación sexual de la pareja de “gansos homosexuales” incapaces de copular entre ellos pero también puede ser interpretado como una forma de poliandria.

Seguramente esta coalición à trois representa muchas ventajas para la hembra elegida ¿podemos entonces hablar de violación?

Si en la especie humana la violación fuera una estrategia copulatoria evolutivamente estable en el sentido de Trivers sería la regla y no la excepción, dado que los machos podrían así eludir el pago o el costo de sus cópulas, por no hablar de sus compromisos de nursing.

Además podría haberse inventado inmediatamente una contraestrategia evolutiva que sería incluso mejor: las hembras podrían dejarse violar, con lo que los genes de los violadores se extinguirían a favor de las hembras “que quieren ser violadas”. Ninguna de las dos cosas ha sucedido, y aunque las fantasías de violación son constantes en las hembras humanas, no resulta así en sus conductas prácticas de donde puede deducirse que violar hembras no es una estrategia evolutivamente estable, lo mismo sucede con el canibalismo que es una estrategia alimentaria prácticamente extinguida.

El problema a mi juicio depende de la misma definición de la palabra violación, que supone una conducta copulatoria forzada contra la voluntad de la hembra, una definición más cercana al mundo jurídico que al biológico. ¿Qué podría significar en el paleolítico cuando aun no existía el derecho a la libertad sexual, copular contra la voluntad de la hembra? No me es posible imaginar qué sentido tendría en el paleolítico este constructo; en medio de una horda primigenia la conducta que hoy llamamos violación. Lo que quiero decir es que en aquella época casi todos los coítos podrían ser considerados,  observados con los ojos del hombre de hoy, violentos en tanto que las relaciones sexuales están y con más razón debieron estar casi siempre presididas por las relaciones de rango y dominancia.

Es muy poco probable que los machos pidieran permiso a las hembras para copular y es también dudoso que estas se sintieran forzadas en un mundo donde otras amenazas y carencias estaban en primer plano y donde el coito debió ser el pago con que las hembras subordinadas compensaban sus aportes alimentarios, el cobijo y la protección de sí mismas o sus crías.

Si el sexo forzado acabó evolucionando hacia el sexo consensuado e incluso hacia la monogamia es porque aquella estrategia no era lo suficientemente buena y podía mejorarse. La fusión entre ambos programas – dominancia y reproducción – con la necesaria regresión filogenética es lo que probablemente sucede en el violador actual, aunque es necesario contemplar otras circunstancias.

violacion

Entre los agresores sexuales se ha señalado (Malamuth 1996), la deprivación sexual como un factor causal de la agresión. Los hombres prefieren mayoritariamente las relaciones sexuales a corto plazo y es precisamente en ese terreno donde tienen problemas de agresión con sus parejas quizá debido a que sus estrategias de preferencia (el corto plazo) les lleva a sufrir dificultades periódicas en el acceso sexual, al que las mujeres por lo general no acceden fácilmente.

Otros por el contrario no tienen problemas en encontrar parejas eventuales pero si los presentan a la hora de retener a sus parejas que sólo consiguen mediante la intimidación. Todo parece indicar que las estrategias a corto y a largo plazo en la seducción de parejas difieren en relación con el sexo y se trata de un programa filogenético distinto a la retención de la pareja a largo plazo y que identifica dos grupos distintos de machos maltratadores.

Ambos patrones parecen corresponderse con dos dimensiones de la personalidad entre los hombres: al primero le llamaremos modo indiferenciado, se caracteriza por el énfasis que realizan en su búsqueda de contactos sexuales a fin de mantener su autoestima y la medida de éxito con sus pares, al segundo le llamaremos hostil, combina inseguridad, hipersensibilidad y un placer en dominar sobre todo a las mujeres.

Los dos modelos, sobre todo el segundo tienden a acumular decepciones y una historia de rechazos por parte de las mujeres en el corto plazo. Los hombres que acumulan este tipo de percepcion de humillaciones y manipulaciones en su historia relacional con mujeres tienen mas riesgo de resultar agresivos con ellas dado que han llegado a inhibir la empatía y la simpatía necesarias que son los afectos que inhiben la agresión en el ser humano.

Al margen de la teoría de la deprivación, se ha intentado explicar la agresión sexual desde la teoría del rango (Price 1967) Para reproducirse el hombre tiene que competir con otros machos para ganarse el derecho al sexo. ¿Es posible entender que los violadores sean precisamente los perdedores en esta competencia entre machos?. En mi opinión es muy posible especular que son aquellos que han caído en lo más bajo de la jerarquía social a través de su incompetencia con otros machos los que reorientan su agresión intrasexual hacia los más débiles sean hembras o niños.

Se ha especulado (Eibl-Eibesfeldt, 1990) que también en la pedofilia y en ciertas practicas sadomasoquistas lo que se persigue es la fusión entre los programas de rango y sexualidad tratando de recuperar con las víctimas lo que se perdió en la competencia con otros machos a partir del arousal o excitación que procede de las relaciones de rango, superioridad o autoridad En este sentido, pues, la agresión sexual sería el resultado de una reorientación de la agresión, en un sentido menos social y caballeroso que los pececillos de Lorenz, en un sentido más humano y deshumanizado: una agresión que va del macho a la hembra, del fuerte al débil, del poderoso al necesitado.

A menudo nos olvidamos de que la sexualidad humana sea reproductiva o no está presidida por una serie de rituales reptilianos relacionados con el rango y la jerarquía, quizá las sociedades civilizadas hayan blanqueado de tan forma las reglas del juego que las hagan irreconocibles para determinados individuos que no saben a qué atenerse con respecto al acceso a las hembras. Confundidos de tal manera, determinadas personas pueden hacer regresiones a situaciones filogenéticas donde el sexo sólo puede ser entendido como algo forzado.

Este tipo de confusión y frecuentes desencuentros se deben a dos factores: el primero es que el número de mujeres disponibles en el corto plazo es sensiblemente menor que el de varones por lo que las oportunidades de tener éxito es mayor para las mujeres, el segundo argumento es que se producen interferencias entre las estrategias de los hombres y las mujeres, según busquen parejas para el corto o el largo plazo, significa que la estrategia del uno interfiere en la estrategia del otro, y da como resultado una decepción, humillación y el consiguiente rencor (Buss 1999) El acceso a las hembras en nuestras sociedades opulentas parece estar presidido por una serie de reglas secretas que casi todo el mundo respeta y conoce intuitivamente aunque casi todo el mundo niega u oculta, algunos individuos simplemente son incapaces de procesarlas.

Buss las agrupó en 1994 a partir de un análisis transcultural de las preferencias en la elección de pareja:

1.- Las hembras humanas resultan atraídas por el estatus social de los hombres (con alguna divergencia entre si el flirt es a corto plazo o a largo plazo (Buss 1988) y la superior edad (Grammer 1995). Estas preferencias no tienen relevancia en la elección sexual de pareja de los hombres

2.- Los hombres buscan relaciones con parejas anónimas, desconocidas mientras que las hembras entienden que los machos desconocidos son una amenaza en el corto plazo (Lewis et alt 1995) .Tanto en el corto como en el largo plazo los hombres buscan mujeres jóvenes y sumisas (citado por Mc Guire y Troisi, op cit)

3.- Las mujeres hacen continuamente balance entre su tarea reproductiva y sus labores de nursing cuando eligen pareja con independencia de que hoy la reproducción sea electiva, la elección de la mujer viene dictada por la presión evolutiva de sus programas genéticos y por tanto su elección de pareja viene determinada a partir de esa presión selectiva. El número disponible de mujeres que buscan relaciones sexuales a corto plazo es sensiblemente menor que el de los hombres. Si a eso añadimos que los hombres de mayor rango acaparan dos o más mujeres, significa que existen muchos hombres que no consiguen mantener relaciones a corto plazo con ninguna mujer.

4.- El hombre, tiene que disponer de un cierto “patrimonio” para hacer frente al pago o costo que la mujer le exigirá antes de confirmarle como pareja o acceder al coito con él. Hacer regalos, proporcionar comida, la destreza en construir nidos o excavar una buena madriguera son las demostraciones que los machos, en toda la escala animal deben de acometer antes de ganarse el derecho a reproducirse. Todas estas reglas enunciadas pueden resumirse, en nuestra especie a una regla fundamental: sólo la mujer sabe cuando o a qué precio cederá (Bataille, 2000). El hombre no puede hacer nada sino competir con el resto de los machos acumulando bienes, destrezas, habilidades de seducción que muy a menudo son engaños, o rango social que por si mismo resulte un buen reclamo para las mujeres, y eso es lo que hacen , la mayoría de ellos con mayor o menor éxito y criterio.

Otros, más confusos optan por el recurso de la dominancia y es ahí precisamente donde se encuentran la gran mayoría de agresores sexuales, tanto en el corto como en el largo plazo, aunque existen dos motivaciones bien diferentes. El agresor sexual a corto plazo, aquel que tiene problemas para seducir a una pareja sexual opera por rencor, mientras que el agresor a largo plazo, es decir aquel que tiene problemas para retener a su pareja lo hace por celos.

El recurso a la intimidación que podemos contemplar en las relaciones de rivalidad agonística entre machos es precisamente el recurso que algunas personas utilizan para el control de la conducta de sus esposas o parejas sexuales. Este patrón que ha sido señalado repetidamente por distintos autores da cuenta de la universalidad de este tipo de reacción aventurándose (Wilson y Daly 1982) a especular que es precisamente la incertidumbre del macho respecto a su progenie la causa última, en el largo plazo, de este desesperado intento por controlar la conducta del partenaire, así como la causa de los celos que según los autores señalados son los responsables de la mayor parte de las agresiones sexuales en parejas institucionalizadas, una amenaza que es posible predecir a partir de ciertos parámetros culturales como son: la edad de la mujer, el índice de divorcios o el grado de independencia de la mujer. Aparte de la ausencia de depredadores nuestra especie se encuentra con otro problema adicional y es que los rituales – programas genéticos- que gobiernan nuestras relaciones con los demás se han visto sometidos a cambios culturales que han terminado por dejar el escenario de nuestras posibilidades con respecto a la agresión más vacío que la nevera de un soltero, ya he hablado de la posible reorientación que afecta a la agresión intrasexual entre machos en dirección hacia las hembras.

En ausencia de esos rituales inhibidores que podrían socializar la agresión individual el hombre no puede sino manejarla con sus propios medios intrapsíquicos, puede reprimirla, desplazarla o transformarla en categorías opuestas o, si todo fracasa efectuar regresiones puntuales, es decir retrotraerse a escenarios filogenéticos más antiguos, a fin de evacuar su agresión, bien proceda del miedo, del odio o como es más frecuente en el hombre moderno de la desesperación, una forma de agresión que procede de la confusión y la perplejidad, de no saber cuales son las reglas que gobiernan el acceso a las mujeres.

Ver articulo completo

41 pensamientos en “La violación a la luz de la psicología evolucionista

  1. Muy interesante.

    A propósito de la psicología evolucionista, ¿Cómo ve usted el futuro de este nuevo paradigma por llamarlo así?

  2. Bueno, la psicologia evolucionista nos permite entender el mundo en la perspectiva de organismos e individuos, de medio ambiente interno y externo y sistema cerebral, para mi lo importante de este enfoque es la posibilidad de saber lo que puede y lo que no puede ser, en el sentido de que esas averias que llamamos enfermedades no son sino disfunciones entre la capacidad de los organismos para sobrevivir a las condiciones de los ambientes en que viven. Este enfoque desplaza el siempre esóterico “inconsciente” o “conflicto psicologico” o “genes averiados” y lo sustituye por algo más observable: los conflictos de intereses entre individuo y organismo o si se prefiere entre individuo y cultura.

    • En en tu trabajo hay erro, es no has manejas estudios de caso. la mayorias de los violadores casuales y ocasinales tiene relaxines sexuales normales, incluso a dias haber vilado. Sólo los seriales son cumplen grado de odio que no podemos explicar la evolución sino desde pegagogias y crianza. Lo mas raro es sólo las violacines conside los actos vilacines extre sesules sólo susede ambientes serados como pricines y no les importa el sujeto del deseo.
      El trabajo es bueno pero mas que leo no veo haya resuelto la “doble albetriridad” mas medines evolución del hombre va estar con elemento cultural lo deformas, se toma ultimo objetivo.

  3. Yo pienso que existen varios tipos de violaciones entendiendo como violación una intromisión en la vida personal sin acuerdo de uno, y aunque sean menos traumáticas que la violación del cuerpo, las sufrimos todos. Por ejemplo yo considero una violación auditiva cotidiana la cantidad de tonterías que estamos obligados a oir de los vecinos de asiento del metro, otro ejemplo es el tiempo que ha de perder uno seleccionando la cantidad de porquería que nos meten en el buzón sin nuestro permiso y que luego hay que seleccionar de entre lo poco interesante si es que lo hay, y eso es porque nuestros datos privados constan en mil listas de mailing publicitario, nos guste o no, nos hayan pedido permiso o no. Para lo primero desde luego está la solución de los auriculares, pero cuando te los olvidas te violan los oídos a la fuerza.
    Ya, el hombre “es un ser social”…

  4. Bueno ser social no quiere decir que tengamos que ser “violados” por esos memes que nos acosan. Existe una intrusión constante de entidades meméticas, las mas peligrosas de las cuales son los informativos de la televisión y la cantidad de mentiras que alli se dicen, de manera que la tarea no está tanto en evitarlos sino en discriminar lo vrdadero de lo falso, es por eso que hay que leerse “Un manual de autodefensa intelectual” para saber qué es verdad y qué es mentira. Pero la violación no es solo una intrusión sino una conducta brutal que no engaña sino que abusa directamente arrebatándole al otro lo más preciado que tiene : su espacio interior, su intimidad.
    http://www.beautymarket.es/peluqueria/articulo_display.php?numero=1022

  5. Muy interesante…me animaría a incluir a los bonobos, tan parecidos a nosotros…
    Las relaciones sexuales juegan un papel preponderante en las sociedades de bonobos, ya que son usadas como saludo, como método de resolución de conflictos, como medio de reconciliación tras los mismos, y como forma de pago mediante favores tanto de machos como de hembras a cambio de comida. Los bonobos son los únicos primates (aparte de los humanos) que han sido observados realizando todas las actividades sexuales siguientes: sexo genital cara a cara (principalmente hembra con hembra, seguido en frecuencia por el coito hembra-macho y las frotaciones macho-macho), besos con lengua y sexo oral.

    La actividad sexual tiene lugar tanto dentro de la familia inmediata como fuera de ella, y suele implicar tanto a adultos como a crías[5] . Los bonobos no forman relaciones estables con parejas individuales. Tampoco parecen discriminar en sus comportamientos sexuales según género o edad, con la posible excepción de las relaciones sexuales entre madres y sus hijos adultos; algunos observadores creen que esos emparejamientos son tabú. Cuando los bonobos encuentran una nueva fuente de comida o lugar de alimentación, la excitación general suele desembocar en una actividad sexual en grupo, presumiblemente descargando la tensión de los participantes y permitiendo una alimentación pacífica[6] .

    Los machos bonobo practican con frecuencia varias formas de sexo genital entre ellos (frot).[7] Una de las formas consiste en ambos machos colgando de un árbol cara a cara mientras frotan sus penes entre sí. También se ha observado a los machos bonobos realizando esta actividad en el suelo. Una forma especial de la misma, empleada por los machos como reconciliación tras un conflicto, se realiza con ambos tumbados en el suelo y trasero con trasero, mientras frotan sus bolsas escrotales entre ellas.

    Las hembras bonobo también usan el sexo genital hembra-hembra (tribadismo) como forma de establecer relaciones sociales entre ellas, fortaleciendo así el núcleo matriarcal de la sociedad bonobo. La estrecha relación entre las hembras les permite dominar la estructura social – aunque los machos son físicamente más fuertes, no pueden plantar cara solos a un grupo unido de hembras, y no suelen colaborar entre ellos de esa forma. Las hembras adolescentes suelen abandonar el grupo en el que nacen para unirse a otro. Esa migración habitual de las hembras hace que el fondo genético de los bonobos se mezcle con frecuencia.

    A pesar del enorme incremento en la actividad sexual, la tasa de reproducción no es mayor que la de los chimpancés comunes. Las hembras cuidan de sus crías y las alimentan durante cinco años, y pueden dar a luz cada cinco o seis años. Comparadas con las de chimpancé común, las hembras de bonobo recuperan la actividad sexual mucho antes tras el parto, lo que les permite reincorporarse a las costumbres sexuales de su sociedad. Incluso los animales estériles o demasiado jóvenes o viejos para reproducirse participan en estas actividades sexuales.

    Richard Wrangham y Dale Peterson enfatizan el uso del sexo por parte del bonobo como mecanismo para evitar la violencia.

    “Tanto el chimpancé común como el bonobo evolucionaron del mismo ancestro que dio lugar a los humanos, y sin embargo el bonobo es de las especies más pacíficas y no agresivas de mamíferos que hoy día viven en la tierra. Han desarrollado vías para reducir la violencia que permean toda su sociedad. Nos muestran que la danza evolutiva de la violencia no es inexorable”.[8

  6. Hace un par de días vi la película basada en el primer libro de la trilogía Millennium, del escritor sueco Stieg Larsson: Los hombres que no amaban a las mujeres. No había leído el libro y por lo tanto no tenía un juicio previo sobre el contenido o la trama de la historia narrada y que tan solo superficialmente me habían contado.

    La película me sorprendió por la manera de abordar el tema de la violencia y la agresividad, en este caso hacia las mujeres y más en concreto a través de la sexualidad, en una sociedad opulenta como es el caso de la sueca, y todo esto presentado a través de personajes tan dispares dentro de la propia estructura social de esta sociedad nórdica.

    Larsson abre las puertas a la trastienda sórdida de una sociedad estable, modelo democrático y liberal, y nos muestra no sólo los entresijos oscuros del poder político y financiero sino las perversiones que se esconden bajo la aparente ausencia de represión…

    Será que la contención nos lleva al mismo tiempo a crear en paralelo puertas de drenaje, como bien dice en su post: <>
    Con todo, una piensa, ante ciertos hechos,que ojalá la evolución en cuanto a la sexualidad humana hubiera sido menos dramática.

  7. Las sociedades nordicas son muy pulcras en efecto pero tienen los indices mas altos de violencia contra las mujeres y tambien de suicidios, algo que desmiente la idea de que la violencia contra la mujer está relacionada con la educación, Finlandia sin ir mas lejos es la sociedad mas igualitaria desde el punto de vista educativo del mundo y sus indices de criminalidad doméstica son los más elevados.

  8. Es muy cierto eso. Esas sociedades hiperacomodadas, al margen de sus logros, creo que las hemos sobreestimado imitando su modelo sin ninguna justificación rigurosa.

  9. pacotraver:

    He leído en alguna parte que no sabemos si la violación es una estrategia evolutiva que usan para reproducirse algunos hombres (y sería un ejemplo de polimorfismo dentro de la especie) o es una estrategia que cualquier hombre puede usar si las circunstancias se lo permiten (impunidad en un pillaje tras la batalla,…).

    ¿Qué sabes/opinas de esto?

    Escribí algo sobre la violación aquí y me interesaría mucho tu opinión:

    http://todoloqueseaverdad.blogspot.com/2009/05/si-es-que-las-visten-como-putas.html

    Un saludo y enhorabuena por este magnífico blog. Me lo apunto.

  10. Jose Luis:
    Yo creo que todos los hombres somos capaces de -puestos en la situación adecuada- hacer cualquier cosa, es por eso que los Estados nacieron para hacer frente al egoismo individual que se le supone al ser humano asi tomado de uno en uno. Yo tambien creo que no hay genes “violadores” ni creo que existan -tal y como ya he dicho en el post- porque no creo que representen ninguna ventaja evolutiva. Puestos en una situación extrema de botin todos podriamos resultar violadores como tantas veces ya hemos visto en las historias bélicas pero tambien delatores, corruptos o verdugos.
    Lo que habria que preguntarse es qué es lo que hace que la mayor parte de nosotros no seamos nada de eso: son los controles psicologicos y sociales los que inhiben ese tipo de conductas, dado que la emergencia puntual de alguna de ellas es esperable alguna vez en la vida y en ciertas condiciones.

  11. Francisca: leí el libro a regañadientes, poniendo más y más paciencia ante la promesa de una amiga de que hacia la mitad era cuando se ponía interesante, como así me pareció (y juro que me costó Dios y ayuda llegar a la mitad), como efectivamente dice todo el mundo. Creo que tiene un excesivo lujo de detalles relativamente superfluos, que imagino que en la película se habrán obviado para que no dure tres horas (película que personalmente no tengo pensado ver…). Pero confieso haber disfrutado en la venganza de la Salander 🙂
    El comentario “si es que las visten…” me hace preguntar si será por eso que también se visten ellas solas así de adultas, y que el ser humano tiene cosas realmente incongruentes (D. Morris pone el ejemplo del ocultamiento parcial de las partes erógenas: la mujer se tapa el pecho desde el lado pacato… pero al mismo tiempo lo realza con almohadillados o bien con camisetas ajustadas sin sujetador, o bien -esto no lo dice Morris sino yo- se pone una mini-minifalda y luego se la anda “estirando hacia abajo” todo el día, “como si” sufriera de que se le vea demasiado muslo. O sea, curarse en salud, nadar y guardar la ropa, etc.

  12. Si, ese libro, -la trilogia completa- es insufrible, hay como un regodeo en la violencia que para mi no la denuncia ni la somete a critica, sino que encierra una posibilidad de goce perverso en su autor.

  13. pacotraver:

    Gracias por la respuesta y la visita.

    Ana di Zacco:

    Sí que es curioso lo que citas de Morris y lo que pones de tu cuenta. Da que pensar, pero no sé lo que pensar. Espero que no te hayas quedado solo con el comentario “si es que las visten…” y que veas su intención en la entrada.

  14. Pues sí, las sociedades avanzadas tienen más dolor crónico. Puestos a denunciar violaciones denuncio una, a mi parecer, importante: la del derecho a sentirse sano, estándolo. El sistema de memes referidos a dolor es alienante. Somete a un organismo sano a la dictadura de un cerebro alarmista y domesticado, condenando a un sector voluminoso de la población a sufrir sin causa y sin percatación de estar sometido. De hecho, los padecientes acuden a los santuarios del dolor (asociaciones de pacientes) a difundir sus experiencias y potenciarlas en una irresoluble dinámica de competición por ver quién ha sufrido una violación más invalidante…

  15. Una precisión: en la teoría de juegos evolutivos, una estrategia evolutivamente estable no consiste en UNA ACCIÓN, sino en UNA DISTRIBUCIÓN ESTADÍSTICA DE ACCIONES (p.ej., 70 % de la población elige la acción A, 20 % elige B, y 10 % elige C); por lo tanto, una conducta determinada puede ser PARTE de una estrategia evolutivamente estable, aun siendo muy minoritaria.

  16. Muchas gracias por tu precisión, lo cierto es que desde el punto de vista sexual existen tres estrategias evolutivamente estables: la monogamia, la poligamia y la promiscuidad y dos estrategias inestables (que no dan premio evolutivo) y que son tanto la violación como la poliandría.

  17. Paco: creo que no se puede decir nada a priori sobre si la violación es evolutivamente estable o no; los equilibrios de teoría de juegos se consiguen fácilmente modificando ad hoc los numeritos que hay en cada casilla, lo que quiere decir que TODO depende, al final, de qué acción conduzca a tener más descendientes.

  18. Jesus: las estrategias evolutivamente estables son aquellas que dan premio evolutivo en términos de descendencia pero aqui hay un factor mal interpretado por la teoria evolutiva y es la seleccion sexual que realizan las mujeres: la otra mitad en este juego. El canibalismo tambien es una buena estrategia alimentaria cuando las proteinas escasean y sin embargo sabemos que no es una EEE.
    Desde mi punto de vista la violación no es una EEE porque en el juego interactivo entre machos y hembras surgió algo nuevo que tiene que ver con el compromiso y el pago -el costo de los machos- que introdujo una nueva variable en el sistema. Es la misma razón por la que los “machos viriles” no son siempre los que consiguen aparearse más y con más hembras. Hay algo sutil que hizo que las hembras introdujeran una variable critica en la ecuación y no es otra cosa sino la elección por parte de ellas de los hombres mas fiables, machos quiero decir, algo que podemos observar ya en los pájaros.

  19. Sergio: no se trata de aburrimiento como generador del problema (aunque echa una manita) sino de la violación o alienación cultural por parte de la comunidad experta, que impone unas creencias que consiguen su propósito en un sector amplio de la población. Sería una “violación” memética con éxito evolutivo respecto a propagación de dichos memes. No es fácil estar inmunizado frente a ese riesgo, aunque, evidentemente un recurso poderoso es tener construidos intereses y motivaciones (entretenimientos).

  20. En realidad, después de pensar un poco sobre esto, es normal hasta cierto punto tal situación. Me explico. En cada estructura social, existen numerosos grupos, unos están enfrentados entre sí, unos cooperan entre ellos, otros van por libre…etc. La guerra memética por así decirlo está asegurada.
    Nos guste o no, la alineación cultural (y más con la comunicación de masas rapaz de hoy en día) de la que hablas es totalmente coherente en nuestras sociedades, ya que para que subsista la dinámica social tiene que haber ”élites” o grupos pequeños que estén (en este caso intelectualmente) por encima de la media de la población.Yo no hablaría de ”violación” sino de estrategia. Es una parte de la sociedad la que proyecta el futuro de toda la sociedad, no la sociedad en general por muy anglodemócratas que nos pongamos.

    Tampoco hablaría de imposición de creencias sino de manipulación. Existen muchos mitos acerca de esto, pero creo que está demás hablar aquí de ello porque sería desviarnos mas aún del tema.

  21. “Un colega de Thornhill, K Hill, no tenía máquina del tiempo pero sí la oportunidad de convivir con una de las escasa tribus que quedan de cazadores-recolectores virtualmente idénticas a las de hace 1000.000 años: los ache de Paraguay. Y averiguó que el coste era muy superior al beneficio – por un factor de 10- (p.e., por riesgo de morir por venganza de familiares, o por la pérdida de apoyo de la comunidad en situación de escasez de alimentos); la hipótesis no se sostenía con datos empíricos..”
    Esto lo puse hace poco en mi blog en una entrada general sobre psicología evolucionista; igual aporta algo. Por cierto, me he permitido enlazarla con esta entrada porque veo que es un crítica desde lo propiamente conceptual; muy trabajada e interesante.
    R Wright, en The Moral Animal, sostiene precisamente que la monogamia es la regla que permite contener la frustración/agresión masculina de forma más eficaz, porque puede repartir de forma más igualitaria la posibilidad de acceso masculino al sexo. La poliginia es más frecuente que la monogamia pero normalmente como posibilidad (ocasional como tras guerra, o sólo en élites con recursos económicos).
    Un saludo
    Psicoseando.

  22. Bueno Gustavo, gracias por tu visita, ¿supongo que llamas poliginia a la poligamia, no?
    Si te refieres a la poligamia efectivamente tiene muchas ventajas para las mujeres, pero la monogamia no sólo es un “seguro contra la concupiscencia masculina” sino un seguro para la crianza de los hijos, beneficia tanto a hombres como mujeres pero tiene desventajas y es el engaño, los celos y la infidelidad, es por eso que los hombres modernos han optado por la monogamia sucesiva.

  23. No, me refiero a la poliginia, quizás me expresé mal; supuestamente es muy frecuente como posibilidad (un hombre varias mujeres) en la mayoría de culturas, pero realmente si es habitual crea más tensión entre los hombres (si cada tipo se llevara varias, el mercado se va reduciendo y al final hay un montón de tipos sin mujeres accesibles, y por tanto más frustración-agresión; si las mujeres están adecuadamente sostenidas, supuestamente la distribución de bienes de los más poderosos incluso les beneficie; sólo los “pobretones” quedan fuera de juego, nada que perder); un hombre-una mujer parece mejor como distribución más justa no para las mujeres, sino para los hombres (cada uno una, en general; habrá envidias, pero la frustración será más manejable y menos agresividad latente, aunque algunas chicas estarán en el top de la cola socioeconómica). Al menos es la tesis defendida en el libro de Wright; me parece sensata (las expresiones son a saco, pero se entiende).
    Sí que la monogamia serial es un gran invento masculino de la actualidad; pensemos que el valor biológico (¿y social?) de x años entregados en pareja es muy superior en una mujer (que generalmente entrega años de fertilidad/mayor deseabilidad a la relación) que en un hombre (que no lo hace, o mucho menos).

  24. Siento no estar de acuerdo con muchas de las opiniones aquí vertidas. En calidad de científico y de macho que ha copulado con muchas mujeres (pagando y sin pagar) antes de casarse (ahora sólo mi mujer y un par de putas al mes), puedo afirmar que no entiendo nada de lo que aquí se ha dicho. La realidad es mucho más compleja y no obedece a muchas reglas biológicas porque, precisamente, una de las características de los humanos es la de saltarse las reglas de la biología.

    He sido macho alfa y macho frustrado según el contexto y las circunstancias que me han tocado vivir en diferentes momentos de mi vida. Por ejemplo, he tenido tres amantes diferentes en un mismo día (ojo, sin pagar) y he llegado a estar meses sin follar. Algunas de las conclusiones a las que he llegado son:

    – Las mujeres actúan muchas veces según su cultura y contra su biología, frente a lo que se suele asumir. A las europeas me remito que sí son auténticos ejemplos de la paridad en un contexto civilizado. Otra cosa muy diferente es lo que les gusta cuando se van de fiesta a países extranjeros… Siempre diré que el machismo existirá siempre gracias a las mujeres; creo que no sorprendo a nadie.
    – No es lo mismo una mujer inteligente y culta que una tonta y poco formada. Lo siento. El sistema de creencias es fundamental tal y como adelanté en el primer punto.
    – Algunas mujeres directamente no es que fantaseen con que las violen: es que sólo tienen orgasmos cuando son forzadas. Algún gen, seguramente.
    – Hay mujeres que son auténticos “machos alfa” que pueden llegar a humillarte si detectan algún atisbo de enamoramiento. Esas mismas mujeres son las que se sienten realizadas con maltratadores y huyen de los educados y respetuosos. Ver para creer.
    – Existe un género nuevo, las “porqueyolovalgo”, que son una secuela de las políticas del PSOE y que básicamente son mujeres normales que se creen que se merecen mucho más de lo que la naturaleza está dispuesta a ofrecerles. Suelen acabar solas y amargadas o trincando al primer pardillo que pueden cuando ya se dan cuenta que entraron en la decadencia física (>24-26 años).
    – La sociedad moderna es muy exigente pero ha logrado una cosa: que la mujer aspire a cosas que antes ni se planteaba. Esto puede sublimar muchos de sus instintos (p.ej. la maternidad).
    – Clásicos como el trastearte para follar un día y cogerte por la polla sin darte tiempo a coger el condón a ver si la dejas preñada, nunca dejarán existir. Las razones pueden ser muchas: una hipoteca por pagar, querer tener un hijo con el que trincar a otro (esto me ha pasado a mí como amante), el miedo a la soledad…

    Y podría seguir. Lo peor de todo es que, aunque he escrito lo que he escrito, soy un romántico empedernido.

  25. Paco, tú sí que eres un crack. He estado buceando en la red y me has impresionado muy gratamente. Me alegro muchísimo por haber encontrado tu pensamiento que me está ayudando a completar las piezas del rompecabezas; aún tengo 32 años. De mayor, quiero ser como Paco Traver.

  26. Este paradigma no tiene nada de nuevo. Sus explicaciones son reduccionistas casi idénticamente como lo eran los innatistas del siglo XVII. Por cierto hay mucho mejores teorías que explican la inserción psíquica en los procesos culturales que la teoría de los memes, la cual resulta una versión débil y recortada de la de imaginario social o la ideología como cosmovisión del mundo. La psicología social ha superado estos paradigmas hace mucho, porque además los ha discutido y los ha puesto a prueba experimentalmente. Las críticas de Lewonti (quien por cierto, es biólogo) son muy acertadas respecto al biologismo recalcitrante de la psicología evolutiva. Si lo desea, podemos debatir nuestras posturas en cualquier momento, puesto que hay argumentos que critican estas posturas que usted pone como innovadoras o que rebasan la “tabula rasa”, lo cual es en realidad ridículo, las ciencias sociales nunca han predispuesto la idea de tabula rasa en su sentido filosófico como lo expone Pinker. Cuando alguien critica algo debe de investigar y no hacer como Pinker que se basa en una caricatura que según él refuta.

  27. Un macho frustrado no creo que pueda violar, ni que se le pare, debe estar errada tu opinión
    “en mi opinión es muy posible especular que son aquellos que han caído en lo más bajo de la jerarquía social a través de su incompetencia con otros machos” además la mayoría de los violadores tienen pareja o novia, no creo que los violadores sean perdedores y frustrados, un frustrado estaría con depresión con problemas de autoestima, no creo ni que se le pare si concientemente quisiera violarla.

  28. Perdón por la molestia pero ¿alguien por favor? me podria dar el link del artículo completo. Creo que el link no sirve.
    Gracias.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s