La anisodiaforia y el sindrome de Capgras


Aunque el “delirio del doble” o sindrome del impostor ya habia sido descrito por Kahlbaum y Janet entre otros, fue Jean Marie Capgras quien se llevó el gato al agua y logró que este síndrome llevara su apellido en los textos médicos que han llegado a nuestros dias.

Se trata de un curioso síndrome que se caracetriza porque un individuo cree que una persona de su entorno (usualmente un familiar) no es él sino otra persona que ha usurpado su cuerpo y su identidad . El sindrome de Capgras no es una enfermedad sino un síndrome que puede estar presente en muchas enfermedades,desde la esquizofrenia, hasta el Alzheimer y la demencia por cuerpos de Lewi.

El sindrome de Capgras pertenece a un grupo de síndromes aun mal conocidos que tienen en común la anosognosia-anosodiaforia, esto es la dificultad de reconocimiento de algo que o bien se perdió o bien que aun estando no se reconoce como propio, es un sindrome de extrañamiento de algo, usualmente una extremidad perdida o amputada (miembro fantasma) o bien a negaciones de la pérdida de una función motora secundaria a hemiplejias izquierdas por una lesión del hemisferio no-dominante. Fueron los neurólogos franceses, precedidos por Babinsky los primeros en describir dicho síndrome y fueron los psiquiatras franceses los primeros en destacar la anisodiaforia (indiferencia) como la emoción predominante en estos síndromes de extrañamiento y el correlato mental de la anosognosia.

Efectivamente anosognosia y anisodiaforia son síntomas que andan de la mano en este tipo de síndromes de identificación errónea, donde podemos incluir al sindrome de Charles Bonnet, las alucinaciones musicales, el muy conocido y estudiado “miembro fantasma”, el sindrome de la mano ajena, el sindrome de Fregoli y el síndrome de Capgras.

La anosognosia no es un trastorno de la memoria sino un trastorno de la resonancia emocional de la memoria, este estado afectivo que conocemos con el nombre de anisodiaforia y que conocemos bien los psiquiatras -gracias a las clásicas descripciones de Babinsky y de su “belle indiference” tipica de las histerias frente a sus sintomas de conversión- y que señalan en la dirección de que estos cuadros clinicos no son exactamente trastornos delirantes sino que se encuentran en un lugar intermedio entre la neurología y la psiquiatría.

Tampoco serian trastornos de la memoria sino que en el caso de un afectado por el sindrome de Capgras por ejemplo lo que sucederia sería que contemplar la cara de un familiar no despierta en él emoción alguna, lo que le lleva a construir una conjetura acerca de esta carencia (que él no reconoce como carencia). La construcción delirante estaria destinada a explicarse cognitivamente esta falta de resonancia emocional.

Asi es posible obervarlos en su forma aislada como tambien en asociación con esquizofrenias o demencias, tambien en accidentes vasculo-cerebrales, una posibilidad que algunos autores como Ramachandran han vinculado al giro fusiforme que es al parecer el lugar donde se procesan las caras (un lugar intermedio entre ambos hemisferios cerebrales).

Lo que nos lleva hacia un viejo síntoma aun poco estudiado fenomenológicamente que es la indiferencia. ¿Cuando sentimos indiferencia por algo? ¿Es la indiferencia del esquizofrénico o del psicópata frente al daño que pueden causar a los demás de origen orgánico? ¿Está implicado el giro fusiforme? ¿Existen mecanismos psicógenos que pueden propiciar esta desconexión interhemisférica como los que observamos en la histeria?

Aqui cuelgo dos videos de Ramachandran sobre esta curiosa disfunción:

Video 1.-

Video 2.-

Buscando estos videos me he encontrado con esta página donde alguien (cuyo nombre no necesito recordar) dice todo lo contrario que yo, es decir miente de manera más impune. Definitivamente existe mucha información falsa en Internet y eso nos lleva a tener que desarrollar un nuevo talento: discriminar la verdad de la mentira.

About these ads

3 pensamientos en “La anisodiaforia y el sindrome de Capgras

  1. La información de la wikipedia sobre el síndrome de Fregoli -un síndrome que siempre me ha parecido de lo más amistoso- no es muy correcta, es más bien confusa. En la pagina de discusión la he “discutido”.
    La anosognosia tambien me hace mucha gracia. ¿existe anosognosia como” falta de conciencia de enfermedad”? Cuando a uno le dicen “haztelo mirar” y piensa que no es necesario, o cuando ve que todos ven extraño lo que él lo percibe como normal ¿es anosognosia? ¿anosognosisa culturalmente aceptada?
    Y echo en falta el síndrome de Anton, uno de los autoengaños más tremendos.
    Un saludo.

  2. Bueno, a mi me encanta Ramachandran lo poco que he visto de él, pero la idea del espejo mental me parece genial, algo sencillo, claro y eficaz. Eso es tener visión de lince… ver, comprender, actuar. La sencillez con que explica los fenómenos sinestesicos :http://carmesi.wordpress.com/2011/03/08/sinestesics/ y cómo comprendió el funcionamiento de la mente con los miembros fantasmas donde la visión era uno de los pilares principales para poder desenredar el ovillo en forma de bucle recursivo que se había formado en el cerebro y que dejaba a la persona metida dentro del dolor sin poder resolver la situación debido a la amputación del miembro.
    Si se admiten peticiones : más vídeos donde aparezca Ramachandran, su cerebro sí que trabaja..

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s