El esquema en peine

Aquello que no ha sido debidamente simbolizado vuelve a aparecer en lo Real (Jacques Lacan)

freud

Recientemente un amigo me recomendó leer este articulo publicado en Tendencias científicas 21 donde ciertos investigadores concluyen que “cuando imaginamos nuestra actividad cerebral fluye en sentido contrario a cuando percibimos”. Lo que es lo mismo que decir que algo parecido sucede cuando soñamos o cuando alucinamos.

Sigue leyendo

¿Por qué la psiquiatría está como está? (y II)

La Psiquiatria es gente (Nicolas Sartorius)

Lo cierto es que la enfermedad mental no puede reducirse a una enfermedad del cerebro pero al mismo tiempo es posible afirmar que no podría darse en un cerebro sin la complejidad del cerebro del Sapiens.

Dicho de otra manera, necesitamos contar con otras disciplinas, otros conocimientos para dar cuenta de lo psíquico. Necesitamos a la religión, a la mitografía, a la antropología, a la sociología, a la filosofía, a la literatura y al arte para poder comprender lo psíquico y  por tanto tambien las averías del mismo. Necesitamos poder comprender el sufrimiento mental y las fronteras que traza lo patológico con las adversidades de la vida y como estas intearctuando con ciertas vulnerabilidades genéticas llevan al hombre hacia la enfermedad.

Sigue leyendo

El cuarto mandamiento

“Honrarás padre y madre”

(Tablas de la ley)

el-cuarto-mandamiento

Moisés (salvado de las aguas) fue un niño rechazado, según cuenta el mito -mitos de nacimiento y salvación relacionados con el agua- su madre le metió en una cesta y lo dejó en el Nilo a la deriva, presuntamente para salvarle de una de aquellas periódicas matanzas sobre los niños hebreos, más concretamente de los hebreos que vivian en Egipto.

Sigue leyendo

La histeria y el médico

La histérica es una esclava que busca un amo para reinar sobre él (Jacques Lacan).

charcot

La pareja histeríca-médico es una pareja perfecta, la pareja ideal. No es de extrañar que las mejores descripciones sobre la histeria procedan de medicos varones y de pacientes femeninas. Janet, Briquet, Charcot y Freud trataron cada uno de ellos a histéricas especializadas en un tipo de síntomas.

Sigue leyendo