Psicoanálisis y neurociencia

maquina

Cuando yo era estudiante de medicina se decía que entre lo psíquico y lo somático existia como una grieta, una especie de agujero que recibía el nombre de “hiato órgano-psiquico”. Lo cierto es que hoy ya nadie habla del citado agujero y todo el mundo da por cierto que mente y cuerpo se comunican con un flujo bidireccional que no encierra ningún misterio.

Pero lo cierto es que si es un misterio, nada menos que representa el gran misterio, una versión más o menos oculta del problema dificil de la neurociencia.

 

Sigue leyendo

Spitz y los organizadores

niño

René Spitz fue un psiquiatra austriaco de orientación psicoanalítica muy poco conocido a pesar de sus importantes hallazgos relativos a la crianza y al desarrollo psíquico de los niños de corta edad.

Fue discípulo de Sigmund Freud y su actividad asistencial se desarrolló en orfanatos o en Hospitales donde había niños que o bien habían sido abandonados por sus madres o bien eran huérfanos, si bien algunos de ellos se reencontraban con sus objetos de cuidado y amor puntualmente. Fue así como Spitz desarrolló sus trabajos, esta vez observacionales sobre la conducta de estos niños institucionalizados y casi todos ellos deprivados de afecto.

Sigue leyendo

¿Una doble conciencia? (y XII)

espiralesEvolución de la consciencia según Wilber

Aquellos lectores que hayan seguido esta serie sobre la consciencia quizá hayan comprendido ya que:

  • La consciencia humana es dinámica y se halla en perpetua expansión.
  • Que nos encontramos en los estertores de la consciencia lógico-racional.
  • Que existen ciertas evidencias de que se halla emergiendo un nuevo tipo de consciencia a la que Gebser ha llamado “consciencia integral”, si bien no ha alcanzado la suficiente masa critica.
  • Y que eso que llamamos inconsciente no son sino los vestigios y representaciones de consciencias arcaicas tanto en el sentido filo como ontogenético.

Sigue leyendo

¿Una doble conciencia? (VI)

La esquizofrenia precisa la existencia de un hombre dividido

(Fernando Colina)

Otra de las fuentes originales donde podemos navegar en busca de esas diferencias entre consciencia primordial (o prepersonal) y consciencia recursiva (personal) es la psicopatología, y más concretamente a través de la paranoia.

La paranoia no es solamente una enfermedad mental reconocida y descrita en el siglo XIX ya por prestigiosos alienistas y separada de las otras dos grandes psicosis: la esquizofrenia y la psicosis maniaco-depresiva. La paranoia es, para Freud, un sistema filosófico, es decir una forma de pensar. Algo que procede sin duda de una visión del mundo muy concreta, una visión de un mundo amenazante, hostil y peligroso y no tengo ninguna duda de que esta visión es en realidad un vestigio de algo que fue y se mantiene en nuestro psíquismo, en el corazón de nuestra esencia,  se trata sin duda de algo que procede de esa visión prepersonal que caracterizó nuestra consciencia antes de que se hiciera en ella ese desdoblamiento que caracteriza la autoconciencia.

Sigue leyendo