Contra Darwin


Antes de Darwin fue Copérnico y sobre todo Galileo Galilei los que se enfrentaron al prejuicio generalizado de que era la Tierra la que giraba alrededor del sol o de que la Tierra era plana, fueron declarados apóstatas, herejes, masacrados por los poderes fácticos de entonces. Pues la verdad no se abre paso a través de la ignorancia sino sobre todo a través del prejucicio, cuando no de un interés institucional: al poder medieval le interesaba que el universo fuera periférico y que la Tierra fuera el centro. Luego vino Darwin con la “teoria de la evolución” y más tarde Freud con su descubrimiento del inconsciente los que pusieron patas arriba el paradigma antropocéntrico de la naturaleza y el universo. Ahora tenemos otros ejemplos como los que defienden el “calentamiento global” y que son acusados por los politicos y las empresas contaminadoras de catastrofistas y de terroristas intelectuales.

Siempre es igual, la verdad es molesta y no siempre acaba imponiéndose al menos en el imaginario del público en general, asi y sólo asi podemos comprender la reactivación de las teorias creacionistas y que el darwinismo siga aun prohibido en algunas universidades de USA, por no hablar del psicoanálisis que sigue teniendo enemigos académicos en todo el mundo y a un sin fin de especialistas bien pagados dispuestos a demostrar que Freud en realidad era un obseso sexual, muy poco de fiar y menos digno de seguir y comprender.

Asi y todo estos exégetas de la creación o del conductismo feroz ahora ablandado por eso que ha venido en llamarse psicologia cognitivo-conductual, no han sido capaces de articular una nueva teoria que de cuenta de las verdades ocultas en la teoria psicoanalítica y que son tan intuitivas que cualquier persona detecta en sus semejantes sus signos elocuentes aunque no es tan fácil emplearlas en conocerse a si mismo: un mandato escrito en Delfos desde la antigüedad y que choca con muchos prejuicios bien instalados en la mentalidad del hombre actual demasiado ocupado en otros menesteres. La verdad ha caido en desgracia y el hombre individualmente hablando es el culpable que la mentira y la farsa dominen las expectativas racionales de la población, no es sólo el dinero y el poder quien tiene la culpa de los males del mundo sino tambien aquellos que persiguen esos bienes sin pararse a pensar ¿qué soy , quién soy , qué necesito?

El modelo bio-psico-social que propusiera Engel no ha pasado de ser una declaración de buenas intenciones, la investigación sigue el camino del dinero y hoy toda la investigación psiquiátrica está dedicada a encontrar nuevos fármacos de síntesis para el tratamiento de las psicosis y la depresión -un verdadero filón comercial-, por más que no sepamos aun ni una palabra de las mismas, entre otras cosas porque no hay un consenso universal y transcultural de qué cosa es una psicosis o una depresión.

Asi y todo las cosas parecen marchar y los discursos sobre la verdad pronto son acallados por los grandes lobbyes de la comunicación o por el poder de las universidades y de las prebendas en la investigación que privilegian unos conocimientos sobre otros y casi siempre en la dirección más organicista posible: aquella que promete un mayor beneficio.

Siempre hay quien acusa a la Iglesia católica de reaccionarismo ignorando por ejemplo que el Concilio Vaticano II ya dejó clara la postura de la Iglesia ante la evidencia de que el hombre y el mono habian tenido un antecesor común. Pero cuando la Iglesia cede ante una evidencia siempre habrá revisionistas, como Monseñor Léfevre que casi escinde la Iglesia francesa por un quitame allá una sotana o una misa en latín. Cuando quitas a un sacerdote aparecen tres o cuatro brujos, esa es una verdad usualmente ignorada por los “progres”.

Y si no me creen solo tienen que contemplar el video de este niño telepredicador que usa las técnicas de los politicos para impregnar de su “verdad” a un auditorio entregado y convencido de un prejuicio: Dios nos creó a su imagen y semejanza”, no hay pues evolución.

¡Y aun hay quien lo cree!

Anuncios

3 pensamientos en “Contra Darwin

  1. Lo que es, digamos, fenotípicamente hablando, el observar con cierta atención al peruanito prodigio hace decantarse por una de las dos teorías más que por la otra. ¿O acaso habrá creado el hombre a Dios a su imagen y semejanza? Chi lo sa…

  2. Si, a juzgar por sus dotes histriónicas este niño apoya la idea de que el hombre y el mono somos grandes imitadores, lo que va contra la idea de que estamos hechos a imagen y semajanza de Dios, ningún Dios se hubiera dado por satisfecho con el resultado de su obra.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s