Placer, deseo, saciedad

“Nihilista es la persona que no se inclina ante ninguna autoridad, que no acepta ningún principio como artículo de fe”. (Turgenev)

“La ciencia puede hacer avanzar el saber humano; lo que no puede es hacer que la humanidad sienta aprecio por la verdad” (John Gray)

perros de paja

Lo inalcanzable no siempre se corresponde con lo incognoscible, se trata de registros diversos: podemos imaginar y gozar de placeres que en realidad solo se activarian en determinadas condiciones. Es por eso que podemos trasplantar un placer a un objeto neutral. Freud habló de desplazamiento y condensación.

La condición para el placer es la saciedad. Más allá de la saciedad el placer cesa pero no el deseo, pues el deseo puede ser despertado por una promesa esencial, una promesa casi religiosa de inmortalidad. El deseo puede ser incitado desde lejos . El deseo se alimenta de publicidad.

Sigue leyendo

La teoría de las jerarquías (II)

mercedes-slc-recreacion2

La aplicación de la teoría de las jerarquías a la organización social no está exenta de riesgos. Siempre habrá quien piense que la jerarquización social es un subproducto de la depredación del hombre por el hombre, de manera que voy a limitarme en dar por hecho que las sociedades humanas están estratificadas y que no existe organización humana que no sea oligárquica, incluyendo a aquellas ideologías que surgieron precisamente para liquidar esta cuestión.

Sigue leyendo

Eugenesia y disgenesia

humane evolution

Hasta hace poco tiempo no había oído hablar de la disgenesia, una palabra de esas que suenan a “pecado mortal”, una especie de tabú que relacionaba con Hitler y el Holocausto, aquella manía que surgió en Alemania sobre la pureza de la raza y el exterminio o la esterilización de enfermos psiquiátricos, los homosexuales, los gitanos o los judíos.

De manera que yo soy uno de los que habían llevado a cabo en su mente la asociación -por otra parte común- entre eugenesia y nazismo.

Sigue leyendo

¿Y tu como lo tienes, largo o corto?

Kagan_f

Me refiero, claro está al alelo del transportador de serotonina. Uno de los genes que se han estudiado con mayor profundidad y sobre los que tenemos una buena cantidad de datos. En un post anterior ya me ocupé un poco de este tema a propósito de las relaciones que el alelo corto mantiene con la depresión, la dominancia, las enfermedades respiratorias y otros.

Sigue leyendo