Oxitocina y autismo


La oxitocina es una curiosa sustancia peptídica segregada por el hipotálamo y vertida a la sangre por la parte neurológica de la hipófisis que es como la cuántica: puede ser una hormona y puede ser un neurotransmisor y quizá sea por eso que siento una especial simpatía por ella, es como los electrones, ahora corpúsculos, ahora ondas.

Su acciones hormonales se conocen desde antiguo, algo menos su versión de neurotransmisor. Se sabe que está implicada en las relaciones afiliativas que hacen de la relación madre-hijo un -a veces- espeso vínculo de por vida, se sabe que interviene en el parto, en la dinámica del mismo a través de la promoción de contracciones, tambien de la eyección de leche junto con otra hormona de relieve neural, la prolactina y tambien se conocen sus propiedades uterotónicas en relación con la prevención de las hemorragias post-parto. Es por eso que cuando se sintetizó inmediatmente pasó a formar parte de los medicamentos dedicados a promover, ayudar y prevenir los accidentes del parto.

Menos conocidas sin embargo, son sus propiedades relacionadas con el orgasmo o mejor aun: con la reacción de voluptuosidad inherente al placer que se relaciona con una saliencia: la del contacto piel-piel y con la tendencia de las madres a adorar a sus hijos a pesar de cualquier evidencia objetiva de signo contrario y a permitir que los hijos se vinculen a sus madres, al menos esa es su función evolutiva: promover el apego entre madre-hijo.

Tanto es asi que se habla un tanto románticamente de la oxitocina como “hormona del amor” cuando en realidad la oxcitocina es una hormona de afiliación tanto en hombres como en mujeres y de efectos antagonistas con la vasopresina que es una hormona de sentido contrario: territorial. Recientemente se ha especulado con que la oxitocina administrada en forma intranasal podria ser util para el tratamiento del autismo al promover sentimientos de afiliación y aumentar la empatia, tambien emociones de segundo orden como son la confianza (Kosfeld 2005 ) y la generosidad (Zac et alt 2007). Sin embargo es necesario aclarar que las emociones de segundo orden solo son implantables en humanos cuando estos han desarrollado una “teoria de la mente”, es decir la capacidad de representarse estados mentales ajenos, algo que los autistas no son capaces de hacer. Aunque se encuentra en experimentación es muy poco probable que la oxitocina pueda curar el autismo, debido a que los efectos de esa hormona pueden ser criticos en ciertas ventanas plásticas o temporales, es decir puede que la oxitocina pierda intensidad cuando es administrada fuera de ciertos intervalos temporales.

La oxitocina promueve vínculos duraderos entre las personas pero tambien tiene un efecto dimórfico segun el sexo, asi la descarga de oxitocina post-orgasmo provoca efectos bien distintos, en los hombres actua como sedante y promueve el sueño mientras que en las mujeres provoca locuacidad y tendencia a las caricias. Seguramente la forma más común de provocar descargas de oxitocina son los masajes, los besos y el contacto piel-piel, es por eso que los pediatras y ahora los psiquiatras infantiles aconsejan que los niños sean acariciados y tomados en brazos por sus madres inmediatamente después de nacer: la función de estos toqueteos quirúrgicos está en promover el vínculo tanto del niño como de la madre.

Entre nosotros algunos especialistas como Ibone Olza se preguntan de qué modo el entorno del periparto se ha alterado en los ultimos 30 años, periodo en el que al parecer se han incrementado el número de casos de autismo y se plantea (Olza y Marin 2011) qué cosas suceden en los partos actuales que pudieran correlacionar con este incremento de casos.

Encuentra que en las sociedades opulentas existen al menos tres condiciones que pudieran estar relacionadas con el autismo: uno es el entorno excesivamente tecnificado y aséptico de los ambientes quirúrgicos, el segundo el uso de la oxitocina sintética para dinamizar el parto y el tercero la anestesia epidural y las cesáreas que algunos consideran una verdadera “epidemia de casos”.

La teoria que expone Ibone Olza en el articulo señalado es que la producción de oxitocina en la madre debe ser pulsátil mientras que la administración parenteral de la hormona puede interferir en esa secreción. Es muy posible que sea asi, algo que seguramente no agradará a los ginecólogos, pero falta por resolver el dilema de cómo se las apaña la oxitocina sintética para atravesar la barrera placentaria de la madre y la barrera hematoencefálica del niño. Este tema para mi no está resuelto en el artículo anteriormente citado más que poniendo en duda algo que parece un dogma de fe, una evidencia. Por otra parte apela a los efectos a largo plazo del uso de oxitocina, una cuestión baladí puesto que si la oxitocina tiene alguna acción nefasta en el cerebro del niño debiera ser en el periparto y no a años vista.

Señalan los autores del artículo que existe aun otra posibilidad: que las cesáreas interfieran en la secreción endógena de la oxitocina de la madre y por tanto induzcan fenómenos de estrés en el vinculo madre-hijo. O bien que existan interacciones entre la oxitocina y la anestesia epidural. En cualquier caso es verdad que existe un abuso de cesáreas y de intervenciones médicas en el parto. ¿Pero quien le pondrá el cascabel al gato?

En cuanto al uso terapeutico de la oxitocina intranasal para tratar el autismo decir que se han descrito mejorias en algunas áreas implicadas en el autismo infantil tal y como Hollander ha descrito en 2003 y en 2007, las conductas repetitivas y la afiliación social inaugurando un nuevo target para la investigación: el sistema oxitocinérgico. De todo ello no debe interpretarse que la oxitocina intranasal vaya a mejorar a los pacientes individuales tal y como se publicita en algunas páginas de Internet. El autismo es una enfermedad por ahora incurable y lo mejor es seguir investigando y trabajar conjuntamente con los especialistas y educadores especificos que puedan minimizar las secuelas de tan terrible enfermedad.

Bibliografia.-

Ibone Olza, Miguel Angel Marin Gabriel y otros: “Oxitocina y autismo: una hipotesis para investigar. ¿La alteración de la producción de oxitocina endógena en torno al parto puede estar involucrada en la etiologia del autismo?”. Revista de psiquiatria y salud mental. Volumen 4, nº 1. Enero- Marzo 2011.

C.S. Carter, I.I. Lederhendler y B. Kirkpatrick (eds.) (1997): “The integrative neurobiology of affiliation”. Annals of the New York Academy of Sciences, vol. 807. Nueva York, NY

Kosfeld M et al. 2005. Oxytocin increases trust in humans. Nature 435:673-676. PDF PMID 1593122

Zak, P.J. Stanton, A.A., Ahmadi, A. 2007. Oxytocin increases generosity in humans. PLoS ONE 2(11): e1128. [1]

Hollander E, Novotny S, Hanratty M et al. (2003). «Oxytocin infusion reduces repetitive behaviors in adults with autistic and Asperger’s disorders». Neuropsychopharmacology 28 (1):  pp. 193–8. doi:10.1038/sj.npp.1300021. PMID 12496956. http://www.nature.com/npp/journal/v28/n1/full/1300021a.html

Hollander E, Bartz J, Chaplin W et al. (2007). «Oxytocin increases retention of social cognition in autism». Biol Psychiatry 61 (4):  pp. 498–503. doi:10.1016/j.biopsych.2006.05.030. PMID 16904652.

About these ads

24 pensamientos en “Oxitocina y autismo

  1. El autismo modifca la estructura molecular del cerebro, según un estudio

    Hasta ahora, los investigadores encargados de estudiar el autismo debían enfrentarse a una enfermedad de la que tan sólo se conocían sus síntomas pero no una causa desencadenante común en todos los pacientes. Recientemente, investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) han conseguido detectar la primera huella física del autismo, después de haber observado diferencias en la estructura molecular del cerebro de quienes lo padecen, según un estudio publicado en Nature.

    “Si escogemos al azar a 20 personas con autismo, la causa de la enfermedad de cada persona será diferente”, reconoce el Dr. Daniel Geschwind, profesor de Neurología de la UCLA e investigador principal del estudio, pero “cuando se examinan cómo interactúan los genes y las proteínas en el cerebro de estos pacientes, se observan patrones comunes que podrían dar la clave del origen de la enfermedad”.

    Geschwind colaboró con un equipo de científicos de la Universidad de Toronto (Canadá) y el King’s College London (Reino Unido), con los que procedió a comparar muestras de tejido cerebral obtenidas tras la muerte de 19 pacientes con autismo y 17 voluntarios sanos. Tras haber identificado previamente 3 áreas cerebrales potencialmente relacionadas con el autismo, el grupo se concentró en la corteza cerebral, la parte más evolucionada del cerebro humano y se centraron en la expresión génica, por la que una secuencia de ADN se copia en el ARN, sintetizando proteínas a las que se les asigna una tarea específica para llevar a cabo en la célula.

    “Nos sorprendió ver similares patrones de expresión génica en la mayoría de los cerebros autistas que estudiamos”, explicaron los investigadores, hasta el punto de que “la mitad de estos afectados compartía una firma genética común”. Para identificar estos patrones comunes, extendieron su análisis al lóbulo frontal del córtex cerebral, que juega un papel en la creatividad, las emociones y el habla, y en los lóbulos temporales, que regulan la audición, el lenguaje y la interpretación de los sonidos.

    Cuando los científicos compararon los lóbulos frontal y temporal en los cerebros sanos, vieron que más de 500 genes se expresaban en diferentes niveles en las dos regiones. En el cerebro autista, en cambio, apenas había diferencias. También observaron que los cerebros autistas mostraron una caída en los niveles de los genes responsables de la función neuronal y la comunicación, al tiempo que aumentaban los genes implicados en la función inmune y la respuesta inflamatoria.

    Master en trastornos del espectro autista
    http://www.neurologia.com/cursos/tea/

  2. ” el autismo modifica la estructura molecular del cerebro “… Tabién puede ser que una estructura molecular determinada en el cerebro provoca el autismo? Porque no es lo mismo Me parece que la frase tomada del Dr. Daniel Geschwind orienta hace una posible causa de herencia genética y la pregunta que hago yo indica que la causa puede ser o bien genética o no.

    “Si escogemos al azar a 20 personas con autismo, la causa de la enfermedad de cada persona será diferente” Esto ya remata la cuestión ¿ Se conoce o no se conoce la causa que lo provoca? ¿Si no se conoce a qué hace referencia con esta frase el Dr. Daniel Geschwind ?

  3. Si se puede pensar que la oxitocina sintética suministrada a la madre es capaz de atravesar la barrera placentaria de la madre y la barrera hematoencefálica del niño, ¿se podría pensar de igual forma que también la anestesia epidural puede hacer lo mismo aunque fuera un un nivel muy pequeño y esto provocara un cambio en el canal perceptivo del niño en el momento del nacimiento?

  4. Totalmente de acuerdo con lo del contacto piel-piel. Por eso soy tb quiromasajista :)
    Más allá de eso, el niño adoptado de una amiga, por desnutrición, desmielinización y otras perlas, a los 10 meses tenía un retraso del nivel de 3 meses (con pronóstico indeterminado). Ella encargó a una mujer (ella no podía, por lejanía) que lo tocara y acariciara varias horas al día… El niño -para asombro de pediatras- está mejorando espectacularmente.

  5. Con todo el respeto, ¿ella no podía por lejanía? ¿Pero era la madre, aunque adoptiva? Lo digo porque no cualquiera segrega oxitocina en esa relación materno-filial… no creamos vínulos estables y seguros “con cualquiera”

  6. El Asperger se considera una enfermedad del espectro autista, es decir que se cuenta entre ese taxón. No lo explica aunque es probable que la oxitocina tenga sinergias y antagonismos con la testosterona y con el cortisol y la hormonas de estrés. De hecho se sabe que la oxitocina tiene efectos sedantes en los varones.

  7. Bueno, Matías: no, en aquel momento (cuando fueron a verle por 1a vez a un país muy poco “civilizado” y vieron en qué estado estaba el bebé) ellos tenían que estar de papeleo todo el día, de modo que por ello no podía ella dedicarse a esto. Pero lamento que quizá faltaba aclarar algo importante: yo no me refería a vínculo oxitocínico o emocional, sino a consecuencias puramente fisiológicas del tacto (masaje y toqueteo constante). Seguro que vínculo no se establece con cualquiera, es cierto, pero yo hablaba del efecto a nivel motor y neurológico en general que tuvo ese masaje diario (a los 10 meses no tenía motricidad alguna en las piernas, ni balbuceaba; a los pocos días adquirió motricidad y emitió balbuceos para asombro del pediatra local), ese piel-a-piel aunque no se tratara de su madre (la cual le había abandonado en plena calle a las pocas semanas de nacer). He pedido más detalles a mi amiga (familiar de neurocientíficos, por cierto, con buen apoyo “técnico”), cuando los tenga te los facilitaré. Un saludo muy cordial.

  8. Sobre lo de la descarga de oxitocina post-orgásmica que en los hombres provoca sueño y en las mujeres locuacidad, lo cogería con pinzas. El orgasmo femenino es un tema todavía muy pantanoso alrededor del cual hay mucho mito y desconocimiento por parte incluso de muchas mujeres. Según el Journal of the American Medical Association, el 43% de las mujeres no ha experimentado jamás un orgasmo. A tenor de estos datos demoledores, la locuacidad post-orgásmica de algunas mujeres podría ser simplemente debida a un “pseudoorgasmo” que no resuelve la tensión sexual acumulada y que las mujeres tildan de orgasmo.

    Ahora bien, si hay experimentos que demuestran que inyectando oxitocina por vía intravenosa los hombres quedan sedados y las mujeres nerviosas, pues retiro lo dicho.

  9. Antonio Damasio
    El cerebro teatro de las emociones

    AD:
    Las diferentes moléculas provocan resultados distintos. Por ejemplo, cuando tienes miedo, se generan reacciones como la liberación de cortisol y que se asocian con lo que denominamos estrés. Pero si estás en un estado relacionado con la atracción sexual, o con una sensación de confianza en otra persona, la oxitocina es la sustancia química más importante. En varios estados de recompensa, entra en juego otra molécula muy importante llamada dopamina. Las diferentes moléculas tienen consecuencias distintas. Lo único igual es que todas ellas son emociones, siempre se acaba en un estado emocional, pero no tiene que ser exactamente el mismo estado.

    http://www.eduardpunset.es/419/charlas-con/el-cerebro-teatro-de-las-emociones

    La hormona de la confianza

    El estudio examinó el comportamiento en transacciones monetarias
    La capacidad del ser humano de poder confiar en el prójimo en relaciones amorosas, amistades o transacciones de negocios depende de una hormona clave, según un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Zurich.
    En el experimento, el simple contacto con una “poción” de oxitocina mejoró la capacidad de los sujetos de confiar en otras personas, un hecho que podría aliviar problemas como el autismo, según las conclusiones de los científicos publicadas en la revista Nature.

    Los investigadores encabezados por Ernest Fehr sostienen que esa sustancia química no se limita a alentar a las personas a arriesgarse, sino que promueve la actividad social.

    También afirman que ayuda a superar el temor a la traición.

    “La oxitocina no incrementa la inclinación general hacia el comportamiento prosaico. Más bien, la oxitocina específicamente afecta el comportamiento de confianza de los inversionistas”, señalaron los investigadores en el artículo.

    Críticas

    Sin embargo, el descubrimiento del equipo suizo también ha despertado críticas por quienes consideran que podría tener otros usos, además del tratamiento del autismo.

    Algunos podrían preocuparse ante la posibilidad de que operadores políticos lancen grandes cantidades de oxitocina en los mítines de sus candidatos

    Dr. Antonio Damasio, investigador de la Universidad de Iowa
    “Algunos podrían preocuparse ante la posibilidad de que operadores políticos lancen grandes cantidades de oxitocina en los mítines de sus candidatos”, señaló en la misma revista el Dr. Antonio Damasio, del departamento de Neurología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Iowa.

    La oxitocina es una molécula producida naturalmente por el hipotálamo en la base del cerebro que regula varios procesos fisiológicos como las emociones.

    Esta hormona también actúa en otras partes del cerebro cuya función está relacionada con comportamientos emocionales y sociales, como la amígdala, en el lóbulo temporal.

    Estudios con animales han demostrado que la oxitocina está relacionada con la creación de vínculos entre machos y hembras y entre madres y sus crías.

    Los investigadores suizos sospecharon que ese mismo fenómeno podría ser cierto entre los humanos y para poner a prueba su corazonada invitaron a 58 personas a participar en una “prueba de confianza

  10. “pseudoorgasmo” que no resuelve la tensión sexual acumulada y que las mujeres tildan de orgasmo ” Claro la mujer es que lleva dos días y medio en este mundo y todavía no ha sabido diferenciar entre lo que es un orgasmo y lo que no.

    Me parece que el propblema de la oxitocina sintética, la utiliación de la anastesia epidural y demás sustancias químicas utilizadas durante el parto es que se utilizan de forma indiscriminada y como práctica usual en todos los partos aunque estos no presenten durante el desarrollo del mismo ninguna complicación , una cosa muy diferente es que haya que intervenir si la cosa se complica y esto puede suceder, pero para eso va la mujer a los hospitales a parir para que los profesionales médicos determinen cuándo deben actuar y de qué manera y no para quitarse cuanto antes del medio un posible problema . El uso de tales sustancias es una injerencia en el propio proceso natural del parto y habría que saber exactamente si sobrepasan la barrera hematoencefálica del niño y qué consecuenccias tiene sobre un cerebro que espera salir a la vida y necesita tener todos los disositivos en plena forma para que comiencen a funcionar correctamente.

    Porque la oxitocina no sé si es sedante y puede tener efectos secundarios pero la anestesia está claro que sí.

  11. Ivan, la bibliografia sobre la narcolepsia postcoital en varones es tan extensa que solo se me ocurre recomendarte un libro de Dounne Brizendine sobre “El cerebro masculino” donde podrás contar con toda ella.

  12. Para Matías: mi amiga me ha autorizado a aportar su testimonio, que te transcribo: “J. padeció desnutrición severa y estaba institucionalizado. A los 10 meses no se sentaba. A los 11 meses, en noviembre, contratamos una chica que comenzó con el masaje orientándose con la guía de la asociación internacional de masaje infantil y por su abuela muy mayor etíope que le enseñó algunas cosas. El niño se sentó muy pronto y cambió de actitud. En diciembre no lo reconocíamos! Hemos seguido con el masaje, y con otras terapias y J. está estupendamente.” Me envía una foto y su apariencia es magnífica. Un saludo.

  13. Lástima que la estructura cerebral no se pueda ver a simple vista en una foto normal, seguramente veríamos cosas muy diferentes a la luz reflejada por el cuerpo exterior.

  14. Los niños institucionalizados (de orfanato) presentan un cuadro clinico descrito por René Spitz como depresión anaclitica ( en los casos mas graves marasmo) y es debido a los cuidados impersonales prestados por cuidadores poco atentos. Es bien conocido que si se recupera el vinculo con un cuidador comprometido los niños recuperan lo perdido siempre y cuando la ventana pastica para el aprendizaje del afecto aun esté abierta. Dicho de otra forma: el amor puede llegar tarde, suerte tuvo ese chaval.

  15. Sí Paco, yo no discuto la narcolepsia postorgásmica de los varones, lo que discuto es que la locuacidad postorgásmica de las mujeres sea debida a la descarga oxitocínica postorgásmica. Sospecho que en muchos casos esa locuacidad se debe a tensión sexual no resuelta debida a semiorgasmos o pseudoorgasmos que algunas mujeres califican como orgasmos, es decir, a orgasmos no resolutivos que no acaban de disipar toda la tensión sexual acumulada (sé que es un tema muy políticamente incorrecto hoy en día, pero seguimos con ese 43% de mujeres que jamás han tenido un orgasmo en un país tan avanzado como EEUU, recordemos que por la morfología del clítoris y por el menor deseo sexual de las mujeres muchas no llegan a experimentar un orgasmo hasta tener bastante experiencia sexual. Es muy frecuente escuchar testimonios de mujeres jóvenes que dicen: “creí que aquello era un orgasmo, pero el otro día experimenté uno de verdad”. Esa confusión no se suele dar en los varones, que desde la pubertad entran en una fase de onanismo agudo y llegan al orgasmo con mucha facilidad (recordemos que los varones tienen entre 10 y 40 veces más testosterona y una área del cerebro dedicada a pensamientos sexuales el doble de grande).

  16. En cuanto a lo que dice Iván: ya el famosísimo informe Hite (años 70?) era desesperanzador en cuanto a porcentajes de orgasmos femeninos (creo que entonces rondaba por el 8% o algo así). Y es verdad pero es un tema complejo (ya sabemos lo complejas que somos las mujeres, tb en eso, o sea, menos hidráulicas que el varón :D). También hay de distintos tipos, que yo resumiría en dos (como los mandamientos de la ley de Dios): varios de menor intensidad o uno solo de “bueno”. Claro que tendríamos que hablar de tantra y no es el lugar, ya habrá otra ocasión :)

  17. 48 -Redes sociales

    Encefaloscopio – Ayuda hormonal para el autismo Swaminathan, Nikhil

    En las interacciones sociales íntimas es probable que intervenga la oxitocina, la llamada «hormona de la confianza», fundamental para establecer relaciones normales. Incluso una variante sintética podría reforzar los sentimientos de seguridad. La oxitocina podría corregir, asimismo, algunas de las deficiencias interpersonales que experimentan las personas autistas.
    En un estudio publicado en los Proceedings of the National Academy of Sciences USA, trece adultos autistas de gran capacidad participaron en un videojuego que requería ir pasando un balón entre tres personajes ficticios controlados por el ordenador. Algunos de los jugadores apenas cooperaban, por lo que para triunfar en el juego era necesario identificarlos y no pasarles la pelota. Tras administrarles un placebo, los voluntarios autistas se manifestaban incapaces de discriminar unos de otros jugadores, situación que cambiaba si recibían oxitocina: los probandos lograban puntuaciones similares a las que registraban los individuos no autistas, gracias a que favorecían a los jugadores más cooperativos.
    «Bajo los efectos de la oxitocina, los autistas no solo participan más en las actividades sociales, sino que logran comprender las conductas de otros y responder de forma acorde», explica Angela Sirigu, coautora del estudio y directora de investigación en el Centro de Neurociencia Cognitiva de Bron en Francia.
    En estudios anteriores se había observado que la oxitocina refuerza la capacidad de los autistas adultos para percibir emociones en el habla y amortiguar el comportamiento repetitivo, otro síntoma que se da con frecuencia en dicha enfermedad. El compuesto ayuda también a los niños autistas a discernir mejor las intenciones de otras personas a través de lo que expresa su mirada.
    Tales estudios apenas son comprobaciones iniciales pero inducen a pensar que la oxitocina, si se administra al poco de un diagnóstico de autismo, podría facilitar las interacciones sociales tempranas y orientarlas a favor de un desarrollo más normal. No obstante, serán necesarios muchos más ensayos antes de que sea aprobado un fármaco. «No contamos con un gran número de medicamentos para tratar los síntomas centrales del autismo, incluso podría sostenerse que no disponemos de ninguno», explica Thomas R. Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental de EE.UU., «así que si este posee algún efecto, valdría la pena ensayarlo».

    Revista Mente y cerebro

  18. Ana, el informe Hite no era tan demoledor. Según leo en internet:

    “En 1981, el informe Hite reveló que el 26% de las 3000 mujeres que participaron en el estudio experimentaban orgasmos regularmente durante el coito vaginal, sin mediar estimulación manual de su clítoris. El estudio también halló que: el 19% de las mujeres rara vez había experimentado un orgasmo durante el coito, el 16% lo alcanzaba sólo si se estimulaba manualmente el clítoris durante el coito, y el 24% no había experimentado un orgasmo durante el coito jamás. Adicionalmente, el 12% de las mujeres no había experimentado un orgasmo jamás en ninguna circunstancia.”

    Pero claro, estos informes se basan en encuestas donde las mujeres pueden mentir por desconocimiento, por mojigatería o por hacerse las modernas.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s