Enfermedad mental y poder (II)


Los que hayan leido el post anterior ya habrán comprendido que el amor y el poder son dos eternos compañeros de viaje que se dedican a amargarse la vida el uno al otro cuando no precisan de un tercero que tercie en la disputas eternas que mantienen ambos. Señalé tambien en ese post algo que está en el origen de esa desavenencia estructural y me referí a que las personas que nos aman son las mismas personas que nos dominan y que en el mejor de los casos nos empoderan, es decir nos disciplinan para que mas adelante seamos capaces de gestionar nuestra propia vida.

Nada de esto sucede en los enfermos mentales.

Los enfermos mentales -y no solo ellos- son personas que son incapaces de gestionar su propia vida de una manera adaptativa, en su grado más extremo -en las psicosis crónicas- son incapaces de ganar dinero y de gastarlo de una forma sensata, no conocen las reglas elementales de la sociabilidad, no se lavan , no se alimentan, no se cuidan y deben ser tutelados por alguien que se haga cargo de ellos. Es posible afirmar que los enfermos mentales graves son aquellas personas que tienen déficits o deficiencias severas en el autocuidado, se trata de personas que necesitan que alguien “les tome a su cargo”. El riesgo que tienen de morirse de cualquier cosa abandonados a su suerte es el doble del que tenemos las personas normales.

Es posible afirmar que en ellos existen deficiencias en eso que hemos llamado empoderamiento y cuyo resultado adaptativo es la autodirección, la capacidad de gobernarse uno mismo sin precisar de tutelas o de cuidados especiales. Eso es la normalidad e implica cierto grado de empoderamiento. La persona normal es aquella que ha logrado establecer ciertos pactos entre la pulsión de poder y las pulsiones eróticas, ha llegado a un cierto equilibrio en ese reparto.

Por el contrario los enfermos mentales son personas que suelen escindir los contenidos eróticos de los de poder, algo que ya señaló aquel psiquiatra de culto llamado Ronald Laing, el inventor de aquel movimiento denominado antipsiquiatria que presidió el debate psiquiátrico en los sesenta y setenta y cuya doctrina impregnó a toda una generación: la que llevó a cabo la desinstitucionalización de los enfermos mentales con el cierre de aquellas instituciones clásicas y siniestras conocidas con el nombre de manicomios.

Esta escisión de la mente de la que Laing habló en su “Yo dividido“, no era una novedad teórica, el propio Bleuler, inventor de la palabra “esquizofrenia” ya bautizó de esta manera a esta enfermedad sustituyendo a la kraepeliniana “demencia precoz” porque quiso enfatizar la división de la mente (esquizo) en lugar de su evolución hacia el déficit o la demencia.

¿Pero qué significa “división, escisión o esquizo”? ¿Qué consecuencias tiene esta división sobre la mente? ¿Y por qué se produce tal escisión?

Lo que entendemos hoy por escisión mental es una forma primitiva de defensa psíquica que trata de separar los contenidos amorosos que proceden de la madre “buena” de los contenidos de agresión que proceden de la madre “mala”. El paciente tendría una dificultad innata o adquirida a la hora de mantener agregadas ambas condiciones y esta dificultad se manifestaría en una especie de fragmentación o debilidad de la mente para hacer síntesis entre ambas pulsiones y en adelante de cualquier otra. Se supone que eso es lo que hacemos las personas normales: manejarnos con la ambivalencia que nos generan nuestros objetos significativos mezclando ambas tendencias en el turmix del deseo y dando una respuesta integradora. “O le amo o le odio”, es lo normal en la lógica de contradicción que preside nuestro intelecto. También puedo “amarle hoy y odiarlo mañana”, pero “odiarlo y amarlo” al mismo tiempo es bastante enloquecedor. Es probablemente eso lo que les sucede a los pacientes mentales más graves sobre todo a los esquizofrénicos.

Laing que era un psiquiatra radical pensaba que el amor estaba envenenado por el odio en su raíz. Estaba persuadido -quizá a través de su propia experiencia personal- que en el amor están las semillas de la destrucción, de la tortura psíquica que los padres inflingen a sus hijos y que llevaba a algunos de ellos a partirse en dos: una parte delegada del dominio de los padres y otra el Yo verdadero que permanecía en estado embrionario, sin despertar, crecer y madurar. Laing creía que la esquizofrenia era una enfermedad inducida por los padres en el ejercicio de su poder contra sus hijos, de lo que se trataba era de liberar esa parte dormida que había en los enfermos y de darles soporte para que se manifestara, algo así como una reeducación.

La hipótesis de la “madre esquizofrenógena” añadió más culpa a los hogares con hijos esquizofrénicos y no fue refrendada nunca por la comunidad psiquiátrica internacional, las ideas de Laing fueron desterradas ya en la década de los 80 y hoy ya nadie sostiene dicha teoría a pesar de que en el pensamiento de Laing hay -mezcladas con sus ideas y propuestas radicales- algunas gotas de verdad.

La primera verdad es que en los familiares de primer grado de los esquizofrénicos existe lo que hoy conocemos con el nombre de trastorno esquizotípico, una especie de esquizofrenia menor que no se detecta fácilmente y que sólo puede ser revelada por la mirada de un experto. Si bien la hipótesis de la madre esquizofrenógena nunca se demostró lo cierto es que tampoco se excluyó del todo dejando a cada profesional la responsabilidad de entender mejor la enfermedad de cada caso individual según su propio criterio de entender la crianza. Asi Bowlby habló de un apego inseguro o de un apego ambivalente como observaciones de sus trabajos con niños para explicar esa misteriosa disociación. Naturalmente la psiquiatria oficial considera a Bowlby una especie de guru al mismo tiempo que se desdice de la “madre esquizofrenógena” y se concentran en la genética y en la neurobiologia moleculares.

Lo cierto es que si los padres de los esquizofrénicos comparten algunos rasgos genéticos con sus hijos enfermos, -algo que es indudable- resulta difícil trazar una linea divisoria clara entre el concepto “madre esquizofrenógena” y los trastornos del taxón esquizotípico que al parecer se encuentra distribuido de forma familiar.

Otra gota de verdad en el pensamiento de Laing es que esa escisión del Yo existe en otros modelos explicativos del enfermar mental sobre todo en aquellos de origen psicoanalitico. Y no hablo solamente en los esquizofrénicos sino en los enfermos mentales más leves, aquellos que llamamos neuróticos y aun en las personas normales y es la responsable de esos vaivenes de idealización-devaluación que presiden nuestros intercambios con los demás y que se saldan con enemistades, conflictos con el poder, decepciones personales, disregulación del humor, angustia o desamor. Es posible decir que la mayor parte de conflictos que tenemos con los demás proceden de un cierto defecto de empoderamiento personal, es decir a un déficit para orientarse en la vida siendo dirigidos por esa fuerza interior que dota a nuestros actos de sentido y de propósitos y que deben ser legitimados desde el orden social: el deseo de poder y sus fracasos tiene sus correlatos bien conocidos, la codicia, la envidia, los celos y la rebeldía.

Y es algo que sucede a veces yendo de la mano de amor, pues el amor no nos redime de los conflictos con el poder sino que a veces es el escenario-como sucede en la histeria-, la condición para que esos conflictos se manifiesten. De manera que las ideas-fuerza de Laing son falsas porque atribuyeron al amor en si mismo la cualidad de conflicto siendo como es el poder de dónde procede este conflicto cuando se enreda con el amor o con las pulsiones libidinales genéricamente hablando. Sin embargo acertó en su diagnóstico de ese defecto de empoderamiento en relación con los pacientes mentales graves relacionándolo con la escisión.

Y son frecuentes los enredos del poder con el amor y lo son por una razón fundamental: mientras las pulsiones libidinales se reprimen cuando entran en conflicto con instancias morales las pulsiones de poder no siguen los mismos destinos que aquella, el deseo de poder no se reprime sino que se deniega, es decir el individuo tiende a mantener separados amor y poder durante toda su vida, como si una cosa excluyera a la otra ignorando que amor y poder van siempre de la mano y que es precisamente en las relaciones amorosas donde obtiene su mayor legitimación como pulsión oculta y siempre disfrazada o disimulada.

Gran parte de los sintomas psiquiátricos y el malestar y el sufrimiento mental proceden tanto de la disconformidad y la falta de empoderamiento como de las estrategias que uno diseña para arrebatar, ningunear, minimizar o mortificar el poder del otro.

Algo de lo que hablaré en el proximo post, de esas estrategias duales que conocemos como pasión y rebelión frente al poder.

A aquellos que quieran profundizar en la vida y obra de Ronald Laing les recomiendo el libro que uno de sus 10 hijos Adrian, escribió recientemente sobre la vida de su padre. Se trata de un ajuste de cuentas despiadado contra él, una de las formas que tiene el poder de alzarse contra sí mismo convirtiéndose paradójicamente en otra clase de poder que conocemos como venganza.

En este articulo hay un buen resumen del libro.

Hasta Nietzsche escribió sobre la escisión:

“El buen autor, el que de veras se compromete con su causa, quiere que aparezca otro y lo eclipse sosteniendo la misma causa de modo más claro y resolviendo exhaustivamente los problemas contenidos en ella. La muchacha que ama desea descubrir, en la infidelidad del amado, la devota fidelidad de su propio amor. El soldado desea caer en el campo de batalla por su patria victoriosa: pues en la victoria de su patria triunfan al mismo tiempo sus más altos deseos. La madre da al hijo lo que se quita a sí misma, el sueño, la mejor comida, en algunos casos la salud y los bienes. ¿Pero son, todos éstos, estados altruistas? ¿Son, estas acciones de la moral milagros, en tanto que son, según expresión de Schopenhauer, imposibles y con todo reales? ¿No es evidente que en todos estos casos el hombre ama algo propio, un pensamiento, una aspiración, una criatura, más que otra cosa propia, es decir, que escinde su ser y sacrifica una parte de éste a la otra? ¿Acaso sucede algo esencialmente distinto cuando un testarudo dice: Prefiero que me maten a ceder un palmo ante este hombre? En todos estos casos existe la inclinación hacia algo (deseo, instinto, aspiración); secundarla con todas las consecuencias, no es, en ningún caso altruista. En la moral el hombre se trata a sí mismo, no como individuum, sino como dividuum“.

De “Humano, demasiado humano

15 pensamientos en “Enfermedad mental y poder (II)

  1. Esa cita de Nietzsche me recuerda a ese diálogo novelado de Yalom donde Breuer insiste en argumentar que su interés por “curar” a Nietzsche es altruista (“esta última afirmación acerca de mi deseo de poder sobre usted es un verdadero disparate”).

  2. Que la busqueda de poder, de la capacidad para influir y diriguir negociaciones o actos, sea un motor importante de la psique es una idea a tener en cuenta, personalmente lo considero mas importante que el tema del sexo que esta tan presente en la psiquiatria. Cuenta ademas con el respaldo de un planteamiento evolutivo.

    De todos modos parece que en general la busqueda del poder es un fenomeno secundario a la busqueda de PAGOS. El ser humano perseguiria el cobro de unos pagos y para ello haria uso de su poder o lo desarroyaria.

  3. Pagos es un concepto que en principio pertenece a la teoria de juegos. Un pago es algo que podemos obtener y que le suponemos valor, de modo que su obtencion esta incentivada para las personas. Tener un desayuno es un pago, tener una casa, que haga un buen dia, etc.

    Que la busqueda de poder este inscrita en la psique supondria decir que en la psique esta inscrita una tendencia a buscar influenciar sobre los acontecimientos del mundo. Un individuo que desee sobervivir tendra en principio mas posibilidades de hacerlo si cuenta con esta tendencia natural a buscar influenciar, ya que de otro modo no tendria tendencia a influenciar los acontecimientos del mundo al beneficio de su supervivencia y por tanto no podria hacerlos tan beneficiosos. He ahy el planteamiento evolutivo.

    Que un indivuo busque influenciar no significa que se haga presidente de la comunidad de vecinos, un individuo puede necesitar de planteamientos de busqueda de poder para justamente evitar ser presidente de la comunidad, la busqueda de poder esta orientada a cualquier pago, como reducir responsabilidades.

    Cambiando un poco de tercio, existe un tema de comportamiento que me parece interesante que se llama “complejo de autosuficiencia”, desarrollado en una sesuda serie de dibujos.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Complejo_de_autosuficiencia
    http://ashuraoh.spaces.live.com/blog/cns!3C2BF28C9C703650!1657.entry

    Basicamente se trata de un conflicto de influencia o poder entre el colectivo, y el individuo.

  4. El tema del poder puede contemplarse desde muy distintos angulos y eso de complejo de autosuficiencia que desconocia es una magnifica aproximación a lo que sucede en la realidad de los individuos concretos y que se enlaza con la teoria de la deaferentización social y que viene a decir que los sujetos enferman si se aislan de sus semejantes sobre todo en determinados pasajes de su vida. no cabe duda de que lo psicotico es consecuencia del aislamiento y que la psicosis propicia a su vez el aislamiento. Y si, yo creo que eso tiene mucho que evr con el poder entendido como ese “pago” que nombras y que vendria a representar las ventajas que del poder obtienen aquellos que lo ostentan, entendiendo el poder en su forma extendida:como la capacidad de aislarse que tambien es poder.
    Los psicólogos evolutivos dicen desde ya hace mucho que “se puede tener mucho poder desde la debilidad”.
    Gracias

  5. Buenas Paco, tal como lo veo el complejo de autosuficiencia surge cuando un individuo que tiene el incentivo y la pretension de que ciertos acontecimientos se desarroyen de una forma determinada, encuentra
    1º que su capacidad de influencia en un colectivo es insuficiente para alcanzar sus objetivos
    2º que el colectivo ejerce una influencia o poder por encima del tolerable sobre la posibilidad de que se alcancen sus objetivos.
    Como respuesta el individuo puede decidir excindirse del colectivo, rompiendo las relaciones de influencia o poder con este. Para tener una percepcion de control sobre sus objetivos o en la consecucion de sus pagos.

  6. Si, eso es muy psicoevolutivista y tiene hasta un nombre, se llama yielding en inglés, algo asi como una escisión por derrota o humillación, creo que tengo un post donde hablo de esto, si es este:
    https://pacotraver.wordpress.com/2007/02/21/por-que-las-mujeres-se-deprimen-y-los-hombres-se-drogan/
    Es el modelo de Price sobre apego y rango, como verás en el esquema hay dos formas de retirada, una es la huida (flight) y otra la retirada propiamente dicha (yielding).

  7. Pingback: Enfermedad mental y poder (III) « neurociencia-neurocultura

  8. Perdòn, Paco, hay algo que no entiendo con respecto a tu comentario sobre la “madre esquizofrenògena” y las esquizotipias. ¿Quieres decir que en la esquizotipia tendrìan fuerte influencia los factores ambientales? Yo he tratado a pacientes hijos de madres esquizofrènicas. Entre los casos que yo atendì no habìa ninguno con esquizotipias, claro que esos pacientes consultan poco. Sì notè que tenìan fuertes tendencias disociativas.
    Me parece que si sigo abusando asì de este servicio de emergencias intelecto- espìritu-culturales, me van a aumentar la cuota.
    Una joya el racconto sobre la antipsiquiatrìa.

  9. Pingback: Enfermedades y disidencias « La nodriza de las hadas y el rey carmesí

  10. ¿¿¿QUE ES EL SÍNDROME DE LAING??? HOY ESCUCHE AL RESPECTO Y NO HAY NINGUNA INFORMACIÓN… ¿¿¿TIENE ALGO Q VER CON ESTE ARTÍCULO??? O PODRÍAN RECOMENDARME ALGUNA PAGINA XFAVOR

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s