De pederastas


No estará de más empezar por una definición, la pederastia o paidofilia es una parafilia, es decir una enfermedad mental que afecta a la condición del deseo sexual en los que la padecen, condición que se circunscribe a una excitación sexual preferentemente obtenida en relación a los niños. Nótese que el termino parafilia es bastante confuso dado que la mayor parte de ellas son inocuas y sólo señalan la idiosincrasia de las preferencias sexuales de cada cual. En este sentido la mayor parte de las parafilias -si entendemos como parafilia a las actividades sexuales que no devienen en cópula- no son patologicas.

Otra cuestión a la que merece prestarse atención es la dimensión de goce de las parafilias, algo que contrasta con el resto de las enfermedades. En efecto, estamos acostumbrados a pensar la enfermedad como un tipo de sufrimiento ligado a la “infirmitas“, sin embargo tanto en las parafilias como en las toxicomanias estamos hablando no tanto de un sufrimiento vinculado a un síntoma sino a un goce idiosincrásico que además puede causar sufrimiento a otra persona. Es caracteristico de estas enfermedades del goce que el “sufriente” sea otro, usualmente alguien de la propia familia, algo que no impide que a la larga el paciente pueda terminar sufriendo a partir de ese goce concreto. No nos debe de extrañar pues cualquier goce llevado a su ultima consecuencia termina en la muerte.

De manera que las parafilias antes llamadas perversiones sexuales son una especie bastante curiosa si las comparamos con el resto de las enfermedades, al enfemo no le duele nada, no delira, ni presentan sintomas mentales de ninguna clase, solamente hay una inclinación que la mayor parte de las veces se mantiene en secreto acerca de una condición de goce, un goce que puede ser legitimo o ilegitimo, un goce que a veces viene sancionado por las leyes y otras veces no. Hasta hace poco tiempo la homosexualidad era perseguida por la ley y se consideraba un vicio, hoy ya ha pasado a convertirse en una actividad legitima aunque puede considerarse como una parafilia en tanto que supone un goce exclusivo e individual. Una parafilia inocua pero parafilia según la definición.

Otro error que suele cometerse con frecuencia es confundir pederastia con el crimen: no todos los pederastas son criminales y ni siquiera todos los pederastas pasan al acto sus fantasias que quedan sólo en eso, fantasias. Nadie podria acusar a Lewis Carroll de pederasta a pesar de su fascinación por Alicia, una inclinación que pudo sublimar escribiendo cuentos para niños. Tampoco sería justo decir que Oscar Wilde era un pervertido a pesar de que estuvo en la cárcel por sus amorios con el joven Arturo (menor de edad) aunque en Inglaterra en aquella epoca la homosexualidad estaba penada con la cárcel. ¿O qué decir de la novela más importante de los amoríos entre un adulto y una niña? me refiero a la novela Lolita de Vladimir Nabokov, una obra maestra de la literatura universal llevada al cine nada más y nada menos que por Kubrick. ¿Y qué decir de “Muerte en Venecia”, escrita por Thomas Mann y filmada por Visconti?

Si todos estos grandes hombres fueron pederastas hay que decir que en poco se parecen a esos otros pederastas que raptan niños o niñas o que incluso les asesinan.

Yo creo que ningun criminal es criminal por ser pederasta, hace falta otra cosa además de de la citada inclinación, hace falta una patología ética muy severa para pasar al acto criminal.

No se sabe si la pedofilia es un trastorno neurobiologico o si más bien tiene relación con las operaciones que el sujeto realiza para exorcizar su miedo a las mujeres adultas. Es posible que la escena originaria (haber presenciado cierto tipo de imágenes sexuales en la infancia) juegue algún papel en la génesis de esta preferencia, pero lo que es seguro es que la pederastia y ninguna parafilia en si misma es equivalente a una conducta criminal y que por otro lado el abordaje de estas patologias no puede hacerse del mismo modo que hacemos con las enfermedades comunes, no debemos olvidar que hay un goce implicado en la conducta y no un sufrimiento.

¿Alguien va al médico a contarle como se divierte?

Para todos aquellos que no recuerden el desenlace del cuento de Perrault conocido como “Caperucita Roja” recordaré que después de ser devorada por el lobo Caperucita es devuelta a la vida gracias a un benefactor leñador que ejecuta la “cesárea” correspondiente. Algo muy parecido sucede en esta pelicula “El leñador” de Nicole Kassell que cuenta las vicisitudes de un pederasta y sus dificultades para reinsertarse en una sociedad que no cree en su rehabilitación. Al final es una niña abusada por su propio padre la que disuelve su errónea creencia de que “son ellas las que seducen al adulto”. El fantasma del pederasta es precisamente éste: que hay en los niños algo perverso que les llama a abusar de ellos en la creencia de que eso es precisamente lo que ellos desean.

Algo rabiosamente individual que se opone a cualquier interpretación neurobiológica. Hay algo de irreductible en cada parafilia, algo idiosincrásico que comparte con el resto de casos algo común: el miedo a la sexualidad, al fin y al cabo una niña no es una mujer.

Anuncios

4 pensamientos en “De pederastas

  1. Estoy realizando un estudio sobre Criminilización del sexo y leyendo en Internet, Me perdí! De pronto es por que la red se ha vuelto demasiada difusa o es que no he tenido suerte!. Ejemplo, si Oscar Wilde tenia amorios con un menor de edad (me supongo que tenia relaciones sexuales con él!), por que se diferencia de otros pederastas?. Un menor de edad es un niño?, Un niño (pre-puber) es igual a un adolescente?. La verdad creo que nos falta precisión antes de empezar un discurso de connotación científica cuando hablamos de parafilias. Además, no estoy tan seguro pero creo que en DSM-IV habla de trastornos o desviaciones y no de enfermedades y realiza una explicación compartiva al respecto, en fin no sé, eso me pareció que no hay claridad en la terminología y su significado.

  2. Bueno, si estás haciendo un estudio de criminalización del sexo ya sabrás que el sexo es una de las actividades humanas que mas controles, prohibiciones y censura ha acaparado no importa si los agentes sexuales son dos hombres, dos mujeres, niños y adultos o adultos entre si. Con respecto al tema de la pederastia hay una delgada linea roja que separa a aquellos que se consideran “a proteger” y que legalmente están incapacitados para dar su consentimiento de los que si pueden hacerlo. Cada sociedad determina en cada momento histórico cual es esta frontera (siempre un hecho cultural), pero hay que saber que se ponga donde se ponga el limite habrá siempre personas que lo crucen y que lo transgredan sin la necesidad de que quien esto hace sea un enfermos mental (da igual si es enfermedad o trastorno). Y desde luego que existe muy poca literatura sobre el asunto.

  3. bueno meda gusto que se realisen estos estudios pero que hay con la solusion a estas personas lacarsel noes el mejor lugar para estas personas y lodigo antes de que jusquen yo ala edad de 6 años fui busada por mis hermanos mayores has ta los 15 años mi mabre lo abia y nunca yso nada mier mana la mayor sostenia relasiones con uno de ellos alo que yo mepude percatar unu de elos cuando yo mereuse de estas asquerosidades abuso de miermana menor de tan solo 7 años en ese momento ala edad de 18 años mecase con una persona que tenio 3 años de conoserla despues de 7 años de casados miermana mayor alsa una demanda por que supuestamente mi esposo biolo asus 2 hijos de todo lo anterior mensionado el miesposo nosabia nada para que no piensen que fie benganza el sentera un año sdes pues de sentesiado de todo esto el cursa por una condena de 30 años de prision los lisensiadoa de ofisio no isieron nada mis hermanos estan libres uno de ellos abusu de una de mis primas de una besinita y yonose que aser mi esposo escul pable ono o acaso serian ellos.sipudieran proporsionarnos mas informasion se lo agradeseriamos

  4. Y dale con la enfermedad a vueltas…..
    Que no, que no hay tal enfermedad, por mucho que os empeñéis en decirnos psiquiatras y psicólogos lo contrario.
    Que a quien hay que diagnosticar y tratar ES A LA VÍCTIMA…. a ver si nos enteramos.
    Que no hacéis más que boicotear investigaciones al decir que los niños pequeños “no está demostrado que tngan secuelas” y cosas vomitivas por el estilo.
    El pedófilo es un HP, con o sin etiqueta del DSM , que sois vosotros los que os empeñáis en inventaros una enfermedad y tratamientos que no son efectivos (claro, suele pasar con las enfermedades inexistentes) en vez de aplicaros a fondo con el tratamiento a los pequeños y sus familias antes de que sea demasiado tarde….pero claro, como los niños, según vosotros: no recuerdan nada….pues así nos va a todos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s