El mercado de las parejas: conflicto y precariedad


gunter von hagens (12)

Cada año la revista on-line edge.org organiza una encuesta entre personalidades de los más diversos mundos de la ciencia o la cultura a fin de plantear alguna pregunta genérica a sus colaboradores. Este año 2013 la pregunta ha sido acerca del miedo, algo asi como ¿qué le da a usted más miedo del futuro próximo? o ¿Qué deberia preocuparnos?

Aqui están las 154 respuestas que los distintos colaboradores han dado a esta pregunta de edge (en inglés).

De todas ellas he elegido esta respuesta de David Buss porque me parece que incide en otro de los grandes temas del emparejamiento en el futuro: me refiero tanto a la idea de la precariedad de recursos de valor como a ciertas maniobras relacionadas con la eugenesia y que terminan por precarizar aun más el mercado. Me refiero a la idea de eugenesia planteada tambien en la encuesta de edge sobre el futuro poblacional de China y cuya respuesta corrió a cargo de Geoffrey Miller.

La idea de Buss, es que gran parte de los conflictos sexuales que se plantean en las parejas, la violencia, los celos, el asesinato, el acoso, la infidelidad, pero también la soledad, el celibato no-electivo, la deprivación sexual o el divorcio proceden de la escasez. O dicho de otra manera el conflicto procede de la escasez de oportunidades sexuales y reproductivas, de la inadecuación de las parejas o por decirlo en sus propias palabras: la escasez de compañeros deseables y valiosos.

El propio Buss explica uno de sus conceptos evolucionistas más importantes, el valor de la pareja, algo que no gusta demasiado a la gente en general que rechaza el termino al hacerlo equivalente al de precio. Valor no es igual a precio pero incluso en terminos evolutivos la palabra “valor” no coincide con nuestra interpretación actual, valor se refiere al valor de fitness, se trata de un valor que se mide en puntos evolutivos no en logros sociales o economicos.

Usted puede vivir 100 años con buena salud, puede ser poseedor de un magnifico cerebro y haber tenido éxito en su vida profesional pero si no se reproduce, todas esos éxitos van a perderse en el limbo de los justos. El fitness es un concepto etológico de importancia capital pues combina la supervivencia con la reproducción, el fitness es por definición inclusivo, sin sobrevivir no hay reproducción pero sin reproducción la supervivencia es superflua.

Lo cierto es que el valor de pareja no se distribuye uniformemente. Contrariamente a los anhelos de igualdad, todas las personas simplemente no son equivalentes en la moneda de la calidad de pareja. Algunos son extremadamente valiosos, fértiles, saludables, sexualmente atractivos, ricos en recursos, agradables y capaces de brindar con generosidad sus prestaciones. En el otro extremo de la distribución están los menos afortunados, tal vez menos saludablse, con menos recursos materiales, o con rasgos de personalidad indeseables tales como la agresividad o la inestabilidad emocional que causan grandes perjuicios a las relaciones y a la calidad de vida. Por no hablar de enfermedades graves, invalidantes o enfermedades adictivas, tan frecuentes como el alcoholismo.

La competencia para atraer a los compañeros más deseables es feroz. Por lo tanto, los más valiosos son escasos en comparación con los muchos que les desean. Las personas que tienen un alto valor de pareja parecen además tener éxito en la atracción de los socios más deseables. En una puntuación informal que se llevó a cabo entre estadoadounidenses, los 9s y 10s se emparejan con otro 9s y 10s. Y con la disminución del valor de la 8s a los 1, las personas deben bajar su mirada de apareamiento proporcionalmente. De lo contrario se produce una mayor probabilidad de rechazo y angustia psicológica. “Lo que quiero me lo niegan y lo que no quiero me lo dan” , decimos nosotros en plan castizo.

Otra fuente de problemas en el mercado de apareamiento viene del engaño. Los estudios científicos de los perfiles en línea de citas revelan que los hombres y las mujeres tratan de aparentar más alto en el valor-puntuación de pareja de lo que realmente son en las dimensiones valoradas por el sexo opuesto. Los hombres exageran sus ingresos y estatus, y añadir un par de centímetros a su altura real es frecuente en algunos de ellos. Las mujeres aparentan pesar menos de lo que suelen pesar usualmente y no es raro que se pongan a dieta o recurran a la cirugía cuando “van de caza”. Ambos muestran fotografías representativas de sí mismos falsas, tomadas a veces muchos años antes. Los hombres y las mujeres engañan con el fin de atraer a su pareja en el límite exterior de su rango de valores., en el mercado de apareamiento muchos piensan que puntuan más alto de lo que realmente merecen para el otro sexo.

A pesar de los valientes esfuerzos, los intentos de los hombres para aumentar su valor de mercado en los ojos de las mujeres no siempre funcionan. Muchos fracasan. La ansiedad ante una cita puede paralizar a hombres osados en otros contextos. Algunos hombres rechazados pueden llegar a acumular rencor u hostilidad hacia las mujeres cuando han sido sometidos a sucesivas rechazos. Como Jim Morrison de ‘The Doors’ dijo una vez, “las mujeres parecen malas (perversas) cuando no eres deseado”.

Las dificultades de acoplamiento no terminan tampoco en aquellos lo suficientemente exitosos para atraer a una pareja. Pues existen o pueden existir discrepancias en el valor comparativo dle valor del compañero y abrir una caja de Pandora de los problemas. Un desafío omnipresente en las relaciones amorosas se deriva de valor de discrepancia comparativa del valor de la pareja; algo que puede suceder por desplome del valor o por  un miembro asciende más rápidamente que el otrol. Por ejemplo,la retención de Jennifer Aniston a Brad Pitt demostró ser débil. Un sin fin de cazadores furtivos pretenden atraer al socio de mayor valor, las mismas que generaron inicialmente pequeñas cuñas: “No es lo suficientemente bueno para ti”, “Ella no te tratan bien”, “Te mereces a alguien mejor … como yo”. Empíricamente, el socio compañero de valor más alto es más susceptible a la infidelidad sexual, la infidelidad emocional, y la defección absoluta.

El socio de menor valor lucha con fuerza para evitar la infidelidad y la ruptura. Utilizan tácticas que van desde la vigilancia, el control, el sabotaje o la violencia. Maltrato en la pareja, detestable como es, tiene una lógica funcional inquietante. Dado que la autoestima es, en parte, una adaptación psicológica diseñada para señalizar el propio valor como pareja puede socavarse y de hecho se socava por parte del miembro con una autoestima mas baja y que obligan al otro a desescalar en su autoconcepto. El abuso físico y psicológico previsible se dirije a causar daños a autoestima de la victima, lo que logra disminuir la discrepancia percibida entre ella y el valor de su compañero, y explica que a veces la victima permanezca con su abusador.

Las que tienen éxito en romper y abandonar a su pareja a veces son acosadas por los ex-socios por lo general los hombres que saben o intuyen que nunca más serán capaces de atraer a una mujer tan valiosa como la que ellos han perdido. Los estudios que he realizado en colaboración con el Dr. Joshua Duntley revelan que hasta un 60% de mujeres y un 40% de los hombres han sido víctimas de acoso. Muchos acosadores son sostenidos por la falsa creencia de que sus víctimas realmente los aman, pero que aun no lo saben o aceptan. El acecho, al igual que la violencia de pareja, también tiene una lógica funcional desconcertante. A veces funciona para atraer a la mujer de vuelta.

No hay una solución fácil para la gran escasez de parejas deseables. En el mundo no democrático del apareamiento, mucho éxito, inevitablemente, se presenta como una pérdida segura para los rivales. Cada ser humano concibe que puede ser engañado  Pues cazadores furtivos siempre estarán listos para saltar. Los placeres de la tentación sexual vienen en el aquí y ahora. Los costos de la infidelidad se encuentran en un futuro lejano e incierto.

La solución no puede ser otra sino adquirir una mayor conciencia del valor del compañero algo que con toda probabilidad nos dará las herramientas para reducir los productos más siniestros de las guerras del apareamiento.

El articulo de David Buss publicado en edge y del cual este post es una traducción/interpretación libre.

About these ads

7 pensamientos en “El mercado de las parejas: conflicto y precariedad

  1. “La solución no puede ser otra sino adquirir una mayor conciencia del valor del compañero algo que con toda probabilidad nos dará las herramientas para reducir los productos más siniestros de las guerras del apareamiento”.

    Pero un cóctel hormonal irresistible y el pataleo del ‘genio de la especie’ se encargan, muchas veces, de que triunfe el niño alado, que es ciego. No actúan de forma muy distinta las plantas carnívoras, algunas de las cuales poseen vejigas de succión. Al cabo, se trata de vivir y de perpetuarse. Ni más ni menos.

  2. Interesantisimo post y muy sugestivos los conceptos de valor de pareja, competencia, estrategias y engaños. Totalmente de acuerdo que el sentido común conduce a que la solución no puede ser otra sino adquirir una mayor conciencia del valor del compañero. Me gustaria saber si hay algo publicado sobre estrategias positivas para retener al miembro deseado como aumentar su cuidado o algo asi. :)

  3. Paco, me gustó mucho este post, hacía tiempo que trataba yo de encontrar las palabras adecuadas para definir el término “valor” en la pareja, alejado totalmente de los motivos económicos.
    Lo has hecho con una gran maestría. Voy a intentar difundir este post entre terapéitas de pareja, a ver que opinan.

    Gracias

  4. Estimado Dr. aunque concluye que “La solución no puede ser otra sino adquirir una mayor conciencia del valor del compañero” creo que el OTRO aunque veamos su valor (sea pareja o amigo) siempre termina siendo nuestro “enemigo” en el sentido que ante él, tenemos que renunciar a nuestros derechos, razones, etc… y relegarnos a nosotros mismos. Esto ocurre en toda clase de relaciones. El YO y los omnipresentes derechos personales son los mayores enemigos de las relaciones interpersonales. El egoismo mata la convivencia en el matrimonio, en la familia, en la sociedad, etc….p-e. cualquier sociedad avanzada se distingue en su nivel de evolucion por como trata a sus miembros mas desvalidos de los cuales, no obtiene “rendimiento” ninguno (aparentemente).

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s