¿Por qué la psiquiatría está como está? (y II)

La Psiquiatria es gente (Nicolas Sartorius)

Lo cierto es que la enfermedad mental no puede reducirse a una enfermedad del cerebro pero al mismo tiempo es posible afirmar que no podría darse en un cerebro sin la complejidad del cerebro del Sapiens.

Dicho de otra manera, necesitamos contar con otras disciplinas, otros conocimientos para dar cuenta de lo psíquico. Necesitamos a la religión, a la mitografía, a la antropología, a la sociología, a la filosofía, a la literatura y al arte para poder comprender lo psíquico y  por tanto tambien las averías del mismo. Necesitamos poder comprender el sufrimiento mental y las fronteras que traza lo patológico con las adversidades de la vida y como estas intearctuando con ciertas vulnerabilidades genéticas llevan al hombre hacia la enfermedad.

Sigue leyendo

¿Cómo se construye un síntoma?

“El diablo se esconde en los detalles”

Terminé mi penultimo post que titulé “Causalidad y analogía” con la promesa de retomar el tema de la causalidad no-lineal. Pero en mi anterior post en el que hablé de Peter Pan y sobre todo de su autor James Barrie he encontrado un buen pretexto para ejemplificar lo que quiero decir ahora a propósito de lo que entendemos como causalidad no-lineal en lo que se refiere a lo psíquico.

Cuadro antiguo museo

¿Por qué en lo mental es tan difícil encontrar causas lineales como por ejemplo sucede en las enfermedades físicas?

Sigue leyendo

Identidad y globalización

No estamos vivos sin un sentido de identidad (E. Erickson)

global

No cabe duda de que la globalización ha tenido influencia en la forma y la presentación clinica de los trastornos psiquiátricos, asi como en el más genérico titulo de “Malestares en la cultura”, una disfunción colectiva que se traduce de alguna manera en “sufrimiento psiquico individual”.

Sigue leyendo

Tu y tus zombies

Incognito

Aquellos de ustedes que hayan leido este post que titulé “Homúnculos y módulos de adicción” ya saben a qué llama David Eagleman un zombie.

Pero les refrescaré la memoria:

Se trata de una idea que cuando fue publicada tuvo escaso éxito, sin embargo David Eagleman la retomó recientemente en su libro “Incógnito”si bien en lugar de módulos habla de “zombies”. Un libro que subtitula como “Las vidas secretas de la mente”.

Sigue leyendo