El trauma del nacimiento


parto

Otto Rank fue uno de los primitivos discipulos de Freud y componente fundador del circulo de Viena que destacó por la publicación de un texto sobre mitología y psicoanálisis que es en la actualidad un clásico sobre el tema y que se titula “El mito del nacimiento del héroe” que serviria de base para que más tarde Joseph Campbell escribiera aquella obra maestra que se conoce con el nombre del “Héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito“, un texto fundacional entre la psicologia jungiana y la mitografia. Tanto Campbell como premonitoriamente hiciera Rank proponían una lectura del mito a la luz de las teorias psicoanalíticas las más conocidas de las cuales tienen en el mito edípico un punto de confluencia.

Pero Rank publicó en 1923 un libro que le puso contra las cuerdas de la crítica de su maestro, el libro “El trauma del nacimiento” vino a conmover las teorias freudianas acerca del complejo de Edipo hasta el punto que le valió “caer en desgracia” en el movimiento psicoanalítico que por aquel entonces mantenía una enorme intransigencia frente a las disidencias de los discípulos más aventajados y creativos de Freud.

Jung, Reich, Tausk y otros siguieron la misma senda que Rank: fueron expulsados o se distanciaron del psicoanálisis y de Freud  causa de sus discrepancias con el maestro.

La idea de Rank era que el trauma más importante en la vida de una persona no era el complejo de Edipo sino el nacimiento, el momento del parto. Hoy algunos autores como Stanislav Grof tienden a  pensar en términos perinatales y plantean que aunque el momento del nacimiento es una experiencia cercana a la muerte que indudablemente debe dejar alguna huella en el psiquismo humano, la idea debe extenderse al ambiente uterino inicial. La tendencia es a pensar el trauma desde el punto de vista del entorno que circunda al embrión y al feto durante todo el embarazo y los sucesos que acaecen en la madre durante este tiempo.

partos-en-el-agua

Del mismo modo que ya sucediera con Freud la ciencia oficial tampoco reconoce el influjo traumático del parto por la razón de que no existe memoria (cognitiva) de estos acontecimientos debido a la inmadurez del sistema nervioso del neonato. Si no hay recuerdo no puede haber trauma -concluyen- en la evidencia de que los primeros recuerdos de nuestra infancia suelen estar fechados entre los 3 o 4 años. Antes de eso no puede existir memoria traumática puesto que no hay memoria cognitiva para establecer etiquetas sobre los acontecimientos.

¿Pero puede existir una memoria no cognitiva? ¿Existen recuerdos preverbales que son causa de trauma en los adultos?¿Puede existir una impregnación traumática no local?

Esta pregunta involucra nuestro concepto de inconsciente, algo a lo que ya me referí en el post anterior. Postulaba alli que el inconsciente no es un lugar ni mucho menos un órgano sino una memoria extendida que no sólo debía considerarse cognitiva, sino también célular y arquetípica.

Es muy probable que gran parte de nuestro inconsciente se encuentre en la cultura entendiendo la cultura como una prótesis de nuestras prestaciones cerebrales, algo asi como un disco duro externo. Ponía precisamente en ese post el ejemplo del mito como paradigma de las primeras torsiones de la conciencia humana y la aparición de las primeras subjetividades humanas bien explicitadas en los mitos de todas las culturas: todos los héroes son el mismo héroe en palabras de Campbell.

Para Freud el inconsciente era algo individual que tenia que ver con los contenidos pulsionales que aparecian en la vida de un sujeto fuertemente unidos por enlaces a ciertos mecanismos de defensa que ocultaban y desfiguraban la pulsión hasta hacerla irreconocible. Freud pensaba que gran parte de la vida psíquica, su mayor parte era inconsciente y que la conciencia solo representaba una pequeña parte, la visible, del iceberg oculto bajo el mar que representaba la idea del inconsciente que en cualquier caso seguia siendo algo individual como nuestra propia mano.

Y si el inconsciente estaba lleno de recuerdos lo lógico era que el método mediante el cual se intentaban recuperar estos recuerdos fuera el verbal. Es por eso – y de ahi la gran influencia de Freud en la psiquiatria y la psicologia- que casi todas las psicoterapias conocidas se articulen alrededor del lenguaje, a través de la charla o de la interacción entre terapeuta y paciente. Desde entonces toda la parafernalia psicológica se instituyó a través de la charla, de la logoterapia (término que inventó una de las más famosas pacientes de Freud, me refiero a Anna O).

A través de la charla y algo más: me refiero a un estado de conciencia vigil, abordable, sensato, colaborador y locuaz. ¿Cómo tratar pues a los pacientes psiquiátricos verdaderos que son hostiles, no colaboradores, que presentan disfunciones relacionales graves, que no son abordables o que se muestran desconfiados o reticentes?

Pronto se dictaminó que el psicoanálisis y la psicoterapia eran ineficaces en los pacientes psiquiátricos precisamente porque estos no eran capaces de mantener un estado de conciencia colaborador con esa tarea de recordar, repetir y elaborar.

Poco a poco fueron refinándose otro tipo de terapias influidas por el psicoanálisis que podrian aplicarse a pacientes psicóticos pero nunca se cuestionó su principio básico : de lo que se trataba era de recordar el trauma, aunque las más de las veces en los pacientes reales no hubiera trauma histórico alguno de descubrir.

Hasta que alguien se preguntó acerca de un trauma que se estableciera en un momento donde no hubiera palabras para codificarlo y volvemos otra vez a las ideas de Otto Rank.

Y si hubiera un trauma del parto ¿cómo se manifestaría?

No cabe ninguna duda de que podria manifestarse a través de una neurosis común, un trastorno de la personalidad, una psicosis o una enfermedad psicosomática dependiendo de la vulnerabilidad genética de cada cual. Pero es seguro que no podría manifestarse nunca a través de un recuerdo verbal en tanto es verdad que no podria ser decodificado en palabras.

No cabe ninguna duda de que el parto debe ser una experiencia aterradora tanto para el bebé como lo es para la madre, durante su evolución y dinámica existen peligros reales a los que se enfrentan ambos actores, pero voy a referirme tan sólo a algunos relacionados con el bebé y que tienen que ver con eso que los ginecólogos llaman “sufrimiento fetal” y otras condiciones ligadas al periparto.

1.- Prematuridad.- La ginecología ha logrado minimizar algunos de los accidentes groseros del parto que tiempo atrás se saldaban con una oligogrenia o retrasos mentales ligados a daño cerebral por hipoxias o traumatismos obstétricos graves. Es evidente que la medicina ha logrado hacer sobrevivir a muchos niños que sin los cuidados médicos actuales moririan en el periparto pero hoy sabemos que la prematuridad es un factor de riesgo para casi todas las enfermedades mentales y algunas fisicas incluyendo a la esquizofrenia. La experiencia de soledad que un niño debe sentir en la incubadora es dificil de adivinar pero fácil de empatizar para cualquiera: este tipo de niños sustituyen pañales, calor, ternura y mimos, por tubos, goteros, respiradores y un aislamiento quirúrgico perfecto. La asepsia se impone sobre el calor humano y es fácil suponer que algun efecto ha de tener la permanencia en un lugar asi en el psiquismo futuro del niño. Hoy se sabe que la hipoxia tiene el mismo efecto – o muy parecido-sobre el psiquismo que la falta de amor y que no sólo se manifiesta a través de deficits neurologicos sino tambien en una atribución permanente de amenaza frente al mundo.

2.-Trauma ligado al parto propiamente dicho.- El parto es una situación que el niño debe percibir como una situación de grave amenaza para su vida y debe percibirlo de una manera difusa a través de todas las células de su cuerpo y no solamente a través de la memoria cognitiva. La situación de esfuerzo por abrirse camino en el canal del parto, los tropiezos en la estrechez de ese canal, los enredos con el cordón o las dificultades de la madre para dilatar deben resultar excepcionalmente dramáticas para el bebé que pugna por emerger desde un mundo previsible, acuoso y cálido, casi ingrávido a un mundo aéreo, grávido, lleno de estimulos chirriantes y ambientalmente hostil. No debemos olvidar que ese tránsito culmina con un grito primordial mediante el que el niño a través de su primera respiración modifica su estatus de feto en bebé, un paroxismo parecido al de la muerte y que debe dejar su impronta en el psiquismo de ese niño. No es de extrañar que algunos autores piensen que este momento es una experiencia muy parecida a la de aquellos que han estado en ese umbral entre la vida y la muerte y que han vuelto para contarnos -esta vez si- su experiencia.

3.- Trauma fetal durante la gestación.- ¿De que modo pueden influir en un feto el estrés de su madre durante la gestación? Lo cierto es que sabemos muy poco del asunto aunque el sentido común y la observación clínica apuntan que el rechazo inconsciente del embarazo provocan no pocos disturbios en el vinculo madre-hijo. Una madre que, por ejemplo, sufra una perdida importante durante su embarazo puede impregnar y hacer vulnerable a su hijo a través de ciertas hormonas de estrés como el cortisol: se sabe que las perdidas significativas de la madre durante su embarazo correlacionan con la salud futura del hijo, su inteligencia y rendimientos intelectuales y también con complicaciones del parto y la propensión a enfermedades respiratorias.

4.- No existen estudios que correlacionen la presentación fetal con la patologia futura, tampoco sabemos de que modo el nacimiento por cesárea influye sobre el temperamento del niño pero algunas observaciones apuntan hacia una relación entre esta común práctica medica que trata de proteger el estatu quo del parto, puede tener consecuencias futuras para el niño aun mal conocidas. Una de las mas señaladas es el hecho de que el parto natural exige del niño un cierto esfuerzo, empuje y deseos de nacer, mientras que el parto por cesárea no implica este primer hálito de vida y resistencia. Si esta diferencia tiene implicaciones clinicas o no será el tiempo el que lo dirá dado que el parto por cesarea ya comienza a ser la regla y no la excepción.

Consecuencias para el tratamiento.-

De existir un trauma ligado al parto es evidente que no será a través de la charla psicoterapeutica como podrá integrarse aquel horror primordial. Es por eso que cada vez más se imponen las terapias a través del cuerpo y no tanto las intelectualmente famosas y sofisticadas sesiones psicoterapéuticas. Es necesario revivir este trauma (igual que todos los traumas) para que pueda ser integrado en la conciencia total y seguramente no podrá establecerse una conexión con él sino  a través de un estado modificado de conciencia.

De eso se ocupa precisamente la psicología transpersonal y existe técnicas muy variadas a fin de inducir estos estados modificados de conciencia que se conocen con las siglas de ENOC (estados no ordinarios de conciencia). A veces algunos de nostros podemos contactar con estos no-recuerdos a través de los sueños, durante un viaje psicodelico o en determinadas experiencias inusuales.

Pero de estas técnicas hablaré en el próximo post.

About these ads

29 pensamientos en “El trauma del nacimiento

  1. Extraordinario el viaje de Campbell, y también magnífico, por cierto, Homeopatía y Traumas Emocionales, donde Chappell trata de esas memorias perinatales.
    Esperaremos con ansia sus elucidaciones sobre los ENOCs.
    Y mientras, aplausos con sialorrea devota :)

  2. Supongo que el trauma del parto tiene la contrapartida del encuentro externo con la madre, el pecho, el calor. El recién nacido puede así hacer una primera codificación de la angustia y el cobijo para a partir de ahí comenzar la construcción del yo y del mundo desde una perspectiva de soledad y amparo.

  3. De tu último párrafo no me queda clara una cosa : dices que hay modos de contactar con estos, digamos, recuerdos de una fase preverbal, y a la vez dices también que eso son los ENOCs. O sea ¿los ENOCs quieres decir que son solamente eso, esos no-recuerdos?….. Yo tenía entendido que eran otra cosa, algo más que recuerdos e incluso que no-recuerdos pero ahí me he confundido o no lo he comprendido bien. Esta confusión aparte, me encanta el post……..

  4. No, no Argentum lo que digo es que contactar con esos traumas emocionales no es algo que podamos hacer a través del recuerdo o de la conciencia usual sino que precisan de un estado inusual de conciencia como el trance, el sueño o la psicodelia, tambien con otras técnicas de las que hablaré en el proximo post.

  5. Super interesente el post…! Pienso que debe haber una memoria como dice ud. en todas las celulas del cuerpo; que nos impregnan de emociones y/o sensaciones..y que llevaremos con nosotros en el transcurso de nuestra existencia.. Tambien creo que tanto el tiempo de gestación, como la forma como salimos al mundo dejan huellas perennes en nuestro ser.. Después es que tenemos que recodificar muchas experiencias, para sanar lo que haya que sanar de nuestros afectos y de nuestro estar en la vida… Estaremos pendiente con las terapias ENOC..! Y seguir reconciliandonos con nosotros y con la vida…

  6. Si maria Luisa, es seguro que existe una “memoria” celular y del mismo modo existe una memoria filogenética, una memoria que sin localidad a la que accedemos en algunas condiciones bien espontaneas o bien dirigidas. Sólo no es posible husmear, oler o intuir algunas cosas de ese plan que es la vida.

  7. Ese es un gran reto..! poder llegar a esa memoria y clarificar lo que nuestra alma , o ser necesita aprender y trascender..;en mis meditaciones trato de urgar ese pasado tan pasado pero se hace muy difícil como ud dice encontrarlo… y menos aún comprenderlo. Creo que somos turistas en este viaje que llamamos vida, y espero sin embargo encontrar un “mapa” que me pueda llevar al conocimiento de “quien es uno.., del aprendizaje de las ciscunstancias de vida, del para qué de tantas cosas. “. Gracias por su respuesta anterior y por todos estos conocimientos que nos ofrece….

    • en nuestro subconsciente en lo mas profundo de nuestro ser asi como cuando eres un niño y ves algo que te impresiona asi sucede cuando todo ese proceso por el cual pasa un bebe por que lo siente desde el momento en que empiesa a sentir que sale del vientre puesto que no conoce el mundo exterior y solo recibe estimulos de mama

  8. Uno de los enigmas actuales es saber como si se tratara de solo un vago recuerdo qué fué de nuestra vida prenatal y del complicado trabajo de parto, considero pertinente que de existir, se deben delimitar factores de riesgo y elaborar planes de acción encaminados a reducir los riesgos al trauma de trabajo de parto, conjuntamente con el sector salud implementar estratagias que reconsideren reducirlo y garantizar así una vida plena al ser humano.

  9. Muy buenas la preguntas que se hacen acerca de el cuetionamiento de Freud. S. pero el complejo Edipico trata algo relacionado con la consiencia cognitiva, Lacan tambien Habla en su obra de R.S.I sobre el cognosente que no?? bueno les agradesco,,estoy estudiando psicologia y realmente me interesa el psicoanalisis,bye!

  10. SALIR: EL “TRAUMA DE NACIMIENTO”, NO: EL TRAUMA DE QUEDARSE DENTRO

    Hay quienes siempre han luchado y luchan por salir.
    Somos los que, al revés de lo que nos dice Otto Rank en su ‘trauma de nacimiento’, el ‘trauma’ no es el salir: el trauma es el ‘quedarse dentro’.
    Es entonces cuando el salir se convierte en liberación.
    El ‘trauma’ no es el acto de ser parido, el trauma es el encierro de quedarse atrapado y no encontrar la salida.
    (………)
    Otto Rank se equivocó:
    el trauma no es el del nacimineto,
    el de ser paridos y arrojados al mundo,
    el trauma es el de ser concebidos
    y quedarse, comprimidos y oprimidos,
    en una estrecha concavidad maternal
    en la que nunca nacemos de forma total.
    El trauma es no salir.

    http://sisifocansado.blogspot.com/2010/03/salir-el-trauma-del-nacimiento.html

    • Como puede ser traumatico algo que no se conoce? El trauma surge en la comparacion de 2 situaciones. La primera situacion es descriptivamente un paraiso y el conocimiento de ese paraiso surge en el mismo momento de su perdida, en el nacimiento, cuando objetivamente se comparan dos situaciones: la prenatal, donde la naturaleza estába hecha a MI medida, mis necesidades son satisfechas antes que mi deseo se exprese gracias al cordon umbilical, todas las sensaciones son tenues, tenue temperatura, una tenue oscuridad, sonidos atenuados… la naturaleza como una extension de mi mismo. Todo este conocimiento surge en el parto, en ese momento donde se enfrentan las dos situaciones: la luz, el espacio, el ambiente seco, los ruidos, el hambre, la sed, la gravedad le muestran lo que acaba de perder. Ha perdido la naturaleza hecha a su medida y se encuentra con una situacion en la que toda expresion de la naturaleza le OBLIGA a dar una respuesta. En ese cambio de domicilio traumatico del niño se podria situar el nacimiento del inconsciente como resultado de un nuevo aprendizaje, que va en contra de todo lo que una vez vivio y que necesariamente por esa misma razón debe olvidar. Paradojicamente se pasara el resto de su vida (o de su muerte) buscando ese paraiso perdido. Quiza sea una teoria demasiado simple pero ¿no son las teorias simples y que explican una gran cantidad de fenomenos las que se acaban imponiendo?

      • No creo en teorias que desdicen a la logica y que pretenden alejar la inteligencia de una potencial verdad que es incomoda a una necesidad de la organizacion. La memoria celular tiene toda la pinta de ser un descubrimiento “cientifico” hecho por encargo. Si en la descripcion de un acontecimiento debemos prescindir de toda valoracion moral no entiendo por qué nos cuesta tanto este procedimiento en una descripcion aseptica del hecho cientifico. Por alguna razon revestimos a la ciencia con una valoracion moral positiva incluso en la genesis que es su descripcion. La ciencia no es mas que la imposicion de un traje normativo a una serie de acontecimientos cuyo objetivo ultimo es llegar a controlarlos. Con esta descripcion aseptica del hecho cientifico una valoracion moral carece de sentido: la ciencia no es buena ni mala sino que es util para conseguir un fin. Una vez despojado el hecho cientifico de la valoracion moral debemos advertir que la ciencia por si misma no produce un beneficio, la ciencia solo es productiva cuando consigue el fin del control del acontecimiento deseado y desde el principio hasta ese final la ciencia necesita de un apoyo exterior que financie la improductividad inmediata que supone el metodo cientifico del ensayo y el error. Debemos deducir de esta circunstancia que la ciencia no es señor sino vasallo y que siempre estara supeditada a esa necesidad de financiacion externa que hace posible el descubrimiento cientifico. No es atrevido suponer que el hecho cientifico esta al servicio del poseedor de la financiacion que espera con el descubrimiento un retorno de beneficios economicos o de cualquier otra indole, excluyendo toda motivacion altruista. La ciencia, hoy, es el chico de los recados del poder economico. Podemos ver al chico de los recados exponiendo teorias como la de la memoria celular que apoyan otra teoria que nos dice que el niño no genera recuerdos hasta los 4 años y vemos tambien al chico de los recados en congresos cientificos auspiciados por la ONU y donde se insta a los gobiernos del mundo a favorecer politicas de igualdad de sexos, politicas abortistas, politicas de ampliacion del concepto de familia cuando el tema a tratar en dichos congresos es una “necesidad de organizacion”: una superpoblación en aumento presionando sobre unos recursos limitados. Una verdad cientifica puede, en ocasiones, ir en contra del “progreso”. Freud incomoda a las personalidades practicas y a todos los moralistas, los religiosos y los idealistas. Demasiados y poderosos enemigos

      • No acabo de comprender si lo que dices significa que no puede exitir el trauma del parto o si por el contrario afirmas lo contrario. Lo que yo pienso es que no es necesario tener un recuerdo previo del Eden para que el parto sea traumático pues “la asfixia neonatal” tampoco se recuerda pero es seguro que deja huella, algun tipo de huella en nuestro cerebro mas primitivo. Por otra parte hay quien dice que las deprivaciones infantiles operan como una señal de asfixia que es al parecer como lo siente el tronco cerebral: como una amenaza para la vida. Yo no se si es cierto o no, me limito a escribir la teoria de Rank.

      • Perdona por la confusion.Creo que a Freud y a Otto Rank solo les separa la terca vanidad del primero. Si Freud situo el nacimiento de la sociedad en la mala conciencia que supuso el asesinato del padre (brillante teoria con una logica aplastante), por su forma de legitimar sus teorias tenia que trasladar ese acontecimiento a la vida psicologica de todo humano que viene a este mundo. De ahi que otorge al complejo de Edipo esa importancia. En cualquier caso es una diferencia de valoracion y que en realidad ambas teorias no se contradicen mas bien la nueva teoria opaca la anterior. Si Freud situa el nacimiento de la gran neurosis que es la sociedad en el hecho traumatico del asesinato del padre, Otto Rank va mas alla y situa en el trauma del parto el nacimiento de algo importante. Si hay un trauma se supone una conciencia, y si hay conciencia antes del parto, ¿que puede nacer como consecuencia de ese trauma? Muy a pesar de Freud, Otto Rank continua la regresion que el propio Freud inició.
        Un saludo amijo

  11. Hola, leí el post, muy interesante todo lo mencionado.
    Me gustaría saber que pasa con el recien nacido que no es del sexo que la madre esperaba??
    Por ejemplo (en el caso mio) si nace niña pero la madre quería varon, el recién nacido siente el rechazo de la madre?? y esto afecta en la relación madre – hijo en lo futuro??
    Quedaré agradecida por los comentarios…

  12. Me dio mucho gusto leer su blog. Hace mucho tiempo tiempo tome interés en el tema del nacimiento y su trauma, sin embrago no creí que se encontraba posiblemente relacionado a la memoria celular, la cual no hace màs de 5 o 6 años que se ha hecho màs publicitada o conocida como también sigue siendo controversial. Si es que tiene usted artículos o investigaciones sobre memoria celular le estaré siempre agradecida.

  13. No creo que el hecho de quedarse dentro del útero materno signifique un trauma para el feto, ya que la regla es nacer. Ademas el feto se siente a gusto en el útero materno. No es un extraño allí, mas bien es parte de el organismo de la madre, por tanto no siente ningún miedo. Pero el nacer, el dejar de ser parte de la madre, ese sí es un gran cambio para ese nuevo ser.

  14. Un saludo. Suelo leer este web con interés desde hace tiempo a través del rss. También los comentarios.

    Me he permitido enlazar a este post desde http://unbosqueinterior.blogspot.com/2012/03/aterrizaje.html

    Recomiendo a todos los que estén interesados en el tema, leer el libro de Jean Liedloff, El concepto del continuum, que plantea que el trauma del niño se produce por la falta de contacto con otros durante el primer año de vida.

    Tengo un par de posts al respecto en mi blog en http://unbosqueinterior.blogspot.com.es/search/label/Jean%20Liedloff

    Para unos extractos ( y un magnífica síntesis) ir aquí:

    http://disiciencia.blogspot.com.es/2008/06/el-concepto-de-continuum.html

    http://www.paraelbebe.net/el-concepto-del-continuum/

    El concepto que plantea Liedloff creo que se superpone al tratado aquí, sin invalidarlo. El contacto continuo del bebé amortiguaría “el trauma”, si existe. Mi opinión personal es que existe un choque cuando nacemos -inevitable- ¿Un pecado original?-, pero que se acrecienta a medida que nuestras “civilizadas” maneras han hecho que el bebé se haya convertido en un objeto que se lleva “protegido” en el carro. Fríos y asépticos, en eso nos vamos convirtiendo.

  15. Interesante tu blog y su diseño Gadmin. He estado leyendo con interés la teoria de Liedhof y creo entrever una paradoja, se trata de la siguiente:
    Me parece entender que esta mujer proclama la necesidad de una crianza basada en el contacto fisico (conozco algunos seguidores de esta mujer que duermen con sus hijos y no los destetan hasta que tienen dientes definitivos :-)). El caso es que apela a una crianza “natural” similar a la que practican ciertos pueblos primitivos y dice además algunas cosas interesantes como que hay que dejar las teorias y seguir el propio conocimiento intuitivo acerca de “como hay que criar a los hijos”. Conozco algunos papas recientes que siguen estas teorias y aqui está precisamente la paradoja: no deja de ser una teoria cientifica, que parece que va a sustituir a otra vieja teoria cientifica: la que no debemos dormir con los hijos, y que hay que sacarlos de la habitación lo más pronto posible, etc.
    Probablemente la analogía con ese pueblo primitivo es un error conceptual puesto que aquellos niños tienen muy pocas cosas que aprender y los nuestros han de suprimir muchas cosas instintivas si quieren medrar en una sociedad tan compleja como la nuestra. Ya lo dijo Freud: la represión del Ello es lo que caracteriza nuestra sociedad y el origen del malestar en la cultura.

    • No creo que Liedloff estuviera muy preocupada por el enfoque freudiano. El libro tiene -como mínimo- tres secciones clarificadoras. En la primera, se embarca en una aventura en la “selva”. La verdad es que parece una mujer decidida y emprendedora. Termina viviendo en una tribu amazónica, integrándose y observando el mundo como antropóloga. Nada de quedarse fuera como observadora (ya sé que eso no es “demasiado” científico). Hay evocaciones al libro de Campbell que nombras en el post (un libro que a mí me encanta, por cierto). La visión que narra como segundo tema del libro es sobre la percepción del bebé. Y lo integrador que le resulta a un recién nacido en ese universo el abrirse paso, el crecer. La psicología, tal y como la entendemos, tiende a hacer mucho hincapié en la infancia y poco en el período anterior, cuando somos bebés desvalidos y completamente dependientes. Hay momentos brillantes. El miedo de los bebés occidentales a los tres o cuatro meses se muestra en esos eruptos, gastritis o dios sabe qué, como cualquier padre o madre conoce o recuerda, no te deja dormir por las noches. La tercera idea presupone el “continuum”, el hecho que nuestros genes “presuponen” (el vocablo es mío) que el entorno favorecerá el crecimiento no traumático, el desarrollo armonioso del nuevo ser. ¿Hace cuánto tiempo que hemos perdido ese entorno? ¿Desde cuando no nacemos en tribus pequeñas?

      La soledad casi inherente que sentimos, la alineación en nuestro mundo ¿no tendrá algo que ver? Basta con leer a los existencialistas para comprender lo que está diciendo Liedloff. Y si te resulta lo suficientemente interesante como para leerla (y criticarla o rebatirla, faltaría más), me lo voy a pasar en grande cuando lee un post al respecto.

      Es interesante indagar sobre las reacciones de las madres y padres que siguen los conceptos de los que habla Liedloff. Tienden a estar muy satisfechos. No se trata sólo de seguir los instintos y renunciar a la cultura, más bien de que esos primeros meses los bebés sean tratados como siempre lo han sido en el último millón de años. Cercanos, en contacto con la madre y moviéndose con ella y no aburridos en el carro o encerrados en casa. Con los mismo estímulos de los adultos, siempre que sea posible.

      Gracias por visitar mi casa/blog. Saludos

  16. Bueno, creo que efectivamente no vivimos en el mejor de los mundos posibles, pero no creo que esté relacionado con la forma como criamos los niños, sino que somos bastante bestias en lo relativo a inventar modelos de convivencia para los adultos. Lo que apuntaba Freud es que lo cultural y lo instintivo mantenian entre si una curiosa relación que podria resumirse en lo siguiente: a más cultura o civilización más represión instintiva y más obligados estamos a llevar a cabo operaciones simbolicas que nos alejan de lo instintivo.
    Las formas de crianza han cambiado mucho desde que yo era pequeño y mi opinión personal es que no importa cómo lo hagamos (siempre lo haremos mal) porque los niños no crecen en un ambiente pensado para personas sino para autómatas, pero para mi el periodo critico no está en el primer año de vida (en familias normales) sino en los aprendizajes contradictorios que los niños tienen que hacer de dentro de casa y de fuera cuando comienzan a socializarse. Piensa que los niños de la selva amazónica tienen unos aprendizajes muy limitados y ahora piensa en lo que un niño de nuestro entorno tiene que aprender para sobrevivir y medrar en un mundo como el nuestro. Observarás que la complejidad de nuestro mundo es tal que dificilmente se trata de una empresa con final feliz.
    Por otra parte, todo lo que cuentas arriba en relación con esa antropologa tiene para mi un tufillo de “buen salvaje”, es decir un sesgo que contiene una idea para mi falsa. Algo que conté precisamente en este post:

    http://carmesi.wordpress.com/2010/09/08/el-buen-salvaje/

  17. por razones que un no comprendo experimenté mi nacimineto a mis 52…..tienen razon en dos aspectos: en alguna parte de la memoria (llamenla como quiera) queda registrado el asunto con absoluta precision y segundo es totalmente asustador……no soy sicólogo….se dice que es traumatico porque quedó registrado semejante susto…..podrian ayudarme a comprender? …. porque este fue solo el comienzo……gracias

  18. Yo entonces seré anormal porque tengo recuerdos desde los dos años. Y el terror a los lugares cerrados o tuneles muy largos tiene que ver con esa memoria de sensaciones. La sensación estar asfixiandome solamente la tuve realmente cuando nací por lo que me cuenta mi mamá, no lo recuerdo obviamente, pero reconozco la sensación. Y la sensación de vacío de soledad e inseguridad puede ser porque yo no tuve apego con mi mamá al momento de nacer inmediatamente. Esos para mí son traumas de nacimiento.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s