Dualidad y dialogicidad


Seguramente ustedes habrán visto esta figura de aqui arriba alguna vez, se trata de un mándala universal de procedencia muy antigua, lo que seguramente no saben es que se llama lemniscata desde que Bernouilli asi la bautizara. Es el mismo signo que utilizan los matemáticos para simbolizar la idea de infinito, un simbolo en forma de ocho invertido. La lemniscata es un mandala que representa lo infinito.

Y también para simbolizar en la tradición budista la dualidad o más bien las relaciones que existen entre los contrarios.

Nosotros los occidentales tenemos una concepción bastante distinta a la que los chinos e hindués mantienen sobre las relaciones entre opuestos y todo nos viene de nuestra tradición dualista cristiana y maniquea, algo que Hegel no pudo resolver al abordar sus conocidas teorias sobre tesis-antitesis y sintesis que precisó de una elaboracion doctrinal que se conocen en filosofía como las leyes de la dialéctica. Nosotros los occidentales creemos que los contrarios son opuestos es decir que se excluyen entre sí: lo blanco se opone y excluye a lo negro, la noche al dia y así. Esta concepción de los contrarios tiene enormes repercusiones en nuestra mentalidad, es decir en la forma como aprehendemos y comprendemos la realidad y tiene además consecuencias psíquicas muy importantes: por ejemplo el constructo freudiano de represión sólo puede ser comprendido por un occidental, ¿la razón? pues porque si lo bueno y lo malo (consecuencia del maniqueismo y del pecado) se oponen y se excluyen y lo malo es socialmente inaceptable no hay más remedio que apañarselas individualmente cada uno con sus propios recursos para esconder u ocultar todo lo que es o consideramos malo para aparentar que somos muy buenos y también al revés si uno ha construido su personalidad contra corriente. Visto asi, la represión no sería mas que una forma de autoengañarnos tratando de ningunear todo aquello que nos afea. O dicho de otra forma: existe una relación causal entre la dualidad y la represión que en este modo de ver las cosas no sería más que un recurso destinado al engaño y al autoengaño.

Asi son las cosas en nuestra manera de pensar lo cotidiano, pero para la amplia cultura que va desde India hasta el Pacifico, incluyendo sobre todo a China, las cosas no se conceptualizan asi sino de esta otra forma:

Como puede observarse en este conocido mándala del Yin y el Yang, en realidad el circulo tiene no dos sino cuatro partes, la parte blanca (Yang) y la parte negra (Yin) están separadas no por una linea recta sino por una especie de S que viene a advertir que los bordes entre una cosa y su contraria no son lineales sino curvilineas, además hay un puntito negro (yin) en el Yang y tambien un puntito blanco (yang) en el Yin lo que viene a señalar que el Yang se encuentra plegado en el Yin y al revés.

Naturalmente esta forma de pensar las cosas tambien tiene consecuencias para la manera en que se interpreta la realidad, para un chino hablar de bueno o malo, de deseable o indeseable, de vicio o virtud no es más que una estupidez occidental puesto que los contrarios fluctuan, se manifiestan periódicamente y son cíclicos, en perpetuo movimiento, no hay pues compartimentos estancos, no necesitan pues disponer de mecanismos adicionales como el descrito por Freud para alejar de la conciencia los aspectos indeseables de sus deseos que viven como algo transitorio que se despejará en virtud del eterno movimiento de las cosas.

Si uno no se instala en la dualidad no necesitará reprimir nada.

En realidad la lemniscata que aparecía al principio de este post es el embrión desde el que se desarrolló este otro simbolo o mándala del Ying y el Yang. Si lo observamos más de cerca veremos como el ocho acostado en realidad tiene un cierre por detrás que viene a señalar en la dirección de que los opuestos se tocan, están relacionados entre si o mantienen relaciones de vecindad entre ellos.

Tardamos mucho tiempo en comprender el significado profundo que oculta este mándala de la lemniscata y tardamos tanto tiempo porque hasta que no se desarrolló la Topologia no estuvimos en condiciones de representárnoslo. La Topologia es una rama de la geometría que estudia las figuras geometricas cuando son sometidas a torsión, asi si tomamos una simple cinta del pelo podremos observar cuando la torcemos que la cinta se ha transformado en una lemniscata.

Observen qué sucede con esta simple cinta cuando es sometida a torsión: se tranforma como por arte de magia en una cinta de Moebius.

Y una cinta de Moebius es en realidad una cinta sin fin, infinita, obsérvese como la hormiga que circula por ella ahora está fuera y ahora está dentro, ahora está arriba y ahora esta abajo, ahora está en la izquierda y ahora está en la derecha. Dicho de otro modo, la cinta ha pasado a tener tres dimensiones en lugar de las dos que tenia sin torsionar.

Y esta es una forma más creíble de representarnos los contrarios, al fin y al cabo entre la noche y el dia hay al menos dos estados o segmentos de transición, el atardecer (la noche en el dia) y el amanecer (el dia en la noche) moviéndose perpetuamente, del 2 procede pues el 4, en un movimiento perpetuo y ciclico que se autorenueva cada 24 horas, cada tres meses y cada año, por no hablar de la ciclicidad de la luna: ese tránsito de 28 dias que tanta influencia tiene en la menstruación y en los ciclos femeninos incluyendo a las mujeres occidentales.

Edgar Morin fue uno los pensadores que desde nuestra cultura abordó más intensamente este problema de la dualidad con que nuestras mentes parecen operar, asi planteó que la solución de nuestra manera dual de percibir la realidad tenia una dirección: propuso el cambio de la dualidad por la dialogicidad. Para decirlo de un modo claro y diáfano, la dialogicidad seria la necesidad de entender la realidad tal y como nos viene: preñada de una enorme paradoja, hay que combinar lo antagónico con lo complementario, lo diferente con lo simétrico, la igualdad con la diversidad.

Pero en mi opinión Morin no terminó de resolver el problema paradójico que se plantean los seres humanos en la gestión diaria de sus vidas debido a una cuestión: soslayó el tercer eje que aparece en la cinta de Moebius, Morin plantea una revisión politico-pragmática del problema de Hegel y propone la superación de los contrarios mediante un esfuerzo de imaginación: de lo que se trata de es refundir ambos conceptos que solo aparentemente son opuestos e inventar una nueva palabra. Por ejemplo, algunos investigadores creen que han superado la dualidad mente-cerebro invocando un ente llamado “mentecerebro”, eso hace por ejemplo Mario Martinez el autor de la teoria cognitiva que comenté en este post.

Desde luego no se trata de inventar una nueva palabra que yuxtaponga a los contrarios para hacerles andar de la mano, si atendemos al problema mente-cerebro no será diciendo que ambos son la misma cosa como vayamos a resolverlo. Mi opinión es otra: la mente es un intangible o si se quiere una emergencia, en ella se dan fenómenos mentales y hasta sintomas si se quiere pero los desórdenes mentales no pueden proceder de la mente porque la mente al ser un intangible no puede enfermar, lo que enferma es el cuerpo. He dicho el cuerpo, no el cerebro pues la mente no es una emergencia del cerebro sino del cuerpo entero en contacto con su medio social. O dicho de otro modo, no hay mente sin corporeidad tal y como sostenía Merleau-Ponty y también los yoguis.

La ciencia occidental sin embargo posee al menos dos profesiones que son en mi opinión, un monumento a la dualidad, los psiquiatras (que por lo menos somos médicos) y los psicólogos que en principio se dedican al estudio de la mente.

¿Qué haria un psicólogo en China?

Los chinos no piensan en modo dual, o dicho de otra manera no conceden a lo mental un estatuto distinto a lo corporal, los médicos chinos ni siquiera contemplan al cerebro como un órgano distinto a la sangre (bazo-pancreas). Al ser un órgano único y sin su correpondiente organo Yang el cerebro no establece relaciones energéticas con su contrario y debe ser por eso que el cerebro aunque es capaz de sentir propiocepciones procedentes de cualquier viscera por alejada que esté de él no posee sensibilidad propia, es tan resistente y ajeno al dolor que se puede meter un dedo dentro de los sesos sin que el paciente se entere de nada, eso si, es muy sensible a la falta de oxigeno y de glucosa que se vehiculiza como todo el mundo sabe a través de la sangre. En este post hablé precisamente de eso y de otros aspectos relacionados. En realidad hablé en él de la trinidad taoista es decir de los tres planos que coexisten en la realidad y que de alguna manera tambien comenté en este otro post.

El post en cuestión se titulaba “El amor es cosa de tres” y en él apuntaba hacia la idea de esa triple realidad, que discurre en tres ejes, en esa tridimensionalidad donde se articula lo humano y que resumiré del siguiente modo:

Del uno nace el dos es decir la dualidad. Significa que la dualidad no es sólo un error cognitivo de nuestra percepción del mundo sino un estado del tránsito desde un elemento en su contrario, en el dos hay bidimensionalidad, hay alteridad, hay un otro, pero inmediatamente del dos pasamos al cuatro como vimos en el mándala del Yin y el yang y del cuatro al ocho, el octógono y asi sucesivamente hasta el infinito. Ahora estamos en condiciones de entender el sentido que ese ocho invertido llamado lemniscata tiene desde el punto de vista de lo mórfico: significa el infinito, la serie de los números si se quiere, la infinitud del cosmos o la infinitud del mundo si se prefiere, también la inpermanencia de cualquier estado mental. En cualquier caso lo que nos viene a decir es que los opuestos sólo son opuestos si paramos o detenemos la rueda del devenir y construimos categorias cerradas con ellos. La forma de superar la dualidad es contemplar como la hormiga se mueve en tres dimensiones en la cinta de Moebius. Lo que está arriba después está abajo, lo que es blanco, será mañana negro y lo que está afuera estará adentro, una idea que tiene que ver con la impermanencia y que tiene consecuencias prácticas aprovechables.

Les pondré un ejemplo que pueden ustedes usar para ser más felices en sus vidas parejiles, en el caso de que ustedes tengan conflictos con eso que se han venido en mal llamar “la guerra de sexos”, se trata de consejos prácticos, pero antes recordemos los tres ejes:

El primer eje horizontal X tiene dos polos en uno se situaria una relación, una alteridad absolutamente dependiente y en el otro polo una absolutamente independiente (sin alteridad), en la primera habria una complementariedad +1 y en el otro una complementariedad 0. Le llamaremos eje de la complementariedad y es el lugar donde se dan las identificaciones, el ser como el otro, el tener lo que el otro tiene, o el de ser lo que al otro le falta, se correponderia con el constructo lacaniano de “lo imaginario” y en él predominaria la identificación y lo especular. Los polos son estos dos dependiente-independiente.

El segundo eje, el horizontal Y es el eje de la diferencia, el lugar donde las diferencias pueden mostrarse y ejercerse, por ejemplo la diferencia sexual: hombre-mujer, es aqui donde la diferencia tiene sentido ser ejercitada y no en el anterior presidido por un universo de parecidos o complementos. Este es el eje del poder y donde se dan las grandes confrontaciones parejiles en su busqueda de poder pero tambien los pasionados y complices regodeos eróticos entre amantes o parejas. Los polos son estos dos masculino-femenino. Y se correponderia con lo que Lacan llamó el eje de lo real.

El tercer eje Z, es un eje de torsión social y donde se situan las diferencias de rango, posición, clase social, instrucción y comprensión del mundo de cada uno de los individuos que componen una pareja: las diferencias extremas como es natural exacerban todo tipo de conflictos mientras que los parecidos la atenuan. Los polos podrian ser estos dos: pobre-rico. Se trata del registro de lo simbólico.

La gente se empareja con gente de su mismo nivel social porque comparte con él una comprensión del mundo dificil de pactar con personas de un nivel distinto, es aqui, en este eje, donde reside la igualdad, con sus bases jurídicas, políticas, filosóficas o éticas. Buscar la igualdad alli donde hay un rail para que corran las diferencias es un error tan grave como buscarlo en el primer eje donde el otro ejerce como soporte de un espejo que está alli para devolver una imagen benefactora para el que se mira en él.

Los conflictos con la igualdad proceden precisamente de este enredo entre ejes que Morin no termina de resolver observando solo los dos ejes donde transcurre el antagonismo-complementariedad aunque obviando el tercer eje, ese es el lugar donde hay que ir a buscar la igualdad.

Por la misma razón buscar la igualdad alli donde debiera haber complementación es otro desvario que les sucede a muchos, y que devuelve el sistema a un estado de cosas dual, de guerra y confrontación entre sexos, machismo-feminismo. Hombre y mujer deben complementarse y ofrecerse para auxiliar al otro en sus déficits o defectos estructurales y lo consiguen cuando cada cual desempeña ese papel sin miedo y con buena conciencia sin entender que está cediendo parte de su soberania personal al otro.

Eso es la dialogicidad trinitaria tal y como yo la entiendo.

Esto es lo que supera la dualidad y que todos podemos hacer con un poco de entrenamiento, al fin y al cabo la mente humana es capaz de autoobservarse a sí misma, pero si lo hacen háganlo con mindfulness, es decir con conciencia plena y con honestidad total consigo mismos.

Anuncios

10 pensamientos en “Dualidad y dialogicidad

  1. No sé si de los mejores o de los más inspirados. En cualquier forma, uno de los posts que he disfrutado más, Rey Carmesí.
    Y viene al caso la sincronicidad de lo que dice Chopra aquí, precisamente en ese libro que habla de sincronicidades pero tb de cómo enfocar lo dual:
    “La naturaleza esencial del Universo es la coexistencia de valores opuestos. No puedes ser valeroso si no tienes un cobarde en tu interior. No puedes ser virtuoso si no puedes actuar con maldad. Gran parte de la vida la gastamos negando ese “lado oscuro” y proyectando esas características en quienes nos rodean (…) Aquellos que no comprenden esto [es porque] no están dispuestos a aprobarlas en sus vidas.”

  2. Estoy de acuerdo Ana, detras de un altruista siempre hay un egoista, pero la forma de superarlos es ir más allá, es decir hacer que el dos sean cuatro y después ocho y asi “ad infinitum”. Trascender los valores, irse hacia lo otro.

  3. ¿Cómo podría hacer para sentirme por unos momentos mi contrario…?

    ¿Bastaria, por ejemplo, con mirarme fijamente al espejo durante 5 minutos?

  4. Querido paco, en realidad tu y tu contrario sois la misma persona, más allá de eso no sois nada, careceís de fundamento puesto que el Yo que crees ser el realidad es solo un rastro biográfico, una senda narrativa de elecciones que se han constituido en una identidad, hay como un karma orenguiano que te persigue y que te lleva de una cosa a otra en la dirección de tus elecciones previas. No se trata de buscar un anti-yo, sino la suposición de que cualquier valor en el que se cree crea un antivalor, el 2 procede del 1, cualquier elección divide el mundo el dos y asi lo conceptualizamos solo que en realidad el mundo no está dividido en dos, sino en 4, 8, o 16. Y asi. de lo que se trata -en mi opinión- es de contemplar cualquier antitesis más allá de la antinomia y entender que eso que llamamos carácter o personalidad no es más que una ilusión, nadie es d eninguna manera, todo depende de las circunstancias y además siempre estamos en movimiento, cambiando, excepto ese tipo de personas que paran, detienen o suprimen sus emociones y las llevan al cuerpo, a esos si que les convendria tomar contacto con su contrario.

  5. De Morin hay una entrevista en ese documento de recopilación de Contras, por ahí por el gugelgrup lo dejé.
    Sí que le quedó bien, sí. Tan bien explicado que es como si hiciera magia con las palabras.. Como siempre.

  6. Paco

    escribo en “El bálsamo de fierabrás” y también estoy en el comité de dirección de “sexología integral”, una revista de sexología médica (puedes verla en internet). Me gustaría contactar contigo para encargate un artículo para una sección que llevo en la revista. Me ha interesado mucho tu post sobre los celos.

    Mándame un correo y contactamos,

    Por cierto me tienes fascinado. Escribes mucho y bien. Y me gusta leerte porque siempre me haces pensar, incluso revisar conceptos de los que me siento alejado.

    salu2

  7. Pingback: Masculino,femenino y sus interfases « neurociencia-neurocultura

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s