La función del orgasmo femenino


Nótese la posición de opistotonos, caracteristica de las crisis convulsivas que podemos observar durante el orgasmo.

Tomo prestado el titulo de una famosa obra de Wilhelm Reich para profundizar en la cuestión del orgasmo femenino pero esta vez desde el punto de vista evolutivo.

El lector tendrá que hacer el esfuerzo de leer este post con las gafas evolutivas y no tanto con las lentes psicológicas del mundo de hoy y sus expectativas y creencias adheridas lo que significa que plantearé mis argumentos desde la perspectiva de las causas remotas y no abordaré -sino de pasada- las causas próximas de tan curioso reflejo convulsivo-extático y cuyas diferencias individuales en el género femenino puedes leer en este post. La pregunta que guiará mis argumentos es ésta: ¿Qué ventajas tiene para una hembra tener orgasmo? ¿Qué desventajas tiene para otras hembras no tenerlo?

La pregunta tiene su intríngulis puesto que toda conducta humana actual supone una selección positiva por parte de la evolución y como ya sabemos la evolución no pierde el tiempo en seleccionar conductas neutrales a no ser que de ellas se derive alguna ventaja para los portadores de ese gen o genes seleccionados. No hace falta hablar pues del orgasmo masculino asociado a la eyaculación en tanto que eyaculación y orgasmo son necesarios para el fitness, es decir para la aptitud reproductiva. Sin embargo y dado que el orgasmo femenino no es necesario para la reproducción requiere alguna explicación.

El orgasmo femenino es desde el punto de vista reproductivo superfluo del mismo modo que son superfluos la mayor parte de los machos de una especie determinada y sabemos que si existen en proporción parecida a las hembras (50:50) es precisamente para asegurar las diversidad y no porque sean necesarios para fecundarlas a todas, un solo macho podria fecundar a decenas de hembras al año, el resto de los machos son pues superfluos, lo que  significa que la evolución privilegió sobre todo la diversidad genética sobre cualquier otra consideración: lo importante es que hubiera más posibilidades de recombinación entre genes.

A la evolución le importa muy poco el placer de los individuos concretos sino va destinado a lograr copias de los genes que impulsan a ese mismo individuo, es por eso que seleccionó precisamente el placer convulsivo extático de los machos asociándolo a la eyaculación precisamente para asegurarse las cópulas de los individuos concretos asi como su repetición y variedad (promiscuidad). ¿Pero qué sentido tiene entonces el placer femenino?¿Por qué la evolución fue tan rácana con unas y tan generosa con otras hembras?¿Por qué no todas las hembras tienen la misma facilitación para el orgasmo como sucede en los machos?

Aquellos que pretenden zanjar el asunto diciendo que el placer femenino favorece el emparejamiento, el cuidado de la prole o la fidelidad a una misma pareja se encuentran con la paradoja de que las madres anorgásmicas son igual de buenas madres que las orgásmicas y que el vinculo monógamo – el preferido por las hembras de nuestra especie, por razones obvias de inversión parental- se mantiene sin necesidad del orgasmo de las mujeres. Otra cosa es saber si las mujeres orgásmicas son más o menos fieles que las anorgásmicas y ahora tenemos que tomar como ejemplo una practica ritual primitiva como la horrorosa infibulación. Efectivamente las tribus que practican esta mutilación de clítoris y labios menores lo hacen precisamente para asegurar el linaje genético del marido sustrayendo a la mujer la posibilidad de ser infiel a través del placer extraconyugal.

La idea es que sin placer (sin orgasmo) la mujer será mas fiel a su marido que si obtiene placer con la cópula. ¿Es esto cierto?

Lo cierto es que las mujeres pueden llegar a ser tan infieles como los hombres de no ser porque mientras están en edad fértil tienen que atender otras necesidades relacionadas con el mantenimiento de una pareja que la ayude a llevar la carga de la crianza de sus hijos. De manera que la preferencia de las mujeres por la monogamia está de alguna forma infiltrada por esta necesidad opuesta: mantener a su pareja y serle infiel al mismo tiempo es bastante complicado para una mujer, asi y todo el 10% aproximadamente de nosotros no tenemos el padre que creemos tener (Carter, 1995, cit por Louanne Brizendine)

La infidelidad femenina es seguramente menos frecuente que la masculina pero no es desdeñable como estrategia copulatoria y se encuentra presente no sólo en nuestra especie sino en otras monógamas. El caso más comentado son las escapadas de algunas aves (que establecen vínculos monógamos de por vida) como los gorriones. La idea en cualquier caso es que la infidelidad es una estrategia más que utilizan las hembras (como los machos) a la hora de conseguir diversificar su patrimonio genético.

Las mujeres tienen una respuesta sexual equívoca con la misma o distintas parejas y tal y como ya comenté en este post, existe una buena proporción de mujeres que son anorgásmicas en el coito y otras que los son sólo en según qué parejas aunque casi todas ellas responden a la estimulación directa del clitoris auto o heteroinducida. Entenderemos pues como coito a la penetración vaginal del pene y el frotamiento y movimientos coordinados de una duración media de entre 5-10 minutos. Lo que si es cierto es que existe una discrepancia en la forma en que hombres y mujeres obtienen orgasmos en sus relaciones convencionales lo que da como resultado  que con toda seguridad el hombre obtenga un orgasmo casi siempre con esta técnica y la mujer casi nunca. Asi suele decirse que los hombres obtienen el placer de una forma más bien hidraulica mientras que en las mujeres se entiende que el placer es mucho más complejo y que tienen mucho que ver con su cerebro de arriba más que con el cerebro de abajo.

Y tan compleja porque las mujeres pueden incluso fingir sus orgasmos con el fin de halagar a sus parejas y lograr asi retenerlas.

¿Pero qué significa este consenso sobre la complejidad de la sexualidad femenina?

Como conté en un post anterior (vinculado más arriba) el orgasmo de la mujer correlaciona con la perdida del control, y tiene un correlato neurobiológico en el apagado de ciertas estructuras cerebrales. Para obtener un orgasmo durante el coito (no procedente de la masturbación) la mujer ha de conseguir desenchufar ciertas estructuras cerebrales y de ahi la supuesta complejidad.

Pero seguiré con mi argumentación para que el lector no se pierda.

Cualquier psicólogo, sexólógo, psiquiatra, terapeuta o ginecólogo habrá oido muchas veces de sus pacientes esta declaración o queja procedente de una mujer. “No puedo tener orgasmos con mi marido a pesar de que nos amamos, no hay terceras personas, nos comunicamos de forma excelente, y lo hemos intentado todo y hemos ensayado todas las posiciones” ¿Qué me pasa doctor?

Cuando a mi me hacen esta pregunta lo que suelo decir es que el orgasmo no tiene nada que ver ni con el amor romántico, ni con la comunicación, ni con la confianza, ni con el miedo a quedar embarazada, ni con la pericia del compañero ni con ninguna de las razones que cuentan los psicólogos positivistas cuando salen por TV a dar instrucciones conductuales tipo Masters y Johnson sobre como llegar al orgasmo. Lo cierto es que estas instrucciones casi siempre llevan aparejada una pequeña trampa: la introducción de la estimulacion manual del clítoris. Claro, asi todas pueden (casi todas) pero no nos aclara la razón por la que ciertas mujeres no pueden llegar al orgasmo de ninguna forma solo contando con la penetración y la mecánica convencional que es la pregunta clave desde el punto de vista de la evolución.

La verdad sobre este asunto es que se trata de un conflicto organismo-individuo, algo a lo que me he referido en repetidas ocasiones en este blog y que viene ahora a cuento para tratar de explicar en que consisten estos conflictos que no son conflictos psicológicos al uso, sino conflictos estre los planes de la vida y los del individuo, entre las causas remotas y las próximas de las cosas, entre el sujeto y su cuerpo, entre la corteza cerebral y el cerebro reptiliano. Espero que además mi argumentación sirva para comprender para qué sirve en definitiva pensar la conducta humana desde la perspectiva evolucionista.

Y ahora tendré que volver sobre las preguntas que realicé al principio del post: ¿Qué ventajas -evolutivas- tiene ser orgásmica?

Se han señalado varias, a saber: que permite a la mujer seguir acostada después del coito, que la vincula más fuertemente con su pareja, que la induce a seguir copulando a través d eun refuerzo de su propio placer o que aumenta su apego hacia su pareja, todas ellas sensatas y probables. Pero se han dejado en el tintero otras razones de mayor peso evolutivo y que son éstas: A los machos primigenios les importaria seguramente un bledo si sus parejas tenian o no orgasmos y a las hembras primigenias de estos machos lo que más les importaria seguramente es el aporte proteínico (cárnico) para ellas y sus crias (obtenidas con orgasmos o no), dicho de otra manera, la mujer primigenia en edad fértil estaria mas preocupada en tener y retener una pareja el mayor tiempo posible que cualquier otra consideración. Es por eso que se especializó muy pronto en complacer y no tanto en complacerse a si misma. Y quizá por eso aun hoy las mujeres más complacientes son las que menos orgasmos acaparan en contraste con las mas asertivas o dominantes. Se trataria en todo caso de una forma de altruismo sexual.

En este sentido pues el orgasmo femenino seria más un subproducto embrionario del orgasmo masculino que una adquisición evolutiva reciente y estaria dirigido al mismo fin que en ellos: conseguir la diversificación genética a través de la promiscuidad. El orgasmo femenino estaria latente entre las posibilidades de reacción sexual en todas las hembras de nuestra especie y destinada a conseguir inseminaciones de machos “viriles” que las hembras reconocen a través de la simetria de sus rostros. El orgasmo femenino a través de su capacidad de succión seria una estrategia destinada a mediar en la carrera espermática de distintos machos hacia el óvulo, es decir seria un artilugio de la naturaleza destinado a intervenir en la citada carrera espermática entre los machos o parejas de una misma mujer dado que el orgasmo femenino del mismo modo que los penes emboliformes (Garcia-Leal, 2005) operan en el sentido de favorecer la fecundación.

Thornhill en 1995 demostró que en parejas sexualmente activas los orgasmos femeninos correlacionaban con el atractivo de sus parejas medidas en terminos de simetria facial y de miembros superiores y hombros. Concluyó que el orgasmo femenino tenia que ver efectivamente con la reproducción donde no es necesaria pero a la que favorece en el sentido de que deja el camino expedito para aquellos espermatozoides que llegan antes de 1 minuto y 20 minutos despues del orgasmo de la mujer. Dicho de otro modo: el orgasmo femenino a través de las contracciones uterinas favorece y acorta el camino que ciertos espermatozoides tienen que recorrer mientras otros estan condenados a largas travesias del desierto.

De manera que cuando una paciente me hace la pregunta que más arriba conté lo que suelo preguntarle es: ¿ha probado usted con algun otro? A lo que ella suele responder afirmativamente y que fue realmente extraordinaria su respuesta sexual, lástima que no le amara y fuera un encuentro fortuito.

Definitivamente los planes de la vida y los de los individuos no suelen coincidir.

Bibliografia.-

Thornhill R (1995): “Human female orgasm and mate fluctuating asymmetry” Animal behavior 50 (6):1601-1615.

Ambrosio Garcia-Leal: “La conjura de los machos: Una visión evolucionista de la sexualidad humana” (Tusquets, Barcelona, 2005).

Brizendine Louann, 2006. : “El cerebro femenino”.RBA. Barcelona.

About these ads

41 pensamientos en “La función del orgasmo femenino

  1. Interesantísimo, maestro Carmesí, aunque entonces Thornhill y su teoría dejan sin resolver el enigma del porqué, si las contracciones orgásmicas femeninas favorecen la reproducción, la evolución no hizo orgásmicas a todas las hembras por igual al igual que a todas ellas dio ovarios y otros aditamentos al uso de la maternidad.
    Y bueno, tras las enriquecedoras diatribas habidas estos días en otros lugares, ya no se me ocurre nada más que estar de nuevo de acuerdo, sobre todo, en eso de la complejidad, en la posible relación orgasmo-infidelidad y también -cómo no- en la poca relación orgasmo-amor.
    Le felicito, pues, por esta conclusión tan exquisitamente expuesta :)

    • exquisita, si. Tal vez debe reenfocar y perdon, no he leido lo anterior. Creo que toda mujer es o puede ser orgasmica, pero no necesariamente con una pareja. La naturaleza tambien tiene que tener un control de la natalidad. Lo mejor es que las mujeres somos o podemos llegar a ser, multiorgasmicas. Valor evolucionario? Tener sexo con 10 machos en un sistema poligamico original para asegurar la fertilizacion. El hombre por lo general tiene un solo orgasmo. El es el monogamo. Las mujeres pienso que hemos sido frenadas por la cultura, pero la intencion fue que evolucionaramos poligamicas. Gracias por la oportunidad.

  2. Paco, con tus últimas palabras has resumido toda la cuestión de forma brillante:

    “De manera que cuando una paciente me hace la pregunta que más arriba conté lo que suelo preguntarle es: ¿ha probado usted con algun otro? A lo que ella suele responder afirmativamente y que fue realmente extraordinaria su respuesta sexual, lástima que no le amara y fuera un encuentro fortuito.

    Definitivamente los planes de la vida y los de los individuos no suelen coincidir.”

    Permíteme añadir que yo habitualmente le digo a mis amigos con “problemas del corazón”, para que no se sientan culpables de nada, que las mujeres son “máquinas de supervivencia perfectas” con muchas más conexiones en sentido lóbulo prefrontal -> sistema límbico…

    Saludos.

  3. Si hiciéramos una encuesta a una muestra de mujeres y les preguntáramos…

    “Imaginad que tenéis la oportunidad de pasar una noche de lujuria con el famoso que más sexy os parezca… Después de una cena romántica, debéis elegir una de estas dos prácticas sexuales, quedando excluida la otra:

    1. Sexo oral recíproco con varios orgasmos cuando él os hace un cunnilingus. No hay coito vaginal.

    2. Coito vaginal que culmina con el orgasmo del semental. Vosotras no obtenéis orgasmo.

    Pues bien, la mayoría de mujeres responderían la 2, privilegiando la inseminación en detrimiento del orgasmo propio. Esto debería conducirnos a una hipótesis políticamente incorrecta: el orgasmo femenino sería, además de huidizo y esquivo, menos intenso y placentero que el masculino. Si fuera igual de intenso y placentero, ¿por qué las mujeres iban a preferir la inseminación al orgasmo?

  4. Bueno, eso de que “la mayoría” responderían eso, no sé de qué fuente lo sacas, Iván. Ha salido en algún American Journal o algo así? :) Porque me sé de muchas que elegirían la (1). (aunque no forzosamente con un famoso ni sexy)

  5. No, no sale en ningún American Journal, pero el caso es que la mayoría de mujeres heterosexuales prefieren la penetración sin orgasmo cuando se trata de acostarse con un hombre muy atractivo una sola vez. Pongamos otro ejemplo: los gritos “queremos un hijo tuyo” o “ainss, está para hacerle un favor” tan frecuentes en las mujeres ante un macho de alto rango evidencian también ese “altruismo” femenino más interesado en el orgasmo masculino (ser inseminadas) que en el propio.

  6. Me temo que el varón atractivo “de un solo uso” por desgracia es algo para poder fanfarronear luego más que para quedar inseminada, cosa que probablemente esté en el ego tanto de varones como de hembras, aunque quizá en menos porcentaje en ellas. Y curiosamente es un ahnelo de los tiempos modernos, en que la mujer está perdiendo sus valores femeninos arquetípicos. A mi juicio, por la misma razón la expresión “le haría un favor” precisamente era tradicionalmente utilizada por el macho hasta que ellas se contagiaron de ese extraño altruismo en nombre de una supuesta “igualdad” (una mayor masculinización), pero este sería otro tema.

  7. Vamos a ver:
    Lo de la encuesta que propone Ivan me parece que no sabemos nada de ella porque esa encuesta no se ha hecho y por tanto no sabemos qué es lo que saldria.
    Por otra parte la encuesta no serviria de mucho porque no se trata de elecciones voluntarias y conscientes sino de la logica del organismo que no podemos medir en terminos de encuestas sino de conductas espontaneas. Por otra parte estoy seguro (o casi) de que si se planteara esa encuesta el resultado seria un abrumador exito de la opcion 1. ¿Que mujer renunciaria al orgasmo voluntariamente hoy en dia?.
    Ahora bien lo que plantea Ivan me parece que es algo mas profundo y que está en relación con la hipotesis de este post, no cabe duda de que el orgasmo femenino es producto de la evolución y que por lo tanto está relacionado con la reproducción, pero no con la reproduccion con cualquiera sino con aquellas oportunidades de mejorar los genes de la descendencia. Por tanto la infidelidad a corto plazo (de una noche para entendernos) tiene mucho valor evolutivo y es muy posible que una mujer orgasmee con mayor facilidad en este tipo de ocasiones si su parte reptiliana entiende que ahi hay buenos genes. No hay que olvidar que tanto la succion del orgasmo femenino como los penes emboliformes evolucionaron para competir con otros fecundadores.

  8. A ver, parece que no me he expresado bien en el primer comentario (ya me di cuenta al escribirlo que la segunda opción sonaba muy soez debido a la palabra “semental” y que despertaría la indignación de las lectoras, pero no puedo editar los comentarios)…

    Me refiero a que la mayoría de mujeres prefieren, dada la oportunidad de acostarse UNA SOLA VEZ con un hombre muy atractivo y de sólo poder elegir una práctica sexual, la penetración vaginal aunque ellas no alcancen el orgasmo a otras prácticas menos convencionales (sexo oral, masturbación) que sí garanticen el orgasmo femenino.

    Cualquiera que haga esta pregunta se encontrará con que la gran mayoría de mujeres prefieren la penetración, lo que invalida un poco estas tesis feministas de la sexología feminista que nos hablan de una sexualidad femenina enteramente centrada en el clítoris y en la obtención del orgasmo. Después de siglos de negar el placer femenino y de ignorar el clítoris, hemos pasado al extremo contrario, a negar que las mujeres necesiten la penetración por aquello de que apenas hay terminaciones nerviosas en el interior de la vagina. Es decir, ahora está de moda una concepción “clitoricéntrica” de la sexualidad femenina que niega la importancia del útero y la inseminación. De todos modos, hasta que no vayan desapareciendo los residuos del mayo del 68, seguiremos haciendo hincapié en el clítoris e ignorando “pulsiones uterinas” más viscerales y oscuras relacionadas con el anhelo de preñez. Insisto, de eso se hablará calculo en el 2020. Ahora hablar de eso sería tildado de machismo reaccionario y de querer devolver a las mujeres a su rol de madres.

    • Ni más ni menos. Pero tratándose de mujeres que viven en sociedades, digamos, menos “evolucionadas”, la evidencia del 2 es total. Es, sin duda, un ‘aggiornamento’ de la dicotomía Naturaleza vs. Arte, en la que el “refinamiento cultural” de los bárbaros trata de ganar la partida. ‘Cari amici, eppur si muove!’ Me parece muy acertada la fecha que auguras: 2020.

  9. Bueno estoy de acuerdo con todo lo que dices Ivan, pero es seguro que el ejemplo de la encuesta no era demasiado acertado pues una encuesta apela al individuo y no a la lógica del organismo que efectivamente y como dices está relacionado con la preñez..
    Por otra parte tocas un tema muy importante y es la contaminación de las creencias y de los memes diversos inplantados en los cerebros de nuestros coetaneos. Una cosa muy importante que me gustaria resaltar es que de la psicologia evolucionista no se derivan conductas que justifiquen posciones ideologicas. Por ejemplo de lo que tu dices en el párrafo anterior no se deduce que quieras devolver a nadie a su “rol de madres”, son los organismos femeninos los que pelean por ello, no tu ni los individuos concretos.

  10. Qué post tan interesante….Yo no sé nada de evolución y discúlpame si esto no estuviera al nivel, pero lo que me ha venido a la cabeza es que al igual que un cuchillo puede servir para cocinar o bien para asesinar, también el orgasmo puede verse o bien como pura descarga biológica o bien como catapulta al éxtasis…sublime. Depende :-D :-D

  11. ni el universo ni la evolución tienen un propósito. con todo respeto este post es muy creacionista, el darwinismo y lamarckismo en ningún momento ensalza el proposito de la evolución.

  12. Muy buenos los últimos comentarios.

    En mi experiencia, opino que la mujer disfruta realmente más cuando recibe y siente la descarga de esperma que cuando tiene un orgasmo. Habría que aclarar que ese disfrute es más “reptiliano” en cuanto que ella ha conseguido su objetivo, que es recibir la semilla del macho elegido (cuando realmente ha habido un proceso de elección y no se trata de un placebo para calmar la líbido). En ese orden de cosas, ocurre lo mismo cuando se realizan otras prácticas sin coito: ellas van a sentirse más realizadas con la eyaculación antes que con su propio placer.

    Esta idea no se puede entender igual en mujeres que están en modo “procrear”, más maduras (vividas y gozadas) que aquellas jovencitas que están aún en modo “zorra” (con perdón, pero no conozco otra expresión más apropiada) que todavía están jugando y descubriendo su propia sexualidad.

    Eso es biología y lo demás son memes. Lo siento por las feminazis.

    Saludos

    • ¡Ja, ja! Las ‘feminazis’…, a algunas conocí en los años en que estaba muy de moda en los Estados Unidos. Luego la cosa empezó a extenderse, como una gota de aceite, y llegó a las Europas. ¡La vieja ‘Wellentheorie’, pero a lo grande!

      • Pero como no se circunscriben al ámbito nacional y pretenden extender su doctrina a lo largo del planeta, creo que mucho mejor les cuadra ser llamadas ‘femizosis’.

  13. Aunque disiento con Cosmoporno en ciertos matices, y con Iván en más matices aún (esa estadística casera sigue sin convencerme), estoy de acuerdo con la idea de que hay que tener en cuenta la diferencia entre las “maduras” y las “modo zorra”, así como también toda aquella hembra que no tiene “in mente” la procreación, ¿o es que no hay menopáusicas o estériles por cualquier motivo e incluso lesbianas o “perversas” de todo tipo (en el buen sentido) que no opten por el orgasmo en detrimento de la inseminación, y a sabiendas? ¿acaso todas esas -que no son pocas en términos absolutos- serían una especie de mutantes anti-natura? No lo creo.
    PS: de acuerdo con Arg. también. Lo sublime es lo sublime :)

  14. Ana, has metido el dedo en la llaga de la subjetividad, es decir has metido al individuo. Yo de lo que hablo es de los organismos (troncos cerebrales femeninos). Una climaterica cuando copula aun a sabiedas de que es esteril está sirviendo al plan de la especie puesto que cuando los organismos femeninos evolucionaron no habia ni climaterio ni pildoras antibabys

  15. a paco traver: ¿ recuerda en un post donde mencionas que la evolución tenia ese az bajo la manga en los homosexuales? ¿ recuerda cuando lo ejemplificaba diciendo que pasaría si hubiera un virus mortal hacia los heterosexuales y que los homosexuales iban a sobrevivir? al decirle sobre el creacionismo es por que observo que en muchos asuntos usted contempla disfrazadamente un diseño inteligente. hace esfuerzos heroicos por encontrar propósitos en la evolución por ejemplo: ¿porque la evolución fue selectiva para que algunas hembras sea orgasmicas y otras no? amigo usted muchas veces jacta a la evolución y al universo de un diseño inteligente.

  16. Si, veo que me lees y que te has hecho una especie de experto en mi pensamiento, una especie de buscador de contradicciones, un Torquemada más que no sabe discriminar la literatura de los articulos serios, de las hipótesis de otros a las afirmaciones propias. Yo soy el Amo de mis articulos y digo lo que quiero pero ¿por qué perder tu tiempo en seguirme si tu tienes acceso a la verdad ¿revelada?
    No te molestes en contestar ya te baneé una vez y sigues castigado por no saber debatir, Mi post no tiene nada de creacionista pero seguramente tu lo seas, ese es tu debate interno.

  17. Sobre este asunto creo que no hay una única interpretación. Puestos a posicionarse, horrible palabra tan frecuente, estoy más cerca de la reflexión expresada por Cosmoporno. Las mujeres receptivas que se sienten deseadas por un macho, se abren de cuerpo y alma. Y el punto máximo de este deseo, claro está, es la eyaculación.

    Porque uno no eyacula al aire, sino sobre ellas, pensando en ellas, es más, dentro de ellas. Considero este acto como algo profundamente sincero, ya que uno no eyacula sin deseo, por lo menos en mi caso. Uno siente que entrega algo hermoso, vital.
    Las mujeres halagadas, deseadas, sienten de algún modo ese deseo “auténtico” que provoca o contribuye o impulsa su orgasm0.

    Recuerdo que a un ilustre personaje inglés le preguntarón que qué opinaba sobre los franceses. El respondió: No sé, no conozco a todos. Eso diría yo de los orgasmos femeninos.

    Saludos.

  18. Interesante Cosmoporno la diferenciación que, partiendo de tu comentario-experiencia, podría hacerse del placer de la mujer en función de la historia evolutiva del cerebro.

    Por una parte el “disfrute” del cerebro reptiliano, vinculado a la eyaculación del macho diana, con o sin penetración vaginal, siendo el fin último la fecundación aun cuando ésta no se produzca.

    En un segundo plano el “goce” del cerebro límbico, asociado a la calma de la libido y, en condiciones de rivalidad espermática -como apunta Paco-, al orgasmo.

    Por último,- aparte del sentido en el que entiendo utilizas la expresión, con el que coincido-, el “sentirse más realizadas” con un desenlace concreto durante una práctica sexual, sería asunto del cerebro neocortical y una valoración influenciada por los memes. Basta preguntarse, por ejemplo, cómo se siente más realizado el hombre y valorar el peso de los memes en la respuesta.

    Los memes los procesan el cerebro y, obviamente, todo lo que sucede en el cerebro es biología.

    Un saludo

  19. Cosmoporno: los etologos no hablan del modo “zorra” pero si de algo parecido, de hembras faciles y esquivas y en los hombres merodeadores y domésticos. El asunto parece ser que somos una especie fundamentalmente monogamica pero que podemos tambien ser poligamos (tanto hombres como muejres). Lo interesante es que las personas concretas no osmos de una manera o de otra rigidamente sino segun epocas y edades, ahora promiscuos, ahora monogamos y al parecer se trata de un equilibrio que puede teorizarse a partir de la teoria de juegos.

  20. Paco:

    Este es un comentario, no sobre el tema principal del post, sino sobre una afirmación secundaria. Esa en que dices:

    “son superfluos la mayor parte de los machos de una especie determinada y sabemos que si existen en proporción parecida a las hembras (50:50) es precisamente para asegurar las diversidad y no porque sean necesarios para fecundarlas a todas”

    si un macho puede fecundar, digamos, 50 hembras, la presión de las hembras por elegir al mejor macho (para eso hace falta la variedad de machos) explicaría que la proporción no fuera 1:50, sino mayor, pero no explica que sea precisamente 50:50.

    La explicación 50:50 es más sutil y ya la dio el propio Darwin, en un argumento que es uno de los precedentes de la teoría de juegos evolutiva:

    http://todoloqueseaverdad.blogspot.com/2009/03/la-teoria-de-la-evolucion-la-historia_20.html

  21. Hola Jose Luis: siempre vuelves en verano pero se bienvenido. No estoy seguro de haber comprendido tu argumento y no logro entender que diferencia hay entre lo que dices aqui:

    Pongamos que hay un macho por cada veinte hembras y que cada hembra tiene un cervatillo. En esta nueva generación, cada recién nacido tendrá la mitad de los genes de una de las hembras y la otra mitad del único macho. Por tanto, los genes del macho están presentes en la siguiente generación con una abundancia veinte veces mayor que los genes de las hembras. En estas circunstancias, para un gen, lo mejor es estar encarnado en un macho, por lo que hay una presión evolutiva para hacer machos con más frecuencia. El argumento sirve mientras haya más hembras que machos, y se invierte si hay más machos que hembras. El equilibrio evolutivo se produce cuando la proporción es 50-50. Esta es la belleza, elegancia y sencillez de la Teoría de la Evolución.

    Y lo que digo yo: que esa paridad de individuos está destinada a asegurar la diversidad puesto que nacer macho o hembra depende del azar y no de la elección que haga el macho alfa. Si ese macho alfa pudiera elegir (solo machos) entonces si que lo entiendo porque habria una sobreabundancia de machitos alfa con una genetica similar pero sin diversidad apenas

  22. Mar: Me temo que no estoy de acuerdo con tu argumento. Las mujeres podeis tener sexo con 10 machos pero al fin os quedais embarzadas de uno solo que es el que tiene los espermatozoides mas rapidos. La competencia espermatica es entre machos y los multiples orgasmos no aseguran la fecundación del mas apto.

  23. Lo de estar en modo “zorra” es muy interesante y como siempre el lenguaje pone el dedo en la llaga , a mi parecer, de la cuestión. Porque cuál es el modo “zorra” si no el modo cazadora…la mujer debe cazar a un macho y el premio de la caza es la entrega y la derrota del otro y en el ámbito sexual la entrega está en el orgasmo pero no en el orgasmo propio, que si se tiene mucho mejor, sino en obtener el orgasmo del otro y de esta manera se obtiene la entrega y la renuncia de la otra persona. Las anorgásmicas al contrario de lo que se ha dicho en este post creo que son más dominadoras y controladoras que las mujeres orgásmicas con un fin claro que sería la claudicación del macho en su propio beneficio ya sea para procrear o para que le sirva de mantenedor.

    Así que cuidado con las que tienen fines altruistas, no es oro todo lo que relumbra, y por otra parte el placer es muy amplio y variado… que el hombre lo centre sólo en la eyaculación tras el orgasmo no significa que no se puedan obtener placeres mucho más sutiles y a lo mejor más intensos, supongo que como todo está en la medida y una persona que no se deja llevar para conseguir su propio placer al final acaba con un problema y un deseo insatisfecho.

  24. Interesante punto de vista pero creo que confundes dos cuestiones: la del autoncontrol con el control. personalmente no creo que las anorgasmicas sean mas controladoras que las orgasmicas aunque estoy seguro de que las fingidoras son las mas controladoras. Precisamente estaba averiguando como se lo montan las hienas, una sociedad matriarcal y clitoridiana para averiguar mas sobre este asunto.
    Y efectivamente un rasgo puede haber evolucionado por muchas razones sin ser una adaptación, algo de lo que hablaré en el proximo post:
    http://zooteca.foroactivo.com/t47-los-genitales-de-la-hiena-hembra

  25. Creo que toda persona que desarrolla un carácter controlador, dominante del otro, es al mismo tiempo autocontrolada porque para ejercer el dominio debe tener la mente bien despejada y consciencia plena de lo que se está haciendo. El carácter de la mujer es mucho más autocontrolado que el del hombre en términos generales, siempre hay excepciones, pero desde pequeñas tienen un amplio dominio de sí mismas y de su cuerpo no exponiéndolo a peligros innecesarios que dentro del lenguaje coloquial se traduce en que las mujeres somos más prudentes.

    Debido a ese carácter autocontrolado también creo que son más proclives a ser víctimas de enjuiciamientos morales y basta con que se diga que el orgasmo, o el disfrute con el sexo sea de mujeres poco decentes, para que haya habido toda una época de mujeres que competían por ser la más decentes, puras, cándidas y castas de todas.

    Si a esto se añade que el miedo del hombre a ser traicionado por su pareja le hiciera ver que esas eran las cualidades idóneas para conseguir una buena esposa con la que mantener relaciones lo suficientemente impuras como para alcanzar un embarazo pero que el disfrute sexual se debía alcanzar con la “puta” ya tenemos un caldo de cultivo idóneo para que la mujer inhiba todo lo que haya que inhibir no sea que sea catalogada de algo que no es por su propio marido y eso sí que es un problema sobre todo si la mujer no podía ser independiente económicamente para poder mantener a los hijos y ella misma, porque la mujer podía disfrutar” ma non troppo”

  26. Creo que la complejidad del orgasmo femenino es una ventaja para la propia mujer en lugar de una desventaja. No es un orgasmo hidraúlico que con el frotamiento de 5 o 10 minutos se produzca y ya esta, un torrente de hormonas invadiendo todo el organismo ofuscando la mente, no dejando ver claro y a merced del enamoramiento.

    No el orgasmo femenino es más sofisticado y la mujer aprende con el tiempo y la experiencia a alcanzarlo de la forma más idónea para su cuerpo y sus intereses. La que se queda embarazada es la mujer, la que pare es ella y la responsable de la cría en primera instancia es esa. El hombre se puede ” encoñar”, expresión de uso común en el lenguaje coloquial, y esto justamente es lo que buscará una hembra que quiera procrear, que su hombre sólo beba por sus huesitos y no mire a ninguna más. Y la mujer debe aprender a controlar los efectos del orgasmo y la invasión química que ello supone en el cerebro porque ella no se debe ofuscar tan fácilmente por el acto hidraúlico porque ese acto hidraúlico la puede llevar nueve meses después a tener otra experiencia de rozamiento que ni por la imaginación se les puede pasar a los hombres.

  27. María José, me parece que atribuyes a las mujeres un autocontrol y una lucha contra sus propios instintos que no me parece ni de lejos la realidad. El orgasmo femenino es más huidizo y esquivo que el masculino por una simple cuestión fisiológica y endocrinológica. Para alcanzar el orgasmo es necesario tener deseo sexual, y las mujeres suelen tener menos -mucho menos me atrevería a decir- que el varón.

    Por otro lado, tampoco estoy de acuerdo con la supuesta complejidad del orgasmo femenino. Los orgasmos no tienen ninguna complejidad; o se alcanzan, o no se alcanzan. Lo que en todo caso sería complejo es la sexualidad femenina, pero me temo que esa presunta complejidad que se le atribuye a la sexualidad femenina proviene de una visión androcéntrica que pretende equiparar la sexualidad masculina a la “normalidad” y la femenina a algo obscuro/complejo/indescifrable. La realidad es que la sexualidad femenina también es simple como el mecanismo de un chupete, o por lo menos no es más compleja que la masculina (por ejemplo, me parece mucho más complejo el abanico de fantasías sexuales masculinas que el de fantasías sexuales femeninas, a los libros de Nancy Friday me remito).

    Si a una mujer le cuesta llegar al orgasmo, no sé por qué debemos atribuirlo a la presunta complejidad de su sexualidad y no a que simplemente su cerebro y su morfología genital no la predisponen a alcanzar el orgasmo con la misma facilidad que su compañero varón.

  28. Iván, yo no atribuyo al yo agentivo de la mujer ningún valor extra por encima del hombre para alcanzar ese autocontrol sin0 que esa capacidad ya viene de serie no necesita ser activada para que se ponga en funcionamiento lo mismo que la mujer tampoco elige , o se pone apensar, cuándo le debería llegar la primera regla, o el hombre no determina a qué edad sería conveniente que tuviera la primera eyaculación .

    Y lo que expongo es que precisamente porque no elige es por lo que tiene que haber una lógica en que la mujer necesite una mayor experiencia sexual de su cuerpo y de su mente para poder alcanzar la plenitud sexual, porque que el sexo le gusta a las mujeres es indiscutible y perfectamente adaptado a la evolución de igual forma que puede ser adaptado a la evolución que no le guste en la misma medida o cantidad del hombre, pero eso no quiere decir ni por asombro que la mujer no disfrute sexualmente y que los procesos químicos de la pasión en su
    cerebro pueda provocar los mismos estragos de ceguera que en el hombre, pero si la mujer se deja arrebatar por una pasión cegadora puede dejar de lado la cría en caso de que se produzca un alumbramiento y dedicarse a dar rienda suelta a su pasión y a la naturaleza lo que le interesa es la supervivencia de la especie y no el acomodo del individuo.

    Así que es lógico pensar que se pongan mecanismos de control al individuo de la especie encargado de la crianza en los primeros momentos de vida de la cría, porque el sexo al igual que las drogas provoca adición y el asunto es lo suficientemente importante para que no se deje a cargo y decisión del Super- ego del neocortex que si surgió fue como servidor y ayudante de los mecanismos más antiguos de supevivencia y no al revés.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s