Medicina energética (I)


La palabra energia es una de esas palabras que suelen asustar a los médicos, acostumbrados y más bien orientados hacia la química y a los efectos de los productos farmacológicos.

Tanto es asi que la palabra medicina energética despierta no pocos temores entre los galenos que viven de espaldas aun hoy a una asignatura que obligatoriamente cursamos durante nuestra formación y que se llamaba “Terapeutica física”, pocos serán hoy los  que la recuerdan o que pudieran nombrar dos o tres aplicaciones médicas de los hallazgos de la fisica más allá de las radiaciones ionizantes comúnmente conocidas como rayos X.

Si descontamos a las aplicaciones diagnósticas bien contrastadoas hoy a través de la resonancia magnética, la tomografia axial computarizada o la PET (la tomografia por emisión de positrones) pocos aprobarian la siguiente pregunta ¿conocen ustedes alguna aplicación terapéutica que no proceda la la quimica? o más directamente ¿conocen ustedes algun tratamiento de estirpe física en medicina?

Algunos recordarian algunas referencias al sol (Helioterapia), al calor, los masajes o las aguas medicinales y otros se remontarian a las catacumbas de la ciencia para recordar la electroterapia o la convulsoterapia (TEC) que aun usamos los psiquiatras, pero casi nadie sabria qué decir respecto a la magnetoterapia, la acupuntura o la osteopatia, pero es seguro que todos los médicos han oido hablar de las aplicaciones mas agresivas como la cobaltoterapia, los aceleradores lineales o la radiumterapia.

Por no hablar de las aplicaciones médicas que proceden de la nueva fisica, me refiero a la fisica cuántica, ¿existe algun tratamiento práctico en la medicina actual que proceda de estas nuevas concepciones de la fisica?

Todo esta ignorancia resulta muy sorprendente si se tiene en cuenta de que en realidad el cuerpo humano es un acumulador de energia, es decir de electromagnetismo. Cuando hablamos de energia estamos hablando pues de electricidad y de la inducción magnética que va detrás del paso de una corriente eléctrica. Una corriente eléctrica que transcurre a través de todo nuestro cuerpo a través de los iones y los electrones.

turner_norham

—————————————————————————————————————-

William Turner (1775-1851) fue un artista que realizó el tránsito entre el romanticismo y el impresionismo: la modernidad, el color de su pinturas son impresiones, borrones, manchas como las que aparecen en el cuadro de arriba y en el de más abajo: un paisaje de Venecia.

James Maxwell (1831-1879) fue un físico escocés que descubrió que la corriente eléctrica generaba en torno a si un campo magnético, casi simultáneamente Michael Faraday (1791-1867) descubrió la ley inversa: que un campo magnético generaba una corriente eléctrica. Magnetismo y electricidad eran pues fenómenos fisicos inseparables por lo que hoy llamamos a este fenómeno electromagnetismo.

Lo sorprendente no son estos descubrimientos físicos en sí sino que se realizaran paralelamente a avances artísticos (como puede observarse Turner, Faraday y Maxwell fueron coetáneos)  ¿De qué manera los descubrimientos científicos influyen en la subjetividad humana y la creación artística?

Esto puede ser desde luego sorprendente pero aun más lo es el hecho de que determinadas presunciones artísticas hayan precedido en siglos a las evidencias científicas sobre un fenómeno determinado. Significa que los artistas, los humanistas en general o los poetas o escritores han tenido intuiciones que han precedido en mucho a las demostraciones cientificas sobre un fenómeno observable.

Arte y ciencia son pues primos hermanos pues ambos funcionan en paralelo y ambos se basan en el mismo principio: el hombre construye ficciones para entender el mundo, a unos se les pide que las demuestren y a otros nos conformamos con exigirles belleza o sentido.

venice_turner


La luz antes de Turner.-

Delacroix (1798-1863):

delacroix

——————————————————————————————-

El color de la pintura romántica y la pintura de Turner tienen elementos en común pero también algunas diferencias marcadas por el descubrimiento de que la electricidad generaba en torno a sí un campo magnético, algo que la hacia brillar en todas direcciones (a pesar de que la luz se desplaza en linea recta), un descubrimiento que pudo ser evidenciado por el ojo común a través de la iluminación eléctrica en las calles. La concepción de la luz se modificó a través de esta evidencia y lo que en Turner son manchas en Delacroix son fondos tenebrosos que parecen ser las ultimas sombras del Barroco y en Seurat corpúsculos, puntos de luz que parecen grumos independientes.

La luz despues de Turner.

Seurat (1859-1891) a través del puntillismo investigó la doble verdad de la luz. La luz nunca volvió a ser la misma.

puntillismo

A pesar de que Einstein aun no habia demostrado la naturaleza dual de la luz, parece que Seurat anduviera sobre esa pista aunque fue Newton (el gran alquimista) el que intuyó que la luz era un corpúsculo contra las teorias de Huygens que creia que era una onda, al final resultó que ambos tenian razón y que la luz puede comportarse de las dos formas.

Para aquellos que quieran profundizar en estas cuestiones pueden visitar esta web donde se cuenta algo de la historia de la luz.

Llegados a este punto conviene dar paso a la pregunta siguiente. ¿Existe alguna relación entre la energia y las manifestaciones patológicas? ¿Existe alguna relación entre las perturbaciones energéticas y la enfermedad?

Los médicos sabemos que la mayor parte de los malestares que presentan nuestros enfermos no son orgánicos y cuando digo orgánicos quiero decir con lesión estructural demostrable que justifique la sintomatologia. Por cada vez que un médico demuestra una enfermedad -vamos a llamarle fisica- diagnostica cinco donde no es posible establecer esa relación lineal de causa-efecto entre sintoma o síndrome y lesión demostrable. Dicho de otra manera: la mayor parte de las enfermedades que aquejan a los humanos son no-enfermedades fisicas sino energéticas.

Antes y ahora a estas enfermedades que no cuadran con el modelo newtoniano se las metía siempre en el cajón de la sospecha de que eran causadas psicológicamente, en la forma de pensar de los medicos antiguos todo lo que no era orgánico (demostrable) era psiquico o sea inventado o histérico como se llamaban antes a estos padecimientos.  Más tarde algunos médicos acuñaron otra etiqueta mas suave para agrupar a estos enfermos. Fue asi como se inventó la psicosomática que seguia suponiendo que en el background del malestar habia un conflicto psíquico sin resolver, ahora algunos le llaman estrés.

La psicosomática murió poco a poco de inanición al carecer de una teoria que enlazara lo fisico con lo psiquico más allá de lo que Freud y los psicoanalistas descubrieron que era mucho pero que no representaba al grueso de los padecimientos psicosomáticos. Por ejemplo nunca supimos qué conflictos psiquicos -si es que habia alguno- podian estar alimentando una psoriasis, una artritis reumatoide, una ulcera gastroduodenal o una colitis ulcerosa. Sin embargo la sospecha seguia latente, al fin y al cabo era lógico si algo no es orgánico tiene que ser de causa psicogenética.

Para introducir aún mayor confusión se descubrió hace poco tiempo que la mayoria de ulcerosos sufren una infección por escherichia coli lo que hizo temblar los bigotes de aquellos que siempre habian sostenido la etiologia psiquica de estas enfermedades fisicas.

Pero lo cierto es que la mayor parte de los médicos no cayeron en la cuenta de que antes de que exista una lesión orgánica (como las úlceras o las pústulas) pasa mucho tiempo donde la enfermedad no se ha manifestado y que aqui estaba la clave del asunto, ¿qué sucede antes de que se manifieste la enfermedad fisica?

Lo que sucede es que las enfermedades antes de manifestarse celularmente atraviesan un periodo donde sólo pueden manifestarse a través de manifestaciones energéticas extracelulares, no existe aun lesión sólo disfunción. Una disfunción que si es mantenida en el tiempo puede llegar a manifestarse en el nivel celular pero que tambien puede resolverse por si sola y retroceder o remitir.

En este sentido la enfermedad energética es la manifestación inicial de una enfermedad orgánica o lesional. O dicho de otra manera toda enfermedad verdadera comienza con una enfermedad energética inabordable para la quimica y dificilmente demostrable con los métodos usuales de laboratorio o de radioimagen, basta con escuchar, son no-enfermedades- aun que se trasmiten de boca a oido a través de ondas acústicas (otra forma de energía invisible).

Ahora bien, conviene no confundir una enfermedad energética con una enfermedad psiquica o mental. Lo psiquico es desde luego energético pero no todo lo energético se manifiesta en lo psiquico puesto que lo energetico anida en todo el cuerpo y no solo en la mente, hay pues algo mental, psiquico o intangible en todos y cada uno de los órganos de nuestro cuerpo y que se encuentra en permanente comunicación a través del sistema inmune, de los neuropéptidos, las hormonas y la electricidad, los eternos viajeros de nuestro cuerpo.

Este era el error que apresó a nuestros profesores en la dualidad organico-psíquica que procede del modo de pensar newtoniano, lo que no es fisico debe ser a la fuerza psíquico. Les faltaba ese tercer pie y una convicción profunda: todo es orgánico, todo es uno a pesar de que existan tres patas: lo orgánico, lo energético y lo mental son las tres manifestaciones de lo energético (entendiendo aqui energia como la multiplicación de la masa de algo por la velocidad de la luz al cuadrado) : materia, energia y espiritu son las tres formas en que se manifiesta la materia y sus procesos biológicos.

Pondré ahora un ejemplo de un paciente real:

Una mujer que recientemente he tenido oportunidad de ver en consulta tiene tres diagnósticos:

  • La enfermedad de Sjogren y una tiroiditis de Hashimoto en remisión.
  • Una fibromialgia.
  • Un trastorno por ansiedad generalizada.

¿Estan justificados los tres diagnósticos?

La paciente presenta una enfermedad autoinmune ya instalada en el nivel celular, el sindrome de Sjogren es pariente cercano del lupus eritematoso y de las conectivopatias mediadas por la inmunidad humoral con anticuerpos antinucleares demostrables de lesión articular. Su clinica es el dolor y la incapacidad, su trastorno del sueño y la constricción de su campo de intereses y de placer. Su vida es la vida de una persona inválida e incapacitada a pesar de sus antecedentes de ser una persona independiente y trabajadora. Su vida transcurre en las salas de espera de múltiples médicos (reumatólogos, médicos de familia, oftalmólogos, endocrinólogos y rehabilitadores) a los que se les unió recientemente un psiquiatra por aquella sospecha de ansiedad generalizada y un psicólogo que escarbó entre sus antecedentes de calamidades recientes. Tods los especialistas que la han visitado lo hicieron a través de una mirada sospechosa ¿cuanto de su sintomatologia era atribuible a su enfermedad real (el Sjogren) y cuanto era exageración e histeria?

No sabian aun que una enfermedad atraviesa estos tres estadíos, uno energético, uno mental y otro fisico (u orgánico) y que según en que momento se explore van a predominar unos u otros, a veces nos podemos encontrar con una gran paradoja: que los enfermos empeoran mentalmente cuando mejoran fisicamente o esta otra: que la enfermedad fisica desaparece cuando es sustituida por una enfermedad mental severa tal y como ya comenté en este post. Los niveles son pues intercambiables y pueden solaparse buscando siempre o bien la restitutio ad integrum (en su versión mas benéfica) o la presentación más profunda, viajando desde los planos más sutiles hacia los más telúricos. De afuera adentro y de abajo arriba: lo más grave es desde luego lo que afecta a los planos más profundos y más altos.

¿Como se sentiria usted con una enfermedad asi a los cuarenta años?

¿Cree usted que está justificada su ansiedad o cree que es un problema -otro problema- esta vez psiquiátrico?

Si los médicos que atendieron a esta mujer no fueran especialistas newtonianos -esos que solo ven su disciplina- habrian podido minimizar el impacto de los diagnósticos más graves con los que esta mujer tuvo que lidiar.

Fue casi al final de esa carrera cuando llegó a mi y yo le dije:

– Usted no tiene tres enfermedades sino una.

Y ella se echó a llorar.

10 pensamientos en “Medicina energética (I)

  1. Sí, los masajes ya los conocen afortunadamente algunos… 🙂 aunque hasta no hace tanto eran vistos con cierto fruncido de nariz!
    Me ha encantado que por fín alguien nos recuerde que la cuántica no es sólo la mecánica cuántica sino que con un poco de abertura mental se extiende a varias ciencias más… Quizá ahí siempre ha estado el problema desde los 50.
    Como ya sabe, siempre me he preguntado porqué la palabra “energía” suele dar tanto miedo siendo que cualquiera ha visto su propio cabello electrizado por electricidad estática y esas cositas. Hacía falta que alguien hablara claramente de ello y comenzara a quitar el miedo a eso que, sino, suena a esotérico o peligroso. Y usted lo hace magistralmente, sin duda…

  2. PACO, LO DE ” – Usted no tiene tres enfermedades sino una.” ES VERDADERAMENTE IR AL GRANO Y SINTETIZAR. ¡QUE TIÓ!

    ENHORABUENA POR LA PRECISIÓN INTEGRADORA

  3. Parece que la poesía accede al conocimiento en forma directa.
    Coincido con el comentarista anterior en que la interpretación en forma de síntesis produjo en la paciente el alivio.
    Los pacientes que los clínicos derivan al campo Psi, se sienten culpables por padecer su enfermedad, como si hubieran conectado mal un artefacto y viene el de la aseguradora y los responsabiliza por el incendio.
    La antropología nos da ejemplos de curaciones “energéticas” que se esconden prolijamente o se desestiman.
    Como siempre un gusto leerlo.

  4. Me ha agradado mucho enterarme por este medio que hay personas que comprenden el funcionamiento energético del cuerpo, si, hay enfermedades psíquicas, psicosomáticas y físicas. Las enfermedades psíquicas y psicosomáticas terminan siendo también enfermedades físicas, lo que ocurre con muchas personas es que ignoran éste procediento del cuerpo y solo creen que los virus, hongos y bacterias son los únicos gérmenes patógenos que enferman al cuerpo. Hay agresiones psíquicas por via electromagnética producidas por el ser humano contra sus semejantes que producen enfermedades energéticas, es decir, que logran por este proceso enfermar cualquier campo energético de su victima, bien sea el campo astral, etérico o mental. La persona victima de ésta agresión presenta los síntomas reales como si estuviera enfermo físicamente de un órgano específico, pero acude al médico y se hace varios exámenes y lo le diagnostican nada porque por éste proceso alopático no se puede detectar la enfermadad que termina siendo física destruyendo al órgano que su victimario energético programó. Practíco la Radiestesia Holística, y por éste proceso puedo detectar cualquier energía electromagnética que se encuentre perturbando la salud de las personas. La curación o sanación de la persona se logra haciendole una neutralización energética a nivel áurico. Me pueden ubicar en: petrocellig@yahoo.com, Tlf. 0414-7676580. Centro Integral Nueva Era CA., Ciudad Comercial La Cascada, Maturín, Estado Monagas, Venezuela.

  5. Pingback: El extraño caso de la fibromialgia « neurociencia-neurocultura

  6. Pingback: ¿Nerviosas o mentales? « neurociencia-neurocultura

  7. Desgraciadamente es muy habitual la confusión entre “ansiedad” y “conectivopatías”.

    Los médicos a veces se quedan en la sintomatología. Diagnostican “ansiedad” como si tal síntoma fuese una enfermedad, cuando con frecuencia se trata de un síntoma de un problema físico.

    Las conectivopatías (incluyendo el Lupus) provocan con ansiedad y depresión y pueden pasar años antes de que los pacientes consigan un diagnóstico correcto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s